<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 10, 2017 | Issue #25


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #24
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Brasil en cuenta regresiva

Parte II


Por Luis A Gómez
Narco News Andean Bureau Chief

26 de octubre 2002

Desde Rio de Janeiro – Las cosas no cambian mucho en el horizonte… una encuesta publicada por la Folha de Sao Paulo confirma hoy que Lula puede ser elegido con 66 por ciento (o más) de los votos, y sólo restan cinco días para la segunda vuelta…

Mientra tanto, Narco News estuvo en Rio de Janeiro, ciudad hermosa, capital de la sensibilidad, en donde el Partido dos Trabalhadores (PT) también tiene fuerza, y en donde vive un personaje especial, el diputado Fernando Gabeira, con quien hablamos de drogas, legalización y temas afines

“...Muchos fatigados de dar vueltas para conseguir el mañana de la familia, muchos a los que la vida viene gastan, la carestía sometiendo, a quienes las humillaciones vienen afligiendo, a los que la tensión, la anémia, la úlcera en el estómago y la vejez precoz viene royendo sin remisión. Ésos dormían, sin radio o teléfono para conocer la noticia. Y es para ellos, más que para los otros, que mi corazón se vuelca en este momento. La hora de la Liberación se aproxima. Y es para ellos que aquella mujer del balcón en la calle Santa Amelia grita su grito de amor y de anunciación: —¡Brasileños! ¡Despierten, brasileños!”

Vinicius de Moraes, poeta de Rio de Janeiro, en 1944

7: Las tres Gracias de Ipanema

Es domingo en Rio de Janeiro y la gente de toda la ciudad inunda las playas para pasar el día. Esta jornada, en traje de baño, es para charlar, mojarse un poco y conocer la ciudad. Faltan siete días para las elecciones y una caravana del PT, festiva y musical, recorre la avenida costera de playa en playa, cantando y llevando el mensaje que conocemos: Agora é Lula…

Tambores y afoxés van resonando entre las aguas y las tierras, están batucando… marcando el ritmo feliz de lo que se aproxima, en Flamengo y en Botafogo, en Copacabana y cerrando su marcha en Ipanema… una de las playas más famosas del mundo. Y es ahí donde nos encontramos con ellos, para escuchar un viejo ritmo del norte brasileño: el maracatú.

Les describiré un poco, queridos lectores, cómo fue esa marcha…

Adelante, con faldas de colores, varias mujeres bailan y cantan con una sonrisa en los labios. Giran y dejan volar sus coloridas faldas al ritmo del maracatú. En el centro del grupo, una joven de largos cabellos ondea una enorme bandera roja con una estrella blanca en el centro que dice PT. Un poco más atrás vienen varios músicos haciendo sonar percusiones varias, fundamentalmente afoxés, que giran en las manos y producen un rumor cosquilleante en los oídos, en las caderas… luego viene la tropa de tambores, que gritan y sacuden el aire con su ancestral voz. Al final, detrás del grupo, la gente baila, sacude banderas y muestra propagandas con el rostro del futuro presidente de Brasil.

Un afoxé de Brasil.

Y en algún momento la música tradicional de este pueblo se mezcla con las consignas, con la danza. Y mucha, mucha gente abandona la arena para rodear la marcha y gritar, cantar y bailar con ella. Esta campaña, al menos en esta tarde declinante, es también una fiesta…

Al terminar el acto, la gente charla, comparte algunas opiniones sobre los últimos eventos. Una grupo de jóvenes discute la campaña del miedo que ha desatado el partido de gobierno, tratando de intimidar a los votantes… y que ha salido tan mal que, según el director de Datafolha (una de las compañías de encuestas), no ha surtido efecto alguno, sino que más bien ha estancado los porcentajes de José Serra. Sentados sobre la acera, los músicos descansan…

Y Narco News aprovecha este momento para encontrar más palabras de la gente en la calle. Aparecen entonces las tres Gracias de Ipanema: Helena, Ana Paula y una Gracia (una virtud) tan vieja y tan joven como la historia, doña Fé...

Helena toca la tarola, sus largos cabellos negros ondulan de coquetos cuando está en plena acción… “Me gusta mucho el maracatú, es parte nuestra cultura. En nuestro grupo tratamos de difundirlo y preservarlo. Es un gozo particular. Pero hacerlo para Lula es un deber, porque Brasil tiene que cambiar, la gente no aguanta más esta situación de crisis, a tanto político corrupto y alejado de su gente”… luego de despedirse, Helena va para su casa, donde tiene algo que hacer…

Ana Paula, menudita y rubia, con ojos verde claro, sonríe ampliamente cuando nos explica sus motivos para estar ahí. “Es que el maracatú es una fuerza espiritual, es nuestro pasado que nos alimenta… particularmente soy feliz tocando, bailando y cantando; me siento completa. Esta fuerza espiritual, que canta y que danza por las calles de Brasil… no puede hacerse mejor que ahora, para Lula y los demás candidatos del PT. Si algo tiene que cambiar en este país, que comience por el interior de las personas… nuestro pueblo ha sido robado y maltratado demasiado… merece justicia y alegría, habrá de ganarlas en estas elecciones por sí mismo… creciendo definitivamente por dentro”… y esa amplia sonrisa de Ana Paula, tan joven y fresca, crece hasta cubrir el mar de fondo…

Finalmente, cuando ya casi no queda nadie en esa avenida de la playa de Ipanema, este corresponsal se acerca a una mujer morena, encogida por el tiempo. Durante la marcha, fue su manera de bailar, casi saltando, y su enorme sonrisa lo que llamó mi atención… y ciertamente su edad, porque la caravana estaba compuesta casi exclusivamente por gente joven. Doña Fé (que tiene en realidad otro nombre) gira su rostro hacia el pasado y sus pupilas brillan: “¿Qué por qué voto por Lula? Mire… soy favelada, soy gente pobre… conozco a Lula hace ya 18 años y siempre he votado por él… Mi hija debería cumplir 53 años pronto —yo tengo 73—, pero murió en la resistencia contra la dictadura… si viviera, estaría aquí conmigo… todavía recuerdo cómo en el 68 un tanque llegó hasta la colina donde está nuestra casa… y algunos chicos salieron a impedir su paso… todavía recuerdo la primera campaña de Lula y del PT… siempre han peleado por el pueblo… y ahora creo que por fin veremos ese cambio esperado… porque Lula es del pueblo y habrá de repartir las cosas de mejor manera… sí, hay esperanza… ciertamente… y yo pienso seguir votando por él hasta que tenga 90… y bailar con más alegría cuando Brasil se transforme… sí…”.

Así fue que en Ipanema, una playa que queda completamente en silencio algunos ocasos del verano (porque la gente admira al sol sobre las olas), nos encontramos las Gracias: Deber, Mística y Esperanza… bailando festivas detrás de una bandera roja con una estrella en el centro, junto a su pueblo…

6: Cultura y nación

El lunes 21 de octubre, en en centro Com o Canecao de Rio de Janeiro, fue presentado el documento “La imaginación al servicio de Brasil: Programa de Políticas Públicas de Cultura”. Acompañado por casi muchos artistas e intelectuales de todo Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva dejó claro que el único partido que piensa en esta nación, en Brasil como una gran nación, es el PT. Resultado de muchos seminarios y consultas, principalmente en los municipios gobernados por el Partido dos Trabalhadores, un emocionado Lula dijo que el programa “debe ser visto como una metamorfosis ambulante… un rumbo, una brújula que queremos poner en funcionamiento”.

“Somos irremediablemente mestizos, La lógica de la homogeinización nos oprime… Es urgente y necesario echar abajo los muros del apartheid social y cultural que fractura a la sociedad brasileña: reconocer a la cultura como un derecho social básico, condición para el ejercicio pleno republicano y democrático… porque un país que se precie a sí mismo no entrega al mercado la formación de su juventud y la transmisión de sus valores éticos, aprendidos a lo largo de la historia… [es necesaria] la construcción de un Brasil democrático, que apunte a la inclusión social, para el rescate de los valores de la integridad y de la solidaridad —tan queridos para nuestro pueblo—, y para la abolición de la desconfianza y del miedo como motores de las relaciones sociales…”, dice el programa, entre muchas otras cosas.

Con la participación de casi un centenar de personas de todo Brasil para su elaboración, este documento contiene ideas como “cultura para el desarrollo de la democracia”, “gestión cultural demcorática” y “derecho a la memoria”… es probablemente una de las propuestas culturales más avanzadas del continente… y los brasileños habrán de disfrutarla, en las escuelas, en sus casas por la tele y la radio… en los espacios que el PT quiere abrir para que, por fin, ni los medios ni el consumo masivo sigan peleados con el espíritu. ¿Y quiénes habrán de garantizar esto?

Bueno, el lunes pasado en Rio, junto a Lula y la dirigencia del PT estaban algunos de los más importantes creadores de Brasil. Entre los más destacados, podemos mencionar al cineasta Nelson Pereira dos Santos, a los actores del film Ciudad de Dios Roberta Rodrigues y Lenadro Firmino da Hora, a la actriz de 90 años Lélia Abramo, a Oscar Niemeyer —el arquitecto que proyectó Brasilia—, al reconocido teólogo de la Liberación Leonardo Boff y a dos de las mayores estrellas de la música: Gilberto Gil y Chico Buarque de Hollanda.

Chico, naturalmente callado, ha sido junto a sus padres, ya fallecidos, un ejemplo de consecuencia política. El padre, el historiador Sergio Buarque de Hollanda (autor del clásico Las raíces de Brasil), soñó siempre llegar a ver a Lula asumir el gobierno. La madre, conocida en Rio como “La bella maestra”, era una mujer que sumaba a su hermosura su calidad de poeta, y estuvo presente junto al PT y su líder histórico en varias campañas, hablando y escribiendo, luchando por lo que es correcto, justo. Y del hijo, Chico, no hay mucho qué decir… es sin duda el músico más respetado en Brasil, sus canciones contra las dictaduras, sus sambas para hablar de los sueños de la gente común, sus canciones de drama y de esperanza han llegado a casi todos los rincones del planeta… y siempre ha estado con Lula y con el PT, tocando para ellos en las campañas, hablando en los medios… con garantes así, queridos lectores, un planeta mestizo llamado Brasil no sólo tiene y tendrá esperanzas; tendrá cultura, educación y verá satisfechas sus necesidades más básicas… les espera una labor inmensa.

Chico Buarque con Lula

5: Gabeira y la maconha

Periodista y escritor, ex guerrilllero y fundador del Partido Verde brasileño, el diputado Fernando Gabeira es una de esas personalidades tranquilas, con una hermosa y grave voz. Su figura delgada y sus gentiles maneras parecen más las de un hombre apacible que las del intenso político que tiene más de 35 años luchando en muchas trincheras diferentes por la libertad, la igualdad y la dignidad.

Nacido en 1944 en Minas Gerais, en el sudeste del país, Gabeira adoptó a Rio como su ciudad en 1963, año en que comenzó a trabajar como periodista para el Jornal do Brasil, en el que se hizo famoso por su estilo directo y amable. A fines de esa década, como muchos jóvenes de todo el mundo, participó de la lucha armada y fue miembro del comando que, en plena dictadura militar, secuestró al embajador estadounidense Charles Elbrick. Fue herido y encarcelado. Y posteriormente, en un canje de 70 presos políticos por el también secuestrado embajador alemán, Gabeira conoció Cuba, Argelia y Chile, país gobernado entonces por Salvador Allende, de quien fue colaborador.

En 1973, con el golpe militar de Pinochet y sus secuaces, Fernando Gabeira tuvo que partir a Suecia, donde trabajó como reportero, conductor de metro y otros oficios. Volvió a Brasil en 1979, gracias a una amnistía general, y se dedicó entonces a revitalizar la moral de la izquierda, causando no pocos disgustos entre los viejos dirigentes, que solían llamarlo “Ese maricón con tanga morada”. Ha publicado novelas, poesía, un testimonio ya clásico sobre la guerrilla brasileña y un breve pero esclarecedor ensayo sobre la maconha (la marihuana).

Con él habló un rato Narco News, de drogas, de legalización y de la actual coyuntura…

Congressman Fernando Gabeira

Narco News: Usted es un personaje simbólico en el Puesto 9 de la playa de Ipanema [un puesto de sanitario]… parece que en ese sitio se fuma marihuana… y según mis fuentes, usted inició una costumbre de anunciar con silbatos la presencia de la policía…

Fernando Gabeira: No, no lo inicié yo. He apoyado esto, que fue una manifestación espontánea de la gente que fumaba, porque tenía que protegerse contra la policía, para que les diera tiempo de apagar el porro…

Narco News: ¿Cómo se acercó usted al tema de las políticas de drogas?

Fernando Gabeira: En la fundación del Partido Verde se incluyó, dentro del programa, la necesidad de una nueva política de drogas que, primer lugar, combatiera la prisión de los usuarios y planteaba en segundo lugar planteaba con claridad la solución estratégica, que debería terminar con la legalización. He trabajado mucho con estos temas en Brasil. He publicado el libro sobre la marihuana, a modo de información, y he participado en muchos debates en los medios, siempre defendiendo la legalización y mostrando los efectos negativos de la actual política en este país.

Narco News: ¿Y ha tenido problemas por esto?

Fernando Gabeira: Me iniciaron un proceso por importar semillas de cáñamo de Hungria. Quería iniciar una plantación de cáñamo en Brasil para fines industriales, y la importación me condujo a un proceso judicial.

Narco News: ¿Cómo fue esa experiencia de industrializar el cáñamo?

Fernando Gabeira: No ocurrió nada. Quedó en un intento de investigación. Yo tengo contactos con la institución brasileña de investigaciones agrícolas, EMBRACO, que tiene muchos investigadores, biólogos y agrónomos. Nuestra investigación era en el sentido de determinar si las semillas de cáñamo, con bajo nivel de THC… queríamos saber si esas semillas, plantadas en suelo tropical, podían recuperar su nivel de THC o si se quedarían como de cáñamo, no se volverían de marihuana… pero la policía no permitió hacer la investigación. Requisaron las semillas y las enviaron a Estados Unidos, a la DEA. El problema… bueno, yo tenía la póliza sanitaria de las semillas, pero el Estado brasileño no contaba con las condiciones suficientes para determinar la baja cantidad de THC en ellas, como yo afirmé que tenían… entonces las enviaron a la DEA

Narco News: ¿Y?

Fernando Gabeira: Nunca respondieron (se ríe)…

Narco News: Hablando otra vez de legalización… ¿debe ser para todas las drogas?

Fernando Gabeira: Sí. El principio de legalización es válido para todas las drogas. Lo que yo concibo es que empezar con la marihuana es mejor, porque tenemos la posibilidad de hacer control, de practicar exámenes periódicos y de saber si la política es correcta o no. Así, se empieza con la marihuana y después se va para adelante con todas las drogas. El caso de la marihuana es mejor también porque es la única droga que puede terminar con el tráfico de drogas, ya que crece espontáneamente en cualquier parte del mundo…

Narco News: ¿Y el PT? ¿Su visión de la política ha coincidido con la del PT?

Fernando Gabeira: El Partido Verde ha entrado en un proceso muy profundo de decadencia. No podía ya controlar un partido que ha perdido contacto con sus raíces. Y el PT tiene un sector ecológico… soy entonces una especie de huésped en el partido. Trabajo con mis ideas, soy tolerado y además cumplo con mis obligaciones con el partido. Aunque es claro que no todas mis ideas son asumidas por el partido…

Narco News: Entonces, ¿qué perspectivas debería tener para usted una política de drogas y narcotráfico en un gobierno de Lula?

Fernando Gabeira: La primera y decisiva perspectiva sería la de fortalecer los mecanismos de educación y de discusión, y debilitar un poco los mecanismos que conducen a la llamada Guerra de las Drogas. Creo que difícilmente, en un primer momento, un gobierno del PT podrá hacer esto, porque para hacer cambios sociales y materiales necesarios, el PT ha hecho una serie de alianzas con una serie de sectores más conservadores, como los evangélicos, que encuentran prohibido casi todo lo que es progresista. Entonces, tenemos una resistencia muy grande a la discusión de la legalización. Por otra parte, no se defiende la cuestión de la represión, que está en un profundo desgaste. Creo que lo que será posible hacer es continuar el proceso lento y gradual del gobierno anterior.

Narco News: ¿Cómo?

Fernando Gabeira: El primer paso será decidir, lo que ya es para nosotros un consenso nacional: no se prenderá más a un usuario de drogas, ya no será tratado como un usuario de drogas. Esto va a ser muy importante. El segundo será liberar las políticas de canje de jeringas para los usuarios de drogas inyectables, porque esto es también parte de nuestra política de combate al sida y tiene una gran aceptación. El tercer paso es exactamente un tema de mi libro, la liberación del uso medicinal de la marihuana. Hasta ahora no hemos podido fabricar en Brasil Marinol, que se puede importar de Estados Unidos para su venta, pero que el gobierno de ese país no nos permite fabricar, aunque tenemos condiciones técnicas y también tenemos la materia prima… por lo que no veo ningún obstáculo para producir Marinol.

Narco News: Finalmente, ¿se siente usted agredido por la campaña de miedo, sobre los radicales en el PT, que se hace en los medios en estos días?

Fernando Gabeira: No, porque la verdad se trata de dos niveles de crítica. Ésa es una crítica a los radicales desde el punto de vista de la política social, que deja un poco de lado la crítica de una política de costumbres… entonces, en este momento no se trata de la cuestión básica, pero muy pronto lo será… en estos días, se hace una campaña muy grande por los derechos de los homosexuales a casarse legalmente… y creo que pronto se dará una conflicto muy grande entre los evangélicos y los progresistas.

Lea Ud. Parte I
Lea Ud. Parte III

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America