<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 13, 2017 | Issue #26


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #25
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Ecuador: latitud cero, tiempo cero

Parte I: De entre las cenizas


Por Luis Gómez - reporting from Ecuador

19 de noviembre 2002

“Queremos un nuevo país, más justo, más honesto, más humano y auténticamente democrático. Construyamos juntos nuestro país”.

- Lucio Gutiérrez

“Los medios tradicionales viven ligados a los banqueros, que son de hecho sus propietarios, viven ligados a grandes monopolios transnacionales, han sostenido al modelo de Estado y a su estructura, responden a los grupos de poder económico… han tenido un papel sumamente espantoso durante este proceso electoral”

- Nina Pacari, diputada por el Movimiento Plurinacional Pachakutik-Nuevo País

Llegar a Quito, capital de Ecuador, con casi dos millones de habitantes, puede ser desconcertante si uno viene de Bolivia, o de Perú... el paisaje es muy parecido, rodeado de verdes y elevados montes, de nubes apacibles y casas aferradas a las laderas. Por las calles, la gente tiene la misma apariencia que en Cochabamba o en la región andina peruana. Por las calles, los quechuas caminan sin prisas, atienden sus pequeños comercios informales sobre las aceras. Y este corresponsal, queridos lectores, siente que ha caído dentro de un espejo y no viajado a este país, en el que los geógrafos han determinado que se encuentra la mitad exacta del planeta… las palabras y los dichos son casi los mismos, hay algunos platos comunes y una lengua conocida corriendo entre las palabras en castellano… podría creerse que este país llamado América es un enorme salón de espejos en el que un puñado de hombres se mira con calma… y donde, desde muy arriba, las tropas George W. Bush se preparan para el pillaje.

Por ello, acá también se escuchan ya las voces de la dignidad y de la rabia, de la indomable rebeldía de los hombres y las mujeres ecuatorianos. El pasado 20 de octubre, una alianza inédita de movimientos sociales concretó el soberano poderío y la decisión del pueblo ecuatoriano. Su candidato a la Presidencia de la República, el coronel Lucio Gutiérrez ha terminado primero, aunque no obtuvo los votos necesarios para llegar al poder y tendremos que esperar al próximo domingo 24 para que lo logre. Y Narco News ha venido a este país para contarles este nuevo capítulo en la lucha por la verdadera democracia en nuestras tierras…

Indígenas y militares: dos poderes unidos

La mañana del viernes 21 de enero de 2000, el edificio del Congreso Nacional amaneció cercado, la Suprema Corte de Justicia también. Cerca de 12 mil indígenas habían rodeados ambos lugares desde un día antes. En todas las provincias de Ecuador los campesinos, las organizaciones de la sociedad civil y los aguerridos indígenas se levantaban pacíficamente y tomaban las carreteras, las oficinas del gobierno central y las alcaldías. Todo para sacar del poder a un presidente que dolarizó la economía, sumiendo a un país controlado por los bancos y las transnacionales en la crisis más profunda de su historia. Los pobres de Ecuador, afectados como nunca en sus precarias economías, decidieron pelear por su sobrevivencia.

Y esa mañana de enero, luego de casi un año de enfrentamientos, paros y represiones brutales, esperaban sin prisas a que los políticos dieran paso al poder efectivo del pueblo. Entre los hombres de poncho y sombrero, caminaba un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas. A las 10 en punto, los indígenas, en acción conjunta con los militares, lograron entrar a la sede del Congreso y conformaron una Junta de Salvación Nacional, integrada por Antonio Vargas (entonces presidente de la Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador, Conaie), el coronel Lucio Gutiérrez (líder de los militares nacionalistas) y Carlos Solórzano (ex presidente de la Suprema Corte de Justicia).

Luego de varias horas de tensión y reclamos, el hombre causante de la rebelión, el Presidente Jamil Mahuad, abandonó el Palacio de Gobierno alrededor de las 6 de la tarde y fugó del país para evitar represalias. Sin embargo, el ministro de Defensa interino, el general Carlos Mendoza, se apropió del palacio y, en una jugada sucia, cedió el poder al entonces Vicepresidente Gustavo Noboa… el grueso de las Fuerzas Armadas respaldó esta decisión y los rebeldes tuvieron que regresar a sus casas, traicionados pero conscientes del inmenso poder que habían demostrado. Hoy, unidos nuevamente los militares nacionalistas y los movimientos sociales (especialmente los indígenas) están de nuevo a las puertas del palacio, esta vez por la vía de las urnas.

El Reventador y los medios

Según la última encuesta realizada en este país, Lucio Gutiérrez obtendría el 65,3 por ciento de los votos válidos el próximo domingo. Su contrincante, el empresario bananero Álvaro Noboa, recibiría apenas el 34,7 por ciento restante. Pero en las calles de Quito no se nota que estamos en los momentos decisivos de una lucha política por definir al gobernante de Ecuador los siguientes cuatro años. Hace aproximadamente dos semanas, el volcán Reventador dio también muestras de su furia: inundó el aire de cenizas y azufre. Tal vez por esta razón, y porque ambos candidatos están ahora disputando palmo a palmo todos los territorios del interior, no es amplia la distribución de propaganda como en otros países, no hay grupos de campaña activos en los cruceros o publicidades por todas las paredes y postes de la ciudad. En contraste, en un pequeño restaurante del centro, el hombre que me atiende afirma: “Sí, voy a votar por Lucio, porque a Noboa no lo veo salvando a este país… y necesitamos una salvación urgente, nos estamos hundiendo sin remedio”.

¿Y los medios? Ah, esa conocida fuerza parece debilitada. “Primero hay que diferenciar los grandes medios de los medios comunitarios”, nos explica la diputada indígena Nina Pacari, “los medios tradicionales de hecho han sostenido al modelo de Estado y a su estructura, responden a los grupos de poder económico, como medios… pero dentro de esos medios trabaja mucha gente que se las ha jugado con nosotros, tenemos muchos aliados ahí y algunos que también han arriesgado de frente. Pero bueno estos grandes medios viven ligados a los banqueros, que son de hecho sus propietarios, viven ligados a grandes monopolios transnacionales, quiero decir… han tenido un papel sumamente espantoso… pero también ha habido medios pequeños y populares que significaron un alternativa durante este proceso electoral”.

Cierto, en todos los diarios nacionales de los últimos tres días, desde que este corresponsal puede mirarlos, las noticias de la trascendental batalla que se libra ocupan menos del diez por ciento en el total de las ediciones de El Comercio y Hoy (ambos de Quito) o del Expreso y El Universo (diarios de Guayaquil, segunda ciudad en importancia y primera en población). En la tele, los programas de mayor audiencia, como las transmisiones de fútbol o las telenovelas favoritas del público ecuatoriano, pasan mayoritariamente comerciales de Álvaro Novoa, en los que el representante de la decadente oligarquía local se dedica a insultar a Lucio Gutiérrez, a tratar de provocar el miedo y la decepción en los votantes… y esto no es casualidad, porque la transmisión de las publicidades electorales esta reglamentada por la ley en forma equitativa, aunque las televisoras ecuatorianas se aprovechan de los huecos para pasar los comerciales de la alianza popular en horarios menos favorables.

Por ello, entre otras razones, Nina Pacari, diputada del Movimiento Plurinacional Pachakutik-Nuevo País (la expresión política de la Conaie), ha impulsado una reforma a la Ley de Radiodifusión y Televisión en el Congreso que, además de restringir el libertinaje de los medios tradicionales, beneficia principalmente a las radios comunitarias e indígenas: “Nosotros hemos luchado también por la democratización del acceso a los medios de comunicación. Ya en el 98 logramos una norma constitucional que obliga a esto. Y hace poco se aprobó mi iniciativa alrededor de las radios comunitarias, no sólo para indígenas sino para cualquier sector social organizado, para que tengan derecho a publicidad, que antes no tenían. Esto significa que vamos a autogestionarnos, y apunta al mejoramiento de equipos, a mejor capacitación y los excedentes serían inclusive para inversión en el espectro social. Aspiramos al menos a que de esa forma podamos trabajar y, claro, por esto fui declarada persona non grata por los grandes medios de comunicación. Pero eso nos atemorizó para avanzar y tener la ley; ahora que la tenemos estamos contentos. Vamos a entrar a competir con ellos, sin temores, con toda la fuerza del caso para estar luchar en igualdad de condiciones tecnológicas y de capacitación, en fin… y vamos a ver de aquí a diez años como estamos…”.

Como verán, queridos lectores, Nina Pacari es una persona inteligente, interesante. Con ella hablaremos más delante de la histórica alianza entre indígenas, militares y diversas organizaciones sociales, de su partido (llamado comúnmente el Pachakutik) y de la realidad social, política y económica de este país… y seguiremos su rastro, no sólo porque es una de las personas dentro del círculo más íntimo de asesores y aliados de Lucio Gutiérrez, también porque dentro de unos meses se dedicará a asesorar a sus hermanos y colegas del Movimiento Al Socialismo de Bolivia en diversas cuestiones. Por ahora, dejemos el asunto en que, cuándo no, los medios tradicionales de este país son corruptos, están casados con los intereses dominantes y tratan de esconder a la ciudadanía la relevancia del proceso electoral que, como el Reventador, puede estallar en algún momento en sus rostros y dejarlos tan sucios por fuera como están por dentro…

Algo sobre Lucio

Si nada cambia en este país, el lunes 25 de noviembre este coronel de vasta formación militar y profesional, nacionalista y amable, será el nuevo presidente de Ecuador. Sí, pero muchos se preguntan todavía quién es, sobre sus semejanzas con el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, o si su política de gobierno será meramente populista, sin cambios de fondo en la organización del Estado y la sociedad ecuatorianos.

En su ideario, Lucio Gutiérrez ha declarado “la guerra a muerte a la corrupción en todas sus formas”, considerándola como la causa principal del desastre nacional. Para lograr esto, entre otras cosas, los partidos y movimientos en su alianza política han creado 16 grupos de trabajo, conformados a su vez por más de una docena de personas cada uno, que discuten todos los días el contenido de lo que será el Programa de Gobierno de Integración y Salvación Nacional, “inspirado en los ideales del Libertador Simón Bolívar, el General de hombres libres Eloy Alfaro [un presidente de corte nacionalista popular, creador de entre otras cosas de la educación laica, y cuya memoria ha inspirado el peculiar nombre de la guerrilla más conocida de Ecuador: Alfaro vive, carajo!]”.

Hay más. Al tiempo de pensar en la consolidación de un nuevo Estado, pluriétnico y multicultural, Gutiérrez quiere insertar a Ecuador en todos los procesos de integración latinoamericana, como “un mecanismo indispensable para trabajar nuestra inserción soberana y con personalidad propia en la comunidad mundial. El único camino que nos queda a los latinoamericanos es la unidad, tal como lo previó genialmente el Libertador Simón Bolívar”.

Para lograr todo esto, el futuro gobierno planea aumentar el empleo, la dotación de servicios básicos, la creación de un banco agrario, de tribunales especiales que juzguen crímenes contra el pueblo y muchas otras cosas. Asimismo se llevaran a cabo “políticas de compensación económica y social” para los que menos tienen, “la instrumentación de un modelo económico: sustentable, humanista, solidario y equitativo”, lo que, en pocas palabras, “rechaza el modelo económico impuesto por la globalización neoliberal”... ¿Malo o peligroso?, según dónde pregunten… en Ecuador muchos, los más, están contentos con esto, quieren construir un nuevo país desde abajo… ahora, en Washington… eso es tema de un próximo reportaje…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America