<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #29


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #28
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Una política de drogas desde abajo

Desde un salón en Río ha nacido el futuro


Por Al Giordano
Parte I de una serie desde Río de Janeiro, Brasil

27 de marzo 2003

MARZO 25, 2003; RÍO DE JANEIRO, BRASIL: Venidas de rincones distantes de este enorme país, 35 personas se reunieron en un hotel en Copacabana; 25 de ellas son mujeres, las caras brillan como un auténtico caleidoscopio, algunas claras pero no pálidas, y la mayoría de ellas del mulato al negro.

En un alto contraste con los asientos del poder en ésta y otras naciones americanas, no hay traje o corbata a la vista en la habitación, ni falda larga, ni un reloj Rolex. Este cuarto refleja una foto más adecuada de la mayoría.


Los Expertos Auténticos en política de drogas se reúnen en Río
Foto D.R. 2003 Al Giordano

Amable lector, no te engañes a ti mismo por prejuicios: aquí, hoy, en este salón, la futura política de drogas de una nación —una que sacudirá las política de drogas de otras naciones en América, y probablemente la tu país también— se está construyendo.

La política de drogas en discusión aquí no ha sido impuesta desde arriba. Crece desde abajo, del conocimiento directo de verdaderos expertos, incluyendo a adictos, ex adictos, organizadores callejeros, madres, padres, técnicos en salud, gente —incluso pero no limitadamente a los que hemos sobrevivido en los márgenes de la sociedad económica durante al menos parte de nuestras vidas—, seres humanos que han vivido, de veras vivido; gente que ha desinmediatizado su experiencia, en un nivel humano, con el tema que discutimos: drogas, usuarios de drogas, adictos a las drogas, presos, represión y esfuerzos prácticos para reducir y terminar con los daños hechos por le actual sistema.


Simone Bastos de Menezes
Foto D.R. 2003 Al Giordano
Simone Barros Menezes, de Bahía en el Nordeste, estudió derecho y aunque no terminó su carrera es hoy ampliamente considerada una de los principales expertos en los derechos de los presos en su país (pronto en una pantalla cerca de tu casa: la entrevista para Narco News con Barros Menezes hecha por la periodista auténtica Adriana Veloso).


Celia Szterenfeld
DR 2003 Al Giordano
Celia Szterenfeld, una carioca (la palabra común para describir a alguien de Río de Janeiro) graduada de la Universidad de Columbia en Nueva York en 1986, que luego pasó dos años enseñando en la Universidad de Jerusalén (ver la entrevista relacionada hecha por su corresponsal en la Parte II de esta serie). Hoy trabaja con usuarios y adictos a las drogas, con trabajadores sexuales, con grupos marginales de seres humanos que han comenzado a transitar el camino del autocontrol y la ayuda mutua.

Creo que he conocido tal vez una docena de psicólogos con licencia y entrenamiento, no el tipo que parece del todo como muchos que usan ese título como un elemento de poder en mi tierra (la educación pública es todavía, pese a los esfuerzos del Fondo Monetario Internacional, viva y sana en Brasil; tengo la sensación de que Condescendencia 101, Pedantería 201, Poder sobre el Paciente 301 y Cobrando por Hora 401 no fueron cursos de requisito para obtener sus grados aquí). “¿De veras?”, les digo agradablemente sorprendido, “¿Son psicólogos profesionales? Bueno, eso es una coincidencia, porque yo me siento como un paciente profesional”. Pero, ah, divago…

Ana Paula Almeida Rocha, de Ponta Grossa, en la Triple Frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina, se encuentra en una esquina de este salón, escribiendo en una laptop, haciendo revisiones, cambios, mejoras, las palabras se suman o salen, para la breve y parca declaración que estos Expertos Auténticos están construyendo.

La magia de las palabras dichas aquí, sin embargo, no vino de un grado universitario, un título bonito, un traje, una corbata, una falda larga, un escritorio, un teléfono, una fortaleza conocida como edificio gubernamental, los cuarteles de una compañía farmacéutica, una oficina de organización o un cuarto de control de la televisión…

La senda de este acuerdo que crece, aquí, en este cuarto, deja marcas en los brazos de algunos de sus autores, lleva a otros a visitar cárceles, y a otros a ser arrastrados, esposados y golpeados detrás de los barrotes de una celda, y ha seguido procesiones a los cementerios donde se dejó descansar los restos de mátires caídos por el sida, por la sobredosis, por un disparo en la cabeza, a una enfermedad curable pero sin acceso a médicos o medicinas básicas… es la senda de las lágrimas de los dolientes… la ruta hacia su convergencia tiene un nombre: Tu Calle, Mi Calle, Cualquier Vieja Calle, Todas las Calles…

Paula Daniele Martins (26 años), voluntaria, creción en la extrema pobreza. Hoy trabaja con adictos al crack. No tengo la impresión de que Paula sea una de ellos. Es la imagen de la fortaleza y la salud, la arquera de su equipo local de fútbol en Cachoeirinha, de manos rápidas, hombros amplios, ojos brillantes… aprendió algo de español en Uruguay mientras se entrenaba como guía de turistas, lo que es tan amable de utilizar para comunicarse con su lingüísticamente impedido corresponsal… Paula se sienta en el borde del balcón en el Hotel Copacabana Sol, a once pisos sobre el nivel del mar, ambos pies colgando y nada, ni una pierna ni una mano, para contrabalancear su posición en la orilla, para impedir que caiga al abismo que su corresponsal evita mirar por causa de sus sensaciones de vértigo inducido… no hay nada sino aire para que Paula se agarre, o eso parece ser el cuento ahora en Brasil: balance interno, la gravitas que viene del conocimiento vital, no de sólo ver la tele o recibir cátedra en un aula.

“Me auto eduqué”, dice sonriendo.

Los guerreros de la droga, puedo ya verlo, van a tener un tiempo más difícil si tratan de pasar su pelota antidemocrática sobre esta arquera, y sobre los otros como ella…

El reloj invisible de la historia que cuelga sobre esta nación toma la forma de un círculo como el sol que no ha sido visto sobre el muro llamado el cielo brasileño por mucho, mucho tiempo… la dictadura militar de 1964 y todas las atrocidades y problemas desde entonces, todos los débiles reformistas y tecnócratas del mercado que han intentado meter políticas desde arriba, toda la cobardía de los imitadores de Estados Unidos, con traje y corbata, y sus “valores” y política, todo ellos fallaron en seducir al sol para que subiera de nuevo.

Pero en octubre pasado, como el jefe de la Oficina Andina de Narco News Luis Gómez informó, desde ésta y otras ciudades brasileñas, durante las históricas elecciones mientras tenían lugar, tanto la primera vuelta de octubre 6 como la elección final del 27, Agora é Lula, el pueblo habló: Ahora es Lula.

El nuevo Presidente de Brasil, Lula da Silva, un trabajador metalúrgico que perdió un dedo en la fábrica y obtuvo la presidencia en las urnas, se sentiría como en casa hoy en este cuarto; más cómodo, probablemente, de lo que se siente en su propio gabinete presidencial. De hecho, envió a dos funcionarios del Ministerios de Salud para hablar con y escuchar a estos 35 Expertos Auténticos la mañana del martes.

Como hemos informado antes, Lula una vez firmó una carta afirmando que “la prohibición a las drogas ha cauasado más daño que las drogas mismas”. Uno de sus consejeros en políticas de drogas, un ex zar nacional de drogas del gobierno anterior, Walter Maierovitch, hizo recientemente un llamado público a Lula para hacer válidos sus principios declarados y cambiar las políticas de esta nación.

La política de drogas de Brasil va a cambiar.

Todo mundo está de acuerdo, nadie lo duda.

La preguntas son: ¿qué tan rápido cambiará? ¿y cuánto? Amable lector, ¿puedes guardar un secreto? Los medios comerciales no van a informar la verdad hasta que la batalla termine: la próxima política de drogas de este país tiene una gran oportunidad para ser la primera en cualquier país que sería declarada, por vía antidemocrática, desde arriba.

Mientras los burócratas y los políticos dejan un vacío, la próxima política de drogas de la nación más grande de Sudamérica será articulada, empujada y alimentada desde abajo, desde la gente que tiene poco y por tanto ha obtenido la auténtica riqueza —el conocimiento inmediato— para saber qué política de drogas necesita, necesita Brasil, necesita toda América… saben, como individuos y miembros de comunidades, lo que necesitan… lo que necesitas… lo que necesito… lo que necesitamos… una política guiada por la experiencia, por la experiencia directa, por aquéllos con un saber directo de esas políticas, por el autocontrol y la auto valorización de los que conocen las drogas, los que conocen a los usuarios, los que conocen a los adictos, los que saben de los daños, y que también conocen la naturaleza humana, mejor que cualquier burócrata o “experto” mediático cuando se trata de drogas y su uso.

Estos 35 Expertos Auténticos hicieron su declaración breve y puntual: para qué arrasar hectáreas de la selva amazónica cuando puedes decir la misma cosa en un párrafo. Aquí está, la magia colectiva, la articulación de la vox populi, resumida en 115 palabras en una hoja:

Moción en Apoyo de la Revisión de la Política Nacional Antidrogas

“Las asociaciones estatales de reducción de daños de Brasil y otras organizaciones no gubernamentales, representando aproximadamente a 200 proyectos de reducción de daños en 18 estados, que se caracterizan por la defensa de la salud y los derechos humanos de los usuarios de drogas legales e ilegales, reunidas para un entrenamiento pedagógico dictado por la Asociación Brasileña de Reducción de Daños (ABORDA, por sus iniciales en portugués), en la ciudad de Río de Janeiro, del 24 al 28 de marzo de 2003, declaramos nuestro apoyo al Movimiento por la Revisión de la Política Nacional Antidrogas, ya que atestiguamos la ineficacia de la actual política, dedicada a la exclusión y marginación de los usuarios de drogas”.


Eso es, queridos lectores: 115 palabras de los organizadores de primera línea que representan 200 localidades en todo Brasil. En cada una de ellas existe un ejército virtual de usuarios de drogas y otros que están retomando sus derechos humanos de un sistema inútil e inhumano.

El grupo envió entonces a Celia Szterenfeld a Sao Paulo en avión el miércoles para entregarla al mencionado Movimiento por la Revisión de la Política Nacional Antidrogas. La periodista auténtica Karine Muller estuvo en el sitio en Sao Paulo para informales de esa historia, aquí, en las páginas de Narco News. Permanezcan en sintonía… esta historia es apenas el comienzo de lo que viene…

Fue una declaración breve, lo bastante para una nota pequeña, del tamaño apropiado para ser amarrada a un ladrillo y lanzada a la ventana del Poder… una declaración para un “Movimiento por la Revisión de la Política Nacional Antidrogas” y contra “la actual política, dedicada a la exclusión y marginación de los usuarios de drogas”.

Sobre el sonido de las olas del Atlántico rompiendo abajo en la playa de Copacabana, su escritor escucha otro: el de una ventana… o, más adecuadamente, de un techo de cristal que ha sido utilizado por décadas para mantener a los usuarios de drogas abajo… lo puedo escuchar, a cientos de millas… quebrándose en cientos de millones de pedacitos.

Pongan atención, amables lectores, alégrense y envíen solidaridad; escuchen el sonido y miren el crital roto: el camino al cambio en la política de drogas, el fin de la prohibición, pavimentado con el sudor y las lágrimas, el sufrimiento de las masas bajo una política antidemocrática e injusta, se está contruyendo, como cualquier edificio de sonido, desde los cimientos… hacia arriba… desde abajo.

Share |

Read this article in English
Leia este artigo em português

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America