<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 20, 2017 | Issue #29


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #28
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Globalizar la Revolución Bolivariana

Hugo Chávez propone a nuestra América


Por Alex Contreras Baspineiro
Reportaje Especial para Narco News

24 de abril 2003

“Aquí está en juego, la vida de la Patria.”
-Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Bolivia, 22 de abril de 2003 - Hugo Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, es un militar patriota, trabajador incansable, carismático como pocos, amigo de los pobres, enemigo del imperialismo y un ejemplar líder de la revolución.


Alex Contreras junto al presidente Chávez en Miraflores
Durante las jornadas del Encuentro Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, del 10 al 13 de abril en Caracas, tuvimos la oportunidad de estar en dos oportunidades dialogando con él: en un almuerzo ofrecido en el Palacio de Miraflores a cerca de 30 intelectuales y activistas sociales de diferentes países del mundo y en una cena privada sólo para tres líderes del continente.

El presidente venezolano es calificado por su gente de confianza como “ejemplar trabajador” con una “energía extraordinaria” y que siempre fue “líder, ejemplo y un hombre rígido”.

Su ingreso a Palacio de Gobierno es singular: el saludo de los guardias de seguridad es respondido con un golpecito en la espalda o en el pecho para saber cómo se encuentran; dialoga, ríe y avanza hasta su despacho recibiendo informaciones sobre la coyuntura nacional e internacional y sobre su agenda de actividades. Una de las personas más cercanas al presidente venezolano, el coronel Jorge Barrientos Fernández confesó que Chávez es como el río: “mientras más cosas le echan, más crece”.

El gobierno del pueblo

Así como el presidente, diferentes sectores del pueblo venezolano pueden ingresar al Palacio de Miraflores. Se estima que son más de 50 personas cada día

Venezolanos rechazando el golpe fascista y celebrando el Día de la Dignidad en Caracas el 13 de abril de 2003. Foto: Alex Contreras
que tratan de ver a su presidente o le escriben más de 700 cartas con diferentes demandas. Todas las solicitudes tienen respuesta. Existe la instrucción presidencial de atender todas las demandas del pueblo, desde las más pequeñas hasta las más complicadas.

En el almuerzo del 12 de abril ofrecido por Chávez en el Salón Bayacá del Palacio de Miraflores, el general Barrientos estuvo sentado a mi mano derecha y accedió a todas las preguntas informales sobre el Jefe de Estado.

“El presidente es un ejemplo. Empieza a trabajar a las siete de la mañana y se queda hasta después de las tres de la mañana. Tiene una energía extraordinaria y a nosotros nos transmite fuerza”, dijo. Aunque los militares ya no tienen privilegios —como en anteriores gobiernos— están dispuestos a dar la vida por el proceso de cambio, porque a diferencia de otras revoluciones que contaban con apoyo popular, además “están armados”.

El militar encargado de la seguridad agregó que conoció a Chávez desde que era cadete. “Siempre fue líder, ejemplar y rígido. Nunca fue conformista y nos daba charlas largas sobre la revolución”. Barrientos agrega que el proceso revolucionario venezolano está apoyado por los mejores oficiales de las tres fuerzas armadas, los traidores de la oposición no cuentan.

A pesar del boicot

Aunque los medios de comunicación comerciales, controlados por los empresarios y las transnacionales, bajo la presión del gobierno de Estados Unidos, atacan las 24 horas al gobierno bolivariano, ya se vislumbran cambios importantes en beneficio del pueblo.

Durante los dos últimos años 150 mil viviendas fueron construidas para el pueblo, 15 mil viviendas entregadas a los damnificados en la catástrofe del Estado de Vargas, tres mil escuelas bolivarianas inauguradas, donde los niños reciben una atención de calidad y alimentación adecuada, hay más de dos millones de venezolanos beneficiados con los acueductos con agua potable, más de tres mil personas curadas y tratadas gratuitamente en Cuba, millones de campesinos beneficiados con la Ley de Tierras. Además los presupuestos para la universidad fueron triplicados, se incrementaron los salarios a los maestros y se decidió no privatizar las industrias eléctricas, petroleras y del agua. Al enumerar esos logros, el militar demuestra orgullo.


Miles y miles de hombres y mujeres venezolanos en la avenida Bolívar, el pasado 13 de abril. Foto: Alex Contreras
Ése es el proceso de cambio apoyado por la mayoría de los venezolanos y venezolanas y rechazado por los cada vez menos “escuálidos”. El presidente Chávez en esa oportunidad afirmó: “En Venezuela está en marcha un modelo de lucha contra el neoliberalismo y contra el imperialismo y, por eso, cada vez tenemos en el mundo, miles y millones de amigos, aunque también enemigos”.

En el almuerzo Chávez vestía un traje oscuro, camisa blanca y corbata roja. También estaban el vicepresidente cubano Carlos Lage, el analista norteamericano James Petras, la argentina Madre de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, el dirigente hondureño Rafael Alegría, el representante del Movimiento Sin Tierra brasileño Jaime Amorín y otros. Habló poco, como prometió.

El huracán ha despertado

El lunes 14, alrededor de la una de la mañana, el presidente venezolano recibió en audiencia en el Palacio de Miraflores a tres dirigentes indígenas, líderes en sus países. Evo Morales, el diputado y dirigente cocalero boliviano, Blanca Chancoso, la dirigente indígena ecuatoriana, y Rafael Alegría, el dirigente campesino hondureño, se reunieron con Chávez y, claro, también estuvo como privilegiado este periodista auténtico.


Rafael Alegrìa (Honduras), el presidente Hugo Chávez, Blanca Chancoso (Ecuador), Evo Morales (Bolivia) y el autor del artículo en los jardines del palacio.
De un jardín con muy poca luz, emergió de las sombras el presidente venezolano, vestido con jeans, camisa corta color crema y zapatillas azules. Todo informal. “Cuídate Evo, te queremos vivo, cuídate”, fue lo primero que dijo Chávez al momento de saludar emotivamente a los dirigentes.

Una pequeña mesa para cinco personas estaba servida. “No bebo pero les invito un vino”, dijo el mandatario. “Sebemos ch’allar por la unidad bolivariana”, fue la respuesta. También hubo cigarrillos. El primer tema tratado fue sobre la seguridad del líder boliviano pero también de los otros dirigentes y activistas sociales que se oponen a la política globalizadora del imperio estadounidense.

Los demás temas que analizaron, comprenderán amigos lectores, fueron confidenciales así como motivadores. Después de más de una hora de diálogo sincero e informal, llegó el momento de la despedida con un fuerte apretón de manos y un abrazo. No faltó la fotografía de recuerdo.

“El huracán revolucionario ha despertado y nunca más se apagará”, les dijo Chávez.

“Vamos a cuidar esa antorcha mi comandante”, respondió el dirigente campesino hondureño Rafael Alegría. “Volveremos y seremos millones”, agregó la indígena ecuatoriana Blanca Chancoso. “Gracias presidente me voy cargado de misiles hasta el 2007”, afirmó el cocalero boliviano Evo Morales.

Salíamos del Palacio de Miraflores y cerca de las tres de la mañana, el presidente venezolano recibía a la delegación cubana encabezada por el vicepresidente Carlos Lage. Un guardia de seguridad de Palacio de Gobierno nos dijo que ya están acostumbrados a trabajar al ritmo del presidente Chávez: “Todo por la revolución”.

“La revolución es sinónimo de sacrificio y todos debemos sacrificarnos por un futuro mejor para nuestros hijos”, nos dijo el militar.

Mientras caminábamos por los pasillos y los jardines del Palacio de Miraflores, donde los golpistas fascistas encabezados por el empresario Pedro Carmona (El Breve) masacraron al pueblo venezolano hace un año, recordaba la frase del presidente Hugo Chávez: “Ante el atropello de los poderosos, la única alternativa es unirnos… Por eso les convoco a todos a la globalización de la revolución, globalizando las luchas por la libertad y la igualdad de los hombres…”.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America