<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #30


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #29
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El Tráfico Crece Fortalecido

Al Giordano advierte que la política antidrogas brasileña, inspirada por los Estados Unidos, es inefectiva y agrava la violencia


Por Wálter Fanganiello Maierovitch
Traducido de la revista CartaCapital, Brasil

29 de junio 2003

Nota del editor: Recientemente fui a ver al primer zar antidroga de Brasil, Wálter Maireovitch (entrevistado por Luis Gómez en octubre de 2002 para Narco News) en su oficina en el semanario nacional de noticias más respetado y conocido de Brasil, CartaCapital (con una circulación semanal de 200 mil ejemplares), donde es editor y columnista.

Quería actualizar la última entrevista de Gómez con él. Pero el encantador señor Maierovitch sacó su grabadora y me tuvo ahí para darle una entrevista a mi vez.

La entrevista de tres páginas está ahora en los quioscos de todo Brasil. Aquí presentamos una traducción con algunas correcciones (por ejemplo, la entrevista fue hecha en español, y ciertas palabras y nombres — el Boston Phoenix, Catherine Austin Fitts, Akin Gump…— han sido corregidos en esta traducción).

— Al Giordano

Las Naciones Unidas seleccionaron el 26 de junio como el día de la concientización acerca del fenómeno de las drogas prohibidas. En esta fecha, cada nación miembro de la ONU reflexiona sobre su trabajo en los terrenos de tratamiento de usuarios de drogas y la reducción de la demanda y venta de drogas.


Wálter Fanganiello Maierovitch
Foto D.R. 2003 Al Giordano
Una retrospectiva sirve para demostrar la carencia de éxito de la ONU en este campo. En junio de 1998, la organización promovió una Asamblea Extraordinaria con la meta de empujar una estrategia basada en el lema “Un mundo libre de drogas — Podemos Hacerlo”. Pero aún así, el lavado de dinero de la droga y nuestros sistemas financiero y de banca internacional crecieron de 100 a 400 billones de dólares. Evidentemente, este fortalecimiento de la economía aumenta las ventas.

Cinco años después de esa asamblea, sus resultados fueron analizados en Viena, del 14 al 17 de abril pasado. El resultado: la ONU falló en su intento por imponer una sola línea política que fue inspirada por los Estados Unidos en todos los países. Los tratados fueron dejados de lado por varios países. Resolvieron buscar sus propios caminos y obtener mejores resultados cuando se liberaron de la influencia de Estados Unidos.

En el presente, los especialistas tratan de encontrar soluciones para las Naciones Unidas. Y las tendencias reformistas, moderadas o conservadoras, promueven intensos debates y están teniendo éxito al extender sus ideas. En Brasil, hace poco más de un mes, surgió una publicación llamada Narco News (www.narconews.com/pt.html), con abiertas posiciones antiprohibicionistas, y ha sido visitada por tres millones de personas por mes.

A la luz de estas buenas nuevas en Brasil, CartaCapital entrevistó al editor responsable de Narco News, Al Giordano, que es estadounidense.

CartaCapital: ¿Y qué es Narco News?

Al Giordano: Narco News es una publicación internacional. Este proyecto comenzó en 2000. He sido periodista desde los años ochenta. He publicado en el Washington Post, en la American Journalism Review… Por años trabajé para el Boston Phoenix, un periódico que ganó el Premio Pulitzer… pasé mucho tiempo en México. Viví casi un año en las comunidades de Chiapas, en las comunidades indígenas, que son las bases de apoyo de los zapatistas. Ahí, escribí y pensé mucho.

CC: ¿Cuál es la posición de Narco News?

AG: Narco News tiene una fuerte posición antiprohibicionista: estamos en favor de la legalización y la regulación de las drogas para eliminar su lado criminal, como ha ocurrido con el alcohol en mi país. Los Estados Unidos, en 1933, volvieron a legalizar las bebidas alcohólicas y terminaron con las mafias del licor.

CC: ¿Qué piensa de las políticas de drogas brasileñas y la ley local que criminaliza a la persona que posea drogas para uso personal?

AG: En principio, el problema con la política de drogas brasileña es que nosotros los gringos nos llevamos el derecho democrático del pueblo brasileño para decidir esa política. Ésta es la política impuesta por Washington. Mi posición es, muy simplemente, pro democracia. El pueblo brasileño debería estar tomando las decisiones en Brasil. El pueblo brasileño necesita formular una política que sirve a sus intereses. Yo, Alberto Giordano, nacido en Nueva York, no voy a decidir esta política. Pero mi equipo y yo estamos dando información, compartiendo experiencias y señalando a los intereses de poder. Tenemos 26 estudiantes de periodismo en toda América. En Brasil, Adriana Veloso y otros periodistas brasileños están trabajando con Narco News.

CC: ¿Cómo fue el evento del que Narco News tuvo parte en febrero pasado en México?

AG: Fue el primer encuentro latinoamericano en favor de la legalización de las drogas, con gente de Colombia, Bolivia, Venezuela, Argentina, Perú y, por supuesto, Brasil. Hubo también muchos de México, Estados Unidos, Canadá y Europa, pero éste fue el primer encuentro que tuvo mayoría de participantes latinoamericanos. De este encuentro vinieron muchos de los reportajes que se publican ahora en Narco News.

CC: ¿Qué piensa acerca de las declaraciones del ex gobernador y Secretario [de Seguridad Pública] Anthony Garotinho [en Río de Janeiro], de que culpe a los usuarios de drogas de la ola de violencia y crimen organizado?

AG: Esto es un discurso muy fascista. Es un discurso con un guión que ha sido escrito por la embajada de Estados Unidos. Es el mismo que él de George W. Bush. Luego del 11 de septiembre, Bush puso anuncios en la televisión nacional durante el Súper Tazón estadounidense, diciendo, “si fuman marihuana, están apoyando a terroristas, secuestros, violencia, caos”. No sé si Garotinho sabe que está siendo manipulado por la embajada en este tema. Recientemente el gobierno gringo informó que va a sacar estos comerciales de televisión del aire. ¿Por qué? Porque su pesquisa de mercado mostró que esta campaña hizo a las drogas más populares entre los jóvenes. La gente joven está diciendo: “Voy a fumar marihuana y ser como Bin Laden”. Esto es un discurso demagógico. Está equivocado y es deshonesto. Garotinho va a aprender esto de la manera difícil, porque está muy equivocado ahora. Y está volviendo la situación en Río de Janeiro mucho peor con esta táctica de guerra total en las favelas. Esto va a causar que los narcotraficantes se armen más, con más Uzis, para poder defender su comercio mejor. Las únicas noticias que conocemos fuera de Brasil, en los Estados Unidos o en Europa, es acerca de los autobuses incendiados y de esta pobre chica de [la Universidad] Estácio de Sá, que recién salió del coma. Esto está alejando al turismo, y es el gobierno [estatal] el que está provocando terror en este sentido.

CC: ¿Y qué piensa acerca de otra declaración de Garotinho, en el sentido de que no puede, en este momento, actuar contra los narcotraficantes porque los usuarios, los dependientes de químicos, podrían causar una crisis en Río de Janeiro?

AG: Esto es parte de los grandes mitos acerca de los hombres y las mujeres pobres, mitos sostenidos por las clases medias y altas. Esto ha sido siempre un discurso de guerra clasista, diciendo que la persona pobre es naturalmente un criminal. Eso no es lo que vemos ahora. Lo que veo es que quienes trabajan en los restaurantes, los que limpian las calles, los que manejan los autobuses y los taxis… son los trabajadores, los pobres… los trabajadores honestos. No están locos o enfermos. Son gente digna. Pero el discurso de Garotinho buscar satanizar a la mayoría de la gente en vez de a los criminales.

CC: ¿Por qué los gobiernos de los Estados Unidos, desde Nixon y con la excepción de Carter (para ser justos), invierten tanto en la prohibición? ¿Hay algunos intereses económicos, hegemónicos o intervencionistas que usan a las drogas como una cortina de humo?

AG: Durante los años sesenta, durante la era Nixon, la prioridad era controlar a la comunidad negra urbana, en abierta rebelión luego del asesinato de Martin Luther King. Las Panteras Negras y otras organizaciones radicales aparecieron en las ciudades estadounidenses. Se declaró una guerra como pretexto para poner presión sobre esas ciudades. Nixon utilizó la estrategia, que está toda documentada, de las drogas. Fue malvada pero también brillante. Cerró la frontera con México a la marihuana y la misma CIA trajo el opio de Vietnam, inundando las calles de los barrios negros de los Estados Unidos con heroína. Con este pretexto, vino la represión contra un crimen creado por el mismo gobierno y, con esto, tuvieron éxito, es claro, en controlar los movimientos sociales. Seguidamente, alguien en Washington tuvo otra brillante idea, aunque también era malvada. Esto podría no ser solamente un pretexto para controlar a los pobres en Estados Unidos, sino que podría también ser usado para controlar países cercanos, como México y el resto de América Latina, una gan excusa para invadir.

CC: ¿Y qué más puede decirnos al trazar el mapa de estos intereses?

AG: Estamos ahora en la Tercera Fase. La Primera Fase fue una Guerra contra las Drogas como una excusa para el control social dentro de Estados Unidos. La Segunda Fase: la Guerra contra las Drogas como un pretexto para el control social en América Latina. Estamos ahora en la Tercera Fase. Lo que ha ocurrido es que el narcotráfico creció principalmente a través de la cocaína. Entonces, ¿qué hacer con todos los billones de dólares y cómo obtener mucho dinero sin ser atrapado? La industria del lavado de dinero comenzó a explotar esta situación. Esto es el proceso por el que alguien que hace dinero ilegalmente hace entones que parezca que fue legal… y con eso pagan impuestos, para hacerlo ver legal. El Observatorio Geopolítico de Drogas en Francia estimó que, entre los billones de dólares hechos cada año con las drogas ilegales, el ochenta por ciento de estas ganancias van a los banqueros que lavan el dinero como intermediarios. La mayoría de los bancos son norteamericanos y europeos. Estos fondos han inundado la economía de Estados Unidos. Hemos publicado una serie en Narco News de la ex secretaria asistente de vivienda en la primera administración Bush, Catherine Austin Fitts, llamada “Narco Dólares para principiantes”. En su análisis, los sistemas de cambio bursátil de Nueva York y bancario en los Estados Unidos son dependientes del dinero de las drogas tanto como un adicto depende de las drogas. La lógica de Garotinho pregunta qué habría ocurrido al adicto si no tuviera drogas. En vez de aplicar esto al usuario, tal vez podría aplicarlo al banquero: ¿qué pasaría en los cambios bursátiles en Estados Unidos s no tuvieran este gran flujo de capital del narcotráfico? ¿Ya no tiene Estados Unidos una economía productiva?

CC: ¿No produce drogas?

AG: Solamente produce armas, tabaco, películas y series de televisión. El resto de la economía estadounidense es importado. Las drogas son un apoyo artificial para la economía. Los banqueros lo saben. Para ser un congresista en Estados Unidos, en la Cámara de Representantes o en el Senado, uno necesita millones de dólares para comprar espacios en la televisión; no son gratuitos como en otros países, tienen que pagarlos. Si quieres entrar al Congreso, tienes que ser un súper millonario o venderte a los súper millonarios. Por ejemplo, cuando Banamex me demandó y perdió, contrató a un bufete jurídico en Washington llamado Akin Gump. Es una firma lobbista en Washington, la tercera más grande del planeta, y por un lado tiene dinero demócrata y por el otro republicano. Los miembros del Congreso son los mismos, pese a su ideología, y son adictos a este dinero. Actualmente ya no tenemos una democracia en Estados Unidos: todos los poderes económicos son parte de esta mafia. Así fue como Bush robó la elección a Al Gore. ¡Y ni siquiera Gore protestó! El dinero detrás de Gore es el mismo que el que estaba detrás de Bush.

CC: Quisiera saber ahora algunas cosas acerca del documento elaborado durante la Asamblea de la ONU en junio de 1998, que fue firmado en ese tiempo por nuestro actual presidente, Lula.

AG: Este documento fue breve pero muy claro. Está disponible en nuestro sitio web. Dice: La Guerra contra las Drogas y las políticas prohibicionistas son peores que los efectos de las drogas. Arruinan la paz y la tranquilidad, causan mucha violencia, dañan la salud pública y la salud de los jóvenes, y son pretextos contra la democracia. Y eso es por lo que tiene que haber una nueva política que no sea prohibicionista.

CC: Lula y el ex secretario general de las Naciones Unidas firmaron este documento, así como el mega especulador George Soros. ¿Cuál es la posición de Soros al respecto de la legalización de las drogas?

AG: Él financió varios esfuerzos para terminar con las políticas prohibicionistas y alentó la reducción de daños, y apoya a muchas organizaciones que promueven la legalización. Ayuda a financiar a la Fundación Tides, que da becas para apoyar la investigación sobre drogas, incluyendo becas que nosotros hemos recibido.

CC: ¿Qué opina de la presencia de la Drug Enforcement Administration (DEA) y de la CIA en Brasil? La DEA llegó a Brasil con la dictadura militar.

AG: Es muy interesante. Brasil no es un país productor de drogas. Colombia, Bolivia y Perú son los países que producen hoja de coca, pero no Brasil. ¿Qué hace la DEA aquí? LA DEA no está aquí para impedir el tráfico de drogas a los Estados Unidos. Está aquí para comprar a la policía y a los militares, y construir una máquina de presión para impedir una política democrática: está aquí como una fuerza de ocupación que está tratando de ejercer presión política. El trabajo de la DEA se relaciona con el monitoreo de países que producen cocaína y heroína. Las drogas que llegan a los Estados Unidos vienen a través de Colombia, Ecuador y Perú, vía el Pacífico y el Caribe, pasando por México. Brasil no se encuentra en esta ruta. Esto es diferente para los intereses europeos porque Brasil está en el corredor de las drogas enviadas a Europa, pero no a los Estados Unidos. Dado eso, no hay ninguna justificación para que la DEA o la CIA estén aquí.

Share |

Read this article in English
Leia este artigo em português

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America