<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 13, 2017 | Issue #31


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #30
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Periodistas auténticos ganan becas para un fin de semana en el Rowe

Lucian Read de Nueva York y Sandra Alland de Toronto asistirán al taller del 31 de octubre en el Rowe Conference Center


Por Al Giordano
Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico

30 de noviembre 1999

El próximo taller de fin de semana, “Periodismo Auténtico, América Latina y la Guerra contra las Drogas”, en el Rowe Conference Center, al oeste de Massachusetts, dirigido por este servidor, con la asistencia del abogado de la libertad de expresión (y victorioso en el caso de “La guerra contra las drogas a juicio) Tom Lesser, cuenta ahora con otra dos voces: los ganadores de Becas en Periodismo Auténtico Lucian Read y Sandra Alland. La conferencia —que tendrá lugar del 31 de octubre al 2 de noviembre— aún tiene espacios disponibles para los lectores de Narco News (pueden registrarse, mientras haya cupo, vía el sitio web del Rowe Conference Center —http://www.rowecenter.org— o, para mayor información, enviar un correo electrónico a info@rowecenter.org).

Sobre nuestros ganadores:

El fotoperiodista Lucian Read, de 28 años, nacido en Texas pero neoyorquino por elección, es ya conocido por los lectores de Narco News como el fotoperiodista que fue detenido ilegalmente por el ejército boliviano el 2 de abril de este año.

Sandra Alland, de 30 años, de Toronto, una reportera trilingüe (español, francés e inglés), reconocida dramaturga, fotógrafa y ampliamente publicada poeta, reportó el vernao pasado de la batalla por la sobrevivencia de la nación indígena ojibway en Grassy Narrows.

Alland: Libertad de expresión para los oprimidos


Sandra Alland
Foto: Andrea Griffith
Alland, graduada de la Universidad de Toronto que también asistió a la Universidad de Guadalajara en México, escribe además para la escena. Fue coautora, entre otros trabajos, de la obra Mirándose con el otro, que fue puesta en escena en la ciudad de Nueva York, seleccionada para el Festival Fringe 2002. El periodismo hoy, dice Alland, tomar lugar en una atmósfera en la que demasiada gente no puede ser vista ni escuchada:

Como escritora, fotógrafa y traductora, estoy muy al tanto de la división entre sujeto y objeto, y de la subjetividad de toda experiencia. Tiendo sensiblemente a tratar de representar adecuadamente a la gente y a sus historias, y aún estoy al tanto de que el producto final será todavía sólo “mi” percepción de la realidad. Viviendo como una mujer gay en una sociedad (hetero) sexista, tengo alguna comprensión y soy sensible a la opresión, y la falta de libertad de expresión en las vidas de los oprimidos.

En su solicitud para esta beca, explicó cómo inclusive los periodistas lo pasan difícil para lograr la libertad de expresión. Cuenta la historia de un artículo que escribió para un periódico:

Cuando terminé el artículo, ella me pidió hacer muchas más entrevistas y expandir la nota de sus iniciales 1,200 palabras. Estaba feliz al máximo, ya que la comunidad necesita toda la atención que pueda obtener por su remota ubicación y falta de fondos. Como sea, cuando terminé el artículo, la editora lo cortó a 800 palabras para así acomodarla a una abundancia de anuncios luego de un largo fin de semana. Mucha información importante se perdió. Peor aún, algunas de sus ediciones eran terribles. Por ejemplo, se reifirió a cualquier nativo como “residente” y a cualquier blanco como ciudadano. También sacó muchas referencias importantes para el tema del envenenamiento con mercurio en la comunidad.

Como sea, hablamos por teléfono y llegamos a un acuerdo sobre cambios editoriales. No era rígida, pero estaba satisfecha de haberlo hecho lo mejor que pude, y en los aspectos más importantes la historia se sostenía.

Cuando se publicó el artículo, ella no hizo la mayoría de los cambios que habíamos acordado. Además, había agregado un título sensacionalista al artículo, sugiriendo más fricción de la existente entre la reserva y el pueblo cercano. En ese tiempo, mi escrito viajó de mi computadora a través de subeditores y editores; se convirtió en otra cosa, algo que yo no estaba de acuerdo en publicar…

Muchos miembros del público no están al tanto de cuán poca “libre expresión” hasta los periodistas tienen en la industria de medios comerciales, inclusive en los “medios alternativos”. En el taller de Rowe, discutiremos, con la ayuda del testimonio de Sandra, la acutal dificultad para los trabajadores de los medios y periodistas, y las técnicas para pasar esos mecanismos de control dirigidos por el lucro.

También estaremos revisando la política actual y situación social en América Latina; un mapa muy diferente del de hace cinco años, y moviéndose rápidamente. Nuestro siguiente becario tiene un testimonio directo que ofrecer del frente.

Read: “Todos los días voy a trabajar…”

De Bolivia a Sarajevo (vean también la presentación de Lucian sobre los refugiados en Kosovo, “Daño colateral”, en MSNBC.com) a los grandes jazzistas de nuestra era, el trabajo de Lucian Read, vasto, en color y en blanco y negro, cuenta miles de historias. Lo que es claro es que ése es un fotoperiodista con la ética de trabajo para lograr la historia no importa cuán aislada sea la geografía, cuán inconveniente sea la hora o cuán peligroso sea el trabajo.


Mención honorífica en octubre de 2000 del premio de la Foto del Mes de AP en el Northern New England: un buscador del almejas al amanecer en Biddeford, Maine.
Lucian llega muy bien recomendado por dos veteranos de la escuela de periodismo auténtico: el periodista boliviano Alex Contreras y el jefe de la Oficina Andina de Narco News Luis Gómez, quienes lo vieron en acción la primavera pasada bajo una situación tensa.

Alex Contreras, quien informó sobre el arresto ilegal de Lucian por parte de los militares bolivianos la primavera pasada, testifica: “La intención de los militares era intimidar al fotógrafo. Sin embargo, la detención de Lucian provocó la reacción opuesta de su parte, porque al día siguiente, luego de obtener su libertad, volvió al trópico de Cochabamba para vivir con las familias de los cocaleros y produjo una brillante serie de trabajos”.


Lucian Read
“Lucian Read no es el periodista típico”, afirma Luis Gómez, veterano periodista mexicano en La Paz, Bolivia. “Nadie gasta su propio dinero y viaja al corazón de Bolivia sin siquiera hablar español. Sé que pasó meses planeando cuidadosamente su viaje. ‘No quiero ir de viaje nada más’, me escribió antes de viajar, ‘Quiero encontrar los hechos verdaderos, hablar, escuchar y entender lo que está ocurriendo en el Chapare y con los cocaleros”.

“Lucian también fue a investigar la historia del lado militar en esta guerra contra las drogas impuesta por los gringos”, continúa Gómez. “Fue a los cuarteles, habló con los pilotos, los soldados y hasta con funcionarios de la embajada de Estados Unidos… y tuvo el coraje, y el estómago, para ir a esos sitios para entender completamente lo que estaba pasando. Y por supuesto, a diferencia de muchos gringos ridículos que tienen miedo de todo, Lucian aprendió español, habló con la gente, durmió en sus casas y comió su comida… algún tiempo después pude ver sus fotos, y corresponden con su ‘estilo’ de hacer las cosas: llenas de vida y de color. Retrató a los hombres, mujeres y niños de la coca, unidos como han estado ya por mucho tiempo, defendiendo su vida, sonriendo y enfrentando el horror de una guerra que ha prometido exterminarlos”.

Lucian escribió en su solicitud:

Me conflictúa el hecho de que ninguno de mis colegas trabaje en sus propios proyectos porque, como dices, ‘La vida diaria de un trabajador de los medios es la de alcanzar los plazos de entrega, con poco tiempo para pensar acerca de las consecuencias… y aún menos tiempo para disfrutar de la vida o tropezar con algo NUEVO’. No es que tenga temor del importante trabajo que todavía no se hace. Pero, la gente con la que trabajo es la columna vertebral de los medios impresos aquí en Nueva York —hombres y mujeres, casi todos independientes, que trabajan o cazan trabajo día tras día echando a rodar la mayor parte de lo que el público lee y mira. Si la urgencia y la oportunidad de hacer un trabajo serio les ha sido quitada, se avecina una enfermedad para la profesión y el bienestar común.

Sé que paso la mayor parte de mi tiempo detrás de la cámara fotografiando a los mismos olvidables gente y eventos una y otra vez. Les damos cobertura porque tenemos que cubrirlos siempre, no porque tengan alguna importancia. Agregado al insulto de cubrir estas trivialidades está el que raramente hacemos que nuestras imágenes aparezcan sin adulterar en la página (‘Ningún periodista o creador puede ver sus creaciones llegar al término en los medios’), y sé que tengo que subertir mi manera de ver para apelar a los gustos de los editores que nunca he conocido. Veo imágenes sin importancia hacerlo bien y trabajo serio que difícilmente se publica. Esto me deja con la sensación de que mi trabajo es visto como un relleno que debe ser ajustado y reajustado para hacer espacio a los anuncios y las celebridades (quienes en esencia son anuncios humanos).

Mi primer deseo es contar historias y producir imágenes con sentido. Porque estoy de acuerdo en que la desconexión entre los medios y el público ha sido en parte creada por el privilegio de los medios, lo que es desolador, por una preocupación con los temas del momento y no una responsabilidad con la historia y hacia el futuro, y por una lealtad sumisa con la mediocridad y el patrocinador. Estoy de acuerdo, desafortunadamente, porque puedo ver esas ideas tener su papel todos los días cuando voy a trabajar.


Va a ser un placer conocer a estos dos extraordinarios periodistas auténticos —Lucian Read y Sandra Alland— finalmente, en persona, en Rowe, Massachusetts, a fines de este mes. Recuerdo bien, de mis años en los medios comerciales de norteamérica, la situación que describen, la lucha por la libertad de expresión y libre expresión en una industria llena de “una lealtad sumisa con la mediocridad y el patrocinador”. La mejor parte de este trabajo es “ir a trabajar” cada día, conocer y colaborar con la nueva generación de Periodistas Auténticos, como Sandra y Lucian, quienes, contra todo obstáculo, son pioneros de un renacimiento que probablemente será ampliamente reconocido solamente luego de que movamos el tapete a las descompuestas máquinas de los medios comerciales.

Una de las partes más duras de este trabajo es que no pudimos ofrecer más becas. Tengo un buzón lleno de otros auténticos altamente calificados y energéticos a los que, porque estamos siempre en quiebra, no pudimos ofrecer más becas. Tal vez lo hagamos otro día.

Para registrarse al taller “Periodismo Auténtico, América Latina y la Guerra contra las Drogas” en el Rowe Conference Center, del 31 de octubre al 2 de noviembre en las montañas Berkshire al oeste de Massachusetts, vean el sitio web del centro o escriban info@rowecenter.org o llamen al 413-339-4954.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America