<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #31


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #30
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El periodista Alex Contreras detenido ilegalmente por las autoridades bolivianas

Represión impuesta por EU, dictadura militar y persecución a la prensa reaparecen en Bolivia


Por Al Giordano
Una alerta global de Narco News

15 de octubre 2003

Cuando el periodista Alex Contreras Baspineiro aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru en Santa Cruz, Bolivia, temprano en la mañana de ayer, la policía estaba ya esperándolo. Ahí, fue detenido a la fuerza y sus materiales de trabajo periodístico fueron filmados contra su voluntad.

Contreras, un frecuente colaborador de Narco News y de la agencia BolPress, regresaba de cubrir la cumbre indígena y campesina en Caracas, Venezuela, cuando fue ilegalmente perseguido y retenido por las autoridades.

Los agentes se negaron a indentificarse, pero afirmaron ser miembros de la policía antinarcóticos. Contreras reporta frecuentemente acerca de la represión contra los cocaleros en la región del Chapare, Bolivia. Contreras mostró sus credenciales de prensa a las autoridades, pero informa que los agentes respondieron que tenían órdenes desde arriba de detenerlo.

Los agentes filmaron entonces los documentos, notas y materiales que Contreras trajó de su cobertura de la cumbre indígena en Caracas. En una queja hecha a través del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba, Contreras escribió que los documentos incluían “algunos textos del proceso del gobierno venezolano y de un evento mundial campesino e indígena al que fui a realizar cobertura periodística, ese material, a diferencia del resto, fue filmado con todo detalle hoja por hoja”.

Luego de media hora de detención, cuando Contreras intentó sacar fotografías de los agentes, “pretendieron quitar por la fuerza mis herramientas de trabajo. Tuvimos un pequeño altercado y, tras el contacto con alguna autoridad, procedieron a liberarme”.

No fue un incidente aislado

Este último ataque a la libertad de prensa llega en un tiempo en que el régimen del Presidente Gonzalo “Goni” Sánchez de Lozada trata desesperadamente de aferrarse al poder mientras la nación está paralizada por los bloqueos, manifestaciones, una huelga general y descontento masivo. El levantamiento, alimentado por los esfuerzos del gobierno para exportar las reservas de gas natural del país y su persistencia en la Guerra contra las Drogas impuesta por Estados Unidos, ha crecido ahora a una amplia revuelta exigiendo la renuncia del presidente, que ha perdido el apoyo de su pueblo. En días recientes, la fuerza militar y la policía de Goni han perpetrado masacres de manifestantes desarmados. El índice de popularidad del presidente, de acuerdo a Reuters, se ha caído a nueve por ciento (para actualizaciones frecuentes en inglés sobre la revuelta en Bolivia, vean http://www.bigleftoutside.com/ ).

Ayer por la mañana, de acuerdo a Bolpress, agentes del gobierno confiscaron ediciones del periódico El Diario y una edición especial del semanario Pulso que contenía hechos que afectan la credibilidad del presidente.

La primera plana del confiscado El Diario incluía este titular: “Los bolivianos tienen el derecho a pedir la renuncia del Presidente”.

“Los medios están siendo atacados de la misma manera que en los días de las dictaduras”, advirtió el director Jorge Aliaga en Radio Fides, propiedad de la iglesia católica, de acuerdo con Bolpress.

Gustavo Guzmán, editor del semanario Pulso, denunció que esta publicación fue incautada en varias regiones de La Paz. En su primera plana se lee: “En nombre de la democracia: el Presidente debe renunciar”. Pulso incluyó un reportaje de investigación documentando que cuatro oficiales militares de Estados Unidos están, de hecho, dirigiendo las acciones militares bolivianas durante esta crisis.

Las autoridades también han atacado y acallado Radio Jiménez, que emite en lengua aymara desde un barrio pobre de La Paz, reportó Bolpress.

EL Knight Center for Journalism in the Americas informa que cinco periodistas de la televisora estatal renunciaron en protesta porque “el canal ha distorsionado la información sobre los hechos y el número de personas asesinadas”.

The Narco News Bulletin advierte a la embajada de Estados Unidos y al embajador David Greenlee que el gobierno de Estados Unidos, como una institución, y Greenlee, como individuo, serán personal e institucionalmente responsables por cualquier otro ataque contra nuestros periodistas que están reportando sobre los eventos en Bolivia. Como demostró el semanario Pulso, los operativos militares estadounidenses están ahora comandando a las fuerzas militares y de policía de Bolivia en un último intento por salvar al impopular y desgraciado régimen de Gonzalo Sánchez de Lozada. Por tanto, el ataque y detención ilegal del periodista Alex Contreras Baspineiro de ayer en su regreso a su nativa Bolivia de hacer cobertura en Venezuela, podría no haber ocurrido, a nuestro juicio, sin la ayuda, consentimiento y operaciones de inteligencia de la embajada estadounidense. Esté avisado, embajador, de que cualquier daño o represión futura contra Contreras, contra el jefe de la Oficina Andina de Narco News Luis Gómez, contra la corresponsal Andrea Arenas Alípaz (los últimos dos han estado también reportando para el diario mexicano La Jornada esta semana), o contra cualquier fuente o corresponsal, será considerado y tratado como un ataque directo a todos nosotros y peleado de acuerdo todo el tiempo que sea necesario para que se haga justicia.

Alguna información de esta nota apareció primero Bolpress.

Para un sumario en inglés sobre los eventos recientes en Bolivia haz click aquí.

Para actualizaciones frecuentes:

En inglés, haz click aquí

En español, haz click aquí

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America