<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 23, 2017 | Issue #33


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #32
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Más de 100 familias zapatistas retoman sus comunidades

Una caravana de la sociedad civil les acompañó para evitar la violencia


Por Alex Contreras Baspineiro
Jefe Sudamericano de Narco News

27 de abril 2004

ZINACANTÁN (CHIAPAS), 25 de abril de 2004: La mayoría de los rostros zapatistas están cubiertos y tras los pasamontañas o los payacates (panuelos rojos) sólo se pueden ver sus ojos: algunos dejan caer una lágrima, otros tienen la mirada fija y los más demuestran alegría: hoy, 101 familias indígenas que fueron expulsados por la fuerza el pasado 10 de abril, retornaron a sus comunidades de origen.


Niños, mujeres y hombres zapatistas retornan a sus comunidades.
Foto: Alex Contreras Baspineiro, D.R. 2004
Al promediar las 11.40 de la mañana, una caravana de más de mil personas y decenas de vehículos arribamos a Pasté (Municipio de Zinacantán); allí varios indígenas les esperaban a sus hermanos zapatistas con una flor y un abrazo para acompañarlos a las viviendas rústicas donde siempre vivieron.

Los primeros zapatistas que retornaron a sus viviendas fueron los de la comunidad Jechvó.

En la caravana participaron militantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) junto a una gran cantidad de personas organizada en la sociedad civil.

Como una muestra más de la “guerra de baja intensidad” un helicóptero de la Policía de Seguridad Pública, sobrevoló durante todo el recorrido de la caravana, mientras que agentes civiles denominados en esta región mexicana como “orejas” filmaban y fotografiaban a todos los que participamos de la movilización pacífica.

“Queremos decirles a los hermanos que no son zapatistas y pertenecen a diferentes partidos políticos que nosotros los zapatistas no queremos pelear contra nuestros hermanos indígenas del mismo pueblo y del mismo municipio. Nosotros no molestamos a nadie, no ofendemos a nadie sino que respetamos a todos sin distinción de organización, de partido o de religión, pero también queremos que nos respeten que respeten nuestra lucha y nuestra resistencia”, destacó un indígena insurgente leyendo un comunicado de la Junta de Buen Gobierno de Oventik.

Remarcó que los zapatista aunque sean echados de sus comunidades y tengan problemas con militantes de algunos partidos, del municipio o del mismo gobierno federal, seguirán creciendo en su organización autónoma.


Un niño y su madre en el municipio autónomo de Jechvó.
Foto: Alex Contreras Baspineiro, D.R. 2004
Durante toda la jornada, los cerca de 500 zapatistas de 101 familias retornaron a sus comunidades de origen: 19 familias son de Elambó Alto, 33 de Elambó Bajo, 14 de Apaz y 35 de Jechvó. Silenciosos y anónimos, organizados y en columnas bien formadas, retormaron sus comunidades.

El pasado 10 de abril, cuando las bases de apoyo zapatistas realizaban una movilización en la población de Pasté demandando sus derechos, como el abastecimiento de agua potable en la región, fueron emboscados por algunos caciques, policías y cientos de militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que controlan el Municipio de Zinacantán.

Ese fatídico día, 35 zapatistas resultaron heridos, algunos con disparos de arma de fuego y, el resto tuvo que huir hacia el monte; si embargo, en estos 15 días de sobrevivencia se organizaron, resistieron y volvieron a ocupar sus tierras de origen.

Apoyo de la sociedad civil

Hoy la caravana de apoyo a la resistencia zapatista inició su recorrido en las afueras de San Cristóbal de las Casas alrededor de las 9 de la mañana: periodistas de medios de comunicación nacionales e internacionales, activistas sociales, defensores de los derechos humanos, ecologistas, varios extranjeros y representantes del EZLN se unieron para acompañar a los refugiados.


En columnas bien organizadas los zapatistas retomaron sus tierras.
Foto: Alex Contreras Baspineiro, D.R. 2004
Una hora después, en el rancho Zacualpa, decenas de niños, mujeres, hombres y ancianos zapatistas que permanecían semiclandestinos en esa región fueron recogidos en varios vehículos para ser trasladados hasta sus comunidades de origen.

Los miembros de la Junta de Buen Gobierno de Oventik “Corazón céntrico de los Zapatistas delante del Mundo” fueron los encargados de toda la organización, la sociedad civil les apoyó en forma incondicional, pues, “hay que mandar obedeciendo”.

Al paso de la caravana, en cercanías de la carretera se apostó alguna gente indígena y también policías, todos en silencio.

Lola, una representante de la sociedad civil dijo que todas las acciones de las organizaciones e instituciones de apoyo al EZLN se realizan en base a las demandas indígenas para poder crear un espacio nacional e internacional en contra de la política neoliberal e imperialista.

En el comunicado “Chiapas la treceava estela” se reconoció que todo lo edificado hasta ahora en el territorio mexicano, no sólo ha sido fruto de las bases de apoyo zapatista sino también del trabajo de la sociedad civil.

La representante de una organización por la paz mundial aseguró que el puente trazado entre la sociedad civil y el EZLN tiene un doble carril por donde circulan las propuestas y las respuestas, es un viaje de ida y vuelta.

La sociedad civil mexicana creó una red de abajo hacia arriba: local, estatal, nacional e internacional que, según los mismos zapatistas, es reconocida.

En la caravana de hoy no sólo apoyaron con vehículos para trasladar a los zapatistas desplazados sino también que les proporcionaron comida, mucha agua, frazadas y medicamentos. Construyeron solidaridad.

Miles de desplazados

Aunque no se conoce con precisión cuantos zapatistas fueron desplazados en todo el Estado de Chiapas, se estima que son más de 10 mil.

La emboscada de Pasté es un abuso más de los muchos que deben sufrir los zapatistas que buscan una nueva vida; antes se produjeron enfrentamientos en las regiones de Tila, Sabanilla y Palenque del caracol Roberto Barrios “Nueva Sociedad que va a Producir” o en Ocosingo y Chilón del caracol Morelia “Torbellino de Nuevas Palabras”. En todas esas regiones, los zapatistas fueron víctimas de golpes, amenazas de desalojo, detenciones indebidas y destrucción de sus viviendas o sembradíos.

El pasado 21 de abril, cuando Narco News visitó la población de Pasté, un zapatista nos dijo que ya no se consideran “animalitos” y tampoco pertenecen ni comulgan con la ideología del PRD que controla el Municipio de Zinacantán, pero tampoco apoyan ni militan en otro partido sino sólo en el EZLN. Por eso sólo hecho tienen problemas.

Juan, un viejo zapatista de Elambó Alto, señaló hoy que aunque sufren permanentes abusos y atropellos a los derechos humanos, prefieren mantener su organización basados en la democracia, libertad y justicia para todos.

“Queremos construir una nueva sociedad”, nos dijo.

En estas poblaciones, los zapatistas aún son minoría, pero ya lograron construir una microclínica autónoma, así como una escuela con educación propia y la justicia se imparte en base a sus costumbres; la ley del gobierno no existe para ellos, sino que tienen sus propias normas de vida.

Roberto, uno de los representantes de la Junta de Buen Gobierno de Oventik, afirmó que los zapatistas que retornaron hoy a sus comunidades continuarán fortaleciendo los municipios autónomos en el Estado de Chiapas porque del gobierno municipal y federal sólo reciben promesas.

“El gobierno quiere seguir engañándonos y no tiene la voluntad de cumplir los acuerdos de San Andrés; por eso nosotros como zapatistas estamos para hacer cumplir lo que el pueblo manda obedeciendo”, aseveró...

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America