<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 13, 2017 | Issue #35


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #34
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

“Pacho” Cortés dejó la cárcel, tiene arresto domiciliario

Recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por su libertad plena


Por Alex Contreras Baspineiro
Jefe Sudamericano de Narco News

11 de enero 2005

COCHABAMBA (BOLIVIA).- El catalogado “peligroso narcoterrorista” colombiano Francisco “Pacho” Cortés acusado de alzamiento armado, espionaje, terrorismo y narcotráfico, tras permanecer exactamente 21 meses de injusta detención, ayer dejó la cárcel de San Pedro pero aún guarda detención domiciliaria.

El lunes 10 de enero, cerca del medio día, Cortés fue trasladado a una vivienda ubicada en Alto San Pedro (La Paz) donde debe cumplir el arresto domiciliario dispuesto por el Tribunal Quinto de Sentencia.

“He sido trasladado de una cárcel pública a una cárcel privada. Las primeras 24 horas de libertad condicionada han sido traumáticas porque debo permanecer día y noche con la custodia de dos efectivos policiales. No entiendo a esta justicia ni menos al gobierno boliviano que sólo cumple órdenes de la embajada norteamericana”, aseveró.

“Pacho” Cortés hoy en conversación telefónica con Narco News, dijo que la detención domiciliaria es también sinónimo de represión. La semana anterior Cortés dijo a Narco News que solo saldría de la cárcel con libertad sin condiciones, pero los últimos decisiones del tribunal ya hicieron que la detención domiciliaria sea su única opción real.

Ayer, el Tribunal Quinto de Sentencia determinó la libertad provisional de Cortés tras el pago de una fianza de 65 mil bolivianos (7.900 dólares), monto que fue aportado por organizaciones de derechos humanos en una campaña realizada a nivel nacional e internacional.

El colombiano debe permanecer bajo custodia policial –según la justicia boliviana- para evitar una posible fuga y hasta que concluya el juicio oral y público que podría comenzar el próximo mes.

El alquiler de la vivienda con un costo mensual de 180 dólares donde permanece Cortés es pagado por el Ministerio Público.

“Pacho” relató que tiene una nevera y una cocina nueva pero ningún alimento. “Pareciera que nos trajeron a esta nueva reclusión domiciliaria para que hagamos huelga de hambre porque no tenemos dinero ni qué comer”, remarcó.

Alerta temprana

El 10 de abril de 2003, el colombiano junto a los dirigentes cocaleros Claudio Ramírez y Carmelo Peñaranda y las menores de edad Betty Nina y Nelly Ramírez fueron detenidos en el operativo denominado “Alerta Temprana”.

En el operativo policial –más parecido a un show mediático- que estuvo manejado por la misma DEA norteamericana según reconoció una autoridad boliviana concretamente el Viceministro de Gobierno, se detuvo a los considerados “narcoterroristas”.

En 21 meses de reclusión, tanto en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro y el penal de San Pedro, el Ministerio Público a pesar de haber utilizado una serie de argucias jurídicas, no pudo comprobar contra Cortés ni el resto de los acusados ninguna de las acusaciones.

La defensa del colombiano recurrió al beneficio de libertad de acuerdo al Nuevo Código de Procedimiento Penal (NCPP) que dice que cualquier persona si no recibe sentencia en 18 meses de reclusión, puede gozar de libertad.

El 7 de diciembre la jueza Nancy Altuzarra determinó la libertad del colombiano bajo fianza de 100 mil bolivianos equivalentes a más de 12 mil dólares, residencia fija en La Paz y arraigo. Se apeló la determinación.

El pasado 24 de diciembre, organizaciones defensoras de los derechos humanos pagaron la fianza reducida de 65 mil bolivianos para que el colombiano pueda obtener su libertad provisional.

Corte interamericana

Al obtener la libertad provisional, porque no se encontró ninguna prueba, la defensa de nuevamente recurrió a un hábeas corpus demandando la libertad plena del colombiano y del resto de los acusados.

Cortés relató que ayer antes de abandonar la cárcel de San Pedro firmó una tarjeta donde escribió: “no estoy saliendo libre sino sólo soy trasladado de cárcel”.

“Ante esta nueva maniobra de la justicia y el gobierno boliviano, donde la embajada norteamericana es la que manda, no me queda otra alternativa que recurrir a instancias solidarias internacionales y sobre todo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque soy inocente de todos los cargos en mi contra y por eso demando mi libertad plena, pura y simple”, señaló.

El sólo hecho de que el “narcoterrorista” haya abandonado la cárcel de San Pedro ya es una derrota muy grande para el gobierno boliviano y la administración norteamericana en su falsa lucha contra el terrorismo y la guerra contra el narcotráfico.

“Pacho” dijo que a pesar que existen fuertes intereses para legalizar la invasión a nuestros pueblos, la penalización de nuestros derechos y la criminalización de los movimientos sociales, continuará en la lucha por obtener su libertad sin condiciones.

Está seguro que la solidaridad, la dignidad y la verdad… mueven montañas…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America