<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #38


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #37
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

¿Hacia una nueva Guerra del Miztón?

Carro bomba en Guadalajara


Por Quetzalcoatl G. Fontanot
Especial para The Narco News Bulletin

1 de septiembre 2005

México.– Jalisco es un territorio sumamente paradójico. Su capital, sede oficial del equipo de fútbol Chivas del Guadalajara y del estereotipo del machín, también es junto con Mérida la ciudad en que tiene lugar la más grande marcha del orgullo lésbico-gay en el país. En esta tierra, donde surgió el 15 de marzo de 1973 el grupo guerrillero Liga 23 de Septiembre y gobernó el general Marcelino García Barragán, Secretario de la Defensa en 1968 se tocan los extremos. En sus calles las mujeres aún pueden andar con ropa ligera pero –como en todo México— sufren una violencia soterrada en la intimidad, en sus propias casas. Hace un par de años –para muestra basta un botón— la clase política hizo naufragar una iniciativa civil de Ley contra la Violencia Familiar.

En los tiempos en que era territorio de la Nueva Galicia, Guadalajara fue asediada en la Guerra del Miztón –un intento de reconquista indigena— por Francisco Tenamaztle, principal de Nochistán (rumbos de Zacatecas) que luchaba contra el exterminio inmisericorde con que conquistaba territorios Cristobal de Oñate, a las ordenes de Nuño Beltrán de Guzmán. Ahí mero murió Pedro de Alvarado –sanguinario capitán al servicio de Cortés—, menos de un mes después de haber dicho que acabaría con esos “indios gatillos”, ante los cuales cayó malherido en una batalla, justamente contra Tenamaztle [1].

La represión como forma de gobierno

Hace dos años tuvo lugar un suceso que conmocionó a los jóvenes afectos a la música electrónica. Durante un rave en la zona de Tlajomulco, en el que participaban gran cantidad de jóvenes, irrumpió súbita y brutalmente la policia estatal. Con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico detuvo a una gran cantidad de jóvenes, de los que algunos acaso serían consumidores de tachas (anfetaminas), pero no delincuentes para justificar la violencia y crudeza del operativo. El Gobernador Francisco Ramírez Acuña declaró, para justificar la agresión, que no toleraría orgías y francachelas. Se le conoció como el tlajomulcazo y tuvo de bueno el haber generado una asociación civil que ahora organiza un rave cada año en el aniversario de aquella fecha.

El 26 de abril del año pasado, al término de un encuentro de fútbol entre el Atlas local y Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, hubo una refriega entre aficionados regiomontanos y la policía local. El caso trascendió a los medios. Al día siguiente el actual alcalde y aspirante a la Gubernatura de Jalisco Emilio González Marques declaraba a la prensa que con su acción al confrontar a la porra de Tigres, la Policía de Guadalajara había demostrado su preparación para la Cumbre ALCUE (América Latina y el Caribe-Unión Europea). González Marques dijo: “Estamos preparados para reaccionar en contingencias de esta naturaleza y mayores, pero esperemos que no se llegue a eso”. El periódico Público reportó 64 detenidos y 27 heridos. Sin duda estaban capacitados, después serían incluso premiados por sus excesos durante los días cercanos al 28 de Mayo, cuando la ciudad fue visitada por una gran cantidad de jefes de estado y altermundistas.

Esa noche los detenidos fueron más de 120 y sus derechos humanos fueron violados según han denunciado diversas organizaciones locales y nacionales, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y Amnistía Internacional. Las mujeres detenidas fueron obligadas a realizar sentadillas desnudas mientras recibían maltrato físico y emocional e incomunicación. Diversas fuentes señalan que los policías, sin embargo, tenían instrucciones precisas de no abusar sexualmente de ninguna globalifóbica. Solamente los madrearon. El Gobernador declararía ahora que era una conspiración chilanga. A la fecha hay 2 jóvenes presos a causa de esos acontecimientos. Más de 30 procesos siguen abiertos y a estas alturas muchos chavos huyeron a otros países para no tener que ir a firmar a Guadalajara cada semana.

Quien siembra vientos cosecha tempestades

El jueves 18 de Agosto la noticia fue doble. Por una parte la policía encontró en Zapopán, en el estacionamiento de la vieja Plaza del Sol, un auto blanco modelo Caribe que tenía dos días abandonado. En su interior había tres tanques de gasolina y un dispositivo para que con el calor acumulado en el interior del vehículo y la condensación del combustible se generara fuego y después una explosión. El único problema fue que… los días estuvieron nublados. Lo cierto es que, más allá de las limitaciones técnicas de quienes construyeron el artefacto, su intención era la de generar pánico, pues según Vanesa Robles de Público colocaron “una tarjeta de teléfono de móvil, que lucía espectacular, como las que se usan cuando los explosivos se detonan a control remoto”. La noticia, sin embargo, no tuvo mucha repercusión a nivel nacional.

En los titulares del noticiero televisivo de Carlos Loret de Mola se mencionó otra nota sobre un nuevo (¿uno más?) grupo guerrillero: el Ejército de Reconstrucción Regional. Al rastrear en la Internet información sobre dicha organización aparecen varios links a un comunicado que se titula muy frescamente “Tomamos las armas porque la democracia que se practica nos encabrona”.

El comunicado se refiere a la formación de un nuevo cuerpo guerrillero en la misma zona en la que se llevó a cabo hace más de 450 años la Guerra del Miztón de Tenamaztle. En él desconocen a los gobernadores de doce entidades (la zona noroccidental del país) y declaran la guerra al gobierno detallando algunas trapacerías en cada estado por parte de la clase política. Después afirman que “Si una minoría decide quien va a gobernar, preferimos que sea una minoría revolucionaria, solidaria y por el cambio, como la de nosotros”. Y advierten, sin mencionar a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, que si no se logra una nueva constitución nacional ellos elaboraran una para los estados en los que tienen presencia. La rúbrica es tan campechana como el título: “¡Viva Villa cabrones! Ejército de Reconstrucción Regional”.

Dicen que quien siembra vientos, cosecha tempestades y lo cierto es que la impunidad ha sido el sello de los gobiernos hasta hoy. Habrá que esperar la respuesta de los gobiernos federal y estatal. Ya el 2 de junio de 2004 el EPR emitió un comunicado en el que ofrecía una postura particularmente enterada acerca de la represión de unos días antes en Guadalajara y firmaba: COMITÉ ZONAL DEL PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO. COMITÉ MILITAR DE ZONA DEL EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO. PDPR-EPR. La nota que pasó desapercibida para los medios era que había un comando zonal en Guadalajara. Quien siembra vientos, cosecha tempestades. ¿Será este el preámbulo de una nueva Guerra del Miztón?

[1] Miguel León Portilla, Francisco Tenamaztle, primer guerrillero de América…,Editorial Diana, 2005.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America