<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 18, 2017 | Issue #41


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #40
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Los últimos, pero no en importancia: Estudiantes de la Universidad Nacional se unen a la Marcha de Atenco

Autoridades levantan obstáculos para mantener potenciales manifestantes dentro de la Ciudad de México


Por Amber Howard
El Otro periodismo con la Otra Campaña en la Cuidad de México

6 de mayo 2006

Tras el llamado a marchar a las 4:00 de la tarde hoy, 5 de mayo, de Chapingo a Texcoco en protesta a la violencia policíaca, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se reunieron a las 12:00 en la Rectoría de la Universidad. Su meta era crear un plan de acción de la mejor manera de llegar a Chapingo, una Universidad ubicada a aproximadamente 20 minutos del DF. Decidieron tomar autobuses públicos RTP. Los estudiantes abordaron tres autobuses pero sólo pudieron viajar 4 km. antes de que la policía los detuviera. La policía, que no quería que la gente llegara a la marcha, demandó que los estudiantes se bajaran de los autobuses y comenzaron a jalar a la gente para abajo por la fuerza. “Un grupo de nosotros tuvo que hacer un círculo alrededor de las puertas para asegurar que todos pudieran bajarse con seguridad” relata Darío, un estudiante de filosofía en la UNAM. “Si hubiéramos estado mal organizados, la policía hubiera arrestado a los que quedaban al último”.

Tras haber sido bajados de los autobuses sin aparente razón, los estudiantes seguían determinados de llegar a la marcha. Decidieron que el metro sería más seguro y procedieron a abordar la estación más cercana. A las 3 pm, estudiantes y otros que se dirigían hacia la marcha, alrededor de 200 en número, convinieron en la estación Sán Lázaro organizar a todo mundo y mantenerse unidos en la última parte de la jornada.

Ya sobre el metro yendo hacia a La Paz, se hizo obvio que aunque el metro era el medio más seguro, el gobierno no lo iba a hacer nada fácil. En cada estación, el tren se detenía un tiempo inusualmente largo, mucho más que el minuto acostumbrado para el subir y bajar de los pasajeros. Los intentos de descorazonar a los manifestantes y de hecho impedir que llegaran no tuvo éxito en bajar los ánimos. Aún cuando el tren paraba entre estaciones pos hasta 5 minutos, los estudiantes mantuvieron el buen humos, cantando “si tu ves a mi mamá, tu lo dices que hoy no me espere, que este movimiento no da un paso atrás…”. Algunos hasta hicieron burla de los trabajadores del metro que abordaban el tren. “No te da vergüenza ser informador del gobierno?” preguntó uno de los estudiantes, “Que le dices a tu familia cuando llegas a tu casa?”.

Pablo, otro estudiante que ha estado presente en varias reuniones de la Otra Campaña, explicó los motivos detrás de las acciones del gobierno ese día. “Quieren evitar que lleguemos a la marcha. Entre menos gente llegue, es mejor para ellos. Pero no nos pueden parar, vamos a llegar. Vamos a estar en solidaridad con la gente de Atenco.”

Finalmente el metro llegó a su última parada, La Paz, donde todos se bajaron. Subiendo por la escaleras hacia la salida, había varios policías, silenciosamente tomando fotos de la gente. Aunque no dijeron nada para agredir a nadie, su presencia se sentía: la gente se agachaba e intentaba cubrir sus caras para no ser capturados en foto. De ahí todo mundo subió en autobuses para llevarlos a Chapingo. Eran las 5 de la tarde. Aunque la marcha debía empezar a las 4 pm, llegaron noticias de que la marcha estaba esperando a este último contingente de estudiantes.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America