<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español September 30, 2014 | Issue #41


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #40
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Policías testifican que los golpes y arrestos arbitrarios en Atenco se cometieron por órdenes explícitas de arriba

Agentes se ponen en contra de sus jefes: la ciudadanía de Atenco echa a Televisa del pueblo frente a cuatro policías del estado


Por Al Giordano
El Otro periodismo con la Otra Campaña en México

6 de junio 2006

Dos reportes de la mañana de ayer en los medios mexicanos demuestran que el furor que se vive abajo – en respuesta a la brutalidad del gobierno y de los medios- continúa encendido contra los perpetradores de las atrocidades de Atenco, que actualmente sacuden la conciencia del mundo. A principios del mes pasado, fueron arrestados más de 200 ciudadanos. Muchos fueron golpeados y torturados y la mayoría de las 47 mujeres, que había entre los detenidos, fue abusada sexualmente. Los esfuerzos titánicos de los oficiales del gobierno federal, encabezado por el presidente Vicente Fox, y del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto – para rehusarse a cooperar, negar su responsabilidad por el crimen, y cometer nuevas violaciones de derechos humanos (con el fin de cubrir las que se llevaron a cabo durante los días tres y cuatro de mayo) – siguen revelándose a medida que los verdaderos hechos se desarrollan desde abajo.

La portada del diario más grande de México, El Universal, reportó ayer: “Al menos cincuenta” policías del Estado que participaron en la redada de San Salvador Atenco, el 4 de mayo, han testificado que la brutalidad a la incurrieron ese día, se llevó a cabo por órdenes de sus superiores.

Rogelio Cortés Cruz, director operativo de la Agencia de Seguridad del Estado, quien dirigió el asalto, ordenó, específicamente, que se ejerciera la brutalidad contra la población y se ingresara a las casas sin orden de registro para cometer los arrestos. Literalmente, ordenó a los agentes “romperles la madre” a los ciudadanos, “chínguenselos a todos” y hacer todo esto de forma indiscriminada. Los agentes declararon que recibieron esas mismas órdenes vía radio. Según el periódico, al menos cincuenta policías estatales han testificado estos hechos por escrito.

Los policías -que se encuentran bajo investigación por violaciones, torturas y otros actos de brutalidad cometidos en esos días- también señalaron que el subdirector operativo de la Agencia de Seguridad del Estado, Remedios Estrada Colín, reiteró las órdenes que venían de arriba.

“De acuerdo con información obtenida por El Universal, prácticamente 90% de los policías que son investigados por la Procuraduría de Justicia del Estado de México han coincidido en que ambos comandantes fueron “explícitos” en sus órdenes de golpear, reprender y detener a cualquier ciudadano que estuviera en tránsito, así como de allanar domicilios para “reportar buenos resultados a Wilfrido Robledo”.”

Robledo, comisario de la policía del estado, ha intentado justificar los llamados “excesos” por parte de sus hombres como actos aislados, llevados a cabo por unos pocos policías rasos. Él y su jefe, el gobernador Peña Nieto, han anunciado la “suspensión temporal de elementos policíacos para calmar los ánimos”. Su esfuerzo por entregar las cabezas de algunos chivos expiatorios, para escapar de su deuda con la justicia, es, de esta manera, contrariado ahora por el testimonio de sus propios agentes. Estas declaraciones, informa El Universal, fueron obtenidos por el procurador del Estado, quien ha solicitado el testimonio escrito por puño y letra de los policías estatales, para someterlo posteriormente a la prueba de polígrafo.

De esta manera, el esfuerzo inicial de la policía para cerrar filas y negar, en un frente unido, que ocurrieron las violaciones, ha generado el señalamiento entre sus miembros. Es así como, de acuerdo con el mensaje de La Otra Campaña zapatista, la contra-fuerza, incluso dentro de las fuerzas policiales, viene ahora desde abajo.

Atenco se enfrenta a Televisa

Si bien el sangriento asalto a la ciudad de Atenco y los correspondientes esfuerzos de los medios masivos por satanizar a sus habitantes -quienes, con sus machetes arriba, detuvieron allí la construcción de un aeropuerto internacional hace cuatro años- fueron un intento para silenciar el espíritu rebelde de la ciudad, parece que esta estrategia también ha fallado.

El propio sitio web de Televisa informó que el domingo “pobladores de San Salvador Atenco, Estado de México, agredieron y robaron a un equipo de Noticieros Televisa”. Y, además, asegura que lo hicieron frente a cuatro policías estatales que se encontraban en la entrada principal de Atenco. Esto no suena a una población, cuyo espíritu de lucha se hubiera dado por vencido

Según la versión de Televisa, tres de sus empleados – un camarógrafo, un “reportero” y su chofer- estaban estacionados sobre la carretera Texcoco- Lechería cuando escucharon el sonido de cohetes en Atenco, “por lo que decidieron acercarse a ver que ocurría”. Además, según el artículo publicado el sitio web:

En la entrada principal al poblado había una patrulla estatal de tránsito, número 07755, con cuatro oficiales afuera de ella.

El camarógrafo Antonio Peña empezó a grabar imágenes de la carretera y junto con el reportero subieron a un puente peatonal.

En dos minutos regresaron a su automóvil estacionado junto a la patrulla y el camarógrafo guardó la cámara en la parte trasera del vehículo.

Platicaron por un instante con los policías sobre la situación en el lugar y ya se disponían a retirarse, cuando se acercaron 30 personas a bordo de bicicletas y bici taxis, y comenzaron a insultarlos y amenazarlos, por lo que se subieron a su automóvil.

Ya con el vehículo encendido, uno de los agresores abrió la puerta del chofer para tratar de bajarlo, sin embargo Adolfo Camarena Ibarra, cerró la puerta y puso el seguro. Simultáneamente otra persona abrió la puerta trasera y le arrebato la cámara al camarógrafo.

Los agresores patearon el automóvil y las amenazas continuaban, tanto para el equipo de Noticieros Televisa, como para los cuatro policías estatales, que se subieron a la patrulla y se fueron del lugar, seguidos por el equipo de Noticieros Televisa.

Quizás los policías del Estado – luego de haber visto cómo sus propios jefes les han tendido una trampa para que tuvieran que cargar con toda la responsabilidad de los sucesos ocurridos hace un mes – lo estén pensando dos veces antes de arriesgarse en nombre de dos autoridades ilegítimas: el Estado y los Medios Masivos.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Lesen Sie diesen Artikel auf Deutsch

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America