<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #41


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #40
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Policía desata represión en contra de los maestros de Oaxaca

Se crece la demanda para destituir al gobernador Ulises Ruiz Ortiz


Por James Daria y Dul Santamaría
La Brigada Ricardo Flores Magón reportando para Narco News desde Oaxaca

14 de junio 2006

El esperado, pero no deseado, desalojo del plantón organizado por el Magisterio Democrático Oaxaqueño de la Sección 22 del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación), se realizó el día miércoles 14 de junio con un operativo iniciado a las 4:00 de la mañana por aproximadamente 2500 policías ministeriales que entraron al campamento de los maestros, con lujo de violencia y gas lacrimógeno entre otras armas para agredir a los manifestantes. Este operativo, según la Procuradora General de Justicia, Lizbeth Caña, se llevó a cabo amparado por ordenes de cateo en los edificios del Sindicato y del Hotel del Magisterio, y por ordenes de aprehensión en contra de dirigentes de la Sección 22, entre ellos, el Secretario General, Enrique Rueda Pacheco, quien al parecer sólo se encuentra libre hasta este momento. Para realizar estas órdenes de cateo, desalojaron no sólo a los maestros y organizaciones simpatizantes que se encontraban en el plantón, sino también a niños y a ancianos. A su paso, la policía dejo atrás una evidente destrucción, que se asemeja a la de una zona de guerra.


El Zócalo de Oaxaca
Photo: D.R. 2005 Narco News
Uno de los primeros actos de la fuerza pública fue tomar el Hotel del Magisterio y el edificio del sindicato, para capturar a los dirigentes y cortar la transmisión de Radio Plantón (cuatro periodistas de Radio Plantón están entre de los primeros detenidos: Arcelio Ruiz Villanueva, Ociel Martínez Martínez, Eduardo Castellanos Morales y Roberto Gazga). Según un encargado de esta emisora, él pudo escapar pero al parecer se encuentran adentro otros detenidos, incluyendo al secretario de escalafón y al velador del hotel. La Procuraduría dice tener 9 detenidos que se encontraron en este edificio, supuestamente, con varias armas de fuego y cartuchos de alto calibre. Pero para los maestros que se encontraban alrededor de este edificio, después de haberlo recuperado, esto no es más que una trampa de la policía.

Al amanecer se enfrentaron contra los manifestantes la Policía Preventiva del Estado, la Unidad Policial de Operaciones Especiales y la Policía Ministerial, para mantener el control del zócalo. La policía usaba gases lacrimógenos de diferentes tipos que eran lanzados con la mano, con proyectiles y por vía aérea, desde un helicóptero del gobierno estatal. Estos caían sin distinción alguna, como lo corroboró un reportero de Narco News que en tan solo una cuadra encontró por lo menos 35 cartuchos de gas, todos de fabricación Estadounidense. Los maestros portaban palos, machetes, piedras y algunos se pudieron proteger con los escudos y cascos que les arrebataron a sus agresores. Brigadas de maestros fueron designadas a auxiliar a la gente con agua, vinagre y Coca Cola, para contrarrestar los efectos del gas. Al contrario de lo que escuchamos en los medios de comunicación masivos, no observamos a ningún maestro portando armas de fuego ni bombas molotov.

La confrontación siguió hasta las 9:30 de la mañana cuando la policía se retiró y los maestros retomaron el zócalo, pero según la gente y los maestros, las fuerzas de seguridad se están replegando hacia el suroeste de la ciudad, esperando instrucciones. Por lo que se espera una nueva intromisión y, por consiguiente, una mayor oleada de violencia. También los maestros y organizaciones sociales se están reorganizando para reforzar el Plantón y unir fuerzas para revertir la represión. Una muestra de solidaridad es la que dan los estudiantes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, que después de interrumpida la transmisión de Radio Plantón, han decidido tomar la estación de la Universidad, llamada Radio Educación, para desde allí seguir informando. También están organizando otras marchas y movilizaciones que pueden ser acompañadas por maestros de otros estados que se están movilizando para llegar a Oaxaca.

Según el Secretario de Relaciones de la Sección 22, en una entrevista de Radio Educación, se sabe de tres muertos, entre ellos un niño quien habría muerto por asfixia al inhalar gas lacrimógeno, y de más de veinte heridos que se encuentran en diferentes hospitales de la ciudad. Hay reportes de varios desaparecidos.

Una semana antes, el día miércoles 7 de Junio de 2006, el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, fue simbólicamente enjuiciado, colgado y quemado por la Sección 22, organizaciones sociales y el pueblo en general. Esto fue después de una movilización multitudinaria para unir las voces de inconformidad de distintos sectores de la sociedad. En esta Mega marcha participaron los mas de 70 mil maestros de la región, algunas secciones de otros estados, asociaciones de padres de familia, alumnos, organizaciones sociales, indígenas, etc, haciendo un total de 250 mil personas, según estimó el Secretario General de la Sección 22, Enrique Rueda Pacheco, siendo una de las manifestaciones mas importantes de Oaxaca.

El tema principal fue el juicio político popular a Ulises Ruiz Ortiz, pero también se exigió apoyo para la calidad de la educación, becas, útiles y uniformes escolares, para las comunidades más alejadas y en extrema pobreza, así como aumento del salario.

Maestros en paro

La Sección 22 del Magisterio Democrático corresponde al estado de Oaxaca y tiene una larga lucha social y gremial de cerca de 26 años para defender y obtener mejoras en la educación y al salario. Parte de estas estrategias son paros laborales que se realizan cada año en la víspera de la renovación de sus contratos.

Este año el paro laboral ha durado más de lo normal por el incumplimiento del gobierno a su pliego petitorio, manteniendo a modo de presión hacia el gobernador del estado un Plantón indefinido en el zócalo de la ciudad – el cual abarca casi 40 cuadras- que se mantiene desde el 22 de mayo. Este es realizado por maestros de distintas lugares de Oaxaca que cada día realizan manifestaciones de desobediencia civil a través de la acción directa. Estas acciones incluyen cierres de casetas de cobro, el retiro de la propaganda electoral en toda la ciudad. con motivo de las elecciones del 2 de julio, entre otras, que se caracterizaron por su creatividad.

El viernes 2 de Junio Ulises Ruiz dio un ultimátum a los maestros para que regresaran a partir del lunes 5 de junio a sus labores, con amenazas como descontarles los días que siguieran faltando, levantar actas de abandono al trabajo y retirar una propuesta de 60 millones de pesos, ofrecidos para solucionar el problema.

De acuerdo con la voz del magisterio, Radio Plantón (que llevaba más de 13 días de transmisión in-interrumpida), los maestros decidieron mantener la huelga. Así que tuvieron que redoblar la vigilancia y poner en práctica otras técnicas de seguridad.

Esta vigilancia aumentó, ya que desde ese entonces se esperaba la intromisión violenta por parte de la policía del estado.

La mega marcha y el juico politico

Las posturas de rechazo y apoyo de la sociedad se contraponían. Así que, con la finalidad de desvanecer estas diferencias, el magisterio convocó a una marcha para unir las fuerzas populares y democráticas con el magisterio, para solicitar la destitución del actual gobernador. Inició a las 3:00 de la tarde, en el monumento a Juárez, y el último contingente llegó a las 8:20 de la noche a la Plaza de la Danza.

En esta marcha se manifestó también, la creatividad de la sociedad para manifestar su descontento, y no sólo a través de consignas, pues por todos los medios posibles realizaron mantas, muñecos, pancartas e, incluso, organizaron un funeral para el gobernador, etc. Además, muchos padres de familia, así como la sociedad en general – a diferencia de lo que propagan en los medios masivos de información -, desde balcones y al pie de la calle daban a los maestros increíbles muestras de apoyo.

Aunque también, del otro lado, la sociedad que no conoce las propuestas del Magisterio, o no está a favor de las mismas, se mostró irritada por la espera para llegar a sus casas o lugares de trabajo. Esto, gracias a la falta de información, ya que los medios masivos sobre todo del estado, promueven un choque entre la sociedad civil y los manifestantes, seguramente provocando disturbios para así poder aplicar fácilmente el “Estado de derecho”, como sucedió en Atenco.

En la Plaza de la Danza, completamente llena por más de 300 mil personas, se dio inicio el juicio político popular del Gobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien se encontraba representado por un muñeco de tela sentado en la parte frontal del templete, con billetes en todo su cuerpo, y que parecía estar ansioso porque terminara su juicio.

En este participaron miembros de la sociedad en general, sindicatos y un gran grupo de organizaciones sociales, como: el Frente Popular Revolucionario, el Comité de Defensa de los Derechos Indígenas-Xanica, el secretario general del sindicato de la Sección 22, Enrique Rueda Pacheco, el Frente Amplio de Lucha Popular, el Sindicato Único de Trabajadores del ayuntamiento Municipal de Santa Cruz, Xoxocotlán, defensores de Pedro Castillo Aragón (preso político), el Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo, la Frente de Sindicatos y Organizaciones Democráticas de Oaxaca, el Consejo indígena Popular Oaxaqueño, las Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca, el Frente Único Huautleco, las asociaciones de San Blas Atempa, la Red Internacional de Indígenas Oaxaqueños, el Sindicato de Salud, los vecinos de la calle de Crespo, de los barrios de Jalatlaco y del Fortín, entre otros.

El jurado de este acto lo integró el ex rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Felipe Martínez Soriano; el investigador Víctor Martines Vázquez; el integrante de la Promotora Nacional contra el Neoliberalismo, Omar Garibay Guerra; José Antonio Almazán, del Sindicato Mexicano de electricistas y Angélica Ayala, de la Red de Observadores de Derechos Humanos. De viva voz y con un gran descontento, estas organizaciones acusaron al gobernador de ilegítimo, pues manifestaron que el pueblo de Oaxaca no lo eligió y que fue impuesto como gobernante tras un controversial fraude electoral. También lo inculparon de diferentes delitos, a los que el secretario del jurado se encargo de dar lectura, mientras que la audiencia lanzaba más consignas al escuchar nuevamente cada acto ilícito que ha cometido Ruiz Ortiz. Asimismo lo encontraron culpable de daños irreparables al patrimonio de la humanidad; de asesinato de líderes sociales; del desvió de recursos financieros; de etnocidio; de violar los decretos de la ONU y de la UNESCO, como las garantías individuales; de auspiciar, cada vez más, la violencia en el estado, y de incapacidad para resolver conflictos por la vía política.

El veredicto fue: CULPABLE, por los delitos que voceros de organizaciones sociales, indígenas, civiles, de padres y de maestros, así como del Magisterio y de los sindicatos, unidos con la voz de la sociedad, expusieron uno a uno. El castigo para el culpable fue: “La destitución de su cargo, por no contar con la capacidad política para seguir gobernando el estado”. Este veredicto, por acuerdo del jurado, será enviado a la Cámara de Diputados para los efectos legales correspondientes.

Al termino del juicio, el muñeco de Ulises Ruiz que esperó pacientemente el dictamen fue colgado e incendiado mientras los maestros y la sociedad aplaudían y cantaban, felices por ver que la justicia del pueblo sirvió más que la justicia de los de arriba. Es muy importante recalcar que la respuesta violenta a este acto, por parte de Ulises Ruiz Ortiz, sucedió una semana después.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Legga questo articolo in italiano

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America