<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 23, 2017 | Issue #42


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #41
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La rebelión social de Oaxaca enfrenta nuevos retos mientras el movimiento entra en una nueva fase

Mientras los profesores deciden terminar el año escolar, el gobierno estatal intenta aprovecharse de las divisiones y el cansancio que existe entre las fuerzas populares


Por James Daria y Dul Santamaría
La Brigada Ricardo Flores Magón reportando para Narco News desde Oaxaca

9 de julio 2006

El espíritu de unidad que ha caracterizado al movimiento magisterial y popular en Oaxaca fue puesto a prueba el día de ayer, 6 de Junio, después de una serie de desacuerdos y malentendidos que fracturaron el espíritu de resistencia festiva que se mantenía en la ciudad

Mientras que el sindicato de maestros se encontraba en Asamblea Estatal del Magisterio, las organizaciones sociales y la gente común, quienes unen sus voces en La Asamblea Popular del Pueblo Oaxaqueño (APPO), se concentraron en el centro de la ciudad para ocupar el antiguo Palacio de Gobierno, que el gobernador Ulises Ruiz convirtió en museo, con el fin de instaurar allí un gobierno popular que pueda cumplir con las necesidades de los oaxaqueños. Este intento falló ya que la asamblea de los maestros fue muy larga y, cabe mencionar, no consultó a su base, llegando al acuerdo de replegarse. Las puertas del Palacio nunca fueron abiertas y la división comenzó a manifestarse cuando Enrique Rueda Pacheco, el líder magisterial, declaro que los maestros regresarían a clases el próximo lunes 11.

Cuando Enrique Rueda Pacheco leyó el acuerdo de la Asamblea Estatal frente a la multitud en el zócalo, que tuvo que esperar a que llegarán los maestros para abrir el Palacio de Gobierno, recibió el rechazo de la gente ante esta disolución, a través de gritos donde le decían: “VENDIDO”. A esto Rueda Pacheco mantuvo la posición de que solamente los maestros sindicalizados que tengan un contacto directo con los alumnos serán los que regresen a clases el próximo lunes, mientras que los administrativos así como las organizaciones sociales deberán continuar en el plantón y en pie de lucha. Explicó que el sindicato tiene el compromiso con la gente de reponer las horas perdidas para que los estudiantes cumplan los requisitos académicos para pasar al siguiente grado escolar, reafirmando, a la vez, el compromiso sindical de lucha. Las clases se impartirán hasta el 22 de julio y después de eso los maestros regresarán a la ciudad para reforzar el Plantón.

Esto no fue muy satisfactorio para muchas organizaciones que interpretaron esta decisión como un repliegue, tal y como lo mostró el movimiento de pequeñas marchas alrededor del Zócalo gritando “NO AL REPLIEGUE.” Algunas personas – en su mayoría ciudadanos o miembros de organizaciones sociales y políticas quienes se concentran alrededor de los maestros – manifestaron su desconfianza en el sindicato. Afirman que algunas fracciones del heterogéneo sindicato están con el Partido de la Revolución Democrática y que como este ganó las elecciones en el estado de Oaxaca, ya no ven necesidad de continuar con la lucha. Otros aseguran que el Sindicato está plagado de burócratas y no tiene en mente las necesidades de la gente, pues sólo se ocupa de luchar por los propios intereses de sus lideres sindicales y de llevar a cabo demandas gremiales. Ésta desconfianza en el sindicato de maestros no es nueva, pero mientras tanto las organizaciones sociales tienen un recurrente interés en mantener la alianza, ya que al parecer carecen de miembros y de influencia en el estado, a comparación del numeroso sindicato. La frágil unidad entre las fuerzas sindicales y populares se enredó, generando fractura y desorden, algo que aprovechó oportunamente el gobierno de Ulises Ruiz para romper el movimiento.

Esta mañana, el sindicato de maestros como respuesta a semejantes acusaciones, continúa con los bloqueos de importantes carreteras por toda la ciudad, y ha invitado a la sociedad en general a reforzar el plantón en su ausencia. En el bloqueo de la intersección de las calles de Periférico y Universidad cerca de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, estos reporteros tuvieron la oportunidad de hablar con un grupo de los maestros que organizaron del bloqueo. Según ellos, el sindicato de maestros no está dejando la lucha, pero está viendo que los alumnos necesitan cumplir con los requisitos académicos y que no deben dejar de lado su compromiso con la población. Dicen que la lucha es larga y que tan sólo la destitución de Ulises Ruiz llevará más de un año. Mientras el sentimiento entre los maestros y la población, hasta ahora, es no dar “Ni un paso atrás”, uno de ellos habló de la “madurez” y “experiencia” de los 26 años de la lucha magisterial y la necesidad de “dar un paso atrás para avanzar dos adelante”. También rechazó las acusaciones que acusan al sindicato de haber sido comprado por el PRD, y agregó que las fuerzas populares que forman parte del movimiento deben aprender a tener paciencia dentro de la lucha misma.

El gobierno mantiene una campaña de desinformación en los medios comerciales asegurando que hay negociación y que gracias a ella los maestros van a regresar a clases desistiendo en su lucha. A pesar de las mentiras del gobierno, Oaxaca sigue en pie, y el compromiso de destituir a Ulises Ruiz continúa firme, aunque no está claro que dirección tomará el movimiento. La única cosa en la que todos parecen estar de acuerdo es en la necesidad de unirse ante las tácticas del gobierno que buscan la dividir y debilitar el movimiento, aprovechándose del cansancio, la moral baja y los conflictos internos. Siendo así, el resultado de la lucha social en Oaxaca depende de la capacidad de la gente para unirse.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America