<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 12, 2017 | Issue #42


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #41
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El movimiento en Oaxaca enfrenta amenazas y tiros, mientras la Policía Federal Preventiva llega al estado

La Asamblea Popular bloquea edificios del gobierno municipal y repela otro ataque policiaco


Por Nancy Davies
Comentario desde Oaxaca

11 de agosto 2006

A las 10:00 AM del 7 de agosto se llevo a cabo un bloqueo del Palacio Municipal de Oaxaca. En nombre de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO), 500 maestros de Ocotlán organizaron un plantón en la recientemente “renovada” Plaza de la Danza, que queda al lado de la entrada del palacio municipal, el cual se encuentra en la ciudad capital del estado de Oaxaca. Ocotlán cuenta 1,000 personas en la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Educación.

Hasta el lunes pasado, en medio del esfuerzo de la APPO para bloquear totalmente todas las funciones del estado, no se había desarrollado ninguna acción contra el gobierno municipal. Aunque el presidente municipal Jesús Ángel Díaz Ortega genera mucha antipatía, ha sido llamado “Chuchubolas” por la gente y, generalmente, ha sido visto únicamente como un títere del gobernador Ulises Ruiz Ortiz (“URO”). Entonces, cuando se causaron daños a varios sitios de la ciudad con el fin de obtener fondos para su renovación – los cuales fueron luego desviados hacia la campaña fallida de Roberto Madrazo, la gente culpó inmediatamente a Ruiz y nunca mencionó al Chuchubolas.


Photos: D.R. 2006 Nancy Davies
Todos los esfuerzos se enfocaron en las funciones del gobierno de estado, las cuales fueron interrumpidas. Además, cuando los ciudadanos ven al “ex gobernador” con cualquier miembro de su gabinete intentando reunirse en un restaurante u hotel, se forma una multitud inmediatamente para bloquear las puertas de tales lugares.

Mientras el movimiento mantenía por décimo día el bloqueo de la Casa de Gobierno, el congreso del estado, y el Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca, así como la Secretaría de Finanzas, la Fiscalía, los tribunales penales, y otras instalaciones, 300 elementos de la Policía Federal Preventiva llegaron a la ciudad durante la noche del lunes.

Según mi propia cifra informal, 40 municipios y pueblos por todo el estado han decidido hacer cambios (lo suficientemente importantes como para ser mencionados en los periódicos y/o la radio), entre ellos, ocupar 20 palacios municipales. Siete de estos requirieron la ayuda física de los maestros de la Sección 22 del SNTE. Además, diecinueve municipios se han afiliado oficialmente a la APPO, lo cual quiere decir que enviarán gente a la capital para colaborar con la lucha.

El movimiento también ha capturado unos 60 autobuses y 18 vehículos oficiales, entre ellos dos patrullas policiacas. Rogelio Pensamiento Mesinas, miembro de la Coordinadora Provisional de la APPO, dijo que dieron prioridad a aquellos vehículos pertenecientes a brigadas móviles del gobierno, tales como las de Tránsito y las de la policía municipal y las de la Policía Preventiva. Todos los vehículos son blancos y altamente visibles. Aseguró que dejaron libres los camiones de bomberos y las ambulancias.

Explicó que los vehículos serán agrupados en el Centro Histórico o en los estacionamientos de los edificios públicos ocupados. El movimiento intentará dañar lo mínimo posible a los vehículos, “porque son de la gente cuyas impuestos los pagaron”. Dos pequeños Volkswagen se están usando ahora para impedir el acceso al zócalo.

La mañana del lunes, cuando tomaron lugar estos eventos, también se llevaron a cabo bloqueos de las carreteras, intermitentes o continuos según las determinaciones de cada municipio.

Así que siguieron con el próximo objetivo: seguir paralizando la región con ingobernabilidad al tomar el Palacio Municipal de Oaxaca. En medio de toda la confusión, pocas personas pudieron darse cuenta de lo que estaba sucediendo.

Dos días atrás, algunos agentes de la Policía Municipal de Oaxaca abandonaron su cuartel general y fueron hospedados en otro ubicado en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán (pueblo ahora en rebelión). Al parecer, allí supuestamente iban a encontrarse con el personal de la Policía Federal Preventiva (PFP).

En la mañana del lunes se transmitió la alerta roja. Tanto la emisora de los maestros (Radio Plantón, 96.8 FM) como la de los estudiantes (Radio Universidad, 1400 AM), salieron al aire para transmitir la alarma.

La noche anterior, el 6 de agosto, unos 300 elementos de la PFP habían llegado a Oaxaca. El lunes a las 10:00 AM, un ataque llevado a cabo por unos 30 policías que llegaron en 5 carros estilo pickup – algunos en ropa de civil – tomó lugar en Colombia Reforma, donde miembros de la APPO estaban bloqueando la oficina de la Secretaría de Finanzas.

Radio Universidad hizo cobertura mientras los policías disparaban balas y usaban gas lacrimógeno. La gente de la APPO respondió tanto con piedras como con palos y repeló a la policía. Varios miembros de la APPO salieron heridos, pero sólo una mujer recibió una herida de bala en la pierna. Es posible que dicha mujer recibiera el disparo de parte del Coordinador de Seguridad Pública, Aristeo López Martínez (quién también se desempeña como jefe de operaciones policiacas especiales). López Martínez portaba un rifle AR-15, según La Jornada. El periódico informó que cuando los miembros de APPO comenzaron a perseguir los policías, López Martínez dejó de disparar hacia el cielo y apuntó a los cuerpos. Las gente de la APPO se tiró al piso y todos los policías escaparon; López Martínez se fue en una moto negra BMW.

La mujer herida habló más tarde en la radio, así me imagino que no se lastimó gravemente. En el ataque, tres policías municipales fueron heridos en las cabezas por piedras y un maestro fue herido en la columna vertebral por un golpe fuerte.

No es legal que la policía se vista de civil, llegue en carros privado y ataque una protesta pacifica.

Y todo eso fue sólo en la mañana.

Durante todo el día sonaron alarmas, pero ninguna resultó ser por una agresión por parte de los 300 PFP. Sin embargo, se informó en la radio que un hombre identificado como Catarino Torres Pereda fue recogido por tres hombres en un camión y desapareció. Finalmente, después de mucho tiempo, durante el cual APPO presumía que estaba “desaparecido”, el secretario de protección civil reveló que Torres Pereda, director del Comité de Defensa Ciudadana (Codeci) había sido detenido en Tuxtepec, y estaba preso en la ciudad de Matías Romero antes de ser trasladado al estado de México. Su nombre se suma a la lista de presos políticos.

Cuando el ataque mañanero en el edificio de Finanzas interrumpió la transmisión, yo pasé por la Plaza de la Danza al lado de un vendedor ambulante que tenía una radio portátil y pude ver el plantón: lonas de azul y amarrillo colgadas con cuerdas desde puntas altas, para protegerse de la lluvia. Las mujeres se estaban sentando en la sombra y lo hombres en asientos de estadio relajándose. Mientras tanto, uno de ellos afilaba su machete. La entrada se encontraba bloqueada por maestros sentados en las nuevas aceras de cemento liso bajo una bandera de Ocotlán colgada en el edificio municipal. Me pareció que las armas principales de los maestros serían las sillas plásticas amarrillas que llegaban en ese mismo momento.

Ya cuando llegué a casa, varias versiones estaban siendo reportadas. Había informes que aseguraban que se respiraba calma, y luego venían más alarmas. Fue un día estilo montaña rusa, que culminó con ansiedad cuando la APPO transmitió un llamado para que llegara a la plaza toda la gente que fuera posible . Muchas personas llegaron a la ciudad desde varios puntos del valle central. A las 9:30 de la noche, Canal 9, la emisora de televisión estatal ocupada, presentó con sus nombres – y los respectivos pueblos de donde provenían – a 12 buenos hombres que representan la fuerza del pueblo; uno de ellos, por lo visto, tenía unos once años y el otro era un anciano.

Circulaban rumores de que el gran ataque empezaría a las 11:00 PM. López Martínez confirmó que los gobiernos estatal y municipal se estaban preparando para desalojar el plantón de la APPO del Centro Histórico. Eso ya debería haber sido una pista de que ninguna cosa así iba a pasar.

La mañana del 9 de septiembre – sin que ningún ataque haya tomado lugar – supimos que un hombre fue asesinado. Era profesor de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Fue identificado como Marcos García Tapia, de 35 años y pertenecía a la Facultad de Odontología. Los reportajes dicen que fue asesinado por dos hombres en moto, durante la noche, fuera del perímetro guardado del zócalo.

Bajé a la Plaza de la Danza, y desde ahí seguí al zócalo. Ambos lugares se encontraban en calma. Los campesinos recién llegados al zócalo venían armados con palos de madera y de hierro. Los acompañaban mujeres y niños.

Así, según yo ( como siempre, esta es una perspectiva subjetiva), lo que tenemos ahora es una guerra sucia de baja intensidad. Varias oportunidades para matar a la gente del movimiento no han sido aprovechadas. Creo que el plan es agotar a las personas con miedo y altos niveles de tensión, sumados a algunas muertes de las que no puede ser responsabilizado URO oficialmente. De hecho, hoy el gobierno desmintió que URO hubiera ordenado que la policía atacara al edificio de Finanzas. Puede negar que pidió la presencia de la PFP en la ciudad, o que esos policías hayan sido involucrados en los hechos, ya que parecen hacer mucho de su trabajo sucio vestidos de civil.

Pero el movimiento también es capaz de agotar a URO sicológicamente. La gente lo sigue por todos lados. Al estilo de una buena revolución, se burla de él y le dice cosas feas constantemente, así como a su ex secretario de protección civil, José Franco Vargas (que actualmente sigue desempeñándose en el mismo cargo de manera no oficial), al que llaman “Chuckie II” (por la película de horror estadounidense). Además, las personas más intransigentes para dejar de negar lo evidente, como dice Canal 9 constantemente, tienen que abrir los ojos. Dicha estación de televisión no sólo muestra cada marcha y hecho de represión, sino que transmite videos de otros actos de represión, incluyendo el de la masacre de Tlatelolco de 1968 en la Ciudad de México, y la opresión de los palestinos por los israelíes. Esto forma parte de un proyecto educativo que se transmite a través de la radio, la televisión, y en pantallas públicas en el zócalo. Todo el estado está involucrado en una guerra abierta, en la que el objetivo es sacar a los caciques del Partido Institucional Revolucionario que quedan, y establecer un orden social más justo.

Una política de mano dura a estas alturas implicaría invasión militar, un paralelo oaxaqueño con el militarizado estado vecino de Chiapas.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Lisez cet article en français
Legga questo articolo in italiano

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America