<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español October 20, 2017 | Issue #43


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #42
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Carta de Presas Políticas al Pueblo de Oaxaca en Lucha

“Nos han enseñado a unir todas las luchas”


Por Compañeras Gloria, Mariana, Norma, Suelen, Edith, Magdalena, Maria Luisa y Patricia
Chiconautla y Santiaguito, Estado de México

9 de noviembre 2006

Presas políticas de Chiconautla y Santiaguito, Estado de México a 1 de noviembre de 2006

MENSAJE AL PUEBLO HUMILDE Y DIGNO DE OAXACA:

Es decir a:
Los integrantes de la APPO
Los pueblos indios de Oaxaca
Las maestras y maestros de la Sección 22
La Otra Campaña en Oaxaca
Todo hombreo mujer que no pertenece a ninguna
organización pero que está ahí luchando
Todas y todos los presos políticos

Oaxaca de abajo y a la izquierda, es un honor dirigirnos a ustedes.

No podemos salir de la prisión y estar allá con ustedes que es donde quisiéramos estar en estos momentos. Por eso hacemos salir nuestra palabra, para decirles que nuestros corazones sí están allá con ustedes; que cada compañera o compañero torturado, encarcelado o asesinado nos duele y nos indigna.

El dolor, la dignidad y la rebeldía de ustedes suenan fuerte, no sólo en Oaxaca, también en el país y fuera de él. Aquí, detrás de los muros y las rejas escuchamos y hacemos nuestra su lucha.

Como parte del México de abajo y a la izquierda les decimos GRACIAS compañeras y compañeros por las grandes enseñanzas, por su ejemplo, no importa de qué organización sean o si no son de ninguna.

¿Qué hemos aprendido de ustedes? ¿Qué le dice su ejemplo a México? DIGNIDAD, REBELDÍA, AUTO-ORGANIZACIÓN, AUTONOMÍA; que hay que andar muchos pasos para vivirlas.

Nos han enseñado la DECISIÓN de luchar, a tener ánimo, a VENCER EL MIEDO cuando el Estado nos quiere paralizar con el terror.

Cuando aquí, en el Estado de México nos dolía e indignaba el ataque criminal de los gobiernos municipal, estatal y federal contra Atenco; cuando ocupaciones y bloqueos fueron criminalizados y en coro los de arriba festinaban la mano dura y la represión contra el movimiento social, Oaxaca nos enseña que cuando es todo un pueblo el que se levanta, nada puede detenerlo.

Nos han enseñado a UNIR todas las luchas. Un estado con un movimiento social dividido en varias organizaciones, con diversas luchas diseminadas por todo su territorio y separadas no sólo por la geografía, también por sus diferentes demandas, nos ha enseñado que las diferencias entre organizaciones de izquierda puede ser rebasada por un pueblo que se UNE y descubre su fuerza.

Ustedes nos han enseñado un camino que nace de las entrañas del México de abajo, un camino que ahora asoma en Oaxaca como un aviso que nos dice que antes de lo esperado habrá de crecer y abarcar no sólo un estado, ni dos, ni tres, sino al país; el camino de la INSURRECCIÓN POPULAR CIVIL Y PACÍFICA.

Cuando las policías municipal y estatal ya no pudieron actuar en la capital, cuando el gobernador ya no pudo despachar en ninguna parte del estado, cuando fue declarado persona non grata en su tierra natal, cuando ninguno de los quinientos municipios lo cobijó la noche del quince de septiembre, cuando las oficinas de gobierno y los medios de comunicación fueron ocupados por el movimiento, cuando en algunos municipios fueron tomados los palacios y las comandancias policiacas; quedó claro que el movimiento había tomado la magnitud de un estado en rebeldía, no los de arriba de ese estado, sino su pueblo que se rebelaba sin caer en la provocación y la violencia (la que venía, esa sí, de arriba y que finalmente llegó en uniforme de PFP y de policía militar).

Aprendieron y nos enseñaron OTRA FORMA DE HACER POLÍTICA. Esta No vino de la Oaxaca políticamente dividida, sino de la que vive en lo profundo de sus pueblos originarios. La política de abajo y desde abajo, la que no mira hacia arriba, a ningún partido ni candidato (aunque el PRD está queriendo montarse en este movimiento).

La política de abajo que no depende de ningún líder o salvador, que cuando las posturas de algunos dirigentes no iban con la del movimiento, fueron rotundamente rechazadas, obligándolos a MANDAR OBEDECIENDO.

La forma de hacer política desde abajo que demuestra que las vanguardias ni falta que hacen. La política de abajo que ejerce el AUTOGOBIERNO Y LA DEMOCRACIA DIRECTA.

En diversos puntos de México nace y se fortalece la AUTONOMÍA. Oaxaca también nos enseña el AUTOGOBIERNO, no lo suficiente fuerte y extenso para lograr un estado autónomo, pero sí manifestaciones claras de un camino que sí es posible: el de los municipios autónomos (no sólo los que así se declararon al calor de este movimiento, también los que han venido resistiendo y luchando desde hace varios años) y el del cuerpo de topiles que ofrece una alternativa autónoma a las policías corruptas y represivas de los gobiernos municipales y estatal.

El cuerpo de topiles y las guardias móviles evitaron asaltos y desmanes, dieron orden y seguridad a la ciudad tomada por sus habitantes durante cinco meses, contrastando con la PFP que en su primer día de estar en el zócalo lo llenó de excremento y orina.

Ustedes nos han enseñado que un pueblo tiene la CAPACIDAD DE DECIR NO, y que puede ejercerla; decir no a lo que viene de arriba y nos daña, impedir, de hecho, que nos lo impongan; como fue decirle fuera a Ulises Ruiz y en hechos no permitirle la entrada al estado, menos que pudiera gobernar; como fue decir no a las policías municipal y estatal en la ciudad, y en hechos, ya no pudo actuar; como fue decir no a la división del movimiento cuando gobernación emplazó y puso un ultimátum a los maestros y la base no se dividió.

Nos enseñaron la importancia de que el movimiento social construya SU PROPIA VOZ, SU PROPIO PENSAMIENTO, SU PROPIA OPINIÓN. Ustedes no se conformaron con decir que la TV estatal y las radios comerciales mentían, pusieron su propia radio en el plantón. Desde un inicio Ulises Ruiz vio el peligro para su dominio, vio que ahí estaba la columna vertebral del movimiento y mandó a su policía a destruir Radio Plantón.

Ustedes no dejaron el terreno de la PALABRA en manos de los de arriba y tomaron Radio Universidad y varias radiodifusoras comerciales y el canal 9 de televisión. Entonces temblaron en la Oaxaca de arriba, y temblaron en los pinos, y en Gobernación, en la casa de transición y en el ejército.

Algo los había rebasado que les impedía dominar el pensamiento y el corazón del pueblo de Oaxaca. Ahora era ese pueblo quien difundía su propia voz y creaba la OPINIÓN de los de abajo. La voz y el pensamiento de los de abajo llegaba así no sólo a un sector o grupo, llegó a todos los habitantes de la capital y del estado.

LA MUJER OAXAQUEÑA ROMPIÓ TODOS LOS ESQUEMAS y nos enseñó la fuerza de las mujeres. Ellas estuvieron en el plantón, en las ocupaciones, en las barricadas, pero donde de plano rompieron varios mitos que sojuzgan a la mujer fue en aquella espectacular toma del canal 9 de televisión y ellas, por sí mismas, empezaron a transmitir. Demostraron que la mujer tiene capacidad técnica, capacidad de decisión, capacidad intelectual y valentía.

Cuando ustedes las mujeres gritaron “nos quitaremos el mandil y tomaremos el fusil” lo que efectivamente hacían es quitarse el estereotipo que las manda a la cocina; y no tomaron el fusil sino algo mejor… su propio destino. ¿Quién puede decir ahora en la Oaxaca de abajo que la mujer “no puede”, que la mujer “a cocinar y lavar trastes”, que la mujer “al hogar”?

Ustedes nos enseñaron la AUTODEFENSA POPULAR, la que no significa utilizar las armas, la que no ataca sino que protege y defiende, la que dejó las barricadas evitando el enfrentamiento con la PFP, pero no huyó, sino que las volvió a colocar, la autodefensa no permitió el allanamiento de la Universidad, la autodefensa que sí utiliza piedras y artefactos caseros, pero sobre todo ORGANIZACIÓN, las guardias móviles que recorrían la ciudad y avisaba, a través de las radios tomadas, cualquier movimiento agresivo de los grupos de choque a la población, y ésta salía de sus casas y acudía a defender las antenas, las radios, las barricadas. Nos enseñaron que lo principal de la autodefensa recae en la organización, la comunicación y la disposición popular a responder. Así como en la capacidad de replegarse y protegerse cuando es necesario.

La Otra Campaña ha venido desnudando la crisis de la clase política, ahí estamos quienes nos negamos a aceptar el papel de simples espectadores, a quienes sólo se les permite votar cada seis años y guardar silencio si hay fraude. El movimiento de Oaxaca también dejó claro el cochinero que se llama clase política. Los muertos por los sicarios de Ulises Ruiz, los detenidos y torturados en Oaxaca, no fueron de ningún interés para los partidos.

Ellos hicieron sus cálculos políticos y decidieron que la solución al conflicto en Oaxaca podía esperar, podían perderse más vidas mientras ellos se dedicaban a repartirse las comisiones en la cámara de diputados. Ahora que el primero de diciembre se aproxima, el PRD hace un nuevo cálculo político, hay que montarse en el movimiento de Oaxaca para conseguir apoyo a la CND. Claro, eso no le impide al gobierno de la Ciudad de México lanzar los granaderos contra las movilizaciones de la Otra en apoyo a la APPO. ¡Se lo merecen por no apoyar a López Obrador!

La ecuación política del PRI es simple, si cae Ulises Ruiz, el siguiente es el Góber Precioso y otros gobernadores priístas. Así que todos a apoyar a Ulises Ruiz, pase lo que pase. Aunque la PFP tenga que permanecer en Oaxaca cinco años, aunque tengan que llenar las cárceles de presos políticos.

El cálculo del PAN es similar, pero proyectando el nivel estatal al federal. Si cae Ulises Ruiz, quien lleva apenas un año de gobierno gracias a un fraude electoral, ¿cuántos años de gobierno le pueden esperar a Felipe Calderón? Así que los senadores del PRI y PAN prefirieron dictaminar que aunque Ulises Ruiz no gobierna Oaxaca, no habría desaparición de poderes.

Está también el otro cálculo político del PRI y el PAN, si dejas que Ulises Ruiz caiga, dice el primero al segundo, nosotros le hacemos el desaire público a Calderón de no asistir a su toma de posición. Amenaza que no están dispuestos a cumplir pero que Calderón, que se sabe ilegítimo, teme.

Entonces Fox hizo una promesa, tal vez la única que cumplió en su sexenio: resolver el conflicto de Oaxaca como “resolvió” el de Chiapas y el de Atenco. Y lo hizo en 15 minutos: El CISEN está siguiendo cada paso del movimiento social, no sólo Oaxaqueño, sino de todo el país. Se puso en marcha el plan DN-II, o sea el plan contrainsurgente de la SEDENA, para el cual el movimiento social civil y pacífico es guerrilla y por tanto el enemigo a vencer. Y claro, mandó la PFP a Oaxaca a imponer el “Estado de Derecho”, el resultado.

Todo presente tiene una historia y la de Oaxaca es larga. Gracias compañeras y compañeros por estas grandes enseñanzas.

Podrá decirse que no es un movimiento perfecto, que hay errores y eso puede ser cierto, pero incuestionablemente se trata de un movimiento popular que rebasó el ámbito estatal y ha puesto en jaque al gobierno federal y a toda la clase política.

Pase lo que pase a partir de ahora, el verdadero resultado del movimiento oaxaqueño se verá en unos años más, y no sólo en Oaxaca. Es una semilla sembrada ya en tierra fértil.

No nos quedamos con el terror que con sangre y tortura nos quisieron imponer, no nos quedamos con el silencio que con prisión nos quisieron imponer. Nos quedamos con las grandes enseñanzas de ustedes.

Esa es la mejor forma de apoyarlas y apoyarlos que está a nuestro alcance.

Nuestro corazón, ojos y oídos en Oaxaca.

Gloria Arenas Agis
Reclusorio de Santa María Chiconautla Ecatepec

Mariana Selvas Gómez
Norma Jiménez Osorio
Suelen Cuevas Jaramillo
Edith Rosales Gutiérrez
Magdalena García Durán
Maria Luisa López Morán
Patricia Romero Hernández
Reclusorio de Santiaguito, Almoloya de Juárez

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Lisez cet article en français

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America