<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 18, 2017 | Issue #43


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #42
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Río Verde, Linares: ¿otro Atenco?

En el ejido de Río Verde, Nuevo León, patrullas de policía respaldadas por funcionarios y caciques locales “tomaron 405 hectáreas a la malagueña”


Por Murielle Coppin
El Otro Periodismo con la Otra Campaña en Nuevo León

20 de noviembre 2006

Los gritos “viva El Sup” acaloraron la bienvenida de unos cien campesinos al Delegado Zero (Subcomandante Marcos del EZLN, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional) y la caravana en el ejido Río Verde, municipio de Linares, en el estado de Nuevo León. Los ejidatarios viven a diario el complot entre el presidente municipal, los caciques locales y el capital extranjero queriendo despojar las tierras de campesinos en vistas de la construcción de una aeropista. El maestro José Luís Díaz García llamó al público de “convivir las experiencias del campo” en este “día histórico para Linares.”


Foto: D.R. 2006 Anna Mauri
En una entrevista después de la reunión, José Luís, dio los detalles del conflicto y evocó con orgullo patriótico los grandes heroes de la Revolución Mexicana: “después de muchas luchas, Francisco Villa del norte y Emiliano Zapata del sur quitaron las tierras a los caciques y hacendados. En 1933 un decreto presidencial repartió a nivel nacional las tierras a los ejidatarios. En 1992 el gobierno municipal con un grupo de ricos, burócratas y caciques compró 405 hectáreas a 10 centavos el metro cuadrado para construir un aeropuerto. Pero una cláusula clara decía que si en cinco años no se ponía la primera piedra para la aeropista el terreno iba a regresar al patrimonio ejidatal.”

Diez años más tarde, aparecieron Fernando Adame Doria y Francisco Macías, autoridades municipales, y el cacique regional Juan Francisco Livas Cantú con la intención de recuperar los 405 hectáreas. Engañan a los campesinos diciendo que los terrenos no valen nada y proponen 10.000 pesos. Unos 15 ejidatarios aceptaron la oferta por necesidad. Entre ellos Paula: “Nos convencen muy fácilmente, como mi mamá, estaba enferma y agarró por necesidad, No oye bien y no sabe leer, qué sabe que firma. Nunca más vamos a recuperar el dinero.

“Fueron varias veces a insistir.” Otra mujer afirmó: “A mí, me quitaron el papel cuando mi esposo andaba fuera trabajando.” Otra compañera gritó: “Quisiera ver presente el comisionario, va a ofrecer 10.000 pesos para los papeles.” Varias mujeres la respondieron riéndose: “lo quitamos de la casa”. “No está” respondió un señor “Ya fue pa´l otro lado, anda por el monte, contento con el dinero que le dio el presidente.”

El presidente dejó el ejido 5 días antes de que llegara Marcos. Hubo rumores de que iba a correr sangre, que iban a caer unos tres o cuatro muertos y que era mejor quedarse en casa.


Foto: D.R. 2006 Martina Morazzi
Hace unos días, el 8 de noviembre, unas veinte patrullas de policías tomaron “a la malagueña” un predio de 405 hectáreas encerrando un hato de Ganado. Guadalupe Luna se preguntó: “Están abusando de nosotros, un papel que nos dio (expresidente Ernesto) Zedillo y el último (Vicente) Fox, dicen que no son válidos. Pero si el ganado no puede beber y muere, ¿quién va a ser responsable?” José Luís afirmó: “No pueden quitar las tierras de la reforma agraria, lo peleamos en Monterrey y México, en 2002 logramos los 86 títulos.”

No obstante, las autoridades locales y caciques huelen dinero. El suelo en que quieren construir la aeropista está rico en uranio y petróleo. Además, el ejido está a sólo 130 kilómetros de Monterrey, gran ciudad industrial en plena expansión, que cuenta con gran número de corporaciones internacionales – sobre todo norteamericanos. “Imagínense” dijo José Luís “si van a construir esta aeropista, van a haber más fábricas contaminadoras, aquí encuentran obra de mano barato y calificado.”

Denunció luego el impacto del Tratado de Libre Comercio: “(el tratado) no nos permite vender nuestros productos, la naranja se echa a perder, el precio viene de allá, todo vienen de allá, 200 pesos la tonelada.” Continuó: ““Lo que Salinas hizo con el artículo 27 ha sido un vil desastre en toda la república. Se acabaron los créditos, los tractores, los ejidos….los proyectos Alianza para el Campo y Procampo es para los caciques, no alcanzamos con tantos requisitos que necesitan.”

Marcos afirmó a los ejidatarios que están en su pleno derecho y invitó a Televisa (junto con TVAzteca la emisora más importante de México) que filmen “este papel (título) que vale mucho más que 10.000 pesos” “Este papel quiere decir que desde el 8 de noviembre hasta hoy están violando la ley. Los pueden acusar de invasores.” Se refirió a la situación de los campesinos en Chiapas: “En los pueblos indios, la tierra es comunal, es mucho peor, allá no llegaba lo ejidatal, no hay medios legales. Ni hablan español, no teníamos nada más que las armas.” Las palabras del Sup animaron a don Fidel de tal manera que llamó a sus compañeros viajar al día siguiente a Monterrey para resolver el asunto del ganado.


Foto: D.R. 2006 Anna Mauri
Finalmente José Luís refirió a la tragedia de Valle de Reyes, un proyecto de construcción en el municipio de Santa Catarina, aprobado el 28 de octubre en tan sólo 12 minutos y en presencia del alcalde interino Ramiro Ayala. La alcaldesa original, Irma Adriana Garza, dejó su cargo cinco días antes de finalizar su gestión. Las tierras de los campesinos se vendieron a 10 centavos el metro cuadrado bajo pretexto que no valían por estar muy contaminadas. El proyecto pretende construir un asentamiento de ricos con campos de golf y entre 5 y 9 mil residencias. Todo eso, unos 2.394 hectáreas en medio de La Huasteca, un parque nacional reconocido por el UNESCO, los pulmones naturales de la región que provee la tercera parte de Monterrey de agua potable.

El impacto ecológico será enorme por la falta de coexistencia entre una nueva población de 20-30 mil habitantes y unas 73 especies en peligro de extinción. El gobernador Natividad González Parás dice que no es un asunto del estado sino del municipio. Sin embargo, su hermano, es uno de los inversionistas, junto con otros (ex)funcionarios y familiares de políticos. El alcalde actual, Dionisio Herrera, congeló provisionalmente el proyecto. No obstante, los activistas de medio ambiente quieren que se desaga para siempre el destructivo plan Valle de Reyes, pero la lucha contra los constructores y sus aliados armados con una inversión de 500 millones de dólares está bien dura.

Un prado abierto en medio de un parque natural sirvió de escenario y acústica para un programa alternando música y discursos. Las grandes rocas milenarias, lugar sagrado para los Huicholes, nos miraron con angustia e invitaron a todos los presentes seguir luchando para la preservación de esta maravilla de la naturaleza. Un poco más lejos escuchamos el grito de auxilios del río – en gran parte hundido por el betún- intentando lavarnos los sesos.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Lisez cet article en français
Lees dit artikel in het Nederlands

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America