<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #60


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #59
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Radio Globo y el Canal 36 anuncian el regreso del Presidente Zelaya

El presidente golpista Micheletti finalmente acepta que tienen razón


Por Belén Fernández
Especial para The Narco News Bulletin

22 de septiembre 2009

TEGUCIGALPA, HONDURAS, 21 de SEPTIEMBRE de 2009: Ayer por la mañana en la cabina de transmisión de Radio Globo, los periodistas Gustavo Blanco, Eduardo Maldonado y Rony Martínez se turnaron en los micrófonos para anunciar el regreso repentino del presidente de Honduras, Mel Zelaya, a Tegucigalpa luego de 86 días del golpe militar que lo derrocó. Mientras anunciaban la noticia, los tres extraían información de Internet, de la televisión, y de sus respectivos teléfonos celulares, manteniendo comunicación contínua a través de gestos con las manos con una docena de empleados de la estación de radio.


El periodista de Radio Globo, Eduardo Maldonado.
La táctica principal de la cobertura de la noticia de la mañana fué la repetición constante, los tres periodistas hacían hincapié en que la llegada de Zelaya había sido confirmada por una variedad de entidades, que incluían al Departamento de Estado de los E.E.U.U., al Presidente de Guatemala, y a Hugo Chávez—del que, además, informó que Zelaya había viajado cruzando montañas y ríos por dos días para poder llegar a Honduras, luego de probar que los métodos más tradicionales resultaban insuficientes. Otras tácticas empleadas por los periodistas de Radio Globo incluyeron el “informe de úúúúúúúúúltima hora” y el “flash informativo,” dos caracterizaciones de noticias de última hora. En la última de ellas se introducía una grabación que repetía “Flash. Flash. Flash” que causaba un animado murmullo dentro de la sala de redacción. La repetición del arribo de Zelaya era necesaria por una serie de razones, por nombrar una, Radio Globo era una de las pocas estaciones que informaba lo que estaba sucediendo y que había sido negado por el presidente golpista Roberto Micheletti.

Por casualidad, ya había planeado una visita a Radio Globo ayer. Ésto con la intención de documentar el papel de los noticieros y estaciones de radio habladas de Tegucigalpa en la resistencia al golpe de Estado. Con 14 filiales en todo el país, el poder de movilización de la estación fue rápidamente reconocido por el régimen golpista, que intentó cerrarla tres veces este verano. Cruzando la puerta del hotel, camino a la estación de radio, el propietario del mismo me informó que mi amigo había regresado a Honduras; confundida le pregunté a que amigo se refería, y rápidamente cambio al Canal 36, la única estación de televisión antigolpista, que en ese momento mostraba una fotografía con el rostro de Zelaya.

En un taxi colectivo hacia la avenida Francisco Morazán, donde se ubica Radio Globo, una pasajera de edad avanzada se burló de que el regreso de Zelaya era solo un rumor inventado por los medios antigolpistas para incitar a las masas. El taxista coincidió con ella y se refirió a Zelaya como “El Bigote,” no obstante, aprovechó el intercambiar consignas en favor de Zelaya y señales de apoyo con vehículos que apoyan la resistencia para obtener favores con relación al tráfico. Posteriormente se mostró hábil para incitar a las masas cuándo vió a un peatón muy parecido al presidente golpista y le gritó, “¡Ey, Micheletti!”

La pasajera anciana cambió ligeramente su análisis de la situación cuando vió que la oficina de las Naciones Unidas en Tegucigalpa, donde en un principio se informó que Zelaya se encontraba, estaba bloqueada por vehículos militares. La mujer admitió que semejante demostración no pudo haber sido incitada por los medios de comunicación antigolpistas, ya que, éstos no tenían el control sobre los militares; posteriormente, la mujer expresó descontento frente a la pregunta retórica del taxista sobre quién tenía el control sobre los militares en este punto; el hecho de que los medios antigolpistas hayan informado la verdad no altera, mientras tanto, la convicción de exasperante naturaleza de la mujer.


21 de septiembre de 2009: Los hondureños celebran en las calles el regreso de su elegido presidente.
D.R. 2009 Krastune, Chiapas Indymedia
Una perspectiva distinta prevalecía en Radio Globo, donde Eduardo Maldonado en el micrófono hacía hincapié en que el regreso de Zelaya se hacía con aras a la reconcialiación nacional y a la paz, y a que el baño de sangre o cualquier otra confrontación eran indeseables. En cuanto a los partidarios de la resistencia en camino a la capital desde todas partes de Honduras, Maldonado declaró que no diría que no vinieran, sino que los instaría a que lo hicieran con prudencia y tranquilidad. Gustavo Blanco siguió con una convocatoria a la tolerancia y propuso que la situación actual no tenía que ser vista en términos de ganadores y perdedores.

El llamado de Radio Globo para tener un poco de orden en medio del caos desacata las acusaciones de terrorismo mediático que el régimen golpista ha utilizado para atacar a sus periodistas. Tales acusaciones no toman en cuenta las distintas definiciones de terrorismo mediático que pueden ser interpretadas, tales como la violencia perpretada por soldados hondureños en contra del personal de Radio Globo el día del golpe de Estado, o cuando los militares vertieron ácido sobre los transmisores de Radio Globo y del Canal 36. Ayer, para protegerse contra nuevos ataques, Radio Globo mantenía en estrecha vigilancia sus instalaciones, especialmente la puerta de la cabina, además de pedir que un contingente de miembros de la resistencia se reuniera fuera del edificio como elemento de disuasión. La vigilancia de las instalaciones del Canal 36 consistió en una amable negativa de permitirme la entrada la tarde de ayer, debido a la reiterada recepción de amenazas de muerte.

En las afueras del edificio hablé con un camarógrafo del Canal 36 que se encontraba filmando a un helicóptero militar mientras volaba en círculos sobre las colinas de Tegucigalpa, y quién me afirmó que lo que dice Micheletti frente a la situación actual son “puras mentiras”. Ese día, Rony Martínez ya había aludido en Radio Globo la naturaleza falsa del presidente golpista, donde observó la sonrisa falsa de Micheletti luego del regreso de Zelaya, y dijo que ésa era la primera vez que veía al presidente golpista tan incómodo. El malestar de Micheletti pudo haber sido uno de los factores que contribuyeron a la declaración del toque de queda que se extiende desde las 4 p.m. de ayer a las 6 p.m. de hoy—un total de 26 horas hasta el momento—y, a pesar de que intentó ocultar el malestar, ayer por la noche admitió en un discurso que Zelaya había regresado a Honduras pero negó que su presencia en el país indicara algún tipo de cambio en la realidad hondureña.

El discurso de Micheletti careció de cualquier preámbulo tipo “Flash Informativo”, pero si incluyó una repetición áspera del “Viva Honduras,” y de un alegato de no saber porque Zelaya estaba en el país. Determinando por fin que Zelaya estaba en el país, el siguiente paso de Micheletti puede ser el averiguar el por qué está aquí, para que así los ciudadanos a los que se les prohíbe salir de sus hogares no tengan que depender de los medios de comunicación a los que trata callar.


Traddución de inglés por Fernando Leon

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America