<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 13, 2017 | Issue #63


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #62
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Frustrados por las mentiras del gobierno los electricistas mexicanos declaran acciones no reconocidas por la dirección sindical

Dos trabajadores son detenidos y luego liberados por movilizaciones de la Otra Campaña


Por Kristin Bricker
Especial para The Narco News Bulletin

14 de enero 2010

Siguiendo la órden ejecutiva del presidente Felipe Calderón de cerrar la compañia paraestatal Luz y Fuerza del Centro y dejar a sus 44,000 trabajadores sin empleo, la otra empresa paraestatal Comsión Federal de Electricidad (CFE) comenzó a sacar el equipo de las instalaciones de Luz y Fuerza. Cuando Calderón cerró Luz y Fuerza, puso su infraestructura y territorio bajo control de la CFE. Sin embargo, los antiguos trabajadores de Luz y Fuerza, quienes consideran que su despido repentino es ilegal e inmoral y quienes continúan luchando por su empelo, se escandalizaron por que la CFE estaba “saqueando” el costoso equipo de su antiguo lugar de trabajo. Los trabajadores instalaron barricadas de protesta frente a sus antiguos lugares de trabajo, con el fin de bloquear a los camiones de la CFE que transportan el equipo. Los representantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) visitaron las barricadas e informaron a los trabajadores que estaban llevando a cabo protestas no consensuadas, solicitándoles que removieran las barricadas. Los trabajadores de diversas barricadas se negaron a aceptar la petición del sindicato, y el sindicato se negó a reconocer y apoyar las barricadas no oficiales.

Una de esas barricadas es la localizada en Lechería. El 7 de diciembre los antiguos trabajadores de Luz y Fuerza instalaron dicha barricada cuando una caravana de camiones de la CFE trató de sacar una turbina de la planta de energía. La barricada cortó el acceso a la planta de energía para evitar que los trabajadores de la CFE, los contratistas y los policías que los acompañaban sacaran más equipo. Entre cinco y veinte trabajadores forman la barricada.

Los trabajadores de la barricada de Lechería reportan un contínuo acoso de la Policía Federal. El 15 de diciembre fue la primera ocasión en que la fuertemente armada Policía Federal hizo presencia en el lugar, supuestamente para “intimidar” a los trabajadores de las barricadas. Se informa que la noche del 7 de enero, aproximadamente 30 policías federales llegaron al lugar para disolver la barricada. La policía quitó los materiales que bloqueaban la entrada y abrió las puertas de entrada a la planta. De acuerdo con los trabajadores, los policías se llevaron una turbina, cuatro propulsores, y una camioneta pick up llena de herramientas y repuestos. Luego de eso, la Policía Federal entró al plantón localizado en las cercanías de la barricada robando una computadora personal propiedad de los trabajadores. Raúl Navarrete, antiguo trabajador de Luz y Fuerza que forma parte de la barricada, dijo a Narco News que la computadora contenía videos, fotografías y textos que documentaban las acciones de protesta de los trabajadores desde que estas comenzaron. Al momento de la publicación la policía se rehusaba a entregar la computadora.

Vale la pena resaltar que la Policía Federal recibe entrenamiento y equipo de los Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida bajo los auspicios del combate al narcotráfico.

La situación de la barricada de Lechería empeoró el 8 de enero. Ese día, un hombre en un camión llegó al plantón y supuestamente ofreció su ayuda a los trabajadores para reinstalar la barricada al depositar grava frente a la planta. Antes de que el trabajador pudiera tirar la grava, la Policía Federal lo arrestó junto con los trabajadores Enrique Mejía García y Sergio David Rodríguez Martínez. Ambos trabajadores son adherentes de la Otra Campaña zapatista y participaban en el plantón.

Los dos trabajadores fueron acusados de presunto sabotaje. Los abogados de los hombres dijeron que el gobierno no tenía base para las acusaciones porque los presuntos delitos no fueron cometidos.

El delito de sabotaje es un delito serio y no alcanza fianza.

Debido a que dos de los detenidos son adherentes de la Otra Campaña, otros compañeros adherentes se movilizaron en la Ciudad de México y se unieron a los trabajadores de Luz y Fuerza fuera de la cárcel donde los hombres permanecían. Los plantones de protesta frente a la prisión—en donde participaban 50 personas—fueron eficaces. El gobierno retiró los cargos y los liberó la noche del 13 de enero.

Se informa que los hombres alcanzaron la libertad sin ningún tipo de condición o negociación. Estas son buenas noticias para sus antiguos compañeros de trabajo, quienes ya se reunen para discutir las próximas acciones no reconocidas por el sindicato.

Narco News habló con el antiguo trabajador de Luz y Fuerza, Raúl Navarrete, sobre su experiencia en la barricada situada afuera de la planta de energía de Lechería.

Narco News: ¿Cuál era tu cargo en Luz y Fuerza?

Navarrete: Era operador Clase A de la planta de energía de Iztapalapa [suroriente de la Ciudad de México].

Narco News: ¿Cómo surgió la barricada?

Navarrete: Esta barricada fue organizada por trabajadores de Lechería. Ellos decidieron venir y plantarse en protesta el 7 de diciembre. Tomaron la decisión cuando la CFE y la Policía Federal comenzó a saquear el equipo del taller de reparaciones en la planta de Lechería. [Los antiguos trabajadores] vinieron a pesar de que el SME nunca les ofreció su apoyo. Así que los trabajadores, que son miembros del SME, se juntaron y formaron un plantón de protesta. Más compañeros que también trabajaban en la planta de Lechería comenzaron a llegar. Y así es como se comenzaron a organizar.

Después, compañeros de la planta [termoeléctrica] J. Luque hicieron un campamento frente a esa planta y compañeros trabajadores del sindicato también salieron a apoyarlos. En J. Luque hay una bodega con cables y transformadores. Ellos también se preocuparon e iniciaron un campamento de protesta.

Hay también campamentos en Tacuba, Necaxa, Pachuca, Toluca y Cuernavaca. Compañeros de nuestro campamento visitaron a los otros para ver como iban y para compartir experiencias.

Narco News: ¿Por qué se llevaban el equipo los de la CFE y la Policía Federal?

Navarrete: No lo sabemos. Lo que más se estaban llevando eran las turbinas, que son usadas para generar electricidad. Esto nos preocupaba porque si volvíamos al trabajo, no tendríamos equipo para trabajar. El taller es para reparar las turbinas que valen millones de dólares. Si se las llevan, no tendríamos con que trabajar.

Narco News: ¿Y el plantón de protesta no recibió apoyo del SME?

Navarrete: No. Cuando los trabajadores instalaron el campamento, los representantes del local del SME de Lechería salieron para decirles que lo quitaran. Les dijeron que no podían estar ahí. Los trabajadores no les prestaron atención y se quedaron para que no se pudiera sacar más equipo.

Narco News: ¿Cuáles son las demandas del plantón?

Navarrete: El fin del saqueo de las instalaciones [de Luz y Fuerza].

Narco News: ¿Cuántos trabajadores del campamento de protesta de Lechería son adherentes de la Otra Campaña?

Navarrete: Dos—Sergio y Enrique. Ambos están en la cárcel.

Narco News: Se dice que aquellos que están en los plantones o campamentos no están de acuerdo con el SME.

Navarrete: Exacto. Han tenido sus diferencias con el SME. Claro, ellos también respetan las ideas y políticas del SME, pero su visión era la de venir e instalar un campamento de protesta. Y no solo estar ahí, sino informar a la gente, llevar a cabo eventos político-culturales para que los habitantes estuvieran informados de lo que está pasando. Y mucha gente está saliendo a la calle. Los trabajadores del campamento les daban información sobre la situación.

No estabámos de acuerdo con el SME—o mejor dicho con la dirección del SME. No nos dejaban acampar para protestar—no estaba permitido. No nos apoyaban, así que salimos a buscar nuestros propios recursos y el apoyo de la gente.

Narco News: ¿Qué piensas de la última propuesta del SME de que los 18,000 trabajadores del SME que no han aceptado su liquidación sean recontratados por la CFE y representados por el SME, presumiblemente con un contrato que comienza desde cero? Su demanda original era la derogación de la orden ejecutiva de Calderón y la reapertura de Luz y Fuerza.

Navarrete: Entendemos claramente que no regresarán Luz y Fuerza. Tal vez nos darán una fuente de empleo. Alguna fuente de ingreso. Pero eso es secundario. Más que nada, estamos en contra de como todo se llevó a cabo—las razones verdaderas de por qué se cerró Luz y Fuerza [Nota de Narco News: Hay evidencia de que el cierre de Luz y Fuerza ha facilitado la privatización de la red de fibra óptica, y los miembros del SME conocían este hecho.] Pero sobre todo, esta afrenta contra los trabajadores de Luz y Fuerza es una afrenta en contra la clase trabajadora, contra los sindicatos. Una injusticia fue cometida en contra de 44,000 mil trabajadores de Luz y Fuerza—y no solo contra ellos. Mucha más gente se ha visto afectada. [Muchos de los trabajadores de Luz y Fuerza eran los que llevaban el pan a la casa.]

En mi punto de vista, desde el principio el proceso no estuvo claro. El gobierno dice que nos dará trabajo, pero eso no pasará. Así que por sobre todo estamos haciendo esto para defender nuestros derechos. Ahora no es tanto por que nos devuelvan Luz y Fuerza. Se trata de defender nuestros derechos como trabajadores y como seres humanos.

Queremos que el gobierno diga la verdad. Nos han satanizado desde el inicio—diciendo que somos borrachos, drogadictos, locos, rateros, que no trabajamos. Luego dicen que nos recontratarán [con la CFE]. Bueno, si somos malas personas y borrachos y flojos, ¿por qué nos recontratarían?

Narco News: ¿Crees que te recontratarán?

Navarrete: Mira, tengo algunos amigos que han aceptado su liquidación. Han pasado tres meses y el gobierno no los ha recontratado. [El gobierno prometió hacer lo máximo posible por recontratar a los trabajadores que rápidamente aceptaran sus paquetes de liquidación]. Muchas personas que aceptaron su liquidación lo hicieron expresamente por esta razón—para que fueran recontratados. Estaban desesperados. Y ahora se dan cuenta que el gobierno los manipulaba, que no estaba diciendo la verdad.

Yo no he aceptado mi paquete de liquidación porque no estoy de acuerdo en como se llevó a cabo. Además, mi liquidación no cubre todo a lo que tengo derecho. [Esta crítica es común entre los antiguos trabajadores de Luz y Fuerza, que sus paquetes de liquidación estaban mal calculados y la cantidad era menos de lo que legalmente les correspondía.] El gobierno dijo que nos iba a dar dos años y medio de nuestro salario. Eso sonaba como mucho dinero, pero no es así.

Tengo un primo que trabajó en Luz y Fuerza por trece años. Calcularon su liquidación usando un salario mucho más bajo del que percibía. El aceptó su liquidación por necesidad. Tiene familia, tiene hijos.

El gobierno ha dicho tantas mentiras, y la gente se las ha creído. La gente cree que nos están dando un muy buen paquete de liquidación, y que solo estamos peleando por pelear, por que no podemos conseguir un trabajo como todos los demás. En mi caso, soy un ingeniero en computación. Todavía soy joven y puedo buscar otro trabajo. Pero hay gente que pasó toda su vida en Luz y Fuerza—fueron educados aquí, como personas y como trabajadores. Tienen 45 o 50 años de edad. ¿Dónde encontrarán trabajo?


Traducción del inglés por Fernando León

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America