<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español August 27, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

“Es tiempo de dejar de ser víctimas”

Palabras de Julián LeBarón al Congreso y a la Nación


Por Julián LeBaron y Antonio Cervantes
Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, México

3 de agosto 2011

Mi mensaje va dirigido a toda la nación, a los ciento doce millones de habitantes que han presenciado y soportado el extremo del dolor, la deshumanización y la violencia que habitan hoy en México. Ustedes, los legisladores, que presumen ser nuestros representantes, se han mostrado ciegos a la muerte que los rodea, y sordos a los gritos desesperados de indefensión que ahoga nuestros sueños en el desprecio de un mundo negro. Yo los invito a que a partir de hoy ¡con sus acciones! Ayuden a impedir que nuestro legado histórico quede sofocado, que se ahogue el águila en nuestra propia sangre. Ustedes no pueden ser labradores de leyes que han permitido la atrocidad impune de decenas de miles de mexicanos: asesinados, desaparecidos, torturados, secuestrados y humillados. Ni ayer, ni hoy, ni mañana. ¡Nunca!


Julián LeBarón (segundo de la derecha) durante el minuto de silencio en la reunión entre del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y los líderes del Congreso.
Mexicanas y Mexicanos: es tiempo de dejar de ser víctimas, de dejar de pedir soluciones a interlocutores que han probado su indiferencia e incapacidad, y hacernos cargo nosotros mismos de nuestro destino, es tiempo de aceptar esa responsabilidad, por ello, es necesario que ustedes, si es que son nuestros representantes, también participen en este Movimiento por la Paz.

Mexicanas y Mexicanos, ciudadanos de este país y de este mundo, ¡apelo a sus conciencias!; es momento de reconocer que también nosotros, todos los habitantes que conformamos este país, somos responsables de este holocausto, no sólo los criminales y los políticos. Cada peso que pagamos de impuestos es un voto de aprobación para que continúe nuestra desgracia, reflexionemos entonces cómo es que al quedarnos callados y consentir que las cosas sigan tal como están, mostramos conformidad con la burla, la vileza, la deshonra y la esclavitud.

Ustedes que son llamados diputados y senadores, que dicen ser nuestros representantes pero no lo son todavía, es tiempo que se muestren ciudadanos, no es tiempo de escribir letras muertas, que parecen instrumento de burla, es tiempo de salir a las calles y manifestar el oprobio y la consternación ante la violencia que nos tiene de rodillas, es tiempo de gritar la verdad hasta que haga retumbar el pecho de todo México. Ciudadanos: la guerra no traerá la paz; las drogas y las armas no son el problema, el problema somos nosotros que hasta ahora no hemos sido capaces de indignarnos y unirnos, ¡ni siquiera para nombrar a nuestros muertos!

Ni el presidente, ni los diputados y senadores, nos van a traer la paz. La paz será posible cuando reconozcamos todos que nuestro presente es la consecuencia de cada una de nuestras acciones, y que sólo a través de la participación colectiva podremos cambiar a México.

Ando con poetas porque ellos saben que las palabras valen, que las palabras cuentan y que un hombre sin palabra, es un hombre sin dignidad. Yo les pido que midan sus palabras y las honren.

Termino citando a Pablo Neruda en memoria de mis hermanos y de todos nuestros muertos, incluyendo los migrantes. “He de llamar aquí, como si aquí estuvieran. Hermanos: sabe que nuestra lucha continuara aquí en la tierra.”

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America