<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 1, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El pueblo de Acteal, Chiapas recibe la Caravana de Paz con su historia de lucha

Grito silencioso en memoria de los 45 tzotziles masacrados y las 50.000 víctimas de la guerra de las drogas


Por Marta Molina
Especial para The Narco News Bulletin

21 de septiembre 2011

Este 15 y 16 de septiembre de 2011 la Caravana al Sur del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad visitó la comunidad de Acteal. Allí junto con la organización civil Las Abejas, mientras la mayoría de mexicanos y mexicanas celebraban su “Grito de los Dolores” en Acteal se celebró un “Grito” no de Independencia, pero de Paz con el que se refrenda el compromiso compartido de buscar construir una vida más justa y digna, a través de lo que Las Abejas llaman resistencia noviolenta.

Cinco horas después de lo previsto, por culpa de una fuerte lluvia que derrumbó y bloqueó la única carretera que llega hasta esta comunidad, alrededor de la una de la madrugada, los integrantes de la Caravana de Paz llegaron a la comunidad de Acteal, dónde cientos de personas les recibieron con los brazos abiertos, sonrisas, música, comida, vitalidad, respeto y entusiasmo.

Se trata de la comunidad de Las Abejas, el mismo pueblo que el 22 de diciembre de 1997 fue testigo de cómo 90 paramilitares opuestos al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) mataron a 45 de sus hermanos tzotziles de forma brutal mientras rezaban en el interior de la iglesia. De las víctimas, 16 eran niños, niñas y adolescentes; 20 eran mujeres y nueve hombres adultos. Siete de las mujeres estaban embarazadas. (Justamente esta misma semana pasada, el entonces presidente de México Ernesto Zedillo fue demandado en los Estados Unidos por este crimen en contra la Humanidad). A pesar de esta desgracia, en Acteal, situado en la región de Los Altos de Chiapas, en el municipio de Chenalhó, resiste hasta hoy la sociedad civil Las Abejas, un grupo organizado que lucha por su autonomía, para reivindicar sus derechos, para defender sus tierras y, como dicen ellos, para “la construcción del buen vivir”.

Aparecieron en Acteal sobre la medianoche Julián LeBaron y Teresa Carmona, representantes de la Comisión enviada por la Caravana de Paz a Acteal. Venían caminando. Dejaron su carro a medio camino donde un deslave bloqueó la carretera. Por este motivo, algunos integrantes de la Caravana decidieron volver, rumbo a San Cristóbal de las Casas. Pero ellos, convencidos, caminaron hasta allí mientras las autoridades de la comunidad, organizaban un pequeño contingente de hombres equipados con palas a despejar el camino. Esto facilito el tránsito de algunas camionetas que llegaron con unos 60 caravaneros hacia la una de la madrugada entre los que se encontraban otros representantes de la Caravana como María Herrera, Araceli Rodríguez y el padre Miguel Concha Malo.

Fuerte lluvia, un deslave y una carretera complicada, pero en Acteal nadie se movió de su sitio. Las bancadas continuaron llenas durante las 5 horas de espera y el ánimo levantado. La paciencia de esta comunidad es un ejemplo de lucha, su capacidad organizativa, su coherencia en el discurso, en el decir y el hacer. Es quizás por esta paciencia y sus acciones noviolentas que están consiguiendo resultados contra la impunidad de la Masacre del 97, es quizás por esta paciencia que no desisten, es quizás por esta paciencia que están organizados, que consiguen vivir en autonomía, que pueden darle la espalda al sistema de lo que definen como el mal gobierno encabezado ahora por Calderón.

Sobre las cinco de la tarde, mientras las autoridades del pueblo, Mariano, Antonio y Sebastián, deliberaban entre ellos el cómo y el cuándo iban a dar una entrevista a Narco News, nos fijamos en la iglesia, dónde fueron masacradas 45 personas, en un grupo de mujeres tzotziles cocinando enormes ollas de frijoles, preparando café, tortas, patatas y huevos para los visitantes que llegarán (esperan, en breve), en el edificio del servicio sanitario autónomo, en la oficina (lugar de toma de decisiones) de la comunidad, en plena ebullición, y lo más espectacular, abajo, en las gradas, todo preparado para la recepción de la Caravana, donde 45 cruces hacen presentes los 45 muertos de la matanza del 22 de diciembre del 97.


45 cruces en memoria de los mártires de la Masacre de Acteal presidieron la ceremonia de recepción de la Caravana de Paz. DR 2011 Narco News TV

Antonio y Mariano nos comunican que ya tienen el permiso para hablar. Nos cobijamos en una sala porque empieza a amenazar lluvia. En la pared, un adhesivo de “No Más Sangre” y un artículo sobre Charles Chaplin. Empieza a llover fuerte.

Antonio Vázquez cuenta que esperan a la Caravana y a Javier Sicilia porque, como ellos, están caminando por la paz. “Nosotros Las Abejas hemos caminado muchos años ya, desde nuestra fundación, hace18 años. Y después de la Matanza de Acteal llevamos casi ya 14 años”. La Caravana y Las Abejas, están luchando por lo mismo, para decirle al Gobierno que están hartos de engaños y para exigirle que no haya más sangre: “porque la sangre de los 45 aquí en Acteal es también la sangre del los 50.000 muertos de esta guerra absurda”


En el interior de esta iglesia los paramilitares masacraron a 45 habitantes de Acteal el 22 de diciembre de 1997. DR 2011 Narco News TV
Las Abejas llevan 14 años luchando por la vía de la noviolencia, “no trabajamos en la vía de la violencia porque la violencia no trae vida, trae muerte, porque las armas no traen vida, causan muerte y derraman mucha sangre”. La noviolencia es su legitima arma, para construir un México con respeto, con justicia, fuera de toda discriminación, para “que se nos respete como seres humanos, para que tengamos libertad de expresar lo que queremos y para trabajar por una autonomía tal como lo estamos haciendo nosotros, no tal como lo están viviendo a fuera que sólo se interesan por el dinero”. Las Abejas no dependen del Gobierno y buscan construir su autonomía y su justicia real como pueblos indígenas.

Esperan a Javier Sicilia y a todos los que le acompañan en esta cruzada por la paz en el Sur del país. “Lluvia, frío, pero el corazón caliente”, dice Antonio. Además, “no esperamos gente ajena si no tiene una visión política de lucha para el bienestar del pueblo. Los esperamos porque los de la Caravana buscan lo que buscamos, luchan lo que luchamos”

El recibimiento en Acteal fue, sin duda, el más organizado, el más preparado. Esta comunidad, que lucha por su completa autonomía y que, en un esfuerzo incansable para juzgar a los autores materiales e intelectuales de la matanza de sus 45 compañeros se nutre de paciencia y convierte el dolor en lucha dio una gran lección al Movimiento.

Mariano Pérez Vázquez (izq.) y Antonio Vázquez Gómez (dcha.) durante la entrevista con Narco News TV.
DR 2011 Narco News TV
Las Abejas entendieron como nadie el sentido de la Caravana del Consuelo al Norte, del la Caravana de Paz hacia el Sur, las palabras de Javier Sicilia en el Zócalo de la Ciudad de México el día 9 de Mayo, los 6 puntos, la necesidad de refundar la nación mexicana, y pusieron a disposición su comunidad, donde también está abierta la herida que padece la nación, para empezar a construir el camino de la paz con justicia y dignidad de forma noviolenta junto con todos los integrantes de la Caravana. Como dicen en el comunicado que leyeron la madrugada de este 16 de Septiembre “si confiamos en las armas, en el ejército y en la llamada “Ley de Seguridad Nacional”, estos, sólo nos traerán más terror y nunca acabará el espiral de la violencia en nuestro México. Luchemos entonces con la sabiduría de nuestros ancestros mayas como los gemelos Junajpu e Ixbalanque y, con el ejemplo de Jesús en la lucha No-violenta”. (Ver el Comunicado de Las Abejas aquí.)

Y lo entendieron, quizás porque lo están haciendo desde hace 18 años, quizás siglos, quizás porque su nivel de organización supera con creces la tradición organizativa de muchas comunidades a lo largo y ancho del país, quizás porque ellos han aprendido a tener paciencia, a no desistir, a pesar del dolor.

En general, no estamos acostumbrados a tener paciencia. ¿Esperar 5 horas sentados?, ¿esperar años para que se haga justicia?, ¿esperar siglos para que se nos devuelvan nuestras tierras y nuestras casas? Pero no es sólo esperar. Es organizarse y luchar, y Las Abejas lo están haciendo.

Como dijeron Las Abejas en sus palabras de recibimiento a la caravana: “Nosotros no queremos darle muerte a nadie. Lo que queremos es quitarle el poder a la muerte. Queremos que no manden sobre nuestra tierra los señores de la muerte. Y para que no manden lo primero es no obedecerlos. Por eso estamos en resistencia y estamos de acuerdo con el camino no-violento de desobediencia civil que ha tomado como bandera esta caravana.”

Esta visita a Acteal fue una gran lección de organización y de valentía para los integrantes del Movimiento por la Paz. Como dijo Julián LeBarón al día siguiente en Palenque, después de haber pasado la noche en vela con Las Abejas y saludado a los Zapatistas en Oventic: “debemos seguir el ejemplo de Acteal y los zapatistas, un pueblo que no le pide nada a Gobierno que no estén dispuestos a hacer por si mismos”.

LeBarón reflexionó también sobre las palabras de Antonio Vázquez en Acteal cuando dijo que “nuestra casa México y nuestros políticos como nuestros sirvientes, han dejado y han permitido entrar las cucarachas y las ratas a nuestra casa y a nosotros nos ponen a cocinar destruyen todo y lo devalúan y cada semana siguen llegando a por su cheque y nosotros los mexicanos, lo hemos permitido. Creo que en el pueblo de Acteal tenemos un ejemplo de dignidad que debemos de seguir todos; ejemplo de justicia y de compasión y de perdón”.

En esta Tierra Sagrada de Acteal, que “fue bautizada con sangre y no con agua” sus muertos, su dolor, la indignación, les dan fuerza para seguir en la lucha, igual que el valor de los integrantes del Movimiento por la Paz de no quedarse callados. El día del Grito de la Independencia de México, los 50 mil muertos de la guerra absurda de Calderón se unieron a los 45 mártires en un acto simbólico cuando encendieron centenares de velas alrededor de las 45 cruces. Pero no se trata sólo de un acto alegórico sino de la aceptación fehaciente de un compromiso compartido de lucha por la paz.

<
Ceremonia simbólica en la que se encendieron centenares de velas por los 50.000 muertos y los 45 masacrados en Acteal. Al fondo, representantes del Movimiento por la Paz, con Justicia y dignidad. DR 2011 Narco News TV

Javier Sicilia no llegó a Acteal, pero se leyeron unas palabras en su nombre que empezaban con unos versos del poeta Alberto Blanco y que se leyeron por primera vez en Michoacán, el primer día de la Caravana al Norte, cuando el movimiento era apenas movilización, unos versos que hablan del pertenecer a una “tribu grande y fuerte” como lo que son los que luchan por la justicia en México, como Las Abejas, como lo son ya los que forman parte del Movimiento por la Paz. Todos son ya de la misma tribu. En Acteal no se celebró el Grito de la Independencia, se celebró el Grito del Silencio de esta “tribu” porque, como recuerdan las palabras de Sicilia, desde hace 17 años, después de que los Acuerdos de San Andrés Larrainzar, “que visibilizaron y dignificaron a aquellos con los que la independencia tenía un largo pendiente, se traicionaron y se coronaron con la masacre de Acteal y con la muerte de “muchas dulces y hermosas Abejas”.


Ceremonia para todas las víctimas de las violencias y las guerras en México. DR 2011 Narco News TV
En palabras de Sicilia: “Ahora el Grito se vació de contenido”, porque, como dice en su comunicado, sesenta mil muertos, más de 10 mil desaparecidos, más de 120 mil desplazados, se suman ya a los miles de muertos y de desplazados de los pueblos indios, y que día tras día acrecientan su número. Además, desde el diálogo que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad sostuvo el 23 de junio con el Presidente de la República, al 9 de septiembre, es decir, menos de tres meses después, se han sumado a las miles de víctimas 2867 nuevos asesinatos que, como dijo Sicilia, “son el saldo de una guerra en donde, como un lodo en el que el agua y la tierra están mezcladas, se han borrado las fronteras entre los criminales y los gobernantes. Bajo ese horror, el grito de independencia se ha vuelto impronunciable”.

Las Abejas han contagiado al Movimiento pro la Paz sus ganas de lucha, su
optimismo, su fuerza, su dignidad y sobretodo, su forma de organización que, esperemos les inspire a construir juntos un México en donde se acabe la época del mal gobierno y la violencia para dejar paso a la justicia y la paz, dónde, como recuerda constantemente LeBarón “todos nos organicemos para ser constructores de vida digna”.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America