<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español October 20, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La importancia del periodismo y comunicaciones en los movimientos sociales

Una plática de Javier Sicilia con la Escuela de Periodismo Auténtico el 27 de marzo de 2012 en México


Por Javier Sicilia
Profesor, Escuela de Periodismo Auténtico

17 de mayo 2012

JAVIER SICILIA: Antes que nada muchas gracias por estar aquí, por la invitación. Gracias a Al Giordano, un gran amigo un gran periodista. Sé que han tenido unas jornadas duras. Sé que también Al es un noviolento que usa el látigo. Supongo que han trabajado mucho con el movimiento y con la idea de lo que ha sucedido en un año desde que se inició aquí en Cuernavaca, que justamente mañana es el aniversario luctuoso del asesinato y también el aniversario del movimiento.


Javier Sicilia con otro talismán para su colección: la credencial y pase de prensa de la Escuela de Periodismo Auténtico. DR 2012 Noah Friedman-Rudovsky, Narco News.
Y yo quisiera hablar, antes, de la importancia del periodismo en éste tipo de movimientos. Vivimos una época muy extraña, un parteaguas histórico, un parteaguas civilizatorio, pero no sólo México, a nivel mundial vivimos ésta realidad y una de las características de ese parteaguas histórico es el rol de la comunicación. Nunca en la historia de la humanidad la gente había estado tan comunicada y ninguna época de la humanidad había estado tan incomunicada. El exceso de comunicación o cuando todo se vuelve comunicación la comunicación deja de existir. Sin embargo por eso mismo porque la comunicación ha pulverizado la información y cómo decía un gran filósofo católico Charles Péguy nada es más viejo que el periódico de ayer.

Es importante cuando surgen movimientos nuevos que haya una fuerte concentración de medios que puedan poner en los ojos de todos lo que puede no ser importante en toda ésta gama de comunicación. El movimiento en realidad fue muy importante porque concentró en ese sentido los medios cuando nació. Y uno de los primeros que se dio cuenta de ésta importancia fue Al Giordano. Yo recuerdo cuando estábamos trabajando para ver qué pasos íbamos a seguir, estábamos concentrados en el set de una casa importante para diferentes organizaciones sociales que está en Cuernavaca me llaman y me dicen: -te busca al Giordano, y salgo al jardín y está Al Giordano y Gringoyo (Gregory Berger) con una cámara, con un micrófono… Al me dijo: tienes que empezar a hablar aquí en donde estoy yo porque nosotros vamos a empezar a divulgar esto. Quizá el primer mensaje mediático fuerte y interesante que empezó con el movimiento, que ya había otros, fue con Al Giordano, que empezó a mover la vida del movimiento en los medios alternativos.

Digo que la prensa fue importante en su concentración porque sin ella la gran concentración del 8 de mayo no hubiese sido posible. Los medios estuvieron concentrados sobre el movimiento y sobre mi persona y empezó a multiplicarse y a reunir lo que estaba disperso en la comunicación, y eso permitió que mucha gente empezara a converger sobre el movimiento y sobre las demandas del movimiento.

Yo no pensaba que el movimiento iba a tener esa capacidad de convocatoria y cuando después de la gran marcha en Cuernavaca anunciamos que saldríamos el 5 de mayo rumbo a la ciudad de México en una larga caminata con la bandera de México al frente como un símbolo de la unidad nacional y del “estamos hasta la madre”. Me habló, recuerdo que me hizo una entrevista Carmen Aristegui y me dijo, “Javier todos los medios están pendientes pero ¿qué pasa si llegas sólo con la bandera?” Yo le dije porque no tenia, mi posición nunca ha sido mediática, tengo cierta reticencia a lo mediático, y le dije no importa no se trata de con cuantos llegue sino de con qué verdad llego. Si tengo que llegar solo no daña la verdad que llevo, la verdad sigue siendo la verdad.

Yo pensaba que llegaría, si no solo, con un puñado de victimas y hombres y mujeres conscientes y responsables del dolor que nos está atravesando en éste país. Pero los medios habían hecho un trabajo al concentrar todo eso y lo que nos encontramos en la Ciudad de México y en muchas partes de la república que lo replicaron fueron miles y miles de personas entendiendo la emergencia nacional, la humillación de la nación y el desprecio por lo humano en la criminalización de las víctimas. El movimiento está fuerte pero por desgracia los medios volvieron a dispersarse. Dejamos de ser importantes desde la caravana al sur en septiembre 2011. Dejamos de ser noticia para reproducirse, y volvimos a la comunicación de la incomunicación a las mil formas de decir a ésta pulverización mediática y parece que, y ésta es la importancia de lo mediático, para mucha gente el movimiento perdió fuerza.

Si no estás en los medios, en el mundo de la comunicación que es la incomunicación, parece que ya dejamos de existir o se deja de existir, pero lo que ha mantenido al movimiento son las formas de comunicación que no son la televisión o la prensa escrita sino las redes, los medios alternativos y las redes sociales y lo decía otro gran periodista Epigmenio Ibarra, que cubrió fuertemente al movimiento como en su momento al movimiento zapatista cuando íbamos a mitad de la marcha y no sabíamos qué nos esperaba en la ciudad de México. “No te preocupes, si ellos tienen el poder y tienen los medios, nosotros tenemos las redes.” Y las redes son las que han mantenido vivo al movimiento en las conciencias de muchas personas, las redes y las formas de comunicación alternativas.

De hecho no hay que olvidar un precedente que se creó en los diálogos de Chapultepec, el primer encuentro con el presidente Calderón, fue muy jaloneado llegar al castillo y sentarnos frente al presidente no fue fácil, cuando ya se había establecido porque quien pide el diálogo es él, nosotros le dijimos: “muy bien pero es de cara a la nación”. Eso empezó a ponerlos nerviosos entonces nos dijeron: “está bien, pero nosotros mandamos la señal”, aquí siempre la señal cuando hay eventos de ésta naturaleza el monopolio lo tiene el gobierno y ustedes saben bien cómo maneja el poder ése medio. Lo maneja de una forma aburrida en la que uno no se entera de nada, son primeros planos de quien habla y primer plano de quien responde, no se puede ver la narrativa de lo que está sucediendo adentro.

Entonces dijimos: “no, nosotros queremos nuestra narrativa”, y se pusieron más nerviosos, y ¿qué quieren como narrativa? “Quiero a Epigmenio Ibarra con cuatro cámaras, además de los medios acreditados que ustedes ya acreditaron, el Reforma, La Jornada, quiero a todos los medios alternativos que acompañaron a la caravana”. Se pusieron peor de nerviosos, me dijeron;” así no, así se están rompiendo los protocolos”. Les dije: “es muy sencillo, nosotros vamos al castillo, y si ustedes están bien, y si no están también”. Tuvieron que aceptar, y eso fue muy importante, que estuvieran los medios, unas cosa que no había tenido precedente en la nación, los medios alternativos estuvieron, los medios alternativos hicieron junto con los medios y Epigmenio Ibarra que obligaron a los medios naturales de comunicación que están muy controlados por el estado a estar a la altura de la libertad que marcaban los medios alternativos.

Por eso es tan importante su presencia y su formación, por eso es tan importante que cuando vayamos a la caravana norte a los EU nos acompañen como nos acompañaron en las caravanas al sur y al norte del país. Van a obligar a concentrar de nuevo los medios sobre un acontecimiento importante en la vida de ésta nación, que se trata de la paz, de la justicia, de las drogas, de la guerra de las armas, de esto que nos está generando tanto dolor a nosotros como a los propios norteamericanos. Gracias a mi reticencia a los medios creo que he aprendido cómo los medios pueden trabajar por lo importante cuando logran concentrarse y creo que el trabajo que hacen ustedes y que hacen los medios alternativos obliga a los medios controlados por el poder a volver a fijar la mirada y no jugar a lo disperso. Creo que ahorita es un momento importante, qué bueno que están trabajando en ello, en el movimiento, en la cuestión del movimiento, porque las elecciones nos han borrado del espectro mediático y podemos ver otra vez ése corredor que nosotros habíamos cerrado entre el estado y el crimen, que son las víctimas. Y lo que pueden ver ahorita en los periódicos es la frivolidad de las elecciones y por el otro lado la desgarradura del país y en medio de eso, nada, nada de lo que hemos hecho, nada de las demandas nada de lo que hemos tratado de tejer para salvar a la nación. Por eso es importante que volvamos en éste momento de las elecciones de la frivolidad, de la desgarradura de la nación, el problema de las victimas y aquello que llenamos de contenidos políticos a través de ésta lucha. El discurso que pronunciamos el 8 de mayo en la plaza de la constitución de la ciudad de México con éste zócalo abarrotado de gente, lo dijimos claramente y se olvidó; “Si no limpian sus filas, no vamos a ir a las elecciones. Si no limpian y no reconducen al país, las elecciones que nos esperan son las elecciones de la ignominia”, hemos llegado ahí, y nadie recuerda el contenido de ése discurso.

Sería muy bueno recordar que los seis puntos que leímos hace un año para romper ésta brecha, no se han cumplido y por eso vamos a las elecciones de la ignominia y los ciudadanos como lo dijimos en ése discurso tienen que preguntarse no por quién van a votar sino porqué cartel van a votar. Ésa es la realidad que estamos viviendo en el país, parece que ésa brecha se borró y uno puede seguir en los medios oficiales en los medios naturales de la prensa de la televisión que había estado lleno hace un año. Por eso creo que es muy importante el trabajo que están haciendo y lo que puedan hacer para volver a llenar y visibilizar lo que los medios ahora muestran como un hueco.
Pues es lo que yo tendría que decirles un poco en relación de la importancia de la comunicación del Movimiento por la paz con justicia y dignidad. Me gustaría hablarles más del movimiento pero creo que ustedes han trabajado sobre esto durante estos intensos días. Así que creo que ya podríamos abrir un espacio para preguntas…

PAULINA GONZALEZ (Los Angeles, California, EEUU): Lo voy a decir en inglés, es más fácil para mí. Hemos oído mucho acerca del miedo del pueblo. En Norteamérica escuchamos mucho sobre los mexicanos que tienen preocupación por sus familiares aquí en México. ¿Puede decirnos cómo dentro del movimiento la gente está venciendo su propio miedo, y cómo están conquistando su propio miedo?

JAVIER SICILIA: Yo creo que lo que le ha dado el movimiento a las víctimas es precisamente la seguridad de estar en una comunidad que se preocupa por ellos y esto les ha roto lo que el estado había hecho y los criminales había hecho, que es dejarlos en la soledad, en la impotencia y en el desprecio. Eso también lo pudimos percibir con la gran concentración cuando rompió el miedo en la gran concentración del 5 y 8 de mayo la gente perdió el miedo y quien empezó a tener miedo fue el gobierno, y cuando un gobierno empieza a tener miedo de sus ciudadanos es que estamos en la democracia, cuando sucede al revés y los ciudadanos tienen miedo de su gobierno, de su inoperancia como es lo que nos sucede aquí, es señal de que estamos cerca de un totalitarismo caótico.


“Si no estás en los medios, en el mundo de la comunicación que es la incomunicación, parece que ya dejamos de existir o se deja de existir, pero lo que ha mantenido al movimiento son las formas de comunicación que no son la televisión o la prensa escrita sino las redes, los medios alternativos y las redes sociales,” dijo Sicilia a 80 periodistas de los cinco continentes en la Escuela de Periodismo Auténtico. DR 2012 Noah Friedman-Rudovsky, Narco News.
Yo recuerdo una anécdota, esto ilustra muy bien lo que es un pueblo unido que pierde el miedo, sucedió en Durango una zona muy dura para nosotros y peligrosa. Un día antes de nuestra llegada habían matado a 20 personas en un albergue para drogadictos a una cuadra de distancia de donde nosotros teníamos el mitin, en el podio cuando estábamos ya arriba para el mitin, los guardias se acercaron a Isolda (Osorio, fotoperiodista y esposa de Sicilia), y luego se acercaron a mi, y a los guardias que nos habían acompañado en la caravana, gente de la policía, y me dijo, “esto está muy feo, hay mucha gente armada,” y les digo pues pónganse a trabajar porque nosotros no nos vamos a bajar. Ellos estaban muy nerviosos y en un rato vimos entrar como a 50 gentes enmascaradas y empezaron a gritar consignas contra el ejército, eran los zetas (grupo del crimen organizado) y nuestros guardias empezaron a ponerse más nerviosos. Entonces Julian LeBaron, uno de los líderes del movimiento, un mormón que llevó la bandera durante la caravana, un mormón de Chihuahua a quien le asesinaron a su hermano, había detectado ya todo eso y entonces dijo, “¿Hay aquí asesinos? Que levanten la mano. ¿Hay aquí violadores? Que levanten la mano. ¿Hay aquí extorsionadores? Que levanten la mano.” Se fue diciendo y diciendo este tipo de crímenes que cometen y después de varios minutos de increparlos, empezaron a salir del mitin. Entonces Julian dijo “¿Ven? Cuando estamos unidos, ellos no tienen cabida entre nosotros”, eso es lo que le hace falta al país, perder el miedo y salir a las calles nuevamente y decir que no estamos dispuestos a soportar lo intolerable.

ANDREW BEALE (Albuquerque, Nuevo México, EEUU): Como todos sabemos, los Estados Unidos juegan un papel muy importante en la guerra de las drogas ¿qué es lo que cree usted que tanto el gobierno de EEUU como el de su pueblo necesita hacer para facilitar que ustedes en el movimiento logren sus objetivos?.

JAVIER SICILIA: Yo creo que hay tres cosas importantes; en primer lugar, legalizar la droga, o consumir su propia droga, porque la nuestra nos está costando muy caro, el consumo de los norteamericanos de nuestra propia droga nos está costando mucho a los mexicanos.

En segundo lugar exigirle a su gobierno que controle el flujo de armas hacia el territorio mexicano. Nosotros sabemos que los norteamericanos tienen una cultura que no entendemos, que es el uso de las armas, y la posesión de armas es una libertad que está en la constitución. Para nosotros, yo creo que para el mundo entero, las armas legalizadas son verdaderamente un asunto de seguridad nacional, no la droga. La droga es un asunto de salud pública. Esas drogas que para los norteamericanos y para el gobierno mexicano son un asunto de seguridad nacional y las armas que no son un asunto de seguridad nacional son una empresa legal en los Estados Unidos, esas dos cosas invertidas nos están matando. Eso es lo que pueden hacer los norteamericanos, tener conciencia de lo que la prohibición de la droga y la legalización de las armas que pasan legalmente a México nos están haciendo.

La tercera cosa es presionar para la revisión del Plan Mérida (política de Washington que financia la guerra de las drogas en México), porque el Plan Mérida está dando mucho dinero al país para llenarlo de armas legales, entre esas armas ilegales que arman al crimen y las armas legales que arman a la policía y a los ejércitos, los mexicanos estamos en el miedo, estamos siendo asesinados.

Presionar para que ése Plan Mérida y el dinero no se destine a armas sino a la refundación del estado mexicano y a la reconstrucción del tejido social son tres cosas que podría hacer el pueblo norteamericano frente a su gobierno.

ANDREW STELZER (Oakland, California, EEUU): Ésta semana en la Escuela de Periodismo Auténtico hemos estado hablando mucho de cómo organizar una comunidad y cómo organizar un movimiento, así que me pregunto ¿qué es lo que usted ha aprendido dentro del último año acerca de cómo organizar a la gente y a un movimiento?, ¿qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona?

JAVIER SICILIA: La verdad es que no tengo la menor idea. No soy un político ni una personas de organizaciones, ni he trabajado con ningún tipo de organización. Soy un poeta y el movimiento nació quizá de una inspiración poética, se aglutinaron muchas organizaciones alrededor de ésta inspiración se unieron muchos ciudadanos de a pie como le llamamos en la Ciudad de México, muchos ciudadanos que nunca han militado, son gente común. Entonces yo estoy sorprendido, no sé cómo se ha organizado todo esto si es que tiene una organización, yo como lo he imaginado después de un año, es parte de su novedad, es que es un cuerpo de las victimas visibilizadas. A ése cuerpo le salieron dos piernas, una que camina hacia la movilización y la otra que camina hacia el diálogo político, presión y diálogo, eso funcionó muy bien durante la primera etapa del movimiento; movilizábamos y dialogábamos cuando dejó de haber movilización y los diálogos dejaron de hacerse las piernas empezaron a separarse y estamos en esa etapa de cómo volverlas a juntar. Pero esto es una metáfora, no es una organización, es una metáfora de cómo he visto moverse éste movimiento.

Yo creo que hay gente que puede entender mejor. Creo que Al Giordano es un hombre experto en éste tipo de cosas y puede decir cosas más interesantes sobre cómo se organiza un movimiento, u otros que hacen parte del movimiento y que lo hicieron posible como Pietro Ameglio que es parte de la organización o Emilio Álvarez Icaza en el sentido de los diálogos a nivel político, hay gente preparada para eso que puede entenderlo de mejor manera que yo, porque yo no acabo de entenderlo. Yo sigo moviéndome en la intuición y por los motivos de mi corazón.

LAURA GARCIA (Monterrey, Nuevo León, México): Yo tengo una pregunta sobre cómo se percibe éste movimiento en el norte porque me sorprendió mucho cuando les dije a mis amigos activistas de Monterrey y de Chihuahua que iba a cubrir el movimiento me encontré con mucha apatía y con mucha desilusión y me preocupa porque es un dobleteo de esfuerzos y la verdad estamos buscando todos lo mismo. Y me interesa mucho conocer tus opiniones al respecto y si hay algún tipo de plan o estrategia para unir estas fuerzas.

JAVIER SICILIA: Lo que puedo percibir en las dos caravanas es que hay dos Méxicos, hay muchos pero claramente hay dos. El norte es un mundo atomizado. Es un mundo donde el individualismo se ha instalado, un mundo que ha roto sus tejidos sociales y están solos. Cuando pasábamos por el norte la gente no se animaba a subir a los templetes a dar sus testimonios.

Tenía mucho miedo, se fue animando cuando vio el arropamiento de las 500 gentes que íbamos en la caravana, y en Monterrey la plaza estaba casi desolada. En el sur por el contrario lo que encontramos era mucho tejido social y muchas organizaciones mucho más fuertes, conforme nos íbamos adentrando en territorio indígena zapatista, el tejido era mucho más fuerte y la criminalidad era mucho más baja. Cuando llegamos a territorio zapatista yo les dije a los escoltas a los guardias que venían con nosotros, ustedes aquí no pueden entrar, saben, y estos hombres que estaban muy nerviosos en Durango y en Monterrey me dijeron, “ustedes tranquilos, nosotros también, aquí estamos seguros.” ¿Qué quiero decir con esto? Que las sociedades que privilegian el progreso y la competitividad como Monterrey, como el estado de Nuevo León, hay que recordar que Monterrey es en la lógica del neoliberalismo, lo que dicen que debería ser el país. Pero cuando les cayó la desgracia su atomización los destruyó, están solos. En cambio cuando te vas a zonas de alto tejido social sobre todo hacia los zapatistas que en la lógica del neoliberalismo, no debería ser, eso es lo que no deberíamos ser, encontramos sociedades más fuertes, más dignas, más humanas, eso debería hacernos pensar.

Ahora en Monterrey hemos logrado con CADHAC (Ciuadadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C.), una organización de derechos humanos, construir un buen movimiento de victimas “Lupa” se llama, y hemos hecho una presión muy fuerte frente a las procuradurías respecto a los casos de desaparecidos, hay que construir en el norte más redes sociales, y más tejido social y más comunidad.

LEAH HENNESSEY (New York, New York, EEUU): Ésta es una pregunta para usted como poeta, durante el proceso de escribir éste movimiento, ¿siente usted que ha podido seguir tomando decisiones creativas e inspiradas de una manera libre? o ¿siente usted que está presionado por las expectativas racionales de gente con más formación policía o de tipo organizativo?, y si ha podido seguir actuando por la fuerza de la inspiración, ¿cómo lo ha podido seguir haciendo dada la enorme presión?

JAVIER SICILIA: Bueno, un poeta, ser poeta, no es una profesión, es una manera de ser y de mirar, aunque yo he dejado de escribir poesía desde la muerte de mi hijo, no he dejado de mirar ni de sentir ni de hablar como un poeta y creo que eso ha sido importante en el movimiento, en la narrativa poética del movimiento a través de gestos, de la forma del discurso. La poesía siempre es complicada para la política, porque la política es unilateral y la poesía es siempre plurisémica, tiene muchas significaciones, rompe el orden de la unilateralidad y permite presenciar lo substancial. Creo que eso ha sido parte de la fuerza del movimiento y parte de mi manera de ser y de seguir siendo, es también parte de las criticas porque es difícil leerlas a un poeta.

Pero hay que ver la importancia de la poesía de la inspiración y de no perderla porque los dos grandes movimientos sociales que deslocalizaron la unilateralidad del poder siempre tuvieron como un portavoz, un poeta, zapatismo y el movimiento por la paz. La fuerza del movimiento zapatista estaba en la capacidad poética de (Subcomandante) Marcos que supo traducir poéticamente lo humano y deslocalizar el poder político, algo parecido ha sucedido con el movimiento, y creo que un poeta no puede perderse, porque no es una profesión es una manera de ser, de mirar de sentir, y eso es difícil que lo pueda cooptar la política.

ANAID CAMPOS (Distrito Federal, México): Hola Javier, muchas gracias por estar aquí, yo quisiera preguntarte a un año del movimiento, ¿cuáles piensas que son los logros que se han alcanzado? Por más pequeñitos que sean.

JAVIER SICILIA: Bueno lo más importante es haber hecho evidente lo que parecía evidente que las víctimas son seres humanos, tienen un nombre, una historia, y familias, no son estadísticas, no son bajas colaterales, son daños humanos que hablan del horror de la nación, volver a poner en el centro de la nación, de la vida humana, es uno de los logros del movimiento. Sentar al presidente y al poder legislativo de cara a la nación confrontado con las víctimas y de cara a la nación, es un triunfo; nunca había sucedido. Desde entonces tendrá que cambiar las relaciones entre el poder y el pueblo. Logramos a partir de ése momento crear una procuraduría de atención a víctimas, una procuraduría todavía muy débil con falta de presupuesto pero es un comienzo. Logramos crear una muy buena ley de victimas de la violencia y del abuso del poder que esperemos entre ya la discusión en las cámaras la próxima semana, porque el gobierno quiere hacer una ley de víctimas del delito y rebajarla, quiere adelgazar y minimizar una ley que habla sobre la realidad del país por una ley que simplemente no da cuenta de la realidad del país. Va a ser una discusión dura y hemos logrado detener hasta el momento la ley de seguridad nacional, una ley que le daría legalidad a la guerra de Calderón e instalaría en una legalidad terrible al ejército sobre el territorio nacional, y hemos propuesto contra esa ley una ley de seguridad humana y ciudadana. Esos son los pequeños logros que hemos hecho a lo largo de éste año.

RICARDO FIGUEROA (La Ceiba, Honduras): Gracias Javier, una pregunta para mí, ¿qué ha hecho el gobierno en términos de seguridad para que disminuyan las muertes violentas y qué demandas han tenido de los países extranjeros y hasta el momento cuántos países comparten el movimiento por la paz?

JAVIER SICILIA: Bueno, el gobierno no ha hecho absolutamente nada, las muertes aumentan día con día y la inseguridad se hace más profunda, la impunidad sigue igual, tenemos el 98% de impunidad en éste país, lo que quiere decir que si ahorita se nos ocurre salir y matar a alguien hay el 2% de probabilidad de que nos puedan atrapar, es decir; nada, por eso el crimen está haciendo lo que está haciendo en éste país. Sobre los países, creo que aquí volvemos otra vez al tema que abordé al principio, creo que el trabajo que han hecho los medios alternativos, sobre todo extranjeros, nos ha permitido romper el cerco mediático que tiene el gobierno para el exterior y poder poner ante los ojos de cierta parte de la ciudadanía de otros países lo que está pasando en nuestro país, gracias a éstos medios alternativos pues hay una red global de apoyo al movimiento en España, en Francia, en Holanda, en Japón, y han sido fundamentales porque han hecho manifestaciones y movilizaciones espejo cada vez que nosotros hemos algo y eso es importante para nosotros y para el país.

Al gobierno le importa más lo que dicen en el extranjero que lo que podemos decir los ciudadanos de nuestro país.

FRANCISCO GOMEZ (Santander, España): Buenas tardes. Yo le quería preguntar, es evidente que hay una violencia estructural y también que hay una tradición de lucha y organización en México más en el sur que en el norte, que enseña que la experiencia de diálogo con el estado ha sido desastroza, con mentiras incumplimientos, etcétera, etcétera. Yo no sé qué le dice la intuición que lo ha movido hasta ahora y que parece ha sido muy efectiva, cómo dibuja el camino y cómo dibuja el relato hacia el futuro, con una gran alianza de movimientos sociales, con una apuesta por la autonomía de las comunidades frente a los estados, casi con una actitud de desobediencia civil ante un estado que ni te protege pero sí te mata, porque es bastante loco escucharle al poder y del pueblo como si fueran dos espacios diferentes, yo sé que son diferentes, pero se supone que el pueblo es el dueño de éste espacio, de ésta nación. La pregunta que le hago es como hacemos el cambio civilizatorio, pero al menos ¿cómo damos los primeros pasitos?

JAVIER SICILIA: Sí, es una pregunta difícil, yo creo que vamos hacia organizaciones independientes del estado a la larga, creo que los movimientos como Ocupa, indignados y zapatistas, sobre todo los zapatistas que son los más claros, hablan de eso, van hacia allá. Creo que la tendencia del mundo es a lo que Gandhi decía, aldeas, confederaciones espacios confederados nacionales, creo que hacia allá va, el proceso va a ser muy duro y muy difícil si lo sobrevivimos porque el sistema global va a defenderse como pueda.



“Sin el amor uno no es nada, y la reserva moral, la reserva espiritual con la que uno puede moverse también puede agotarse, creo que es el amor de ustedes el que me ha sostenido, que me sostiene, no me lo esperaba,” explicó Sicilia en el aniversario luctuoso del asesintato de su hijo, Juan. DR 2012 Noah Friedman-Rudovsky, Narco News.
Pero en lo que respecta al movimiento la critica a los diálogos ha sido dura incluso hay y ha habido gente en el movimiento que estaba en contra de que fuéramos a los diálogos. El diálogo parece que es una virtud democrática pero cuando se ejerce parece que uno hace pactos, la izquierda ha sido muy crítica con los diálogos. Yo creo en los diálogos, y creo en la movilización. Pero en particular éste es un movimiento de víctimas, cuando hablé con los zapatistas y me hicieron la misma crítica; “te dijimos que no ibas a sacar nada del gobierno”, les dije “sí, tienen razón, ¿pero qué quieren que les diga a las víctimas? Que el EZLN les iba a resolver el problema?” Se lo dije también a López Obrador cuando me criticó en los diálogos con Calderón. Entonces, le dije, “¿quiere que le diga a las víctimas que su gobierno legítimo va a resolver el problema?” El problema de las víctimas y de la seguridad le compete al estado, vivimos en una república nos guste o no nos guste. A mí, que soy un anarquista me gusta menos pero comprendo que es eso y que el estado tiene que responder por su condición de estado que es la seguridad y la justicia y a ése estado hay que increpar. También se lo dije a López Obrador; si llega usted al poder con usted mismo lo increparemos, no se trata de quién esté en el poder sino de si el estado responde a las víctimas.

Puedo entender que otros movimientos sociales que no tienen como centro a las víctimas sino demandas de orden mucho más profundas en el sentido social de la palabra, puedo darle la espalda al estado pero no a un movimiento que tienen en su centro a las victimas que necesitan justicia y que sólo el estado puede dárselas.

BILL CONROY (San Antonio, Texas, EEUU): Buenas tardes Javier, en los Estados Unidos hay una historia que recibe muy poca cobertura del éxodo de ciudadanos extranjeros sobre todo empresarios y la clase adinerada llegando a los EEUU, sobre todo a la ciudad donde vivo, San Antonio. Se estima que por lo menos miles de individuos se han mudado ahí en los últimos años, y eso se promueve por su gobierno en el sentido de que se les ofrecen “Green cards” (visas de residencia) si realizan un cierto nivel de inversión a las ciudades en las que se mudan entonces eso sigue agudizando aún más el dolor de la guerra de las drogas en México por el éxodo de los recursos que se podría aprovechar en México. Pero yo quiero saber ¿si la gente que se va de México representa posibles aliados del movimiento? o ¿ellos son parte del problema?

JAVIER SICILIA: Yo creo que pueden ser aliados pero también son parte del problema. Por desgracia la gran mayoría de la clase empresarial es profundamente antinacionalista, trabaja para si misma y para sus intereses, eso es parte del problema del país. Para muestra tenemos simplemente a ese gran empresario llamado Carlos Slim. Es terrible tener a uno de los mas grandes millonarios del mundo y tener el país que tiene 50 millones de pobres. Ese hombre es una forma de lo que son la lógica empresarial de éste país, su monopolio telefónico de telecomunicaciones hace que la telefonía en éste país sea la más cara del mundo. Es una clase que se ha dedicado a expoliar al país y cuando ya no puede expoliarlo como éstos casos huyen, y son parte del problema. Eso es terrible, es un de nuestros grandes flagelos, ésta clase empresarial que igual que los políticos no están interesados en servir a la nación sino en usar a la nación.

Junto a esos privilegiados que benefician a Estados Unidos y que dañan al país, a México, están otros desplazados, muchísimos miles. Cuando estuve en El Paso, Texas, después de cerrar la caravana de ciudad Juárez visité una casa de asilos, buenos norteamericanos que asilan mexicanos pobres que huyen de la violencia porque están amenazados porque se han matado familiares. Esos seres viven en condiciones verdaderamente que nos deberían avergonzar a todos; en una condición de ilegalidad absoluta, desprotegidos por su país y habitando en un país que si los coge trabajando los va a meter a la cárcel, los va a expatriar, los va a poner en el centro de la muerte. Seres humanos reducidos a una realidad peor que la de un animal, eso es parte de lo terrible del país junto a estos privilegiados, estos desposeídos absolutos.

MARTA MOLINA (Barcelona, España): Gracias Javier por estar aquí hoy y contarnos todo esto. Ahorita estabas diciendo que las víctimas son el centro de este movimiento, que las victimas son el motivo del movimiento y es lo que hace que éste movimiento tenga una narrativa distinta a lo mejor inspirada por la poesía pero lo que quería preguntarte es ¿cómo ha sido éste proceso en el que las victimas dejan su dolor personal y lo convierten en un dolor comunitario? ¿Intentan que éste dolor sea el motor para reconstruir la nación y encontrar justicia para sus muertos asesinados desaparecidos? Hay víctimas en éste movimiento que son mujeres de una edad avanzada, tenemos muchos ejemplos de éstas mujeres luchando y empoderándose durante la caravana al norte y la caravana al sur estando en las plenarias del movimiento a veces hasta en contra de lo que le recomienda su propia familia. La pregunta sería ¿cómo es el proceso de empoderamiento de estas víctimas para que sean ellos los primeros en organizarse y construir éste movimiento, y luego, intentar organizar a los otros a pesar de su dolor?

JAVIER SICILIA: Yo creo que uno de los factores importantes, quizá el más importante, es el amor, es haberlos acogido, haberlos dignificados haberlos dicho ustedes son personas su dolor es el nuestro, nuestro dolor es el suyo. Entonces el dolor se va convirtiendo en dignidad. Somos seres de relación, somos seres que tendemos al común, una sociedad que destruye la racionalidad como la sociedad neoliberal por lo tanto destruye la relacionalidad, el vínculo, destruye a la persona, que no encuentra eco para su dolor. Cuando el movimiento va y los acoge ellos encuentran que ese dolor se pude transformar en dignidad y ellos recuperan su condición de personas. Las personas se hacen en el común, nunca en la individuación. El individuo es contrario a la persona. El individuo es una soledad vulnerable. La persona es un ser fuerte, porque se siente acogido por un común, y eso creo que sería otro de los logros del movimiento, entender que el amor transforma la soledad en comunión, en fuerza, y en dignidad, creo que eso es como se han empoderado las víctimas, aquí hay entre ustedes una persona, Valentina Peralta (Escuela de Periodismo Auténtico, generación 2012), que ha hecho un trabajo, ella podría hablar mucho más que yo de ése empoderamiento, es alguien que ha estado hombro con hombro con ellas.

Ella podría decir cosas más profundas de las que yo estoy diciendo porque ella ha encarnado el rostro de ése común, de las esas víctimas que ella ha ido cuidando y acompañando, ¿tengo algo de razón Valentina? -Más o menos, dice.

VALENTINA PERALTA (Distrito Federal, México): Gracias Javier, yo quiero preguntarte, porque cuando pensamos en ti, pensamos de dos maneras. Javier el del movimiento por la paz, y Javier el papá de Juan Francisco, y a veces estamos en una encrucijada. Te quiero preguntar primero si todo lo que acabas de decir que le sucede a las victimas del movimiento también te sucede a ti. Si ha sido menos difícil siendo parte de un todo, de un cuerpo múltiple, o te hemos robado la posibilidad de vivir un duelo individual. Tengo una pregunta más, me consta que muchas victimas quieren llegar a ti, tienen en la mente la idea de que estando cerca de ti ya resolvieron la mitad de su problema, hemos tenido casos extremos en que han guardado dinero para poder viajar y llegar a un evento a donde vas a estar tu para que los abraces.

Y que una vez que te han abrazado veinte segundos se van como supongo que se fue Juan Diego, cuando encontró a la virgen de Guadalupe, nos han dicho ya no me interesa si investigan o no el asesinato de mi hijo, yo sólo quería que él me abrazara. Y a veces quienes propiciamos esos encuentros como yo lo he hecho brincándome las trancas, nos sentimos culpables porque rompemos tu derecho a estar tranquilo como individuo, porque sabemos que si mil personas te abrazaran y te besaran te matan, pero estamos contentos porque en unos segundos le cambiaste la vida a una persona. ¿Qué es lo correcto que hagamos?

JAVIER SICILIA: Son unas preguntas muy duras, Vale. Mira, yo, mi experiencia como padre de Juan y parte del movimiento pues creo que es eso, yo tengo por mi trabajo interior muchos años, no sabía las consecuencias yo iba a reaccionar como reaccioné. Nunca he aceptado una injusticia en mi vida. Por eso le dije a Carmen Aristegui que si tenia que llegar solo, llegaba solo, pero quiero decir que si no hubiera habido el amor con que me recibieron; los abrazos, el amor que me tienes, que me tienen, creo que después de llegar al zócalo me hubiera desmoronado. Sin el amor uno no es nada, y la reserva moral, la reserva espiritual con la que uno puede moverse también puede agotarse, creo que es el amor de ustedes el que me ha sostenido, que me sostiene, no me lo esperaba.

Yo hablaré con una metáfora católica, una metáfora de mi fe; cuando se habla de la gracia -eso que le llega a alguien gratuitamente como un regalo de Dios, siempre llega sorpresivamente a través de alguien de carne y hueso. Esa sorpresa me llegó a través de ustedes en medio de mi dolor, no sé si respondo pero, sí creo que es el amor el que empodera, el que sostiene y que fortalece, pero ese amor tiene que llegar a través de otros. Con respecto a lo otro puede haber dos interpretaciones una espiritual y una psicológica; cuando alguien se vuelve mediático como yo, a pesar de mí, se empieza a rodear de una aura sagrada y entonces pues sucede que se toca y ya, psicológicamente hay una… y hay otra explicación quizá sí hay algo en mi que creo que no me pertenece, que viene de la gracia y viene del amor, y que algo emane de mi, en orden del amor que no me pertenece, que es parte de la gracia que realmente si comunico algo verdadero y puedo dar un consuelo verdadero que no viene de mi, viene de otro lado. Entonces sería un consuelo verdadero, yo espero que sea de ese orden, porque si no lo otro con el tiempo se acaba y se apaga. Y pues está bien que te brinques las trancas y pueda abrazar a otros. He abrazado a mucha gente y he llorado con muchos a lo largo de esta caminata y ha sido sano para mi y para ellos porque hay un vinculo de amor y si ese vinculo alivia pues hay que seguir haciéndolo.

MARCELA ZENDEJAS LASSO DE VEGA (Distrito Federal, México): Hola Javier gracias por la inspiración, primero, ¿cuál crees tu que es el mayor reto que enfrentamos como a un año para seguir con éste proceso de construcción.

JAVIER SICILIA: Yo creo que mantener la comunión, y no perder de vista que el centro siguen siendo las víctimas. Creo que a veces se suben otras agendas de orden social que hacer perder de vista a las victimas y he notado algo ahora que me reuní con ellas a parte del movimiento, que de repente las victimas nos empiezan a acusar a sentir que el movimiento no les está respondiendo y es que hemos olvidado algo importante: tenemos que poner nuevamente la demanda de la victima donde debe de estar, hacia el estado, por eso creo que son importantes los diálogos, por eso creo que es importante ir con el poder y decirle “ustedes son responsables de esto” y decirle a las victimas nosotros no somos parte de ustedes tienen que tener conciencia que nosotros no somos el estado ni somos los responsables. Tenemos que volver otra vez a salir y volver a poner la demanda en el centro de esto. Si olvidamos esto, si no volvemos a rearticular así, podemos tener una crisis de explosión interna, de implosión. Tenemos que ser cuidadosos con eso porque todos perdemos la substancia del movimiento. Creo que nunca hay parte del movimiento que no ha entendido la importancia de los seis puntos, por eso nunca hicieron caso del sexto punto, que era la reforma política. La reforma política que parecían que no tenia nada que ver con las victimas, tenia que ver todo. La fuerza del castigo a los funcionarios corruptos, la fuerza del voto blanco, la fuerza del plebiscito, esto es fuerza para las victimas también. Yo tuve que empujar ésa agenda no con el movimiento, y fracasamos porque no teníamos fuerza. La empujé con Wallace y otros, que mucha gente del movimiento no ve con buenos ojos. Creo que si el movimiento hubiera entendido mejor eso, lo hubiéramos logrado. Perdemos de vista la fuerza de impactar sobre el estado, es el estado el responsable de todo esto y eso tiene que ver con diálogos y tiene que ver con presión.

ELLI ISMAILLIDOU (Atenas, Grecia): Buenas tardes. Yo soy de Grecia y antes de venir aquí a asistir a esta escuela pues leí sobre el movimiento e intenté informarme bien, y yo trabajo en un periódico muy grande y convencional en Grecia. Y antes de venir hablé con los compañeros de trabajo, les dije que venía a México y entonces me sorprendió que lo primero que me preguntaron fue: ¿a dónde? ¿A las playitas, Acapulco, Cancún, eso?, y luego cuando les decía, No, al Distrito Federal, lo primero que me decían era, ay, allá hace 9 años asesinaron al hijo de un ministro griego, el ministro de asuntos interiores. Pero luego justamente la respuesta era, pero no no, él estaba metido en drogas y prostitutas, tú vas a estar bien. Y luego yo empecé a leer nada más lo que los periódicos habían puesto hace 9 años o busqué en internet y vi que los artículos no ponían nada, pruebas de drogas ni nada de eso, osea que fue un caso como los que cuentan aquí, sin ninguna respuesta en realidad y me di cuenta de que por una vez más era culpar a la víctima. Y entonces como ahora volveré a mi país y de verdad quiero intentar escribir sobre estas historias de las que nunca se ha escrito en Grecia me gustaría saber más sobre cómo luchar contra esto de culpar a la victima, porque es muy complicado y creo que les sirve a la gente para pensar que no están en peligro.

JAVIER SICILIA: Bueno, ha sido una de las prácticas constantes que rompimos nosotros el gobierno, criminalizar a las víctimas, una forma sutil del crimen de lesa humanidad, en el sentido de que las victimas son criminales y por lo tanto merecen morir entonces el gobierno deja de hacerse responsable de sucesos y las mentalidades burguesas, europa está llena de ellas, pues eso es razonable, pero si toleramos eso vamos a Auschwitz, los judíos no cuentan, los que se mueren tampoco porque son culpable, nosotros visibilizamos eso, rimero hay que nombrar a las victimas, decir, son seres humanos y si hay victimas culpables si los que se matan disque entre ellos, son también victimas. Los criminales no nacen criminales, se vuelven criminales, y se vuelven criminales porque hay un estado que no les está dando lo que necesitan para construir un ser humano, porque la sociedad no está haciendo lo que tiene que hacer para construir ciudadanos y es importante visibilizarlos también a ellos, no sólo a los inocentes porque hay que saber qué está pasando de dónde vienen. ¿Qué está pasando en sus tejidos sociales para dejar de seguir siendo delincuentes? Y los crímenes se deben de perseguir y un criminal se le persigue sólo cuando tiene rango de ser humano, si no, se le vuelve una cucaracha, y entonces ahí cabe todo. Cualquiera que se muere es criminalizable, entonces hay que visibilizar, hay que decir son seres humanos, hay que ponerlos en la conciencia de la gente y decir que no podemos aceptar que los criminales se estén matando entre ellos también. Es señal de que entonces no hay estado. Entonces hay que hacer un trabajo por eso una de las acciones que tenemos pensadas es recoger todos los nombres de todas las victimas y hacer un memorial, un monumento con todos los nombres y decir, estos son nuestros, algo no hicimos bien para que estén muertos, y esto no puede volvernos a pasar, esto sólo se hace cuando reconocemos que las victimas son seres humanos.

ARZU GEYBULLAYEVA (Azerbaijani en Istanbul, Turquia): Quiero preguntar acerca de los momentos decepcionantes en el movimiento, porque entiendo la pasión y el amor que existen en el movimiento. ¿Ha habido momentos en donde sintiera que eso fue todo? Por ejemplo cuando estaba viajando la caravana, ¿hubo algún momento de decepción en el movimiento o en los miembros?, o ¿sintieron alguna crítica que les afectó de un gobierno local?

JAVIER SICILIA: Sí, siempre cuando uno habla de la parte bella de las comunidades parece que todo es de Walt Disney, pero tiene siempre su reverso vivir en el movimiento, todas las personas tenemos una parte oscura y cuando se convive mucho tiempo juntos, aparece, los roces, protagonismos, de roces, molestias entre unos con otros. Pero por eso cuando se vive en común, se trabaja en común, el amor no debe de perderse de vista. El amor cuenta con el perdón. Hemos tenido que estarnos perdonando constantemente unos a otros por los males que hemos hecho a otros y por lo que otros nos han hecho, y eso a veces decepciona pero también es parte de lo humano, parte de la vida y de vivir juntos. Todos los días entiendo eso de una forma muy concreta yo traigo todo esto aquí colgado, y todos los días se enreda en la mañana, lo que quiere decir que todo lo que está demasiado junto termina por enredarse y entonces hay que aprender a desenredarlo, hay que aprender a hacer de la decepción perdón y fuerza para volver a articularse.

AL GIORDANO: Javier, tienes que ir de aquí ahora a otro evento medio solemne, y antes de que salgas, pido que expliques a todos qué es.

JAVIER SICILIA: Entre hoy y mañana hace un año fue el asesinato de mi hijo y de sus amigos. Mi hijo que era un muchacho muy noble, muy bueno, tenía también otra virtud, era un espléndido futbolista. Y hoy, al rato, los equipos en los que jugó se van a juntar para hacer un partido en su homenaje, en homenaje a él. Y yo voy a jugar dos minutos, porque si no, creo que me voy a infartar. Y quiero estar ahí, honrar eso que amó tanto mi hijo, que se llama futbol, que yo también amaba mucho, y he dejado de ver es de que se murió. Entonces pues les pido una disculpa, y muchas gracias por acogerme, por su paciencia y por ser parte de nosotros, muchas gracias y por hacerme parte de ustedes, muchas gracias.

AL GIORDANO: También Javier queremos dar las gracias por hacernos parte de ti, es hermoso que un tú y un yo, se vuelva en un nosotros, y gracias por invitar una delegación de la escuela para acompañarte al partido.

Transcrita por Isadora Bonilla, Escuela de Periodismo Auténtico, generación 2012.

Lea el reportaje de Laura García sobre esta sesión de la Escuela de Periodismo Auténtico 2012 en este enlace.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America