<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español March 24, 2017 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Los homicidios en aumento con el presidente mexicano Peña Nieto

Empresa mexicana de inteligencia y seguridad privada muestra un gran aumento en asesinatos políticos desde diciembre de 2012


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

15 de abril 2013

El gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto ha convertido en prioridad el desviar la atención mediática de la guerra contra las drogas hacia sus esfuerzos económicos para llevar a la nación latinoamericana a un mayor acercamiento con la agenda corporativa internacional asegurando mano de obra barata e inversiones rentables de bajo riesgo.

Así que está más dispuesto a hablar de la gradual privatización de PEMEX, la compañía petrolera paraestatal, que de la realidad de una sangrienta guerra contra las drogas que fue intensificada por su antecesor en Los Pinos, el ex presidente Felipe Calderón.

Con ese fin, Peña Nieto le ha puesto un alto al circo de la presentación de los narco villanos ante las cámaras que fue popularizado con Calderón y ha prometido enfrentar a la violencia callejera de la guerra en lugar de emplear a un gran número de militares para cazar líderes de organizaciones criminales.

Dado el radical cambio de política de Peña Nieto frente a la guerra contra todos los “carteles” de Calderón, y su imperativo de poner al comercio corporativo como principal política, es crucial que Peña Nieto demuestre un rápido éxito al reducir la visible violencia de la guerra contra las drogas -que produjo unos 120 mil homicidios en México durante los seis años del gobierno de Calderón.

Así que no fue ninguna sorpresa para quienes seguimos la guerra contra las drogas cuando a principios de mes el gobierno de Peña Nieto anunciara que los asesinatos relacionados con la guerra habían bajado un 17 por ciento entre el 1 de diciembre de 2012, cuando Peña Nieto asumió, y fines de marzo de 2013 -en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Del mismo modo, no es sorprendente ver a los grandes medios de comunicación comerciales en los EEUU y México anunciando con bombos y platillos ese éxito con solo un análisis superficial, ya que gran parte de los medios de comunicación comerciales se han subido al carro de la relaciones públicas de Peña Nieto desde que asumiera el cargo. Un reciente informe del Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas en Austin describe el panorama de los medios:

Un informe del Observatorio de Medios ha revelado que los medios de comunicación de México han reducido notablemente su cobertura de la delincuencia organizada desde la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente en diciembre.

Palabras como “asesinato, crimen organizado y narcotráfico” apareció con menos frecuencia (50%) en los medios de la ciudad de México entre diciembre [de 2012] y febrero [de 2013] en comparación con los tres meses anteriores. En la televisión, la palabra “asesinato”, apareció un 70% con menos frecuencia, y “narcotráfico”, tuvo una aparición de 44% con menos frecuencia, informó la Campaña por la Libertad de Expresión.

Pero hay otra cara de esta historia, que se basa en hechos, no en propaganda financiada por el gobierno. Y la imagen revelada en esa versión sin adornos de la realidad no es tan en línea con los temas que Peña Nieto aborda.

Harary Security Consulting International es una de las principales empresas privadas de seguridad y de inteligencia en México. Harary Security, con sede en la ciudad de México, ha trabajado para clientes corporativos, jefes de estado e individuos adinerados desde 1997. A pesar de la imagen negativa que las empresas de seguridad privada tienen entre aquellos que se oponen a la guerra contra las drogas, el hecho es que representan a los clientes que quieren conocer la verdad de lo que sucede con la guerra para que puedan implementar las medidas correctas para asegurar sus vidas y bienes.

Liberty International Underwriters, un brazo del gigante de seguros Grupo Liberty Mutual, ofrece los siguientes antecedentes sobre el presidente de Harary Security, Jack M. Harary:

Fluído en el español, Jack ha trabajado en el campo de la seguridad por cerca de 25 años y tiene experiencia representando a una compañía de seguros globalmente conocida con servicios para crisis y secuestros en México. Tiene amplia experiencia trabajando en este campo con clientes que incluyen a Coca-Cola y Colgate-Palmolive. Jack ha proporcionado servicios de protección ejecutiva para el presidente Felipe Calderón. Actualmente se desempeña como experto en seguridad local para CNN y Fox News y también se ha desempeñado por tres años como Presidente del Comité de Seguridad de la Cámara Americana de Comercio de México.

El estado de la guerra contra las drogas descrita por Harary Security en las reuniones mensuales de información que ofrece a su clientela es muy diferente de la imagen que se muestra en gran parte de los medios de comunicación estadounidenses y mexicanos, que esencialmente ha servido para ayudar al gobierno de Peña Nieto y a su maquinaria de relaciones públicas.

“Em marzo [2013] hubo al menos 1,025 homicidios directamente relacionados con el crimen organizado. Este número relativamente alto es la continuación de una tendencia que surgió durante el primer mes de Peña Nieto, en el cual el número de homicidios relacionados con el crimen organizado comenzó a elevarse a niveles no vistos desde principios de 2012 “, dice el informe de Harary Security a sus clientes para marzo de 2013. “... Por lo tanto, en lo que respecta a la contención de la violencia asociada al crimen organizado, no parece haber habido ningún avance desde que Peña Nieto llegó al poder.”

De hecho, Harary Security informa que los homicidios de la guerra contra las drogas en cada uno de los cuatro meses que Peña Nieto ha estado en el cargo (diciembre de 2012 hasta marzo de 2013) han superado la cifra mensual de homicidios publicada en los 10 de los últimos 11 meses del período presidencial de Calderón. [Ver gráfico].

Es evidente que, a pesar del despliegue de los medios, la guerra contra las drogas, medida por los homicidios, se ha vuelto hasta ahora más violenta bajo el reinado de Peña Nieto hasta la fecha.

Tendencias preocupantes

Entre los otros hechos interesantes incluidos en los informes de Harary Security que cubren los primeros cuatro meses de Peña Nieto, se encuentran los siguientes:

• Sólo 24 principales líderes de organizaciones criminales, fueron detenidos o asesinados entre diciembre de 2012 y finales de marzo de 2013, en comparación con los 68 con el mismo destino desde septiembre hasta noviembre de 2012, cuando Calderón estaba todavía en el poder.

“En base a una serie de medidas, es difícil declarar que las autoridades mexicanas fueron capaces de hacer cualquier progreso significativo contra el crimen organizado en la mayoría de las zonas del país durante marzo”, afirma Harary Security en su informe más reciente a los clientes. “Por ejemplo, hubo una disminución en el número total de personas detenidas por cargos relacionados con el crimen organizado. Asimismo, continuando un patrón que surgió en diciembre de 2012 [cuando Peña Nieto llegó al poder], las autoridades informaron de la detención de un número excesivamente reducido de líderes de los cárteles en marzo. Sólo cuatro líderes de los cárteles regionales fueron aprehendidos. ... Este bajo número de detenciones representa una disminución significativa en comparación con la mayoría de los meses entre 2010 y 2012.”

• Otra tendencia con evidentes implicaciones políticas señaladas por Harary Security está en el área de lo que llama “ataques contra las autoridades gubernamentales.” De acuerdo con sus informes de seguridad a sus clientes, entre octubre de 2012 y finales de marzo de 2013, hubo un total de 516 ataques contra autoridades del gobierno -un salto significativo de meses anteriores, en 2012. La tendencia hizo que Harary Security incluyera este fragmento de análisis en su informe a los clientes para Febrero de 2013:

Hubo un significativo aumento en los ataques a las autoridades gubernamentales. Lo más notable fue el aumento del número de emboscadas contra las fuerzas del orden. Además, ha habido un aumento constante en el número de asesinatos de funcionarios del gobierno (en su mayoría electos) a partir de octubre [de 2012]. Con respecto a los asesinatos, un patrón distinto e inquietante parece estar surgiendo. La gran mayoría de las figuras políticas asesinadas en los últimos cuatro meses han sido miembros del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), u otros pequeños partidos [políticos]. En otras palabras, las víctimas han sido en su mayoría miembros de los partidos que no sean el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Este patrón emergió a principios del otoño [2012 y] se ha mantenido incluso después de la toma de posesión de Peña Nieto en diciembre. Si bien todavía no es posible verificar las causas de este patrón, se podría conjeturar que grupos delictivos locales están asumiendo que habrá menos esfuerzo realizado por las autoridades federales dominados por el PRI para investigar estos crímenes. Para ser claros, los funcionarios del PRI no han sido inmunes a los ataques y varios de ellos fueron asesinados en cada uno de los últimos meses.

Otro tema de análisis podría señalar que la línea entre los “grupos criminales” locales y los partidos políticos en el poder es muy delgada, si es que existe, de modo que cuando el poder se desplaza de una manera importante en México, es probable que los objetivos de las balas también lo hagan.

Maquinaria de relaciones públicas

El pronóstico de Harary de Seguridad para la administración Peña Nieto sobre la guerra contra las drogas -a pesar de la retórica contraria de su gobierno- no es color de rosa.

“Es evidente que las posibles mejoras en la situación de seguridad, como resultado de cambios en las políticas de la administración Peña Nieto no se notarán en el corto plazo,” señala el informe de Harary Security para marzo de 2013. “Además, es probable que sea muy difícil para su administración lograr un cambio significativo en el nivel de la violencia y el crimen organizado que afecta a México”.

Pero incluso si compramos la predicción de Harary Security, no esperamos que disminuya pronto el impulso publirrelacionista de Peña Nieto.

En julio pasado, Narco News reportó que el entonces presidente electo Peña Nieto había contratado a la empresa de relaciones públicas Chlopak, Leonard, Schechter & Associates de Washington DC para ayudarlo a difundir propaganda positiva acerca de su nuevo gobierno y sus planes para México. CLSA es la misma empresa de creación de imagen que en el otoño de 2009 utilizarán los usurpadores hondureños dirigidos por el entonces presidente “de facto” Roberto Micheletti luego de su exitoso golpe de Estado en ese país centroamericano.

Para diciembre de 2012, CLSA seguía trabajando para Peña Nieto, según una presentación que la empresa hizo ese mes bajo las Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, por sus siglas en inglés). La siguiente presentación de CLSA bajo FARA se hará en junio de este año.

Una lectura atenta de este registro FARA muestra una lista de los contactos realizados entre julio y noviembre 2012 por CLSA en nombre de Peña Nieto como parte de la misión de la empresa de relaciones públicas para lograr prensa positiva por parte de influyentes medios estadounidenses. Los principales medios que aparecen en la lista y que fueron contactados por CLSA en nombre de Peña Nieto, incluyen al New York Times, Wall Street Journal, el Washington Post, ABC, CBS, MSNBC, The Atlantic, Time, la Institución Brookings y el Centro Wilson, entre otros.

Así es como se fabrica el consentimiento en los medios de comunicación -con una sonrisa, un traje fino, y un soborno- y se logra una indiferencia insensible hacia la sangre derramada.

Permanezcan en sintonía…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America