<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español April 26, 2017 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

#131+1: Voces en Movimiento

La historia oral del movimiento juvenil en México en el 2012


Por Escuela de Periodismo Auténtico
Generación 2013

9 de septiembre 2013

El 11 de mayo de 2012 en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, en plena efervescencia electoral la historia dio un viraje inesperado: un video, las redes sociales, las marchas y las acciones masivas lograron insertar en la historia de México un nuevo momento de esperanza y los jóvenes mexicanos sorprendieron al mundo entero.

Hicieron preguntas, invocaron la justica y por ello les llamaron porros, agitadores, En su indignación, nacía el movimiento #yosoy132. La historia oral nos da la posibilidad de reconstruir los hechos desde los ojos de quienes los vivieron. Y sus miradas, con todos sus matices y colores, también nos muestran los sentimientos y subjetividades de aquel momento donde una sociedad fue sacudida por un movimiento juvenil. Anécdotas, rumores, noticias y opiniones se entremezclan en un coro de voces de donde surge la historia.

En la Escuela de Periodismo Auténtico del 2013 en la Ciudad de México, ocho estudiantes organizadores, artistas y periodistas de diferentes partes de México se reunieron y dieron respuestas sobre sus experiencias y su participación en el movimiento llamado #yosoy132. Le preguntamos a cada uno de ellos lo siguiente:

¿Cuándo y cómo fue que escuchaste del movimiento yo soy #132 por primera vez?
1. ¿Podrías contarnos cual fue, según tú, la historia del movimiento Yo soy #132?
2. ¿Cuál era la opinión del movimiento #132 en tus diferentes entornos sociales?
3. Acerca de la movilización masiva del 1 de diciembre, ¿Qué pasó? ¿Qué sensaciones y pensamientos te generaron?
4. ¿Cómo participaste en el movimiento yo soy #132? ¿Jugaste algún rol?
5. Cuéntanos las estrategias y tácticas del movimiento, sus éxitos y fracasos.
6. ¿Cuál fue tu experiencia en los entrenamientos del movimiento yo soy #132?
7. Si el objetivo principal era la democratización de los medios ¿Cuáles fueron los éxitos y fracasos?
8. ¿Cuál es el estado actual de movimiento?
9. ¿Cómo cambio tu perspectiva luego de pertenecer al movimiento yo soy #132?
10. ¿Qué harías de manera distinta de aquí en adelante?


Marlo Garcia. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie.
Marlo Garcia. México DF. Artista visual. 24 años. Estaba trabajando con mis amigos, estábamos usando la computadora. En ese tiempo era muy adicto al Twitter, entonces se me ocurrió abrirlo, y vi que estaba corriendo este video donde abuchean a Enrique Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana y me dio mucha risa… Y entonces lo compartí, ¿no?

Fabiola Rocha. México DF. Dirección de teatro, 24 años. Un grupo de estudiantes de la escuela Iberoamericana, que es una universidad privada en México, hizo una entrevista al candidato presidencial Enrique Peña Nieto, ellos estaban preguntándole cosas muy “picosas”.

De principio no quería contestar, ya se estaba yendo, de hecho ya había terminado de presentar su plan presidencial y todo lo que en teoría interesaba y se regresa y dice: “pues asumo la responsabilidad de Atenco, asumo que hubo que hacer esas cosas y básicamente me vale madres si hubieron violaciones a los derechos humanos o no”, y los chicos se molestaron muchísimo.

Marlo García : Entonces los estudiantes le empezaron a gritar “¡asesino!” “¡asesino!”. Enrique Peña Nieto tuvo que salir del salón donde se estaba dando el debate y como la gente estaba muy alborotada tuvo que esconderse en el primer baño que encontró, esa fue otra de las cosas chistosas que permitió que corriera el video (…) el video comenzó a correr 10 minutos después de que hubiera sucedido en la Ibero.

Luz Rodea México D.F. Analista política, 27 años. Me acuerdo que estaba atacada de la risa porque decían los locutores que estaban teniendo problemas técnicos porque (Peña Nieto) estaba encerrado en el baño. Salió en radio que estaban teniendo problemas, e inmediatamente subieron el video, todo fue tan viral y tan inmediato que me pareció absurdo que estuvieran negando lo que estaba pasando.

Uriel Pérez. México DF. Diseñador gráfico. 29 años. En ese tiempo, Codwell el dirigente del PRI, trataba de justificar lo que pasó en la Universidad Iberoamericana, dijo, “fue un grupo de porros”, provocadores.

Fabiola Rocha: Entonces, los chicos se molestaron otra vez y realizaron un video que decía “yo soy fulanita de tal, esta es mi matrícula, miren mi credencial y yo no soy una infiltrada. Ellos eran 131 en total… cuando pillo el video ya había un trending topic en Twitter que decía “yo soy el estudiante número 132” y se refería justamente a que tu querías involucrarte en el movimiento y por lo tanto tú eras el número 132 de ese video. Y bueno, así me entero de este movimiento.

Litza Fernández. México DF, editora y comunicadora. 33 años. Fue en Twitter, era hash tag “Yo soy 132” y me metí a ver el video de lo que había sucedido y a partir del video dije ¡wow!.

Adrienne Blanc: Cuernavaca. Artista. 25 años. En las noticias lo escuché, la gente estaba platicando de eso, me puse a prender la tele para ver que estaba pasando.

Joselyn Quiles, Colima, ciclista. 33 años.(…) Viendo en los videos de youtube nosotros decíamos ¿Cuál grupo de porros? Era toda la escuela que le estaba gritando sus verdades.


Litza Fernández. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Litza Fernández: Fue una forma de expresar el repudio que se sentía hacia Peña Nieto y cómo los estudiantes se unieron para manifestarse en su contra y todos los que no éramos parte de la Ibero.

Marlo García: Los abuelitos y los tíos empezaban a preguntar, “¿oye que eso del 132?” entonces era la perfecta oportunidad para contarle más o menos que había pasado y la gente que tenía una buena imagen de Enrique Peña Nieto comenzaba a cuestionarse o al menos se les sembraba la semilla en la cabeza de: “algo está pasando aquí que no es normal”.

Uriel Pérez: En general las amas de casa que no estaban muy bien informadas, sólo se dejaban influenciar por la televisión, comenzaron a llamarlos porros y empezaron a defender a Peña Nieto. El problema es que los medios influyeron mucho en crear opiniones en las personas y también la falta de información.

Joselyn Quiles: Era un movimiento como que nos llenaba mucho de juventud que nos alentaba mucho a decir “¡no manches!, ¿Por qué yo no lo hice en el 2006? ¿Por qué yo no me levanté?

Luz Rodea: Entre mis amigos había unos que no estaban de acuerdo decían que estaban cooptados por el movimiento de Andrés Manuel, pero tenían influencia priista.

Fabiola Rocha: Yo escuché todo el tiempo opiniones a favor del 132, pero cuando hacía fila para comprar comida, como que estaban en desacuerdo las personas atrás de mí y decían: “¡ay esos estudiantes otra vez! Haciendo sus marchas, molestando a todos”.

Litza Fernández: De los maestros sí escuché que estaban súper emocionados porque muchos recordaban el movimiento del 68, muchos decían que ya era hora de que los jóvenes despertaran y alzaran la voz, me tocó platicar con algunos adultos que decían nosotros lo intentamos en el 68’ pero no funcionó les toca a ustedes.


Uriel Perez. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Uriel Pérez: A mí me tocó estar yendo a las marchas. Yo soy diseñador gráfico, me dedico al diseño, y lo que hice fue utilizar mis medios, crear ilustraciones, carteles, stickers, y de esa manera contribuí mucho al movimiento.

Marlo Garcia: Pues participé en muchas de las marchas y en algunas de las asambleas interuniversitarias. Ya después me involucré con esta red de grupos operativos y fue donde más estuve mucho más tiempo y con objetivos más claros (…) incluso después de que el movimiento empezó a decaer nosotros seguíamos reuniéndonos, fue uno de los trabajos de organización que perduraron.

Litza Fernández: Participé en las asambleas como oyente, si me integré a una asamblea interuniversitaria en la mesa de comunicación e información. Entonces estábamos decidiendo de qué forma se iba a dar esta información si a través de tendederos públicos, si a través de pancartas, de flyers, o ir de boca en boca en los metros.

Marlo García: En primera (el objetivo fue) la democratización de los medios, como les digo, era evidente que la televisoras tenían alguna especie de trato con el candidato. Después se convirtió “contra la imposición” cuando se iban acercando las elecciones, y cuando iba complicando lograr los efectos que queríamos, la demanda principal pasó a ser que el Instituto Federal Electoral no se permitiera que el fraude se estuviera llevando a cabo.

Luz Rodea: El objetivo era buscar la democratización de los medios que tampoco me parece el mejor concepto, Porque, ¿cómo democratizas un medio que es privado? Discutí muchas veces con los que estaban adentro del movimiento que más bien era una transparencia en los medios, pero bueno, ¿cuándo la ha habido?

Fabiola Rocha: Si, básicamente tenía dos demandas. Numero 1 era evitar que Enrique Peña Nieto, es decir, el régimen que calla los movimiento con sangre regresara al poder, esa me parecía muy importante. El segundo era la utilización de los medios masivos de comunicación, como lo es la televisión (…) para manipular la opinión de las personas.


Joselyn Quiles. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Joselyn Quiles: La “democratización de los medios masivos”, eso no va pasar y tampoco los necesitamos. Hay que llegar a la gente de otra manera.

Ximena Payán: México DF. Estudiante de periodismo, 23 años. El movimiento dependió de los medios y de las redes sociales, y después cuando ya estaba afectando a ciertos intereses los medios dejaron de cubrirlo y el movimiento se fue abajo porque nunca tuvo el apoyo de la base. Se compartió mucha información (en redes sociales) hasta el punto en que todos los que íbamos a las marchas nos habíamos enterado por medio de las redes sociales. Lo cual también era una debilidad porque en México el 50 % de la población tiene acceso a Internet.

Marlo Garcia: A mí me llegó la noticia que se estaba organizando una red de Grupos Operativos, (GO por sus siglas), eran una red de grupos pequeños de personas que trabajaban en tareas específicas, y lo único que tenían en común era que tenían que estar conectados unos con otros, mantener unos lineamientos de seguridad de comunicación y que dieran más importancia al trabajo en la práctica que estaban haciendo.

Joselyn Quiles: Nosotros tuvimos un acercamiento con “Yo soy 132” directamente con la Mesa de Estrategia, creo que le llaman “sala de estrategia” (…) Ellos vinieron a impartir uno de los cursos precisamente de resistencia civil no violenta que yo tuve la oportunidad de tomar y a mí me parecía que se me estaba abriendo el mundo.

Uriel Pérez: La cuestión estratégica del 132, responde como otros (movimientos) a que son muy viscerales, el problema es que no hay un plan a largo plazo, ese fue un fallo que tuvo el movimiento a nivel nacional. Eran acciones no bien planificadas. La parte de generar una estrategia es entender que uno tiene que tener una serie de pequeñas victorias, para llegar a una gran victoria. Y definir también qué pasa después de esa victoria. El gobierno lo empezó a infiltrar y se fragmentó.


Fabiola Rocha. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Fabiola Rocha: (…) básicamente en las asambleas se habla de todo un poco y los dos primeros tópicos de los que hablamos antes, democratizar los medios y contrarrestar el régimen priista ya se han olvidado, y se han ido por “hay que cambiar la educación, hay que cambiar todo en la vida”, no están pensando en este “paso a paso que necesitan las cosas”. Siento que no hay una estrategia clara, en entonces el movimiento puede resultar en el fracaso, claro que el fracaso tampoco es malo, habría que saber cómo lidiar con eso.

Adrienne Blanc: Una falla en este movimiento fue tratar de decirle a la gente lo que tenía que hacer en vez de escucharlos para saber que hacer todos juntos.

Ximena Payán: Eran marchas muy civiles y me parece que funcionaron pero ya después todo se quería resolver en asamblea y ahí ni son democráticas y todo el tiempo se discuten cosas.

Litza Fernández: El problema es que era demasiada gente, todos querían tomar el micrófono. Después lo dividieron en pequeños grupos por universidad o colectivos, y esas a su vez tenían sub asambleas o sub grupos de cada escuela. Hubo un (grupo) que surgió al que asistí más que era “Yo soy 132 académicos”, eran profesores de universidades públicas y privadas que también hicieron su grupo y discutían propuestas y las integraban en asamblea general, se fue haciendo un árbol de asambleitis y muy pocas veces lo que escuchabas en un grupo llegaba a la mesa final, entonces era como un teléfono descompuesto.

Litza Fernández: Fue un punto importante explicar y el decir por qué no hacerles caso a los medios convencionales. La gente integrada al movimiento sí despertó digamos, pero toda la gente que no pertenecía le valió un comino. Va mucho más allá de ver un programa de televisión o no.


Ximena Payan. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Ximena Payán: En un principio sólo iba a las marchas, se empezó a contagiar este espíritu de mucho ánimo. Después de que se empezaron a hacer las marchas, fui a la primera asamblea en las Islas (de la UNAM) pero me pareció que no se estaba haciendo nada, me parecía que querían cambiar al mundo en una asamblea, y eran terribles, sólo fui a la primera y no volví.

Joselyn Quiles: Habían muchas cosas (que aprendí) por intuición (…) Hay estrategias para encontrar a tus aliados que a mí me parece básico. También, hay otras dinámicas para ayudarte a saber en qué converges con las demás personas y trabajar sobre las cosas en las que si converges y dejar atrás todo en lo que te puedes pasar discutiendo toda la vida.

Marlo Garcia: Descubrí la importancia de dar talleres, porque la gente está acostumbrada a reunirse en asambleas a tomar decisiones por votaciones que duran horas (…)Entonces estos talleres implementaban la cultura de un trabajo en equipo.

Uriel Pérez: Gracias a que nos llegó la información de la Resistenica Civil no Violenta, fue que empezamos a estudiar estrategias exitosas que en otros tiempos funcionaron. Nos dimos cuenta de (la importancia de) la constancia, tienes que estar comprometido con la causa, el problema es que muchos se van quedando en el camino y las propuestas también.

Litza Fernández: Fue muy importante para mí el ver las ganas de tener una estrategia y un conocimiento sobre la Resistencia Civil no Violenta, creo que es un gran ejemplo de que si se pueden hacer las cosas no a través de las armas, pero se piensa que el ser no violento es ser pasivo, y creo que es la misión que tenemos todos los que integramos este grupo y los que faltan por conocerlo.

Marlo Garcia: La toma de protesta estaba planeada para el 1 de diciembre. (…) nos enteramos que el movimiento tenía la intención de tomar el palacio legislativo, (…) y hacer manifestaciones en las calles aledañas que ya estaban cerradas con barricadas. En estos eventos del 1 de diciembre se lanzaron bombas de gas lacrimógeno (…) en los reportajes en vivo se escuchaban estas detonaciones (…) y de repente, cuando empezaba a ser todo más caótico, empezaron a mencionar gente que estaba herida, que gente que había sido golpeada en la cabeza, que estaba inconsciente y que parecía muerta (…) era bastante choqueante.

Joselyn Quiles: Nosotros estábamos absolutamente dispuestos a salir a la calle, yo iba a venir al Distrito Federal junto con otros compañeros, ya nos estábamos organizando, pero unos días antes se escuchaban muchos rumores, no teníamos ninguna certeza de nada. Cuando vi las imágenes (…) era una impotencia, frustración, coraje, fueron muchos sentimientos encontrados.

Adrienne Blanc: Yo creo que fue un hecho muy importante porque nadie quería que el presidente llegara a tomar el poder ¿no? Y la policía sabía que no queríamos (…) aunque al final no logramos detenerlo, muchísima gente estuvo ahí. No pudo ser un movimiento completamente pacífico, (…) pero yo entiendo porque (…) siento que era la manera de extraer su rabia y de decir “aguas”, porque sí hay una reacción.

Fabiola Rocha: Yo tengo un grupo de compañeros de mi comunidad, yo estudié Literatura Dramática y Teatro (…) ellos organizaron un performance, estaban en una calle diferente donde fueron los disturbios, y los llevaron a la cárcel bajo el cargo de “ataque a la paz pública”. (Los manifestantes) lo hicieron desde el puritito dolor.

Uriel Pérez: Era una fecha que nosotros ya habíamos analizado… como salón de estrategia decidimos no participar porque ya sabíamos que era una fecha muy peligrosa, días antes las calles alrededor de San Lázaro estaban cerradas, gente que vivía ahí y ni siquiera podía entrar, eso nos habla de una fuerza pública que está dispuesta a todo con tal de lograr la imposición. Fue una crónica de un desastre anunciado.

Ximena Payán: Pasaba que los estudiantes que iban seguían con esta idea de manifestaciones no violentas. Luego empezó la represión pero empezaron a detener a quienes no estaban haciendo nada violento, y fue muy indignante. Si, fue el declive del movimiento, ese día se calló. En los medios masivos, (se) manejó así: “Todos los estudiantes son unos vándalos y se merecen ir a la cárcel, porque acaban de destruir la ciudad de México”.


Luz Rodea. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Luz Rodea: Luego de la elección hubo una marcha con un ambiente muy tenso. Yo creo que si es una fecha muy significativa (la del primero de diciembre) porque se demostró primero cuál puede ser la postura del gobierno en los siguientes 6 años, con qué están dispuestos a empezar.

Litza Fernández: Más tarde (del momento de la toma de protesta) fui a un evento cerca del centro y me tocó ver los destrozos que tanto molestaron a la ciudadanía: vidrios de cajeros y de la comisión federal destrozados todo en contra del sistema, realmente parecía una ciudad abandonada. Hacia la Alameda todavía había muchos policías, y me tocó ver un camión de basura quemado, era un ambiente muy difícil, yo tenía miedo, las calles se sentían con miedo. Pero fue muy chistoso, porque al dar la vuelta a la Alameda, había gente bailando danzón comiendo quesadillas, viviendo su fiesta (…) y realmente ahí me di cuenta del contraste que puede haber en un mismo punto de la ciudad: mientras unos sufren otros son felices, mientras unos están bailando danzón otros están detenidos, me daban ganas de decirles, ¿qué no saben que hay compañeros detenidos?

REFLEXIONES

Joselyn Quiles: El yo soy 132 Colima actualmente (…) está trabajando en otros movimientos, pero sabiendo también que pertenecieron a Yo soy 132. Una vez que perteneces a un grupo o una movilización como ésta, nunca vuelves a ser el mismo.

Luz Rodea: Pues ahorita está bastante apagado, no desapareció porque sigue el descontento. El 1 de diciembre si logró callar a muchas personas, y no sé qué estén haciendo ahora.

Marlo Garcia: Todavía hay algunos grupos dentro de las facultades (…) yo creo que hay un movimiento con una organización como tipo hormiga (…) pero en general creo que estaba bastante disuelto.

Uriel Pérez: Como todo movimiento tiene sus etapas, ahorita está en una etapa de letargo, a lo mejor ya ni siquiera me atrevería a llamarlo 132 porque generó varios grupos. Evolucionó, cambió.

Fabiola Rocha: Yo creo que está en un momento muy importante, es decir la desaceleración de un movimiento no siempre es mala. (…) el movimiento que era tan grande y que congregaba a muchas personas se ha convertido en grupos operativos.

Adrienne Blanc: No he escuchado hablar en mucho tiempo ni de asambleas ni de nada ¿no?

Ximena Payán: No tengo idea, sé que una vez que pasó el primero de diciembre se empezaron a hacer los grupos operativos y se empezó a ver una nueva manera de comunicación y de toma de decisiones.

Litza Fernández: Sí se siguen reuniendo ciertos grupos, se siguen haciendo tendederos de información donde la gente pude ver, pero es a muy pequeña escala, a nivel organización yo creo que sí está perdido, porque no se plantearon un objetivo.

Uriel Pérez: Un gran éxito del movimiento fue evidenciar la corrupción que existe en los medios de comunicación: ¿cómo es posible que un medio pueda crear la imagen e incluso imponer a un presidente?, eso nosotros lo consideramos como una gran victoria, mucha gente despertó, lo vi con mi familia, ya mucha gente no se traga tan fácilmente lo que dicen en las noticias.


Adrienne Blanc. PHOTO DR 2013 Elaine Cromie
Adrienne Blanc: Realmente creo que no se pudo acceder a ningún tipo de poder para poder acceder a estos medios desgraciadamente, bueno Televisa es casi una pinche institución ¿no? Así que educa a la gente y la educa muy mal. Pero realmente siguen estando igual, completamente manipulados.

Uriel Pérez: Lo que me deja el movimiento es una conciencia más abierta, políticamente hablando me deja muchas experiencias que me van a servir para más movimientos. Soy diseñador gráfico y para mí como artista el movimiento me inspiró: estoy haciendo una novela gráfica basada en movimientos sociales.

Joselyn Quiles: Una vez que has participado de un movimiento como éste, solamente te quedan más ganas de seguir trabajando por la gente y trabajando por tus derechos.

Marlo Garcia: Me cambió muchísimo, porque nunca me imaginé que iba a vivir un proceso así. El movimiento 132 nos llevó a descubrir la Resistencia Civil no Violenta.

Fabiola Rocha: Me siento mucho más segura de lo que quiero, de mi país y creo que tomar conciencia es el primer paso para buscar un cambio (…) tengo que ser mucha más informada, tengo que ser mucho más cabrona.

Joselyn Quiles: Muchos de nosotros vamos a morir sin ver un cambio en México, pero lo que yo sé es que todos los días, cuando yo me levanto, hay una semillita dentro de mí que está creciendo por trabajar, por cambiar el lugar donde estamos viviendo. Es construir las cosas desde abajo, para arriba.

Ximena Payán: Antes era muy idealista y también creía que saliendo a las calles te hacías escuchar, pero luego me di cuenta de que no (…) me di cuenta de que las asambleas no son una solución que las marchas tampoco, que el gobierno va a buscar la forma de reprimirte como sea.

Luz Rodea: Si me marcó… me devolvió la fe en la juventud y en mis amigos, (en) que si puedes crear conciencia en las personas. El movimiento demostró que todos podemos tener un objetivo (…) sin importar tu entorno social.

Adrienne Blanc: Igual no es esta vez, pero (…) la gente se atrevió a juntar y volver a brincar juntos.

Litza Fernández: De dos años para acá no me interesaba realmente en la política, (…) y a raíz del movimiento, compartir con gente que no pertenecía a mi entorno cotidiano, me ayudó a ver mi visión sobre el país y la necesidad de comunicar.

Uriel Pérez: Muchas veces se quiere educar a las personas adultas, pero si no se hace desde pequeños más grandes ya es muy difícil, y con todo el neoliberalismo la idea es que si quieres educación de calidad tienes que pagar por ella. Como organizador tal vez lo que crearía son campañas para alfabetizar a las personas, buscar lugares alejados en donde la educación no llega como tal.

Litza Fernández: Creo que es ir más allá, tener una visión más clara que no es nada más los que estamos aquí, sino todos los que faltaron, siquiera de enterarse que existió el movimiento, porque no traspasó fronteras demográficas, fue muy exclusivo.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America