<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español May 23, 2017 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La liberación del “asesino” del Agente de la DEA Kiki Camarena cambia el juego para la CIA

El Narcotraficante Rafael Caro Quintero sabe donde están enterrados todos los secretos en la guerra sucia contra las drogas de los Estados Unidos


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

10 de agosto 2013

La reciente liberación de una prisión mexicana de Rafael Caro Quintero – un capo en el mundo del narcotráfico mexicano – le arranca la costar a un tumor en largo proceso de metástasis en la Guerra contra las drogas de los Estados Unidos.

El viernes 9 de agosto, una corte federal mexicana revocó la sentencia de 40 años de Caro Quintero después de 28 años en prisión porque alega que Quintero fue juzgado erróneamente en una corte federal por un crimen estatal.

Caro Quintero fue condenado de orquestar la brutal tortura y el asesinato del agente americano de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, quien fue secuestrado el 7 de febrero de 1985 al salir del consulado de los EUA en Guadalajara para verse con su esposa para comer. Su cuerpo fue encontrado varias semanas después en una tumba poco profunda a unos 70 kilómetros al norte de Guadalajara.

La liberación de Caro Quintero del reclusorio hace resurjan varias preguntas sin resolver sobre el rol del gobierno americano en la guerra contra las drogas. La cobertura mediática reciente sobre la liberación de Caro Quintero se ha enfocado, en gran medida, en el shock y enojo de los oficiales americanos. Estos oficiales ahora muestran el caso Camarena en la arena pública como una bandera sangrienta, argumentando que su honor y el de la nación debe de ser vengado por la osadía de México en permitirlo salir libre.

Lo que no se está discutiendo es la complicidad del gobierno de EUA en el negocio de narcotráfico de Caro Quintero y si, hasta en el terrible asesinato del agente Camarena.

Desmenuzando el tema

En su libro definitivo sobre la Guerra contra las Drogas de EUA, “Abajo por el río”, el periodista Charles Bowden revela que el agente especial Camarena de la DEA, pasó tiempo en México con otro agente de la DEA, Phil Jordan, en mayo de 1984 antes del secuestro de Camarena. Jordan, en ese entonces, le mencionó a Camarena que alguien los estaba siguiendo.

Camarena respondió calmado que los individuos que los seguían trabajaban para el servicio de inteligencia de México, la Dirección Federal de Seguridad (DFS).

Un extracto del libro de Bowden:

Camarena hizo de lado la alarma de Jordan al notar que la DFS están entrenados por la CIA y es una unidad misteriosa en su trabajo. También mencionó que son, en realidad, “los ojos y los oídos de los carteles”.

Esta es una revelación impresionante: que la CIA y la DFS estuvieran trabajando en unísono y que simultáneamente la DFS también estuviera enredada con los narcotraficantes mexicanos que en ese entonces incluían a Caro Quintero y sus compañeros Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo. Estaban considerados como los capos de mas alto rango en la organización que en ese entonces dominaba el trafico de drogas, el Cartel de Guadalajara.

De hecho, la DFS también fue acusada de ser cómplice en el secuestro y asesinato de Camarena y en el subsecuente esfuerzo de otorgar protección a Caro Quintero. Eventualmente, Quintero fue aprendido en Costa Rica después de llegar a ese país con la supuesta ayuda de la DFS.

Caro Quintero y Fonseca Carrillo fueron eventualmente condenados y encarcelados por sus roles en la muerte de Camarena y de su piloto Alfrado Zavala Avelar. Cada sentencia fue asignada por 40 años en una prisión mexicana. Caro Quintero tenía 37 años en ese entonces.

Pero Camarena no fue la única victima de la corrupción de la DFS durante esa era. El famoso periodista mexicano Manuel Buendía, quien a mediados de los 80s estaba investigando las conexiones entre oficiales corruptos en México y el narcotráfico, incluyendo a Caro Quintero, fue asesinado en 1984 con la supuesta ayuda del liderazgo de la DFS.

Una nota por el columnista mexicano Carlos Ramírez, traducida y publicada por Narco News en el 2000, describe las circunstancias del asesinato de Buendía:

Buendía fue asesinado el 30 de mayo de 1984 en una calle cerca de la Zona Rosa en la Ciudad de México. La investigación fue cubierta o tapada por la DFS. Las ultimas investigaciones de Buendía en el tema del narcotráfico lo llevo a áreas rurales del país. Buendía había respondido a un anuncio en el periódico unos obispos católicos al sur del país que estaban denunciando la penetración del narco en zonas rurales de México pero también la complicidad del ejercito y la policía.

Buendía no terminó la investigación. Su asesinato fue casi un año antes de que el asesinato del Agente anti-drogas de EUA Enrique Camarena Salazar en Guadalajara expusiera la penetración del narco en las fuerzas policiacas de México.

Agentes de la Agencia de Investigaciones Sociales y Políticas y de la Agencia de Seguridad Federal fueron descubiertos como protectores del narco en México. El Procurador General de la Republica, en las investigaciones del asesinato de Camarena, encontró credenciales de la Policía Federal de Seguridad en nombre de los narcos. Caro Quintero escapó a Costa Rica usando una credencial de la DFS con su foto pero con otro nombre…

Eso que Buendía estaba investigando meses antes fue confirmado con el asesinato de Camarena, un agente de la DEA asignado al Consulado de EUA en Guadalajara.

Documentos

La DFS fue disuelta en el 1985, después del asesinato de Camarena y fue integrada en la versión mexicana de la CIA llamado el CISEN. El CISEN aún trabaja muy de cerca con las agencias estadounidenses y sus oficiales, incluyendo a la CIA, pero es el legado de la DFS y su trabajo con la CIA que resurge ahora con la reciente liberación de Caro Quintero.

En particular, un informe de investigación de la DEA, que fue preparado en 1990 y obtenido por Narco News, muestra detalles sobre la conexión entre la DFS y la CIA. El reporte de la DEA fue referenciado en la cobertura mediática del juicio en EUA de cuatro individuos acusados de jugar un rol en el asesinato de Camarena.

Un reportaje de Los Ángeles Times del 5 de julio de 1990, lee:

El informe [de la DEA] esta basado en una entrevista con dos agentes de la DEA con base en Los Ángeles con Laurence Victor Harrison, una figura oscura quien, de acuerdo a testimonios dados en corte, orquestaba una red muy sofisticada de comunicaciones entre poderosos narcotraficantes mexicanos y sus aliados en los poderes de la ley en México en los años 80s.

De acuerdo al informe, en febrero 9, Harrison le dijo a los agentes Héctor Berrellez y Wayne Schmidt de la DEA que la CIA utilizaba a la DFS de México como “una cubierta, en el evento de que alguien hiciera preguntas de quien lideraba la operación de entrenamiento.”

Esa operación de entrenamiento, de acuerdo al reporte de la DEA, involucraba a “Guerrillas guatemaltecas” que “estaban entrenando en un rancho propiedad de Rafael Caro Quintero” en Veracruz, en la Costa Este de México.

Más del informe de la DEA:

Las operaciones de entrenamiento en le campamento eran conducidas por la CIA utilizando la DFS como cubierta, en el evento de que alguien preguntara quien estaba liderando el campamento.

…Representantes de la DFS, quienes eran el frente para el campamento estaban de hecho trabajando con las capos de mas alto rango del narco para asegurar flujo de narcóticos por México hacia los Estados Unidos.

…utilizando la DFS como cubierta, la CIA estableció y mantuvo campos aéreos clandestinos para rellenar aeronaves cargadas de armas que iban hacia Nicaragua u Honduras. Los pilotos de estas aeronaves se cargaban de cocaína en Barranquilla, Colombia y en camino a Miami en Florida rellenaban el combustible en campos aéreos operados por los narcos en México y mantenidos por la CIA.

Tosh Plumlee fue uno de los pilotos contratados por la CIA que llevaban cargamentos de drogas hacia los Estados Unidos en ese entonces. Plumlee le dijo a Narco News que dentro de los lugares donde aterrizaban sus aviones durante esas misiones estaba el rancho propiedad de Caro Quintero en Veracruz, México.

“Yo estaba volando operaciones ilegales transportando cocaína de Colombia a los Estados Unidos,” dice Plumlee. “ [El agente de la DEA] Camarena sabía todo de estas operaciones.”

Plumlee intentó sacar esta información a la luz al principio de los 80s antes de la muerte de Camarena.
Los siguientes extractos son de una carta escrita para el Procurador General de EUA Gary Hart en Febrero de 1991 que fue mandada al Senado Jon Kerry quien era entonces Presidente del Subcomité de Terrorismo, Narcóticos y Comunicaciones Internacionales.

En marzo de 1983, Plumlee contacto a la oficina del Senado de Denver y se vio con el señor Bill Holen de mi equipo del senado. Durante la reunión inicial, el señor Plumlee mencionó varias alegaciones sobre la política internacional y militar de los Estados Unidos para con Nicaragua y el uso de actividades encubiertas por agencias americanas.

…..El señor Plumlee también dijo que México, Costa Rica, Guatemala y el Salvador le estaban permitiendo el acceso a varios aeropuertos a personal militar de los EUA en distintas áreas de Centroamérica.

El citó específicamente el conocimiento directo del gobierno mexicano sobre los cargamentos de armas ilegales y de narcotráfico que pasaban en el rancho en el área de Veracruz que estaba bajo el control y patrocinio de Rafael Caro-Quintero y de la rama Luis Jorge Ochoa del Cartel Medellin Escobar.

…el señor Plumlee resaltó varios temas incluyendo que las agencias encubiertas de los Estados Unidos estaban directamente involucradas en el trafico y la distribución de drogas para reunir fondos para las operaciones encubiertas en contra del gobierno de Nicaragua…

Cabezas en la arena

Aun antes de la liberación sorpresa de Caro Quintero el 9 de agosto, parece ser que se le permitía conducir su narco negocio tranquilamente y sin intervención de las autoridades desde un pequeño condominio dentro de la prisión. Como evidencia de ese hecho, en junio de este año la DEA anunció que el Departamento de Tesorería de EUA ha “designado a 18 individuos y 15 entidades [de negocios]” que están ligados a Rafael Caro Quintero.

“La acción del día de hoy,” menciona el comunicado de prensa de la DEA,” después del Kingpin Act, generalmente prohíbe a personas en los Estados Unidos de conducir transacciones financieras o comerciales con estos individuos, y también congela cualquiera de sus propiedades bajo jurisdicción de Estados Unidos.”

En otras palabras, el gobierno americano esta alegando que aun dentro de prisión, Caro Quintero siguió manejando su imperio de las drogas por medio de terceros que estaban lavando millones de dólares de dudosa providencia en su nombre.

¿Cómo es esto posible a menos que Caro Quintero siga teniendo muy buenas conexiones con el gobierno mexicano que tengan interés en su narco dinero sea lavado?
Si ese es el caso, ¿porque ese mismo gobierno tendrían interés en extraditarlo a los Estados Unidos a que enfrente un juicio?

De la misma manera, ¿Por qué aquellos con verdadero poder en el gobierno de EUA quieren poner a Caro Quintero a juicio si el posee el conocimiento para exponer operaciones corruptas del gobierno americano que tuvieron su parte en el asesinato de un agente de la DEA?

La única forma de ocultar esa complicidad sería proteger el juicio de Caro Quintero del escrutinio publico bajo el manto de la “seguridad nacional”- aunque los cargos hechos en su contra son de naturaleza criminal (narco trafico y asesinato) y no implican temas de seguridad nacional. Como mayor evidencia de estos hecho, la CIA ya le ha comunicado a los medios que el supuesto involucramiento de la agencia con el rancho de Caro Quintero en Veracruz es falso.
“Toda la historia es mentira,” comentó el vocero de la CIA Mark Mansfield en 1990 para Associated Press. “No hemos entrenado a guerrilleros guatemaltecos en ese rancho o en otro lado.”

Pero vale notar que desde que la CIA dio a conocer ese comunicado, la comisión de verdad patrocinada por la ONU encontró que los Estados Unidos, por medio de agencias como la CIA, si jugaron un rol al entrenar escuadrones de la muerte responsables de asesinar o desaparecer a cerca de 200,000 guatemaltecos – en su mayoría civiles- durante el curso de la sangrienta guerra civil de ese país durante 34 años. Algunas 626 masacres sucedieron en los 80s, cuando la CIA patrocinaba en Veracruz, Mexico, los campos de entrenamiento para las guerrilleros guatemaltecos.

Este extracto es de una nota del Washington Post de 1999 sobre los hallazgos de la comisión de la verdad:

La comisión ha encontrado que “el gobierno de los Estados Unidos, por medio de varias agencias incluyendo la CIA, proveyeron apoyo directo e indirecto para algunas operaciones estatales.

….documentando las atrocidades, el reporte encontró que el ejército “exterminó por completo comunidades Mayas, destruyó sus viviendas, ganado y cosechas” y dijo que en el área norte del país, donde la población Maya es más numerosa, el ejercito llevó a cago campañas sistemáticas de “genocidio”.

Dado ese trasfondo, parece se que Caro Quintero, ahora de 61 años, es un hombre que sabe mucho sobre las operaciones de seguridad nacional de los EUA.

La DEA emitió un comunicado después de que fuera ordenada la liberación de Caro Quintero, dejando en claro que mínimo desde una perspectiva de relaciones publicas, la agencia aún quiere perseguirlo y ponerlo tras las rejas en Estados Unidos.

La DEA esta muy consternada de saber de la decisión de la corte mexicana de liberar al infame narco traficante Rafael Caro-Quintero de una prisión en México. Caro Quintero había estado cumpliendo una sentencia de 40 años en prisión en relación al secuestro, tortura y asesinato del agente especial de la DEA Enrique “Kiki” Camarena en febrero del año 1985. Caro-Quintero fue el maestro y organizador de este atroz hecho. Eso nos recuerda a diario del máximo sacrificio pagado por el agente especial Camarena y la DEA va a continuar sus esfuerzos vigorosos para asegurarse de que Caro-Quintero enfrente cargos en los Estados Unidos por los crímenes que cometió.

¿Pero porque detenerse con Caro-Quintero? ¿Por qué no perseguir a todos los que tuvieron mano en la corrupción que llevó a la muerte de Camarena? ¿Por qué la DEA no esta peleando por ese desenlace?

Yo creo que todos sabemos la respuesta a esa pregunta. Y les apuesto que Caro Quintero también lo sabe y va a hacer todo en su poder para asegurarse de que no lo vuelvan el chivo expiatorio solitario en un cuento de hadas de la Guerra contra las Drogas.

Entonces, ¿qué deben hacer nuestros guerreros de la Guerra contra las Drogas cuando se enfrentan a tal casa de espejos? Bueno, para eso sirven las organizaciones rivales de narcotráfico y los activos con agencias de inteligencia turbias, o no?

Continuará…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America