<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español May 23, 2017 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Operación de tráfico aéreo de drogas patrocinada por los EEUU ha tenido alcance global

Avión vinculado a "Jaguar Maya" introdujo toneladas de cocaína a África - puerto de entrada al mercado europeo


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

9 de febrero 2014

Frecuentemente, organismos de inteligencia estadounidenses, particularmente la CIA, han sido acusados de ser cómplices en el tráfico de drogas, pero los funcionarios públicos y los principales medios rápidamente desestiman las acusaciones calificándolas de teorías conspirativas, a menudo con justa razón.

Sin embargo, algunos casos desafían las explicaciones basadas en culpar a unas pocas “manzanas podridas”. En esos casos, si no hay una complicidad oficial del gobierno de los EEUU con el tráfico de drogas, entonces parece que al menos existe una profunda corrupción y disfunción en el organismo.

La investigación en curso sobre el jet Gulfstream II que se estrelló en México en 2007 con un cargamento de 3.7 toneladas de cocaína parece ser un ejemplo de un caso que apunta a un profundo problema de corrupción dentro de la burocracia estadounidense.

Ese jet fue parte de una operación encubierta estadounidense de larga duración EEUU llamada Jaguar Maya, que implicó la venta de decenas de aviones a organizaciones de narcotráfico de América Latina, según revelaron expedientes judiciales recientemente.

Ahora parece, en base a una investigación de Narco News, que varios de los aviones vendidos a través de Jaguar Maya o partes relacionadas pueden haber sido utilizados para mover toneladas de cocaína en el mercado europeo, a través de África, a pesar de que algunos de estos aviones eran supuestamente monitoreados y rastreados por los agentes policiales o de inteligencia que supervisaban Jaguar Maya.

Reportes en medios de comunicación así como investigadores europeos han conectado al jet Gulfstream II, a través de su matrícula, N987SA, con su utilización en el pasado por parte de la CIA, incluidos supuestos vuelos realizados entre 2001 y 2005 entre los Estados Unidos, Europa y la Bahía de Guantanamo, lugar donde se encuentra el infame campo de prisioneros para los objetivos de la llamada Guerra contra el Terror.

El jet Gulfstream II fue vendido dos veces entre el 31 de agosto de 2007 y el 24 de septiembre de 2008 -el día que se estrelló en la Península de Yucatán con una carga de cocaína.

Dos compañías de Florida involucradas en esas ventas han sido nombradas en los escritos judiciales mencionando que el jet era parte de una bizarra operación encubierta de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) llevada a cabo en América Latina (Jaguar Maya) -en la que no hubo detenidos ni acusaciones en los EEUU en los más de cuatro años en que estuvo oficialmente en marcha. Según fiscales estadounidenses, la operación terminó con la caída del Gulfstream II en México.

Supuestamente, la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional está investigando a dos agentes de ICE que formaban parte de Jaguar Maya, según indican informes judiciales federales en Florida. La investigación se centra en la supuesta actividad ilegal relacionada con la operación Jaguar Maya.

Sin embargo, diversas fuentes del gobierno que hablaron con Narco News dicen que una operación como Jaguar Maya hubiera requerido una serie de aprobaciones de alto nivel y de supervisión, no sólo de funcionarios de ICE y del Departamento de Seguridad Nacional, sino también de funcionarios de los Departamentos de Justicia y de Estado, incluyendo los embajadores estadounidenses en las naciones involucradas.

El fracaso policial de Jaguar Maya durante los cuatro años, a pesar de la supervisión, llevó a que esos mismos funcionarios concluyeran que el verdadero propósito de Jaguar Maya no era reunir evidencia para hacer las detenciones o presentar acusaciones. En vez de eso, sugieren que Jaguar Maya de ICE bien pudo ser una operación encubierta de la CIA que utilizó diversas compañías de fachada para penetrar en las organizaciones narcotraficantes con el objetivo de reunir inteligencia y reclutar activos – todo con el objetivo de avanzar en los intereses estadounidenses considerados vitales para la comunidad de inteligencia.

Esa es una acusación grave, pero nadie está fuera de las posibilidades, afirma un agente federal antidrogas que habló con Narco News sobre el contexto:

Recuerda, todo es acerca de la inteligencia. La moralidad, legalidad e incluso el sentido común se suspenden en favor de la recolección de inteligencia.

Las agencias de inteligencia estadounidenses quieren saber a dónde van las drogas, a quién y dónde se distribuyen. El resultado es una gran gráfica de tráfico. Utilizan la inteligencia para generar más inteligencia dónde por lo tanto no actúan.

Las agencias de inteligencia a veces se acercan a aquellos que están lucrando [con el narcotráfico], recordándoles que ellos (las agencias de inteligencia) crearon la oportunidad para que pudieran hacer mucho dinero para luego pedirles que repongan la inversión en forma de más inteligencia.

Desglose

La estrategia empleada en Jaguar Maya, de acuerdo con documentos judiciales que revelan su existencia, era de colocar un dispositivo transpondedor en los aviones vendidos a organizaciones narcotraficantes de América Latina a través de una compañía fachada de ICE -también identificada en los documentos judiciales como Donna Blue Aircraft Inc. de Boca Ratón, Florida.

Junto con Donna Blue, otras dos compañías de Florida han aparecido en los documentos acusadas de intermediar ventas de aviones para individuos en América Latina a los que los fiscales estadounidenses ahora conectan con grupos narcotraficantes. Y estas tres compañías, todas asentadas en Florida, están conectadas entre sí a través de varios temas empresariales y personales que se exponen en los documentos judiciales y otros registros públicos.

Vamos a desglosarlo: Una empresa llamada World Jet Inc. de Fort Lauderdale negoció la venta del jet Gulfstream II a finales de agosto de 2007 para la empresa fachada de ICE Donna Blue, propiedad de un informante de ICE llamado Joao Malago, que por mucho tiempo ha sido socio de negocios de Larry Peters, propietario de Skyway Aircraft Inc., de San Petersburgo.

“El Sr. Malago y el Sr. Peters estaban involucrados en una transacción que originó la detención del Sr. Malago por ICE en 2004. Llevaba una cantidad excesiva de dinero que no podía explicarse o justificarse en el momento. Terminó siendo confiscado y el Sr. Malago se convirtió en un IC [informante confidencial] de ICE en 2004”, afirma la fiscal federal Andrea Hoffman en un caso criminal actualmente pendiente en el Tribunal de Distrito de EEUU en Florida.

Donna Blue, unas pocas semanas después de adquirir el Gulfstream II a través de una venta negociada con World Jet, se dio vuelta atrás y lo vendió a un dúo de Florida, que incluyó a un piloto llamado Gregory Smith, a quien, según revelan documentos judiciales, también trabaja para World Jet como piloto contratista y que en el pasado ha trabajado para agencias gubernamentales de los EEUU (posiblemente incluso la CIA) como piloto contratista.

De hecho, a fines de los noventa, la empresa de Smith con sede en Fort Lauderdale, Aero Group Jets Inc., alquiló un jet Hawker a un agente de la CIA llamado Baruch Vega. Ese avión se utilizó para una operación conjunta de la DEA/FBI/CIA dirigida a grupos colombianos del narcotráfico [link aquí , consulte las páginas 3 y 16]. Ese mismo jet Hawker, según muestran registros de la FAA, más tarde fue comprado por Clyde O’Connor -el compañero de Smith en la compra del Gulfstream II de 2007.

A pocos días de que Smith y su socio O’Connor adquirieran el Gulfstream II, de la compañía fachada de ICE Donna Blue como parte de Jaguar Maya, se estrelló (el 24 de septiembre de 2007) en México, con casi cuatro toneladas de cocaína a bordo.

Jaguar Maya, en un período de cuatro años, facilitó decenas de ventas similares a la del Gulfstream II, con aviones vendidos a sospechosos narcotraficantes latinoamericanos, sin embargo, no hubo detenciones o acusaciones en los EEUU, afirman los fiscales, y los aviones vendidos a supuestos narcotraficantes como parte de la operación, siguen con paradero desconocido -menos los que se estrellaron, como el Gulfstream II, o fueron aprehendidos en lugares fuera de los EEUU.

Y muchos de los llamados “aviones de cocaína” que fueron venidos a través de Jaguar Maya, de acuerdo a documentos judiciales, fueron rastreados a través de los transpondedores colocados en ellos, lo que significa que funcionarios estadounidenses involucrados con la operación supuestamente debieron saber a dónde iban los aviones en cualquier momento luego de su venta a las organizaciones narcotraficantes.

Atrapando al Jaguar

Entonces, la clave para desentrañar el verdadero propósito de Jaguar Maya implica el hallazgo de los aviones vendidos a través de la operación finalmente descubierta. La información disponible de los escritos judiciales que involucran a Skyway Aircaft, Donna Blue y World Jet -los tres sin duda tocados por Jaguar Maya- ayuda a aclarar un poco esa imagen.

Documentos judiciales presentados en la corte federal en distintos casos de Colorado y Florida alegan que los propietarios de World Jets así como Malago, dueño de Donna Blue, participaron en conspiraciones de narcotráfico y lavado de dinero al vender aviones a supuestos narcotraficantes. Los funcionarios de World Jet y el ex informante de ICE Malago dicen que esos cargos no tienen mérito -con Malago afirmando que estaba actuando dentro de la ley o con la aprobación del gobierno de los EEUU como informante de ICE.

Peters, propietario de Skyway Aircrafts, no ha sido acusado de ningún delito en relación con las ventas de aviones, pero los registros de la corte indican que ha “cooperado ampliamente con el gobierno de los Estados Unidos.”

Los documentos en la corte y los registros de la Administración Federal de Aviación (FAA) muestran que la mayoría de los jets vendidos por tres de las compañías de aviación fueron a compradores en América Latina –un número mayor que eso a Venezuela. De ahí, diversas aeronaves han aparecido en América Latina.

Primero, el avión Gulfstream II lleno de cocaína que se estrelló en México en 2007—vendido al piloto contratista de World Jet y del gobierno de EEUU Smith por la compañía fachada de ICE, Donna Blue. A pesar de no tener una conexión con Venezuela, como se mencionó anteriormente, su matrícula, N987SA, está relacionada con un uso anterior por parte de la CIA.

Otro avión con cocaína, vendido por Skyway Aircraft de Larry Peter a un comprador venezolano, fue detenido en Nicaragua en 2004. Ese también tiene relación con la CIA.
Skyway Aircraft vendió el avión Beech 200 en octubre de 2004, y al menos un mes antes fue encontrado en un campo algodonero nicaragüense relacionado con una carga de 1,100 kilos de cocaína. El Beech 200 fue descubierto en Nicaragua con una matrícula falsa (N168D), que los registros de FAA muestran registrada a una compañía de Carolina del Norte llamada Devon Holding and Leasing Inc.

De acuerdo a reportes en la prensa ya la investigación realizada por el Parlamento Europeo sobre el programa de rendición terrorista de la CIA, Devon Holding es una compañía fachada de la CIA y N168D es la matrícula de un avión de la CIA.

En otro caso, los documentos judiciales de Colorado afirman que World Jet estaba involucrada con la negociación de la venta de un jet Hawker 700 en 2013 que supuestamente iba a ser utilizado por narcotraficantes colombianos para transportar una carga de cocaína de Venezuela a Honduras. Sin embargo, el gobierno venezolano secuestró el avión antes de que la cocaína fuera transportada.

Así parece que Venezuela ha sido un punto clave de actividad cuando se trata de aviones vendidos a narcotraficantes a través de las tres compañías de aviación de Florida así como el Jaguar Maya de ICE. De hecho, entre octubre de 2003 y enero de 2008, un total de nueve aeronaves fueron registradas por Skyway Aircraft Inc. poco antes de ser exportadas a sus compradores venezolanos, según muestran registros de la FAA.

El ex activo de la CIA Vega dice que los países considerados hostiles a los intereses estadounidenses, como Venezuela o Cuba, proporcionan la cubierta perfecta para una operación encubierta estadounidense si los patrocinadores están buscando ocultar sus raíces estadounidenses de los objetivos.

“Si vas a través de esos países [no considerados amistosos por los EEUU], entonces los políticos corruptos y los traficantes con los que haces negocios no van a pensar que se trata de una operación estadounidense,” explica Vega.
Eso podría explicar porqué muchos de los aviones ligados a Jaguar Maya de ICE fueron primero vendidos a compradores venezolanos, debido a que esa táctica ayudaría a esconder a las agencias estadounidenses detrás de la operación –ya sea ICE o la CIA, o ambas.

El abogado Mark Conrad, ex supervisor de alto rango de Aduanas de ICE que ha tenido un amplio pasado en el mundo de la inteligencia, ofreció el siguiente comentario sobre los aviones de cocaína en una entrevista previa con Narco News:

A pesar de que parece que estás desenredando conexiones raras, puede que sólo estés viendo una pequeña parte de lo que está sucediendo –o que estés viendo lo que esperas ver, perdiendo algo más.

Mi suposición –y es lo único que es—es que tiene que ver con las operaciones en Venezuela –ya sea financiar operaciones, o desviar la atención de las operaciones de la agencia [CIA] en Venezuela para desestabilizar a Chávez [que fue presidente de ese país cuando se desarrollaba Jaguar Maya].

La teoría de “mala dirección” de Conrad parece explicar el otro destino principal de los aviones vendidos por Skyway, World Jet y Donna Blue.

Un total de al menos seis aeronaves vendidas por aquellas tres compañías supuestamente estaban destinadas o posteriormente hicieron su camino hacia África, afirman los escritos judiciales. Skywas estaba involucrada en hacer la venta de dos de esas aeronaves en 2006 y 2007, y una tercera en 2007 en conjunto con Donna Blue de Malago, según indican los escritos judiciales, registros de FAA y reportajes en los medios. Dos de esos aviones fueron posteriormente incautados –uno en África y otro en Venezuela antes de viajar a África—con un total de cerca de tres toneladas de cocaína a bordo, afirman escritos judiciales.

Además, World Jet está acusado de vender tres aviones en 2012 a otra compañía de Florida, Congo Mining and Services, que es propiedad de un individuo “que actualmente está bajo investigación de lavado por drogas y fondos de tráfico ilegal de armas de África a los Estados Unidos, revela una declaración jurada de la DEA.

Debido a las realidades del mundo después del 11 de septiembre del 2001, parece que Jaguar Maya fue, de hecho, una operación de inteligencia –como sugieren distintos funcionarios y operativos de inteligencia que hablaron con Narco News- y África y su submundo criminal serían de gran interés para la CIA.

De un informe de Investigación del Congreso de los EEUU:

En años recientes, analistas y políticos estadounidenses han notado la creciente importancia estratégica de África para los intereses estadounidenses. Entre esos intereses está la creciente importancia de los recursos naturales africanos, particularmente los energéticos, y el cada vez mayor sobre las actividades violentas extremistas y otras potenciales amenazas en lugares sin control, como la piratería y el tráfico ilícito.

Otra realidad con respecto a África es que la región occidental del continente es un punto principal de transbordo del flujo ilegal de narcóticos originado en América Latina con destino a Europa—particularmente los cargamentos de cocaína. Como resultado, Jaguar Maya podría ser responsable de ayudar en la descarga de toneladas de cocaína en Europa a través de la venta de aviones “monitoreados” a grupos narcotraficantes latinoamericanos.

El Instituto Africano del Desarrollo Económico estima que al menos dos tercios de la cocaína que llega a Europa “pasa a través de los países occidentales africanos”.

Sin embargo, un veterano agente estadounidense, el ahora retirado y ex agente encubierto de la DEA Mike Levine, afirma que lo que haya pasado en Jaguar Maya, tal vez no podría ser resultado de una gran conspiración orquestada por la CIA.

Levine afirma que la CIA simplemente no es lo suficientemente competente para operar a ese nivel. En cambio, afirma que es probable que la CIA haya sido engañada por sus propios “activos.”

Levine cree que:

…La única conspiración que existe es la que intenta ocultar cómo los informantes/activos de la CIA, que en realidad son narcotraficantes internacionales, usan a la CIA como su condón. Lo que tienes es un caso en que los activos toman ventaja de la ingenuidad y la falta “testigos visuales” de los jefes individuales de la CIA, jefes de sección, etc. por la “libertad” de operar como narcotraficantes a cambio de información de mierda que sólo se ve bien en el papel.

…A la CIA se le ha permitido funcionar en su propia manera tonta, y a veces, individualmente corrupta –usualmente tonta- que cuando examino un caso como el tuyo [Jaguar Maya], la abrumadora evidencia histórica apunta al mismo fenómeno: los activos criminales de la CIA dependen de una muy tonta CIA para su apoyo logístico, a cambio de mierda.

Levine apunta a la llamada “Operación Agente Scrub” de la CIA en la cual a mediados de los noventa la agencia echó o suspendió a cerca de un tercio de sus activos/informantes de su nómina porque no eran productivos o porque estaban involucrados en actividades criminales.

Levine continúa:

Pregúntense ¿por qué esto [Operación Agente Scrub] sólo estaba cubierta por sólo un medio de noticias principal?

¿Por qué era particularmente importante mantener alejado el informe de los medios para la seguridad de los EEUU? Un tercio de los activos de la CIA estaban mintiendo sobre los crímenes que hacían.

Bueno, esto es lo que creo sobre la historia que estás haciendo [sobre Jaguar Maya]—90% ineptitud y 10% corrupción basada en una cadena de mando completamente inepta, alejada de los medios principales por una 100% eficaz oficina de información pública.

Permanezcan en sintonía…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America