The Narco News Bulletin

November 24, 2014 | Issue #47  
 narconews.com - Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America
  

Mientras la Casa Blanca revela su "Plan Mexico", la directora de la DEA se enchufa a Motorla

Karen Tady, quien dirigió la agencia antidrogas durante los escándalos de "La Casa de la Muerte" y "La Conexión Bogotá", se convierte en ejecutiva de una empresa muy vinculada a los organismos de seguridad

Por Bill Conroy
En la Narcoesfera

1 de noviembre 2007
Este artículo aparece en el Internet en http://www.narconews.com/Issue/articulo2857.html

El mismo día en que la Casa Blanca estrenó su Plan México - avalado en 1,400 millones de dólares, que suministrará al gobierno mexicano una bolsa de regalos con entrenamiento y equipo (incluyendo aquel que sea necesario para las comunicaciones) destinada a la lucha contra los carteles del narcotráfico en ese país - la directora de la DEA anunció su retiro del cargo.

¿A dónde se va entonces Karen Tandy, heredera de la fortuna obtenida por su familia con la cadena de insumos eléctricos Radio Shack? Pues, por supuesto a una de las más importantes compañías en la industria de los equipos de comunicaciones: Motorola. Ella ha aceptado ocupar el cargo de vicepresidenta ejecutiva de la división de Relaciones Gubernamentales y Políticas Públicas de una de las 100 empresas más poderosas de la Revista Fortune.

"La señora Tandy se desempeñará como la principal vocera en el área de políticas públicas de Motorola, especialmente sobre asuntos relacionados con política global de telecomunicaciones, así como con comercio, regulación, asignación de frecuencias y relaciones públicas", reportó PR Newswire, una agencia de noticias relacionada con asuntos empresariales.

Y qué trabajo tan espectacular de relaciones públicas llevó a cabo la DEA la semana en que los medios comerciales cubrieron la salida de Tandy. Casi todos esos reportajes hicieron un trabajo muy completo para reproducir el discurso de la DEA frente a este hecho, tal y como se evidencia en este fragmento de una nota publicada por Associated Press:

"La DEA aseguró que bajo Tandy eliminó en toda la nación más del 65% de los laboratorios de metanfetamina".

Al leer una afirmación como esa, uno asume que la DEA sabe exactamente cuántos laboratorios de metanfetamina existen - como si declararan impuestos o algo así - y se trata de un número determinado. Pero si este no es el caso, alguien nos está vendiendo un chorizo malo.

Pero dado que el Plan México probablemente está pasando a través de las intestinos del Congreso como un taco de chorizo medio crudo (después de las usuales objeciones falsas de los Demócratas), uno tiene que darle crédito a Tandy por saber aprovechar el momento.

Con los 1.400 millones de dólares del Plan México se comprarán muchos chorizos y equipos de telecomunicaciones para este esfuerzo binacional dirigido a combatir los malvados narcotraficantes.

Y con Tandy asumiendo un papel clave en la "asignación de frecuencias" dentro de Motorola, podremos dormir más tranquilos. Después de todo, Motorola tiene todo un historial en atender las necesidades de las agencias de seguridad federales en lo referente a las comunicaciones, y Tandy cuenta con una amplia experiencia en haber dirigido uno de estos organismos con amplia presencia en México. Este es un matrimonio arreglado en el cielo, o al menos en una reunión secreta en Washington.

Sin embargo teniendo en cuenta la realidad que se esconde detrás de la alianza corrupta entre el gobierno mexicano y los narcotraficantes, uno también se pregunta si los equipos de Motorola - que se suministrarían gracias a un futuro pacto del Plan México - podrían usarse algún día para incrementar la eficacia del transporte del contrabando.

Guillermo Ramírez Peyro es un ex- policía mexicano, que mientras trabajó como informante del gobierno estadounidense, participó en una serie de asesinatos relacionados con narcotráfico, que tuvieron lugar en Ciudad Juárez (mencionados en el caso "La Casa de la Muerte"). Ramírez describió la estrecha relación entre el gobierno mexicano y la industria del narcotráfico - durante un proceso en una corte de migración- en la siguiente declaración juramentada:

"Durante tres años de estar trabajando en una investigación [infiltrando el cartel de Vicente Carrillo Fuentes (VCF) como informante del gobierno de Estados Unidos], registré y revelé que la policía [mexicana] estaba al servicio de los miembros del cartel. Incluso entre estos registros se encuentran grabaciones que hice de conversaciones que tuve con Santillán [lugarteniente de VCF] en donde me explicó los arreglos que se hacían con militares, altos ejecutivos e importantes funcionarios del gobierno.

"... Pues bien, el cartel [de VCF] había llegado acuerdo con gente que era cercana al Presidente Fox (de México). Santillán me explicó que el presidente Fox llegó a acuerdos con el cartel de Juárez. Lo que significa que el iba a atacar a los carteles enemigos de Tijuana y el Golfo. Así, el cartel de Juárez podría operar en su zona de influencia, usted sabe, sin que el gobierno estuviera encima de él".

Sin embargo parece que Tandy no puso mucha atención a las relaciones cariñosas entre el gobierno mexicano (en todos los niveles) y los "carteles de la droga", mientras estaba en la DEA. A menos que se pudiera explicar por qué ella se esforzó para callar al funcionario de la DEA que se esforzó por revelar el papel que desempeñaron Ramírez y el gobierno estadounidense en los asesinatos de la Casa de la Muerte, los cuales propiciaron posteriormente el homicidio de una agente de la DEA y su familia.

Después de que el oficial de la DEA, Sandy González, reveló aquellas conexiones - en un memorando interno que terminó en el escritorio del Fiscal Johnny Sutton (un estimado amigo del Presidente Bush) -, Tandy entró en acción por petición de Sutton. Después de todo, Bush, Sutton y Tandy son de Texas, y estos tejanos siempre se mantienen unidos cuando el peligro acecha - particularmente cuando es uno tan grave como la verdad.

El 5 de marzo del 2004 la entonces directora de la DEA Tandy envió un correo electrónico a funcionarios de alto rango del Departamento de Justicia, entre los que se encontraban Catherine M. O'Neil, Subsecretaria de Justicia y Directora de a Fuerza de Tarea Conjunta contra Narcóticos y el Delito Organizado; David Ayers, Jefe de personal de la oficina del Fiscal General, John Ashcroft; James B.Comey, Fiscal General Adjunto; y Michele Leonhart, Directora Adjunta de la DEA - quien ahora es la sucesora de Tandy en su cargo.

A continuación, el correo:

Asunto: Re: Posible cobertura en la prensa sobre el tema de la DEA en Juarez y el informante del ICE [Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos]

Altos funcionarios de la DEA no estaban al tanto, hasta anoche, de la inaceptable carta que envió nuestro principal agente de El Paso [Gonzalez], aunque una copia de la misma resultó primero en la Sección de Operaciones Extranjeras, en algún momento del día anterior. El Agente no dijo a ninguna de los altos funcionarios que el estaba contemplando la idea de enviar tal carta y no discutió o compartió su contenido con ellos, hasta que recibimos la copia como se mencionó anteriormente, mucho después de que fue enviada.

Yo me disculpé con Johnny Sutton anoche y los dos acordamos no hacer ningún comentario a la prensa .

Mike Furgason, Jefe de Operaciones, notificó anoche al agente de El Paso que no debía decir nada más a la prensa aparte de "sin comentarios", que debía desistir de escribir cualquier cosa relacionada con el caso, que debía dejar tomar decisiones a la gerencia conjunta y el Equipo de Análisis de Amenazas - las cuales operan en la sede principal - y que debía transmitir tales indicaciones al resto del equipo.

El agente, que está bajo el mando de Michele [Leonhart] será traído la próxima semana para discutir su desempeño de manera más oficial.

El resultado final fue que González obtuvo una marca negra en su historial laboral. Además nunca más se le volvió a ascender y finalmente fue obligado a retirarse. Más adelante él presentó una demanda de discriminación laboral contra la DEA, que ganó gracias a un veredicto jurídico. De hecho, Tandy fue citada para testificar en el juicio de González, pero al último minuto eludió su aparición.

El informe de "la gerencia conjunta y el Equipo de Análisis de Amenazas", conocido como el informe JAT, hoy en día sigue siendo un documento controvertido que la DEA se ha negado a publicar.

Pero ya que Tandy se ha movido al trampolín del sector privado, esto no es asunto suyo. Ahora tiene nueva gente que conocer y tratos que hacer. Ya no tiene que preocuparse por molestos agentes de la DEA que cuentan la verdad.

Tandy también cuenta con la distinción de estar al frente de la DEA durante el tiempo en que el ahora tristemente célebre "Memorando de Kent" fue redactado (Diciembre de 2004). El memorando reveló un inquietante conjunto de acusaciones sobre los vínculos de agentes de la DEA en Bogotá con narcotraficantes colombianos.

El memorando de Kent contiene algunos de los cargos más serios jamás levantados contra funcionarios antinarcóticos: que agentes de la DEA al frente de la guerra antidrogas en Colombia están en la nómina de narcotraficantes, que son cómplices en asesinatos de informantes que conocían muy bien, y que -más grave aún- estaban ayudando directamente a los tristemente célebres escuadrones de la muerte paramilitares, de extrema derecha, para que lavaran su dinero obtenido con las ganancias del narcotráfico.

En el memorando, Kent dice que sus denuncias están sustentadas por numerosos agentes de la DEA en La Florida, con quienes la agencia tomó represalias , después de que intentaron dar a conocer los casos de corrupción.

Y al igual que el agente González, Kent - quien es un fiscal - fue obligado a guardar silencio (se le transfirió a otra oficina) y todo el asunto fue encubierto por la DEA, pese a la evidencia documentada que ha salido a la superficie desde entonces, dando crédito a las acusaciones de Kent.

Irónicamente, el individuo a quien Kent dirigió el memorando- la Jefe de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas del Departamento de Justicia, Jodi L. Avergun - se convirtió posteriormente en la Jefe de Personal de la oficina de Tandy, dentro de la DEA.

Pero entonces, ¿por qué arruinar la fiesta de una estupenda funcionaria del gobierno que está aprovechando sus conexiones para vender teléfonos a mexicanos y otros socios en todo el mundo, tal vez incluso colombianos?

Y qué mejor manera de concluir esta nota que un patriótico apunte salido de la propia boca de Tandy el 16 de septiembre del 2003, durante un discurso que dio en su ceremonia de posesión como directora de la DEA:

Enfrentaremos el tráfico de drogas sin importar donde intente esconderse, ni donde se extienda, con el singular propósito de alcanzar el máximo impacto en la reducción de suministros de drogas dentro de nuestro país. El presidente Bush y los norteamericanos esperan resultados concretos, y en la DEA seremos responsables de tomar medidas para lograr un verdadero impacto en la reducción del suministro de drogas y el uso de las mismas, más allá de coleccionar estadísticas vacías.

Y eso sin hablar de promesas vacías...


Publicado en inglés Tue Oct 23rd, 2007



For more Narco News, click here