<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 12, 2017 | Issue #27


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #26
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Luchando por la vida

Los cocaleros lideran la nueva movilización


Por Luis Gómez
Narco News Andean Bureau Chief

15 de enero 2003

Se ha muerto. Le han dado un balazo y no ha llegado a ningún hospital. Tenía apenas 18 años y el ejército ha disparado contra su gente, una bala ha penetrado su cuerpo. El joven campesino Rómulo González Terán se convirtió en la primera víctima de la represión del gobierno de Bolivia. En el corazón del altiplano boliviano, en Cayarani, un pequeño cantón aymara, Rómulo estaba en un bloqueo cuando los militares han disparado sobre él… “es una actitud criminal”, ha dicho Evo Morales a Narco News, “el gobierno, en lugar de solucionar los problemas sociales, acude a las fuerzas militares y policiales para disimular su incapadicad para gobernar”.

Ayer por la tarde, queridos lectores, esa tropa armada que, según el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, estaba lista “para impedir los bloqueos y dispersar a la gente con balas de goma” ha arrancado la mandíbula del dirigente cocalero Esteban García de 45 años. Aproximadamente a las 15:30 horas, en la localidad Cesarzama del Chapare, las fuerzas combinadas de la represión gubernamental abrieron fuego contra un bloqueo de los campesinos cocaleros… y Esteban, que participaba de la protesta lanzando piedras a los militares de la Unidad del Trópico y a las fuerzas llegadas de la ciudad de Santa Cruz, recibió un impacto que hizo saltar el hueso de su mandíbula…

¿Es esto la democracia?, se preguntaban hoy algunos diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Congreso Nacional. Y es que, luego de meses de pelear por las vías “democráticas”, de representar las aspiraciones de su pueblo en el Parlamento, los representantes populares han decidido regresar a las calles y caminos de Bolivia para exigir soluciones a sus demandas. La Bolivia profunda ha vuelto a salir a luchar… y ya hay las primeras víctimas.

Un diálogo engañoso

Luego del esparanzador resultado de las elecciones del 30 de junio pasado, que casi hacen al líder cocalero Evo Morales Presidente de la República, los miembros del MAS pasaron de “las protestas a las propuestas”. Durante casi cinco meses centraron su actividad en la lucha democrática limpia y abierta. Sin embargo, ninguno de los doce proyectos de ley, ninguna de las propuestas o relcamos hechos por los parlamentarios del pueblo (27 diputados y ocho senadores) fueron bien recibidos por el bloque oficialista. Más aún, en su calidad de líder nacional del MAS y Presidente de las Seis Federaciones de Campesinos del Trópico de Cochambamba –la aguerrida organización cocalera-, Evo aceptó iniciar una mesa de diálogo con el gobierno para intercambiar posturas y tratar de encontrar una solución al problema de la hoja de coca cultivada en el Chapare.

De esta manera, el 13 de septiembre del año pasado tuvo lugar en Cochabamba un encuentro singular: de un lado de la mesa estaba Evo Morales y un grupo de dirigentes y parlamentarios campesinos de la región del Chapare; del otro el Presidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, y varios de sus ministros, viceministros y consejeros. “Fue un encuentro entre el presidente de los pobres y el presidente de los ricos”, afirmó en esa ocasión el veterano dirigente minero (y asesor de los cocaleros) Filemón Escóbar, jefe de los senadores del MAS. Durante cerca de cuatro horas, ambos grupos tuvieron un primer acercamiento para tratar de encontrar una solución al problema de la coca chapareña.

Los cocaleros volvieron a manifestar su total rechazo a la erradicación total y forzosa de los cultivos de hoja de coca en el Chapare, afirmando que la mayoría de su producción, siendo más barata que la de Yungas, era consumida por los sectores más pobres de la población. Con esta base, propusieron al gobierno la realización de un estudio para determinan los niveles reales de consumo tradicional de coca en Bolivia y la elaboración de proyectos para la industrialización de la hoja (ya así fabricar productos tales como dulces, infusiones y pasta dental). También exigieron la desmilitarización del Chapare y el retiro de las fuerzas paramilitares encargadas de la represión y la lucha antidrogas.

El gobierno, que en esa primera reunión apenas hizo uso de la palabra, escuchó y criticó los pedidos de los cocaleros del Chapare, pero dejó abierta la posibilidad de que, mientras se encotraban soluciones, se lograra un pausa en la erradicación en esa región. Por ello, y conformando una comisión mixta (gobierno y cocaleros) para analizar todos los temas relativos a esta problemática, Evo y sus compañeros decidieron permanecer en el diálogo durante tres meses más. Hubo cuatro reuniones más, pero fue luego de la tercera (el 18 de octubre) que la postura de Sánchez de Lozada tuvo una “variación” a la derecha: durante una visita oficial a Estados Unidos, el presidente boliviano afirmó que no habrñia ninguna pausa en la erradicación porque se trataba de coca que estaba destinada a la producción de drogas. Sin embargo, pese a que durante los últimos meses hubo varios incidentes entre los cocaleros y las fuerzas armadas, además de que la erradicación forzosa de coca continuó, el gobierno ha insistido en el “diálogo”... y lo sigue pidiendo, exigiendo el cese de los bloqueos, que ya abarcan vastas regiones de Bolivia… mientras se dedica a golpear y encarcelar militantes y parlamentarios del MAS.

“El petróleo y la coca”

Entre el 26 y el 28 de diciembre, el MAS tuvo su primera reunión nacional luego de las elecciones. Reunidos en Chimoré, el corazón valiente del Chapare, los dirigentes, las bases y los parlamentarios de la segunda fuerza política de Bolivia discutieron los pasos a seguir y las reivindicaciones necesarias en esta coyuntura de la historia. “Tenemos que defender el petróleo y la coca… el gas no debe venderse a Estados Unidos… hay que pelear contra el ALCA… es urgente que se repartan más tierras entre los campesinos”, eso dijeron las bases, y una dirección consecuente aceptó el mandato. Luego de concertar su programa de lucha con otros sectores sociales, el MAS y Evo Morales decidieron elaborar un “Pliego Petitorio de la Movilización Nacional”, que indica, entre otras cosas:

1. Recuperación de la propiedad de los hidrocarburos para ponerlos al servicio del pueblo y compromiso del gobierno de no exportar el gas por Chile [y a Estados Unidos en consecuencia].

2. Recuperación de las empresas capitalizadas [privatizadas a transnacionales] por su comprobada corrupción y la reversión de las minas privatizadas (Huanuni y Vinto).

3. Solución al problema tierra y territorio con miras a que cada boliviano y especialmente los sin tierra y los pueblos originarios tengan tierra para trabajar…

4. Pausa en la erradicación forzosa de la hoja de coca en el Chapare, rechazo a la erradicación de ni una sola hoja de coca en los Yungas y desmilitarización de las zonas cocaleras.

5. Rechazo al ingreso de Bolivia al ALCA, por ser un instrumento de colonización para nuestros pueblos. Luchar por el fortalecimiento de la integración regional de América Latina.

6. Rechazo al ingreso de las tropas americanas a territorio boliviano…

Este último punto fue la gota que derramó el vaso. A principios de diciembre pasado, el Congreso Nacional, diputados y senadores en sesión plena, aprobó el ingreso de tropas estadounidenses a una zona en el sureste de Bolivia. El MAS se opuso, pero fue derrotado por los parlamentarios afines al gobierno. A partir de ese momento, comenzó el reagrupamiento de fuerzas para esta movilización.
El pueblo de Bolivia, que en junio pasado demostró su poder en las urnas, decidió manifestarse públicamente.

Esto apenas comienza

Con paciencia y oídos abiertos, Evo Morales y los demás dirigentes del MAS, fueron articulando sus demandas a las de otros sectores, en todo el país. Y fueron los cocaleros, vanguardia de las luchas sociales en Bolivia, los que este lunes han comenzado con los bloqueos en la principal carretera, que une el oriente y el occidente. Sin embargo, las fuerzas armadas han desatado desde ayer por la tarde la guerra, han comenzado a disparar sus armas con municiones de verdad hiriendo a Esteban García. Hoy a mediodía, el diputado suplente de Evo, el dirigente chapareño Luis Cutipa, ha sido golpeado por los militares y fue subido a un vehículo militar para luego ser apresado en una cárcel de la policía… rompiendo el gobierno con esta acción la inmunidad de la gozan todos los parlamentarios de Bolivia.
Aproximadamente a las 3 de la tarde, durante una mafiestación en la ciudad de Cochabamba, el senador Filemón Escóbar (de casi 70 años) fue salvajemente golpeado por los militares cuando intentó defender a un grupo de jubilados que eran agredidos por los represores. Igualmente, el diputado Jorge Ledesma del Chapare y su suplente, Teófila López, fueron apresados por la policía y sólo los liberaron cuando comprobaron, en plena cárcel, que eran parlamentarios. Sin embargo, los cocaleros no se detienen: el día de hoy hubo bloqueos en Sinahota, Chimoré y Villa Tunari. No está circulando ningún tipo de transporte en el corazón del país, ni de carga ni de pasajeros.

Más aún, como se trata de una movilización nacional, hay bloqueos y marchas en Oruro, en Potosí, en Santa Cruz y en La Paz, y también los Yungas, donde los cocaleros dirigidos por el diputado campesino Dionicio Núñez han paralizado el comercio y el transporte desde ayer. Se han movilizado los mineros, los jubilados (casi ocho mil personas que marchan y bloquean los caminos), los campesinos sin tierra, los colonizadores, los maestros rurales, la famosa Coordinadora del Agua, los obreros y los movimientos estudiantiles y vecinales de las principales ciudades.Es posible darse una idea mirando las imágenes publicadas por el diario paceño La Razón:

http://www.la-razon.com/El_evento/Enero/eve030114e.html

Desde esta mañana, por dar un ejemplo que es histórico, tres naciones indígenas han dejado atrás rencores de siglos para unirse y bloquear: laimes, cacachaqas y jucumanis se han unido a este movimiento conscientes de que la lucha no es sólo por defender su amada hoja de coca… esta movilización se ha convertido en una valerosa defensa por un país lleno de gente pobre, y Narco News sigue de cerca sus pasos… mientras Sánchez de Lozada viaja tranquilo a Ecuador, un joven ha muerto por una bala, los pobres de Bolivia han vuelto a defender su dignidad, su soberanía… sigan en línea, queridos lectores, porque esta batalla es la primera del año y el pueblo boliviano está demostrando en ella su decisión y su ancestral fuerza.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America