<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #29


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #28
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0



Gary Webb recibe el bastón de mando de Al Giordano

Gary Webb se une a Narco News como editor Invitado

Giordano se va a buscar América: “Ahora existen las condiciones objetivas para una revolución auténtica contra la tiranía de los medios comerciales”


Por Al Giordano
Director General en Sabático

3 de marzo 2003



Don Andrés y las auténticas
Foto D.R. Noah Friedman-Rudovsky 2003

ISLA MUJERES, MÉXICO; FEBRERO 20, 2003: En el techo del edificio más alto de la caribeña Isla Mujeres, el bastón de mando de Narco News fue pasado el jueves pasado al periodista auténtico Gary Webb.

Gary Webb, el hombre que le rompió la espalda a la simulación de la Guerra contra las Drogas al exponer la complicidad del gobierno estadounidense con el narcotráfico en su serie “La oscura alianza: la CIA, los Contras y la explosión del crack y la cocaína”, se hará cargo de mis labores editoriales en Narco News, empezando de inmediato, hasta abril 15.

Más sobre esta nueva presencia en Narco News dentro de un momento. Primero, querido lector, volvamos al techo en Isla Mujeres, en esa mañana donde los 26 Estudiantes de Periodismo Auténticos y sus profesores se despidieron –por ahora- luego de diez intensos días y noches trabajando juntos…

World Wide Webb:
el periodista como un revolucionario

“Un periodista”, dijo Webb, de 48 años, a los 26 Estudiantes de Periodismo Auténticos y a sus profesores en ese techo sobre el Mar Caribe, “es y debe ser un revolucionario”.

Fue la última mañana del maratón de 240 horas de la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico. Una gaviota planeó esforzada sobre nuestro círculo, pasando entre el abrasante sol de mediodía y don Andrés Vasquez de Santiago, nuestro Decano de 93 años, quien había abierto la sesión final al agradecer a “los jóvenes de tantos países por trabajar tan duro” durante estos diez días en la Península de Yucatán, México.

Don Andrés pasó entonces pasó el bastón de mando, el mismo que usó Abbie Hoffman para caminar los últimos nueve meses de su vida hasta abril de 1989, dentro del círculo de periodistas auténticos. La viuda de Abbie, y su compañera, Johanna Lawrenson, me dio este bastón, luego de su muerte. El bastón pasó de mano en mano para que cada uno pudiera decir su palabra, uno por uno, y para que –en el espíritu del periodismo auténtico- todas la voces fueran escuchadas.

Cuando el bastón recorrió el círculo completo y llegó de nuevo hasta mí, miré las interminables aguas turquesa que rodean al lápiz de 8 kilómetros que es esta isla –los mismos mares donde las lanchas rápidas colombianas, cargadas con 1,5 toneladas de cocaína cada una, son agarradas trayendo su carga nocturna- y expliqué que mi maestro, que había caminado antes con el bastón, había tomado su propia vida en parte debido al aislamiento provocado por ser un revolucionario auténtico en tiempos pre revolucionarios.

“Iba a decir que Abbie debió estar aquí esta semana, que hubiera amado estos diez días”. Pensé en voz alta, agarrando la pieza de dura madera que se ha suavizado los últimos catorce años por los, a veces, desesperados apretones de mis dedos encallecidos. Una lágrima rodó por mi mejilla: “Pero ahora veo que Abbie está aquí, en México, otra vez. Abbie Hoffman, ¡presente!”.

El aislamiento de Abbie, como el de todos los revolucionarios, es uno que también he sentido cuando estaba sentado, a menudo, frente al monitor de la computadora en algún lugar de un país llamado América en los últimos tres años, o cuando fui atacado en la corte por los narco banqueros y tuve que valerme por mí mismo, o especialmente cuando sentí, a veces, gruñir mi estómago por falta de comida y, siempre, una sed de justicia y de verdad, dos materias primas que se han vuelto escasas durante la larga sequía provocada por los medios comerciales y sus máquinas de simulación.

He amado mis momentos en el campo para Narco News, informando, escuchando, aprendiendo… pero confieso que ya odio permanecer sentado horas y terminar con mis dedos entrelazados por pixeles, tecleando como un pájaro carpintero.

Desde el jueves pasado sentí las gotas de la libertad en el salado viento de Quintana Roo. Supe, por primera vez, que este barco de periodismo auténtico había sido armado y que podría y debería navegar con o sin mí. Estará en las mejores manos en las próximas semanas cuando salga de la pantalla de esta computadora y vaya a buscar, como hice hace seis años, las noticias; las noticias inmediatas, directamente de las masas, con mis pies en tierra, sin intermediarios y otros intrusos –o sus tecnologías de dominación- apareciendo entre las noticias y yo.

Dentro del círculo, Laura del Castillo Matamoros (22) de Colombia, sostuvo el bastón y explicó: “Cuando llegué, lo admito, estaba avergonzada de ser periodista. Nunca pensé que volvería a asistir, en toda mi vida, a un evento como éste, donde pudiera aprender tanto de tantos grandes periodistas como Luis Gómez, y de todos ustedes, que me han hecho sentir orgullo otra vez”.


Laura del Castillo y Luis Gómez
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Luis Gómez (36) ha sido el co arquitecto de este periódico en línea, “reportando sobre la Guerra contra las Drogas y la democracia desde América Latina”, ahora ya por más de un año: mi extremo, chistoso, workahólico, co conspirador en esta unidad M.A.S.H. que es la redacción de Narco News. Gómez y yo, en los últimos quince meses, hemos sacado reportajes como salchichas, nos tradujimos el uno al otro, y también pasamos los últimos tres meses acarreando las principales voces de la reforma a la política de drogas y el periodismo auténtico de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú, Venezuela, Estados Unidos y otras tierras hacia Mérida, donde muchas de ellas finalmente se conocieron entre sí y colaboraron directamente por primera vez del 12 al 15 de febrero. Un movimiento panamericano pro legalización de las drogas ha nacido la semana pasada, como puede leerse a través de muchas notas recientes en Narco News.

Al sostener el bastón el jueves, inclusive Luis, un tipo verdaderamente duro al que –como algunos de nuestros más listos estudiantes se dieron cuenta- fue asignado el rol de “policía malo” en esta universidad móvil de diez días, para así hacerme parecer como un tipo amable, se ahogó en medio de su severa lectura (Luis estaba diciendo algo en ese techo sobre las crías de escorpión que se comen a sus madres para poder sobrevivir… y si lo entendí bien, creo que la escorpión madre que tenía en mente para esta metáfora era yo… magnífico Gómez). Luis guardó silencio y no pudo cortar la sonrisa de un Grinch en Navidad que apareció en su rostro sin afeitar. Sonrió a algunos de los estudiantes que personalmente guió: jóvenes como Reed Lindsay (27), quien anunció, bastón en mano, que en su camino de regreso a Buenos Aires se detendría en Cochabamba, Bolivia –como invitado de uno de nuestros becarios de más edad, Alex Contreras (39), una poderosa fuerza de guía para el estudiantado- para reportar desde la región cocalera del Chapare, en el límete de la selva amazónica.

(“Reed está en Cochabamba”, me escribiría Contreras después, el 1º de marzo. “Ayer por la mañana fuimos a mascar coca con los cocaleros, a mediodía almorzamos con el líder sindical Oscar Olivera, y ahora Reed está en el Chapare. Mañana vamos a Oruro y pasaremos por el pueblo donde nació Evo Morales junto con el líder cocalero. Creo que este apoyo entre los 26 auténticos es importante para nuestro continente. Gracias por todas tus enseñanzas y por tu ejemplo, un abrazo desde Bolivia, Alex”).


Alex Contreras y Reed Lindsay
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Otro de los encargos de Luis, Adama Saytanides (32), recientemente graduado de la Escuela de Periodismo Medill en la Universidad Northwestern de Chicago, supo apenas que la próxima semana su primera historia de primera plana aparecería en la página uno del prestigiado semanario The Chicago Reader. Ellos y otros estudiantes fueron parte del grupo de trabajo sobre Periodismo de Investigación, durante estos diez días en Yucatán, dirigido por Webb, Gómez, Jeremy Bigwood, Maria Botey, Renato Rovai, Kim Alphandary y otros miembros de nuestro profesorado. Y ahora Gómez los deja perdidos –su camada de crías de escorpión, sonrío al decirlo- en un mundo que nunca será el mismo a resultas de esto.

Gómez y Webb, a quienes presenté diez días antes en las puertas del Aeropuerto Internacional de Cancún, hacen también tremendo equipo. El Show de Giordano da paso al dúo de liderazgo compuesto por Gary y Luis. Algunas de las chicas brasileñas han dado a Webb un apodo: “Es el Hombre Marlboro del Periodismo Auténtico”, dijeron las gatas… es alto, guapo, carismático y, aquí va una primicia: Gary Webb es mitad italiano, lo que en parte explica su rudeza cuando las fuerzas del falso periodismo trataron de botarlo de la industria, de destruirlo por haber cometido el crimen de informar la verdad. Los simuladores profesionales han tratado inútilmente –ahora es oficial, así hablaba Narco News- de sacar a Webb del juego.


Gary Webb: Las brasileñas auténticas lo llamaron “el Hombre Marlboro”
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

El Chico Inolvidable del Periodismo Auténtico, Gary Webb, está aquí, en la redacción de Narco News: Big aplause, boys and girls!

Webb tendrá ahora, en sociedad con Gómez, las llaves de la nave de batalla “Narco News”, he entregado control editorial total al equipo de Webb y Gómez hasta abril 15, mientras me voy en los próximos días en mi vuelta por Sudamérica.

Como saben los lectores de Narco News, apelé a ustedes en Navidad para ayudarnos a reclutar a un nuevo reportero sobre políticas de drogas a tiempo completo. Es bueno decir que, gracias a su apoyo, pude hacerlo con el mejor. Y Webb es sólo una de las adiciones hechas, y por venir, a nuestro equipo de noticias.

“Otra buena elección”, transmitió el abogado de Narco News Tom Lesser, con su comprensión característica, y quien estuvo con nosotros en Yucatán enseñando la legislación sobre calumnias y el precedente judicial de Narco News-contra-Banamex en un curso titulado: “Cómo no ser demandado, y cómo ganar si eres demandado por calumnias”.


Tom Lesser y Renato Rovai
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Renato Rovai, editor de la revista brasileña Fórum, que editó muchas de las notas en portugués publicadas en Narco News durante los últimos diez días, tomó el bastón en su mano y dijo: “Hace años, los revolucionarios se encontraban y aprendían cómo usar armas. Hoy nos encontramos y aprendemos cómo usar computadoras, cámaras, grabadoras y palabras”.

El jueves 23 de febrero de 2003 marcó la salida: un ejército rebelde de Periodismo Auténtico está preparado, armado, y ahora marcha hacia las cuatro esquinas de América.

Febrero 10, Puerto Morelos:
El nacimiento de una escuela

La tarea de reunir a varios periodistas de muchos diferentes países y con siete distintas lenguas –las lenguas maternas de los participantes incluyen el español, el inglés, el portugués, el francés, el italiano, el catalán y el ñahñu de don Andrés- representó enormes retos para nosotros como gente reunida la primera noche, el 10 de febrero, en la sosegada aldea de pescadores de Puerto Morelos, al su de Cancún.

Trajimos profesores, como yo, que siento que trabajar para los medios comerciales es ya una aventura llena de peligro y es mejor hacer tu propio medio que sufrir los golpes y flechas de los medios corruptos. También trajimos profesores como Ann Harrison, de California, y Sarah de Haro –quien cubrió encuentro de Mérida sobre legalización para Le Monde Diplimátique en París- quien, en un contrapunto pluralista, entrenó a los estudiantes sobre cómo mantener la dignidad y tener éxito trabajando dentro de los medios del establishment.


Annie Harrison con su credencial de paciente legal de mariguana
medicinal otorgada por el ayuntamiento de San Francisco, California, y
John Gilmore con su crededencial de proveedor legal de mariguana
medicinal, en Tixkokob, Yucatán.
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

Recuerden, queridos lectores, que la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico rompió intencional e irrevocablemente las reglas de la academia. Los estudiantes no pagaron colegiatura. Los profesores no fueron pagados y, de hecho, la gran mayoría de ellos pagó sus viajes y hospedajes para llegar a México, por le privilegio de enseñar a estos estudiantes súper estrellas. No tuvimos grados, ni boletas, ni sistema de aprobación alguno… ni otra relación de poder entre profesores y estudiantes que la fuerza de la personalidad y la experiencia, eso fue todo.

Básicamente detesto todo lo que la “educación superior” ha venido a establecer porque siento que su meta es volver a los estudiantes consumidores y vendedores de bienes, inclusive consumidores de su propia “educación”, y que el sistema universitario no ayuda a los jóvenes a realizar sus sueños y sus talentos de acuerdo a sus propios deseos. De hecho, escogía a muchos estudiantes para esta escuela que, como yo, no se graduaron de ninguna universidad pero, en cambio, son dueños del distintivo Phi Betta Kappa en la Escuela de los Golpes Duros.

Esta gente –los autodidactas- han aprendido y vivido una materia que no se enseña en las universidades: la habilidad de ser una persona de carácter. Pero lástima del pobre de quien haya desperdiciado cuatro años en una universidad y deba entonces pasar todavía más años desaprendiendo cada pedazo de mierda que “aprendió”. Mucha gente “educada” ha olvidado como aprender, y lo que han “aprendido” (o, mejor dicho, lo que han sido programados para aceptar) que ahora tienen que desaprender. Es una cuestión de “clase”: si tienes alguna dificultad con este concepto, querido lector, consulta a un experto como, digamos… Eminem. Ahora que este tipo diferente de escuela de periodismo es, según los involucrados en ella, un tremendo éxito, queridos lectores, la información empírica se está cargando: la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico va a –debe- continuar.

Tuvimos también diferencias políticas en el campus. El rector nunca envió a la policía para reprimir el disenso. Soy un pluralista e invité profesores que no están de acuerdo unos con otros –o conmigo- en temas básicos. El domingo pasado, una discusión nocturna titulada “¿Qué es la democracia?” fue sostenida por el pionero de Internet John Gilmore, un capitalista libertario, y la columnista de La Jornada Raquel Gutiérrez Aguilar, ex prisionera política acusada de ser líder del Ejército Guerrillero Tupak Katari de Bolivia, donde pasó cinco años tras las rejas. Esto tuvo a la gente hablando y pensando, lo que la convirtió en una de las dos mejores sesiones de la escuela.

La noche del lunes pasado, debatimos todos el problema venezolano de los medios comerciales. Blanca Eekhout, de Catia TV de Caracas, Charlie Hardy, el columnista de 63 años de Vheadline.com, y Kim Alphandary, quien comenzó las noticias en febrero de 2002 sobre el intento de golpe que había en Venezuela, con un servidor como moderador, discutimos conceptos de “¿Qué es la libertad de prensa?” y hasta que punto, si hay, el pueblo puede estar justificado al tomar la decisión democrática de revocar las licencias de las televisoras comerciales.


Sarah de Haro (derecha) cubrió la cumbre de Mérida para Le Monde
Diplomatique y luego se unió al profesorado de la escuela.
Ava Salazar, nuestra estudiante más joven, se dirige a la
cumbre sobre legalización de las drogas en Mérida.
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Otro salto en la línea ocurrió entre los profesores que creían en enseñar a los estudiantes como trabajar en los medios comerciales, y aquellos de nosotros que, como su rector, habíamos ya rechazado hacerlo totalmente (preferimos trabajar con desechos para vivir que con esa mierda nunca más). Así que la mañana del último martes invitamos al periodista veterano Jules Siegel (67), que vive en Cancún, y que dijo, en una manera muy entretenida, que si quieren trabajar en los medios comerciales deben solamente “hacer lo que se les dice”. Jules marco un tanto al decir que si trabajas para los medios comerciales, cualquier párrafo de tu historia que incorpora lo que sientes es el más importante, y será siempre cortado por los editores.

Entonces, la noche de ese martes, tuvimos una discusión con los trabajadores dentro de los medios independientes –Sunny Angulo y Adriana Veloso de IndyMedia, Stephen Marshall de Guerrilla News y Renato Rovai de la revista Fórum de Brasil- acerca de cómo hacer tu propio medio. Estas tres noches –“¿Qué es la democracia?”, “¿Qué es la libertad de prensa?” y “¿Haremos nuestro propio medio o trabajaremos para los medios comerciales?”- fueron noches de fiero debate, con seis o diez manos en el aire al mismo tiempo, sesiones maratónicas donde casi todos los presentes querían hablar, y hablaron. Y eso fue hermoso, en mi opinión, porque los más serios peligros en este mundo vienen cuando la gente no se siente motivada a hablar acerca de lo que la enferma.

Y la mañana siguiente, el miércoles 19 de febrero, Annie Harrison, quien ha reportado para la National Public Radio y otros, junto a Sarah de Haro del Le Monde Diplomátique, a Jeremy Bigwood (quien ha sufrido los golpes y flechas particularmente siendo un fotoperiodista profesional) y a Reed Lindsay, quien estuvo esclavizado en el terrible y ahora extinto periódico en inglés The News de la ciudad de México, dieron el otro lado de la moneda: cómo hacerlo con jefes horribles en los medios comerciales y todavía hacer lo tuyo.


El debate entre Raquel Gutiérrez y John Gilmore “¿Qué es la democracia?”
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Antes de esta histórica reunión, Gómez y yo decidimos diseñar los primeros cinco días de la escuela en una sesión maratónica de trabajo tan intensa –reportar sobre la cumbre de legalización de las drogas- que nadie tuviera tiempo para diferencias políticas. Pusimos al más fino acero al fuego más fuerte, imponiendo plazos de entrega y consejeros personales a cada uno de los estudiantes para obtener reportajes sólidos y comentarios de ellos, y para asegurar que cada uno de los participantes estelares –líderes sociales y políticos de toda América- pudieran ser entrevistados exhaustivamente además de tener cobertura de sus discursos.

Jeremy Bigwood, el veterano periodista de Washington DC y experto en el uso del Acta de Libertad de Información, para traer a la luz a documentos secretos del gobierno estadounidense, trabajó como Editor de Fotografía de Narco News durante estos diez días, y movilizó a una docena o más fotógrafos con tal eficiencia que tendrá fotos de archivo por años para nuestros reportajes en Narco News. Quisiera dar la gracias públicamente a Bigwood: vino, cumplió y conquistó, y en las futuras sesiones de la escuela será siempre bienvenido. Me gusta la gente que cumple con sus tareas, las 24 horas del día, de manera que ayuda a cumplir las otras tareas. Jeremy es de lo mejor. Está dentro. De acuerdo a las palabras inmortales de Salón Chingón, queda cordialmente invitado.

Agradecer al equipo de 26 profesores –nuestro promedio de acción profesor-estudiante fue de uno a uno- es una aventura llena de peligros, porque indudablemente dejaré fuera u olvidaré la importante contribución de alguno. Lo mejor que puedo hacer es decir cuáles me ayudaron personalmente, antes y más allá del llamado del deber. Viejos amigos míos, como Tom Lesser, desde 1977, Libby Spencer, desde 1980, Michele Stoddard, desde 1982, Ethan Nadelmann, desde 1989, Annie Harrison, desde 1991… gente que me enseñó y ahora enseña a mis estudiantes también.

Garantizo un especial reconocimiento para la delegación de la ciudad de Nueva York en Yucatán. Hay dos que llegaron unos días antes para ayudar con los preparativos y, desde temprano, marcaron el tono que me mantuvo más o menos tranquilo y balanceado por los diez días: mi querida amiga Michele Stoddard, ex editora y reportera del Covert Action Quarterly, quien comenzó trabajando en mi desarrollo ideológico cuando tenía apenas 23 años y que por eso era capaz de meterse en la pedagogía para la próxima generación de estudiantes con gusto y experiencia. Y estoy absolutamente encantado con Anni Nocenti, editora de la revista Scenario, y autora de libretos de Batman para la editorial DC, quien tomó varios días de su importante trabajo –ya sea paseando con Francis Ford Coppola por Manhattan o presentando al músico David Byrne a los zapatistas- para venir y agraciar a nuestros estudiantes y a mí con su entusiasta magia librepensadora.

Cada estudiantes tuvo un consejero. Nocenti apoyó a la estudiante brasileña Ana Cernov con gran precisión y tibieza, y los resultados mostrados luego de unos cuantos días, desatando el talento en bruto de Cernov al tiempo de ayudarla a refinar su esplendor. Periodistas nacieron en estos días, pero esto no hubiera pasado solamente por mi mano. Las contribuciones de Stoddard y Nocenti, entre otros muchos profesores, sirvieron de modelos para la próxima vez que tengamos la Escuela de Periodismo Auténtico, y ayudaron a asegurar que, sí, sin duda, habrá una próxima vez.


Jeremy Bigwood con 12 cámaras en el cuello
Foto D.R. Noah Friedman-Rudovsky 2003

Febrero 11th: de Cancún a Mérida
Despierta el Salón Chingón

En los primeros días completos de clase, abordamos el camión de 45 asientos de Narco News –no fumadores adelante, muchas gracias por su tolerancia- para ir a las oficinas del diario Por Esto! en Cancún, donde el editor Renán Castro y equipo de noticias que descubrió, informó y fotografió por primera vez las actividades de narcotráfico en las propiedades del banquero Roberto Hernández Ramírez en 1996 –los reporteros Lisandro Coronado, Gabriel Santos Us Ake y el fotógrafo Gonzalo Subirats-, contó la historia detrás de la historia que sacudió al continente y llevó al veredicto jurisprudente de la Corte Suprema de Nueva York, en diciembre de 2001, extendiendo las protecciones de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos a los periodistas de Internet.


Renán Castro, Gonzálo Subirats, y Lisandro Coronado de Por Esto! Cancún
Fotos de Castro y Coronado D.R. John Gilmore 2003
Foto de Subirats D.R. Jeremy Bigwood 2003

Luego, de regreso al camión lleno de humo, pasamos cuatro horas para llegar a Mérida.

Durante cuatro días y noches en Mérida, nadie durmió mucho. El rumor constante de las laptops y los golpeteos de los dedos en los teclados podía escucharse desde nuestro campus base, el Hotel Trinidad (especial agradecimiento a don Manolo Rivera, legendario patrocinador de las artes y de los artistas luchadores de Yucatán, dueño del Hotel Trinidad y del Hotel Trinidad Galería, donde muchos de nuestros profesores se quedaron, y a don Hernán Duarte, director del Hotel Trinidad, y a doña Silvia y a todo el maravilloso y profesional equipo que hizo posible nuestro campus oasis), hasta la calle 62, del café Internet al Café La Habana.

Nuestro propio salón de estar en la Escuela de Narco News –el Salón Chingón- capitaneado por nuestro barman italiano Tiberio (el mismo célebre barman mencionado en la película mexicana del año pasado Y tu mamá también) y mi consigliere de guerra personal Víctor Amezcua, un nativo de Michoacán que me ayudó a construir este evento, se volvió el centro de la vida intelectual de Mérida en esos días. Tiberio y Víctor sirvieron frescos mojitos y caipiriñas – así como un stock de Coronas, Victorias y las cervezas yucatecas León Negra y Montejo, bien frías- y una cafetera siempre caliente en forma constante, para no mencionar las pizzas nocturnas para los reunidos.


Tiberio y Víctor
Fotos D.R. John Gilmore 2003

A menudo me preguntan “¿Qué es ese Salón Chingón del que siempre hablas y escribes?”. Disfruto siendo vago a este respecto, especialmente por Internet, porque Salón Chingón es, intencionalmente, una amenaza para gastar tiempo, asumiendo la demandada por la pantalla cuando estamos en Internet: Salón Chingón es, en mi opinión, cada pinche cosa que reafirma la vida que nos pasa sin intermediarios mediando entre la gente y nuestros deseos.

Salón Chingón es apenas un nombre –fue inventado por nuestra becaria en Periodismo Auténtico “Tina Modotti” Zabeth Flores (22), de la ciudad de México- como una respuesta al capítulo final de “Los medios son el intermediario”, el capítulo titulado “Un Salón Immedia”. Es también, por definición, una aventura colaborativa entre individuos, que ahora he puesto en manos de los Auténticos 26 para que hagan lo que deseen, y he dicho a nuestros profesores –y, más importante, a mí mismo- que se queden fuera mientras los estudiantes trabajan con él. Una cosa es constante en Salón Chingón: el placer principal es omnipresente. Si no hay quien lo pase bien, no hay Salón Chingón. Pero la vida era definitivamente “chingonista” en Mérida y después.


Zabeth Flores, autora de las palabras “Salón Chingón”
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

La primera mañana en Mérida comenzamos con una presentación que titulé “Escribiendo con un plazo de entrega: Quién, Qué, Cuándo, Dónde, Por qué y Cómo de la obtención de noticias adecuada, conscientemente y en el mismo día”. El primer presentador fue Gary Webb, veterano de muchos diarios, de un Premio Pulitzer, de cuatro demandas por calumnias, y de lo que le pasa a un periodista que dice la verdad contra las fuerzas del poder. A Webb le siguió la periodista y novelista catalana Maria Botey Pascual –que ha trabajado como corresponsal de Por Esto! en la isla de Cozumel, produciendo hasta ocho artículos por día- con el mismo tema; cómo cumplir con un plazo de entrega y no perder el alma.

Queríamos que los estudiantes trabajaran como nunca antes para conseguir las noticias de la cumbre de Mérida para nuestros lectores en todo el planeta, y muchos expresaron temores sobre su inexperiencia en periodismo escrito en formatos cortos de noticias, al estilo de información de los diarios. Pero Botey y Webb tuvieron su impacto:

Luis Gómez sólo tuvo que poner una nota de apertura –“Fiat Lux”- sobre la apertura de las sesiones de la escuela, y yo no tuve que poner ninguna, porque las notas llegaron rápidamente de los estudiantes: las brasileñas fueron las primeras en abrir; Helena Klang y Karine Muller, escribiendo en portugués, Carola Mittrany en español y Adriana Veloso en inglés… informando sobre la conversión de Narco News a un periódico trilingüe, sumando ahora el portugués a la información en inglés y en español.


Las Auténticas de Brasil:
Adriana Veloso, Ana Cernov, Carola Mittrany, Helena Klang,
Karine Muller, y Vivian Mannheimer, con Renato Rovai (atrás)
Foto D.R. Noah Friedman-Rudovsky 2003

Luego, cuando comenzó la cumbre de Mérida, un gran conflicto estalló en Bolivia. El diputado y líder indígena de ese país, Felipe Quispe, el Mallku o príncipe de los aymaras y otras naciones indígenas, estaba con nosotros des hacía dos días, un invitado de honor junto con Alvaro García Linera de La Paz, abogada Rose Marie Acha de Cochabamba, Raquel Gutiérrez Aguilar y don Andrés –en el inicio de todo el 12 de febrero, con el director de Por Esto! Mario Menéndez, preguntó si Narco News podría diseminar por el mundo lo que en verdad ocurría: el conflicto había costado 38 vidas, la quema de edificios

Tradujimos y publicamos, inmediatamente, el comunicado del Mallku, “En defensa de la vida y de la democracia,” en español y en inglés, con notas sobre Quispe y el conflicto de Karine Muller y Alex Contreras, y una nota de antecedentes sobre la situación general de la hoja de coca boliviana de Reed Lindsay.


Felipe Quispe y Anthony Lappé
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Mientras tanto, Veloso despachó una entrevista con el editor de Guerrilla News Anthony Lappé, también entre nosotros en Mérida, dictando un taller práctico sobre producción documental con un video coproducido por ocho estudiantes: cinco chicas de Brasil –Veloso, Mittrany, Klang, Muller y Cernov-, y también con Andrea Daugirdas de Nueva York, Zabeth Flores de la ciudad de México y Ugo Vallauri de Bolonia, Italia. A mitad de los diez días de la escuela, Lappé se fue a Nueva York y fue remplazado por su socio Stephen Marshall, que ahora da los toques finales al documental sobre periodismo auténtico que contiene entrevistas con Mario Menéndez de México, el abogado Tom Lesser de Massachusetts, Gary Webb de California y Blanca Eekhout de Venezuela… pronto en un monitor y festival de cine cerca de sus casas.


Febrero 12: Mérida
El paradigma de turno para los periodistas y la política de drogas

Particularmente memorable entre las presentaciones en Mérida fue la discusión que tuvimos “sólo para gente de pie”, ya tarde una noche, con Ethan Nadelmann de la Drug Policy Alliance (Alianza para la Política de Drogas) de Nueva York. Ethan continuó con nuestro argumento entre amigos que hemos mantenido de varias maneras desde 1989 sobre si la legalización de las drogas es posible en Estados Unidos o donde sea que sea necesario, primero, en América Latina para colapsar la Guerra contra las Drogas desde su raíz para forzar la acción al norte de la frontera. Ethan y yo continuamos también nuestro largo debate sobre si es posible conseguir una cobertura noticiosa decente de parte de las grandes instituciones mediáticas como el New York Times. Ahí fue cuando ocurrió el primer gran paradigma de turno tuvo lugar.

Para esa sesión nocturna tardía –comenzó a las 10 pm en la primera noche de la cumbre de Mérida- mi voz estaba quebrándose y comenzando a fallar por tener que combinar dos diferentes eventos –la escuela y la menos bien organizada conferencia sobre legalización de drogas- para moldearlos en uno. Ethan, siempre formidable y divertido como compañero de debates, llevaba la mano mayor en la discusión mientras mi voz se debilitaba con cada frase que trataba de decir. Otras viejas manos en la reforma política de las drogas, como John Gilmore de la Electronic Frontier Foundation (Fundación Frontera Electrónica), Eric Sterling de la Criminal Justice Policy Foundation (Fundación para la Política de Justicia Criminal) en Washington, María Mercedes Moreno de Mama Coca y la eminencia gris del cultivo peruano de coca, Baldomero Cáceres, se levantaron, fascinadas, por el abierto desacuerdo mantenido en un espíritu de solidaridad y alianza entre Nadelmann y yo. El concepto de Giordano perdiendo la voz tuvo que ser de alguna forma divertido también, estoy seguro.


Al Giordano y Ethan Nadelmann
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

Y entonces sucedió: la primera de las estudiantes de la escuela en tomar su educación periodística en sus manos comenzó a enseñar. Mi mundo cambió en ese momento, querido lector, y tal vez la tuya también.

Blanca Eekhout (33), coordinadora de Catia Tv en Caracas, Venezuela, una joven mujer que el pasado abril marchó con las masas para retomar la televisión pública al golpe militar, el punto de quiebre en la derrota a ese ataque a la democracia, se puso de pie y traducida por Ricardo Sala (35), de la ciudad de México, le dijo a Ethan y al resto de los ahí reunidos precisamente por qué los medios comerciales son estructuralmente incapaces de decir la verdad.

En otras palabras, el mal periodismo de las organizaciones de medios masivos no es una cuestión de errores: es intencional, institucional y por designio. Y es, como dije esa noche en Mérida, el único gran obstáculo o muro para un cambio sistémico en lo que hace a la Guerra contra las Drogas o cualquier tema en el que El Señor Dictador, don Dinero, mete sus ávidas manos.

“Los medios son instrumentos de los intereses económicos”, explicó Eekhout, abriendo un nuevo frente estratégico, tanto para el movimiento de reforma a la política de drogas como para el Renacimiento del Periodismo Auténtico. Blanca me dio la apertura al comparar entonces la conducta de los medios comerciales en los Estados Unidos en 1989 con su sociedad para la millonaria campaña diaria América Libre de Drogas, financiada por las compañías farmacéuticas y de tabaco, con los yerros de los medios venezolanos en abril pasado: “Éste es tu cerebro, éste es tu cerebro en los medios… ¿Alguna pregunta?”.

En este intenso escenario internacional, con los agitadores y hacedores de tantas tierras presentes y junto a nuestros estudiantes, Blanca Eekhout trazó las líneas de demarcación. Si los medio comerciales le roban al público sus frecuencias de onda para excluir las voces de los más en favor de dar el monopolio a la voz de los que tienen dinero, entonces es tiempo de confrontar a los medios directamente, armar al pueblo para resistir con cámaras, videos, grabadoras, celulares… para que eleven sus voces.

Me quedé sentado ahí con mi garganta rota y seca, incapaz de gritar en rango normal de octavas y volumen… ahora era, literalmente, uno de los sin voz. Y Blanca me estaba dando voz. Cada palabra que dijo parecía salida de lo más profundo de mí, y más aún, no había tomado estas ideas de mis textos sino, más bien, de su experiencia vivida en Venezuela con la televisora comunitaria no comercial más grande del país.


Blanca Eekhout
Foto D.R. Al Giordano 2003

Sé que viejo amigo Ethan se dio cuenta: estaba escuchando atento a esta fuerza de la naturaleza parada bajo una ventanal verde oliva, el puño en la cadera, parada, luego arrodillada en su silla, construyendo un mensaje de tal poder y precisión que se me ocurrió pensar: ¿Podría ser que no estaba sólo ya en mi punto de vista en mi larga y solitaria batalla arrancada en 1997 con el manifiesto “Los medios son el intermediario: para una revolución contra los medios”?

Inclusive las más radicales organizaciones de reforma o de “activismo mediático” me han parecido tímidas y descoloridas, en sus críticas, a menudo replicando o absorbiendo los sistemas de dominación mediáticos a los que quieren oponerse. Pero Eekhout es algo más: una guerrera auténtica que no sólo entiende que los medios comerciales están al mando de la Nueva Tiranía, sino que ha desarrollado medios de comunicación masiva y de acción para colapsar su mediático poder. Con ella no son sólo palabras. Es profundamente encarnada. Y habla para mí. Alguien en este mundo, pienso, habla por mí tan articuladamente –o más- que no he podido hablar por mí.

Y ella era uno de mis “estudiantes”. Eso, queridos lectores, es la esencia de la Escuela de Periodismo Auténtico.


Febrero 12 al 15: Mérida
Cada final es un principio

Mientras tanto, 26 estudiantes de Periodismo Auténtico y un conjunto de cientos asistentes a la cumbre de legalización de las drogas en Mérida hablaban por mí acerca de un tema del que he hablado más en los últimos 14 años: la política de drogas en nuestra América. El evento de Mérida representa una culminación, de alguna forma, el fin personal de una época para mí.

Hace seis años me fui al sur de la frontera a América Latina, pasé dos años “fuera del aire”, lejos de Internet, lejos de las redacciones, y viví directamente con la gente que no tenía monitores en sus casas. Eventualmente, las enseñanzas de muchos latinoamericanos hallaron su camino a la publicación en Narco News, lanzado el 18 de abril de 2000. Mérida comenzó el proceso de reunir a muchas de estas fuentes, por vez primera, para colaborar y trabajar juntas.

Este evento estaba diseñado, en lo que hace a mi participación, para eliminar –o al menos reducir radicalmente el rol de- un Intermediario en particular. Yo. Hasta que esto estuviera hecho, no había manera de que pudiera dejar mi puesto e irme en la próxima misión.

Así que, querido lector, puedes imaginar mi placer al leer tantos reportajes, ahora, en Narco News, de otros autores, acerca de temas y de personalidades sobre las que he escrito por años. Vivian Mannheimer, de Brasil, reportó sobre los programas de reducción de daños en América Latina. Helena Klang, de Brasil, y Sunny Angulo, de Estados Unidos, entrevistaron y perfilaron al ex Procurador General de Colombia Gustavo de Greiff, el abuelo del movimiento pro legalización latinoamericano. Andrea Arenas, de La Paz, Bolivia, recogió las palabras de Nancy Obregón, líder de los cocaleros de Perú. Arenas también informó acerca del investigador de la coca peruano Baldomero Cáceres, eso en otra nota. Andrea Daugirdas de Nueva York y Elizabeth Flores de la ciudad de México perfilaron a Ethan Nadelmann y a su trabajo liderando el movimiento por la legalización de las drogas en Estados Unidos- Dan Malakoff de Washington cubrió nuestra mesa redonda de periodistas en la conferencia de Mérida, que moderé, con la participación de Renato Rovai, Luis Gómez, Annie Harrison, Carola Mittrany, Blanca Eekhout y Gary Webb. Ugo Vallauri, de Bolonia, y Karine Muller, de Río de Janeiro –quien también habla italiano- entrevistaron a los antiprohibicionistas italianos que vinieron a Mérida. El siempre productivo Alex Contreras hizo una serie de dos artículos (1,2) sobre los legisladores que vinieron de varios países y las reformas legales para drogas que propusieron. Adam Saytanides cubrió la conferencia magistral del diputado mexicano Gregorio Urías, y también dio, en inglés, una perspectiva del trabajo de los legisladores de varios países. Ana Cernov, de Sao Paulo, entrevistó a María Mercedes Moreno de la organización Mama Coca. Reed Lindsay cubrió la conferencia de Fernando Buendía de Ecuador y realizó una entrevista de fondo con él.

No podemos olvidar, tampoco, al Equipo Callejero de Narco News, liderado por la profesora Kim Alphandary, que entrevistó cotidianamente a los asistentes a la cumbre de Mérida, o la resistencia de alguno profesores de más edad, como Diana Ricci y Stan Gottlieb de Oaxaca, quienes pese a sufrir de tos y resfrios se quedaron a participar de este largo maratón insomne. O la ex corresponsal de Los Angeles, Bertha Rodríguez, originaria del Itsmo de Tehuantepec, quien acompañó a don Andrés y a su equipo a un viaje alterno a ver a una curandera cerca de Chichén Itzá que, con medicina natural, restauró la vista de don Andrés, también durante estos maravillosos días.


Ashley Kennedy y Charlie Hardy
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Y ahí estaba Ashley Kennedy (33), de Nueva Orleans, que escribió una de las mejores columnas largas de opinión que he leído en revista alguna durante años: “Un Bush Superior”, acerca de la humilde hoja de coca. Su consejero, el columnista de Vheadline Charlie Hardy, hizo obviamente un espléndido trabajo. He contratado a Kennedy, queridos lectores, para que escriba más para Narco News, lo que sé que disfrutarán enormemente.

Si no he mencionado todas las notas aún es porque son muchas –todas merecen lectura y muchas serán traducidas en otros idiomas en las semanas por venir. Y asimismo estaremos editando y publicando notas de nuestros estudiantes y profesores. Permanezcan en sintonía.

Mientras, nuestra estudiante más joven, Ava Salazar (18), de Nuevo México, ha extendido su asignación con nuestro profesor más viejo. Don Andrés Vasquez de Santiago y don Miguel Álvarez del Congreso Nacional Indígena la han invitado a sus tierras en el centro de México para vivir con sus pueblos y sus familias, donde ella completará su largo reportaje biográfico sobre don Andrés para Narco News. Hay una simetría aquí: fueron don Andrés y Miguel quienes, hace seis años, tomaron a este gringo bajo su protección su consejo.


Adriana Veloso y Mario Menéndez
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Hubo otras simetrías paralelas: tres de nuestras estudiantes, Adriana Veloso (23), de Belo Horizonte, Brasil, George Sanchez (23), de San Francisco, y Carola Mittrany (23), de Río de Janeiro, fueron asignados para pasar mucho tiempo con mi co acusado y mentor Mario Menéndez, e informar sobre cómo el publica el tercer periódico más grande de México cada noche. Mientras colocaba a los tres 23 añeros con el viejo león del periodismo auténtico, le dije: “Mario, tu trabajo es enseñarles liderazgo, como lo hiciste conmigo”.

“Periodismo Auténtico”, explicó Mario a nuestros estudiantes el 12 de febrero durante un almuerzo en el restaurante Amaro en el centro de Mérida, “no es cosa de una persona; debe hacerlo un equipo. Si tratan de hacerlo solos terminarán aislados, solos y cínicos como era Giordano cuando llegó a México la primera vez”.


George Sanchez y Carola Mittrany
Photos D.R. Jeremy Bigwood 2003

No es un secreto para los lectores que he crecido cada vez más preocupado –inclusive obsesionado- con la tiranía de los medios comerciales sobre la vida en la Tierra: la colonización de la conciencia humana para que sirva a metas inhumanas por el dinero con un grave costo para las necesidades básicas humanas en cualquier parte del mundo. Inclusive, es por eso que tenemos la Guerra contra las Drogas, y otras formas de dominación de forma bélica, causando mucha miseria por doquier.

Creo que a menos y hasta que resolvamos este problema de la tiranía de los medios comerciales, siempre habrá una política prohibicionista de drogas, mientras las élites económicas quieran imponerlas. Creo que si, en los Estados Unidos, un movimiento masivo por la legalización comienza a tener raíces como las que tiene en América Latina, que los medios comerciales del Norte tratarán de aplastarlo. Y creo que esta triste verdad obstaculiza cualquier otra causa de la humanidad para la democracia auténtica, los derechos humanos, el medio ambiente, la igualdad y la justicia social. Los medios comerciales siempre tirarán algunas migajas a los movimientos sociales, pero si el movimiento sirve a la mayoría y no sólo a las élites, los medios comerciales caerán duro, como hacen una y otra vez, en el momento que la victoria pueda estar cerca, para intentar prevenir el triunfo popular.

En suma, como ser humano estoy harto de los medios comerciales y, como ya revelé muchas veces en estas páginas, quiero encontrar y desarrollar métodos, medios y colaboración de las masas para destruir este poder ilusorio.

En los últimos seis años mis pensamientos en esta crisis de emergencia de los medios han evolucionado y se refinaron. El texto de 1997, “Los medios son el intermediario,” abrió un flanco de pensamiento y acción. El “Mensaje de Bienvenida” de abril de 2000 de narco News comenzó a formar un proyecto más específico que ha crecido de un pequeño sitio web a un foro internacional con millones de visitas cada mes, y un grupo creciente de colaboradores. La revisada Declaración sobre nuestra Misión del Verano Immedia 2002 – “Las Masas vs Los Medios” -comenzó con el nivel de pensamiento combinado con acción que hemos implementado este mes con la Escuela de Periodismo Auténtico.

Y ahora las palabras de Blanca Eekhout y sus compañeros en Venezuela han prendido fuego debajo mío para llevar esta batalla a otro nivel más: una colaboración; el establecimiento de un “Estado Mayor” internacional o, más anárquicamente descrito, una “máquina de guerra fuera del Estado” móvil que estudie, escuche y actúe sobre esfuerzos tan diversos como los de los medios comunitarios en Venezuela, del diario Por Esto! en México, de la revista Fórum en Brasil, de los videos de Guerrilla News y otros… en suma: cómo, ahora, para movilizar a las tropas que estuvieron juntas para la Escuela de Periodismo Auténtico, se unan en un nivel aún más profundo con esfuerzos masivos en toda nuestra América para terminar esta Tiranía de los Medios, y colapsarla ahora, ya… ¡Ya Basta!

Sé dónde va a ser encontrada y reportada esta historia: lejos de los nexos del poder mediático… no aquí en la pantalla de la computadora (al menos no todavía), o en la tele o en la radio, o en la mayoría de los periódicos y revistas. Esta historia será hecha y encontradas en el oasis en que vivimos la experiencia conocida como Vida Diaria. Y dada la naturaleza bolivariana de este viento desde abajo –primaverando desde muchas esquinas de nuestra América- el conocimiento del español y del inglés ya no es suficiente: ahora debo aprender portugués, porque Brasil, donde esa lengua es cantada y donde los cambios sociales en marcha son justo ahora absolutamente vitales para este esfuerzo.

Ha llegado la hora a toda nuestra América en la que las “condiciones objetivas” proveen un salto de inicio al próximo nivel para la Revolución contra los Medios y los Intermediarios. Pero para que cumpla yo este deber, esta torre de vigilancia de Narco News necesita un cambio de guardia.

Es muy importante, ahora más que nunca, el trabajo de Narco News, y yo podría dejarlo en manos hoy de nuestro jefe de la Oficina Andina Luis Gómez con la completa confianza, salvo por dos hechos: mientras Luis funciona mejor bilingüemente en mi inglés nativo que yo en su español materno, no es lo suficientemente fluido como para hacer la edición final de nuestras notas en inglés. Y, segundo, su vasta experiencia periodística ha tenido lugar en su México nativo, en España, en Bolivia y en los Andes, pero no en Gringolandia –Estados Unidos-, donde las vagas leyes por calumnias pueden ser una gran joda a veces cuando todavía no se incurre en calumnias, pero donde la gente rica envía a sus abogados a acosar periodistas.

Entonces, queridos lectores, se cerró el círculo. Nuestro primer día de lleno de la Escuela de Periodismo en el campus de Isla Mujeres, una serie de eventos me llevó rápidamente a tomar otra decisión.

La noche del lunes 16 de febrero, el asesor de Narco News Tom Lesser hizo su taller “Cómo no ser demandado por calumnias” con la asistencia del co fundador de la Electronic Frontier Foundation John Gilmore y la de uno de los viejos clientes de Lesser: yo. Durante la discusión, Gary Webb participó activamente, contando sus historias de guerra de sus batallas en los periódicos y con abogados expertos en calumnias, y yo pensé: “Hmmmmmm. Webb entiende la legislación estadounidense sobre calumnias. Webb tiene maestría en el inglés. Webb conoce la Guerra contra las Drogas. Webb sabe de liderazgo. Webb es un trabajador duro. Y todo el mundo aquí gusta de veras de Gary Webb”.

¿Por qué no pensé esto antes? Aquí, ahora, justo frente a mí, estaba el Periodista Auténtico adecuado para el trabajo que necesitaba dejar un rato para cumplir con las oportunidades del momento, para traer la guerra a la casa de los medios comerciales, y para aprender el idioma del país más grande de América Latina –el portugués de Brasil- y completar el proceso comenzado este mes al hacer de Narco News un verdadero periódico trilingüe en línea.

Así que, si necesitaba ir a aprender portugués y salir de esta pantalla por un rato, ¿qué hacer? ¿Cómo mandar a este radical de sabático y además asegurar que Narco News cumple con sus lectores y su misión?

Queridos lectores: he conocido a mi remplazo y su nombre es Gary Webb.


Gary Webb y Luis Gómez
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

Así que la noche del lunes 17 de febrero, a la hora de nuestro buffet nocturno en el restaurante Sombrero d’Gomar (saludos especiales para José Sánchez Matos, capitán de meseros y gerente del lugar, para don Jorge Gómez Castilla y doña Teresa Martínez Magaña, los dueños, y para muy especial María de los Santos, gerente del Hotel d’Gomar que nos sirvió de campus, por su profesionalismo y el servicio que hizo muchas cosas posibles), fui a la mesa de Webb, me senté y le pregunte: “Gary, ¿qué te parecería manejar Narco News por un rato para que pueda aprender portugués?”.

Hablamos de los detalles –mientras nos mirábamos a los ojos- y marcamos un encuentro al día siguiente con nuestro equipo de redacción. Todas las nuevas notas en inglés pasarán ahora directamente a través de Webb, las notas en español a través de Gómez. Webb y Gómez, juntos, tomarán juntos las decisiones editoriales y políticas sobre Latinoamérica. Feder se reportará directamente con Gómez, y publicará en línea los reportajes, una vez editados, en Narco News.


Luis Gómez, Dan Feder, y Gary Webb:
“Master [Amo], Webmaster and Webb”
Fotos D.R. Jeremy Bigwood 2003

Amables lectores: como pueden ver por la multitud de notas en Narco News en las últimas semanas, hechas pro un ejército intercontinental de Periodistas Auténticos, estamos creciendo. En los días y las semanas venideros haremos más anuncios acerca del crecimiento de nuestro equipo de noticias.

Queridos lectores: aquí están sus direcciones de contacto para conectarse con nuestro equipo durante mi larga marcha.

Editor Invitado, Gary Webb: garywebb@attbi.com
Jefe de la Oficina Andina, Luis Gómez: luisgomez@narconews.com
Webmaster, Dan Feder: webmaster@narconews.com
Cartas al editor: letters@narconews.com

La labor de Editor Invitado de Webb termina –dice él (quizá, amables lectores, podamos conspirar para animarlo a quedarse más tiempo)- el 15 de abril, y para entonces yo (y otros, querido lector, cuya presencia a tiempo completo en el equipo de Narco News será anunciada en una fecha próxima) ofreceré algunos planes y acciones para llevar la gran Revolución contra los Medios y los Intermediarios al galope. Nuestro credo de “reportando sobre la Guerra contra las Drogas y la democracia desde América Latina” se extenderá a: “reportando sobre la Guerra contra las Drogas, los medios y la democracia desde América Latina”.

Queridos lectores: no voy a responder mucho a los correos electrónicos, si hay, en las próximas semanas, hasta mediados de abril, cuando reapareceré en público otra vez y Gary me regresará el bastón. Hasta entonces, espero, seré capaz de responderles no sólo en español o en inglés, sino además en portugués.

Éste es el esqueleto base de un equipo mucho más grande por venir en Narco News, en el que muchos de los estudiantes y profesores de la Escuela de Periodismo Auténtico, y muchos de ustedes que no pudieron estar con nosotros en el primer viaje también estarán involucrados.

Les pido un favor, amables lectores: den a Gary Webb y Luis Gómez todo el apoyo y amabilidad que me han dado a mí por casi tres años. Escríbanles con comentarios, consejos, historias, links e ideas creativas. Si les solicitan un favor, háganlo como siempre lo han hecho para mí. Si quieren mandarme un mensaje, lo siento, mi cuenta de correo electrónico se va a saturar constantemente en las próximas siete semanas, así que no se molesten. Nuestro equipo está listo para servirles mientras dura mi marcha. Cualquier cosa que pueda yo hacer por ustedes, ellos también pueden hacerla.

Mientras, tengo todavía que ganar mi propio diploma de la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico –nuestras estudiantes Sunny Angulo, de San Francisco, y Andrea Arenas, de La Paz, Bolivia, que dieron esos lindos diplomas diseñados por Jules Siegel a todos los profesores también, dijeron que no podía tener el mío todavía; me tengo que quedar luego de clases- por lo que tengo que salir a nuestro campus brasileño y aprender a pronunciar: Caros Leitores: Nos vemos em abril!


Nuestras presentadoras Andrea Arenas y Sunny Angulo
se aseguraron de que los profesores recibieran también
sus diplomas. Aquí Michele Stoddard recibe el suyo.
Foto D.R. Jeremy Bigwood 2003

Full Disclosure: The author wishes to acknowledge the material assistance, encouragement, and guidance, of The Narco News Bulletin, The Narco News School of Authentic Journalism, publisher Al Giordano and the rest of the faculty, and of the Tides Foundation. Narco News is a co-sponsor and funder of the international drug legalization summit, “OUT FROM THE SHADOWS: Ending Prohibition in the 21st Century,” in Mérida, Yucatán, and is wholly responsible for the School of Authentic Journalism whose philosophy and methodology were employed in the creation of this report. The writing, the opinions expressed, and the conclusions reached, if any, are solely those of the author.

Apertura total: El autor desea reconocer la asistencia material, el ánimo y la guía de The Narco News Bulletin, La Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico, su Director General Al Giordano y el resto del profesorado, y de la Fundación Tides. Narco News es copatrocinador y financiador del encuentro internacional sobre legalización de las drogas “Saliendo de las sombras: terminando con la prohibición a las drogas en el siglo XXI” en Mérida, Yucatán, y es completamente responsable por la Escuela de Periodismo Auténtico, cuya filosofía y metodología fueron empleadas en la elaboración de esta nota. La escritura, las opiniones expresadas y las conclusiones alcanzadas, si las hay, son de exclusiva responsabilidad del autor

Abertura Total: O autor deseja reconhecer o material de apoio, o propósito e o guia do Boletim Narco News. a Escola de Jornalismo Autêntico, o editor Al Giordano, o restante de professores e a Fundaçáo Tides. Narco News é co-patrocinador e financiador do encontro sobre a legalizaçao das drogas Saindo das Sombras: terminando com a proibiçao das drogas no século XXI em Mérida, Yucatan, e é completamente responsável pela Escola de Jornalismo Autêntico, cuja filosofia e metodologia foram implantadas na elaboraçao desta reportagem. O texto, as opinioes expressadas e as conclusoes alcançadas, se houver, sao de responsabilidade do autor.

Share |

Read this article in English
Leia este artigo em português

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America