<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #37


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #36
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

“Trabajando detrás del escenario”: Los detalles del apoyo del gobierno EEUU a la oposición en Venezuela

Una entrevista con la abogada e investigadora Eva Golinger


Por Dan Feder
Especial para The Narco News Bulletin

31 de mayo 2005

En abril, el presidente venezolano Hugo Chávez canceló el programa a largo plazo de Educación y Entrenamiento Militar Internacional (IMET, por su nombre en inglés), que tenía a los soldados venezolanos viajando a los Estados Unidos para recibir entrenamiento, así como oficiales estadounidenses dando cursos en Venezuela. El anuncio de Chávez de la cancelación del programa ocupó los titulares muchos días, con la mayoría de los medios repitiendo la afirmación del Departamento de Estado de que el anuncio era “inesperado” e “inexplicable”. Pero la cancelación era resultado directo de los hallazgos de una determinada y joven abogada venezolana americana, y periodista, llamada Eva Golinger, quien encontró una conexión directa entre el programa y los complotadores golpistas en las fuerzas armadas de Venezuela.


Foto: venezuelafoia.info
El golpe de Estado de 2002 contra Chávez, de hecho, mostró todas las marcas pasadas de las intervenciones estadounidenses en América Latina. Un presidente popular, luchando para cambiar la situación de exclusión social y de pobreza en su país, y conseguir la soberanía local a costa de los intereses políticos y económicos de los Estados Unidos, fue forzado a salir de su cargo por altos mandos militares y representantes de la oligarquía nacional. Horas después de haber tomado el control, el Departamento de Estado alabó al nuevo régimen, que procedió a disolver todas las instituciones democráticas y los derechos constitucionales. Casi inmediatamente después de que una revuelta popular y una rebelión de oficiales leales reubicó a Chávez en su puesto, los venezolanos y los observadores comenzaron a denunciar el golpe como “hecho en Estados Unidos”; una repetición del golpe de 1973 contra el presidente chileno Salvador Allende y muchos otros similares. Pero por mucho tiempo la especulación quedó en eso. Tanto Washington como la oposición venezolana dijeron que no había pruebas de ello, y que tales afirmaciones eran producto de paranoicos amantes de la conspiración.

Pero la prueba no tardó mucho en llegar. Detrás de gran parte de la investigación que demostraba la complicidad estadounidense estaban los nombres de Eva Golinger y el periodista independiente (y profesor de la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico) Jeremy Bigwood. El invierno pasado, Golinger y Bigwood revelaron que millones de dólares se habían entregado a los grupos antichavistas –incluyendo a prominentes participantes del golpe de 2002– a través de oficinas públicas tales como el National Endowment for Democracy (NED) y USAID. Otras revelaciones le siguieron. Mucha de su información vino de documentos obtenidos a través de las Actas de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés), y publicadas vía el sitio web venezuelafoia.info.

Conocí a Golinger en Caracas en abril pasado, donde ambos estábamos para asistir a los eventos del tercer aniversario del golpe y el contragolpe de 2002. Golinger era algo así como una invitada de honor al evento, compartiendo escenario con Chávez en la ceremonia de apertura, y corriendo frenéticamente por toda la ciudad para ir a encuentros, conferencias comprometidas y entrevistas con los medios venezolanos.

Golinger acaba de publicar un libro, El código Chávez, una mirada más a fondo sobre la información que ella y Bigwood descubrieron. Luego de muchos fallidos intentos de hacer una entrevista dentro de nuestras apretadas agendas en Caracas, Golinger habló para Narco news la semana pasada por teléfono desde Nueva York.

Narco News: Para comenzar con lo básico, para los que puedan no conocer tu trabajo, ¿los Estados Unidos tuvieron un involucramiento directo en el golpe de abril de 2002 en Venezuela?

Eva Golinger: Bueno, en mi opinión, basada en mi investigación, sí absolutamente. Depende de lo que tú llames “directo”, pero diría, como dije antes y digo en el libro, que hay una combinación de factores: la cuadruplicación del financiamiento específicamente a grupos antichavistas, en el tiempo en el que [los funcionarios de Estados Unidos] sabían que esas mismas organizaciones e individuos claramente planificaban un golpe. Esto muestra que ellos tenían la intención de apoyar dicha actividad. Para mí, eso es lo bastante directo. No es solamente financiamiento, es entrenamiento y apoyo político y militar.

A través de sus programas de entrenamiento militar, así como la infiltración de las fuerzas armadas venezolanas, podían influenciar la acción de oficiales de alta gradación, muchos de los que jugaron un rol directo en el golpe. El gobierno estadounidense generalmente no es el que ejecuta los golpes o ese tipo de actividades; trabajan detrás del escenario, y eso es precisamente lo que hicieron en el caso de Venezuela. No hay manera de negar eso. Pueden decir, oh, que no era su intención, y que ellos dijeron públicamente que no apoyarían un golpe, lo que es cierto. Pero detrás del escenario estaban financiando y alentando esas mismas actividades y acciones.

Narco News: ¿Cuánto dinero de Estados Unidos va a los grupos de oposición cada año?

Eva Golinger: Este año en particular es alrededor de 6 millones de dólares. Eso combinando lo de USAID y lo del NED. No tenemos los números aún, pero probablemente irá en el año fiscal 2006. El Departamento de Estado ha ya declarado que van a incrementarlo. El Presidente Bush, hablando ante el Congreso a principios de febrero para justificar el presupuesto general para 2006, de hecho se refirió específicamente al caso de Venezuela y dijo que quería incrementar el financiamiento para la democracia a los partidos políticos y grupos de la sociedad civil –que a sus ojos es solamente la oposición. Pero desde 2001 el monto total calculado de financiamiento es de poco más de 27 millones de dólares. Y eso solamente del NED y USAID, no desde la CIA.

Narco News: La parte del NED ha tenido bastante publicidad. ¿A dónde va el dinero de USAID?

Eva Golinger: Eso es porque el NED es más específico para decir a quiénes financian, mientras que USAID, primero que nada, censuró los nombres de quienes recibieron financiamiento en los documentos que me entregaron. En general está yendo a las mismas organizaciones que reciben financiamiento del NED, pero hay más grupos. En el caso de Venezuela, otros que han recibido financiamiento incluyen al Centro Carter y a la OEA para todas las actividades del referendo. La OEA obtuvo como 100 mil dólares, pero tienen también su propio financiamiento. El Centro Carter obtuvo 1,75 millones de dólares. Casi todas sus actividades en Venezuela estuvieron financiadas por USAID, lo que es interesante.

Narco News: Supongo que para USAID no significó una buena inversión.

Eva Golinger: Ajá. Y otros: el IRI, el Instituto Republicano Internacional, y el NDI, el Instituto Nacional Democrático, también recibieron financiamiento para trabajar en Venezuela, que todavía están entregando –y esto se encuentra en algunos de los documentos– a Súmate y las otras agrupaciones políticas, como Primero Justicia y Proyecto Venezuela; los mismos que reciben financiamiento del NED. No es que haya un montón de grupos de oposición. Sabemos quiénes son todos ellos, y casi todos reciben financiamiento estadounidense o entrenamiento o apoyo.

Narco News: ¿Dirías que algunos de estos grupos dependen de hecho del financiamiento estadounidense?

Eva Golinger: Absolutamente. Probablemente la mayoría. Obviamente no todos, hay algunos que existen desde antes, pero sí las organizaciones más pequeñas. De hecho un grupo, la Asamblea de Educación, que ya no recibe fondos del NED, fue disuelto, creo. El director, Leonardo Carvajal, declaró a un periodista en una entrevista que existían completamente gracias a los fondos del NED. Tengo recibos de salario de todos los empleados en esa organización; recibían su salario completo del NED. Y lo que [Carvajal] dijo era que el NED había financiado todos los costos organizacionales y de operación.

[Nota del autor: Carvajal fue nombrado ministro de educación en el régimen golpista de dos días de Pedro Carmona].

Narco News: ¿Por qué perdieron su financiamiento?

Eva Golinger: No conozco las razones por las que el NED dejó de financiarlos. Es decir, asumiría que tiene que ver con el hecho de que no estaban haciendo nada en el área de educación; todo lo que hacían era marchar en las calles. Incluso en sus propias declaraciones al NED, estaban orgullosos de eso, y eso es lo que declaraban. No estaban cumpliendo realmente con el acuerdo contractual que tenían. Así que tiene que haber al menos un mínimo esfuerzo para efectivamente llevar adelante los proyectos por los que el NED los financia. Inclusive si los fondos al final resultan en “actividades extracurriculares”, aún tienen que hacer algo, de otra manera les cortan los fondos.

Narco News: Este tipo que cosas nunca sería tolerado en Estados Unidos, ¿no?

Eva Golinger: Bueno, primero que nada es ilegal para cualquier partido político conseguir dinero de un gobierno extranjero, así que definitivamente. En el caso de financiamiento de un gobierno extranjero, digamos, a una ong o un grupo de relaciones públicas, o algo como eso para trabajar por sus intereses, debería estar registrado en los Estados Unidos abjo el Acta de Registro de Agentes Extranjeros, que se hace con del Departamento de Justicia. Deberían reportar sobre sus actividades en un periodo determinado. Definitivamente no se les permitiría de la manera en la que el NED lo hace o que USAID lo hace en Venezuela. Es estar bajo un rubro, cuando en realidad estás haciendo otra cosa.

Narco News: ¿Pero eso es legal entonces en Venezuela?

Eva Golinger: No, no es legal Venezuela. Hay una variedad de leyes, aunque no se cuenta con un acta de registro de agentes extranjeros, al menos no todavía –ojalá que tendrán una pronto. Pero ciertamente es ilegal para cualquier organización recibir fondos de un gobierno extranjero para tratar de derrocar al gobierno venezolano. Así que en el caso de todas esas organizaciones que reciben financiamiento del gobierno estadounidense y participaron en el golpe, están violando la ley, y tampoco los partidos políticos pueden recibir fondos de un gobierno extranjero. Pero la única que se encuentra ahora en esa situación es Súmate [el principal grupo político detrás del referendo llamado en 2004].

Narco News: ¿En qué se encuentra ahora el caso?

Eva Golinger: Está pendiente. La audiencia preliminar está agendada para el 2 de noviembre, y fue pospuesta. La Corte Suprema lo revisó en la sala penal; pese al hecho de que el presidente de la corte dijo que no lo harían, la sala penal lo hizo y decidió que necesitan una audiencia preliminar sobre si hay o no méritos suficientes en el caso antes de que pudieran proseguir con él. Pero la fecha no ha sido fijada.

El gobierno venezolano no cae bajo la presión de Estados Unidos, pero ellos han decidido hacer un increíble esfuerzo para que el caso sea desechado. El presidente del NED, Carl Gershman, fue a Venezuela en noviembre pasado y amenazó al procurador general y al presidente de la Suprema Corte de que sí no desechaban el caso habría consecuencias. Y muchas de esas consecuencias han comenzado a ocurrir. El Banco Mundial cortó los fondos a la Corte Suprema de Venezuela para un programa de reforma judicial, y esa era una de las amenazas que Carl Gershman hizo al [presidente de la corte] Iván Rincón. Y la otra fue que empeorarían las relaciones entre ambos países; que pondrían presión internacional. Ahora están diciendo que Venezuela es un país que promueve la persecución política, y ejerciendo tanta influencia como pueden. Ya sabes, Human Rights Watch, Amnesty International, en todas las diferentes organizaciones, solamente tratando de presionar a Venezuela.

Narco News: ¿Cómo infiltraron los Estados Unidos a las fuerzas armadas venezolanas exactamente?

Eva Golinger: De acuerdo a documentos en mi poder que hice públicos, principalmente se hizo con el programa IMET. Es un programa de intercambio internacional del que Venezuela ha sido un participante líder, aunque no tanto como para que oficiales estadounidenses sean entrenados en Venezuela. Van a Venezuela a dar cursos y programas. Eso es algo que el Presidente Chávez detuvo finalmente, pero en el tiempo del golpe estaba en acción.

En documentos que obtuve del Departamento de Estado sobre el programa, claramente declararon que sus objetivos son conseguir influencia en los altos mandos militares venezolanos. También declararon que uno de los requisitos del programa es que cuando un oficial o soldado es enviado a Estados Unidos como parte del programa IMET, los militares venezolanos tienen que garantizar que a su regreso el individuo reciba un alto rango o posición de comando.

En un documento en particular, dan un ejemplo de uno de los éxitos del programa: el general Raúl Salazar. Salazar fue, en el tiempo de la rebelión militar de 1992 liderada por el Presidente Chávez, de hecho un oficial de alto rango, y reprimió a Chávez y a otros oficiales. Pero por alguna razón, se hizo camino dentro de los cercanos a Chávez, y se volvió el primer ministro de defensa de Chávez. En el tiempo del golpe era el embajador en España, y España era el otro país clave involucrado en el golpe. Los miembros de la oposición venezolana, como Pedro Carmona y otros que planificaban el golpe, hicieron un viaje a ese país una semana antes del golpe. Hay toda una historia sobre cómo Carmona hizo su banda presidencial en Madrid.

Aquí en el documento alaban el hecho de que “Raúl Salazar es nuestro mejor ejemplo acá”, y se refieren a él como alguien que promueve los intereses estadounidenses. Eso es interesante porque pasa que él es uno de los oficiales de más alto nivel que penetró en el gobierno de Chávez, de hecho volviéndose una parte clave de él, y luego se volcó contra él en el tiempo del golpe. A causa de eso, podría decirse que todo el tiempo apoyaba los intereses estadounidenses, pero por alguna razón Chávez le creyó y confió en él para hacerlo ministro de defensa, y luego embajador, mientras al mismo tiempo el gobierno de Estados Unidos mantenía una influencia y un control sobre él.

Narco News: ¿Fue tu investigación específicamente lo que llevó a Chávez a cancelar el programa IMET en abril pasado?

Eva Golinger: De hecho, sí, eso fue lo que terminó con él, porque sabían ahora que no podían seguir. [Antes de la presidencia de Chávez], el programa no tenía el mismo impacto, porque el gobierno completo seguía las órdenes de los Estados Unidos o trabajaba para los intereses estadounidenses. Pero en este caso en particular, donde tienes un gobierno que no es obsecuente con los intereses de los Estados Unidos, y de hecho amenaza los intereses estadounidenses –y que los Estados Unidos ha sido muy abierto y directo acerca de eso y hostil al gobierno– no puedes tener un programa en el que tus militares son entrenados por los Estados Unidos. Especialmente cuando sabes que las metas del programa y sus objetivos son conseguir influencia dentro de los altos mandos de tu oficilidad. Entonces es peligroso. Dejas a tu enemigo entrar sin hacérselo difícil, dando a los Estados Unidos un control abierto sobre las fuerzas armadas venezolanas.

Eso no quiere decir que todo simplemente se para. Hay todavía una multitud de oficiales venezolanos que ya han recibido entrenamiento en los Estados Unidos y ya tienen contactos directos con ellos. Y por supuesto los agregados militares siguen en Venezuela, pero eso es completamente otro tema. Eso no es el programa IMET, y realizan otras actividades que podrían corromper a los oficiales venezolanos. Y seguirán. No es que el personal militar estadounidense será forzado a irse. Es solamente el programa de intercambio el que se detuvo, lo que significa que los soldados venezolanos no van a ir a Estados Unidos a ser entrenados, y a los oficiales estadounidenses no se les permite ya instruir en cursos dentro de Venezuela. Lo que es una cosa buena, para Venezuela.

Narco News: ¿Puedes describir cómo haces para investigar estas cosas?

Eva Golinger: Contrato a Jeremy [Bigwood] para de hecho solicitar los FOIA (siglas en inglés del Acta de Libertad de la Información), y le doy la información que estoy interesada en encontrar. Y en algunos casos es muy general –fechas, o lugares o gente o simplemente temas. Y una vez que mis documentos llegan, los reviso todos, y trato de estudiarlos y analizarlos tanto como sea posible para ver qué información, si hay, puede utilizarse. Porque en muchos casos son fuertemente censurados o inútiles. Es decir, no creo que alguno sea inútil, pero en muchos casos no valen la pena para algún tipo de atención mediática. Entonces, además de eso, busco información pública. Leo grandes cantidades de artículos todo el tiempo también, de todos tipos de prensa. Leo un montón de información y medios de oposición. Y siempre hago entrevistas con la gente para poner este material en contexto.

Pero la mayor parte de mi investigación se basa en los mismos documentos. Muchos de ellos son solamente reportes de información del Departamento de Estado, de la embajada, o del NED o de USAID. Y es realmente tomando todo eso, estudiando esa información, regresando en el tiempo e investigando –porque algunos tienen dos años, otros tres y otros uno– y luego poniéndolos en un contexto más amplio de todos los documentos. Llegan separadamente, separados por temas, pero todos están interrelacionados.

Narco News: ¿Tiene algún efecto tu trabajo hasta ahora en el gobierno de Estados Unidos?

Eva Golinger: Sí, absolutamente. Por ejemplo, ciertamente nunca esperaron que esto podría alguna vez pasar a partir de los documentes que me han dado, porque de otra manera no me los habrían entregado. Pero he podido hacer la información útil a nivel nacional en Venezuela.

Esta información y esta investigación han afectado la manera en que la Revolución Bolivariana ha procedido. No quiero decir que quiero llevarme el crédito, pero es verdad. Antes de que tuviéramos esta información, era solamente un rumor el que Estados Unidos estaba involucrado en el golpe. Todo el discurso ahora sobre la oposición siendo financiada por Washington es un resultado de esta investigación. No existía antes. Y ha dado a Chávez una mano más alta en casi todo en Venezuela. También atrajo a mucha gente que previamente apoyaba a la oposición y ahora no, porque no quieren apoya una oposición financiada por Washington.

En el caso de los Estados Unidos, los puso en una posición difícil. Esta investigación ha puesto básicamente la existencia del NED en riesgo, punto. Es un tema que el Congreso discute a diario, o al menos así era el año pasado. Hubo unas cuantas audiencias sobre ello, pero a puerta cerrada es algo de lo que se habla todo el tiempo. El NED se ha espantado, es por eso que tratan de defender sus intereses desesperadamente, inclusive USAID; todo está de alguna forma en riesgo. Todo esta intervención a la sociedad civil ha sido expuesta, así que, pues, están espantados.

Narco News: Dijiste que no piensas que el gobierno estadounidense te habría dado los documentos si supiera lo que iba a pasar. ¿Eso significa que se pone más difícil para ti conseguir documentos?

Eva Golinger: Bueno, obtuve seis documentos de la CIA que eran secretos clasificados, de los meses que involucran el golpe, y son en realidad algo caóticos. Están fuertemente censurados. La CIA ciertamente nunca dio ningún tipo de información que podrían pensar que sería en verdad útil. Ni tan pronto; fue apenas dos años y medio después del golpe que los conseguí. Así que obviamente pensaron, le daremos esto, pero no podrá usarlo, sólo podrá decir que tuvo algo de la CIA.

Pero de hecho pude conseguir suficiente cantidad de información de ahí. Esos son los más importantes que tengo, porque muestran la complicidad en el golpe y su conocimiento. No debieron darse cuenta de que dejaron eso ahí, o que podría de hecho utilizarlo, entenderlo, ponerlo en contexto y hacerlo público.

Inclusive en los documentos que me enviaron hoy o ayer, que probablemente piensan no podré utilizarlos ,encuentro información y es útil. Pero no es necesariamente material por el que voy a llamar a la prensa mañana, como en el caso de la CIA o el material del NED. Es más una suerte de análisis a largo plazo que será útil para otro libro o hasta como información histórica de contexto, o más evidencia para las acusaciones que hemos hecho ya.

Narco News: Tu trabajo ha sido noticiado por mucha prensa venezolana. También vi algunos ataques desagradables contra ti y Jeremy Bigwood de parte de Alex Boyd, que escribe en Vcrisis…

Eva Golinger: Oh, eso. Hubo algunos artículos que están nomás bien; no son muy buenos, pero no me consideran una mala persona como el tipo de Vcrisis, que piensa que soy una criminal. En general la oposición venezolana piensa que soy bien intencionada, pero estoy confundida. Hubo un artículo reciente en Exceso, que es una revista muy opositora. Estoy de hecho en la portada este mes. No es para nada un artículo favorable. Pero tampoco es totalmente desfavorable… pudieron hacer eso con todo el alma si eso querían, porque hay mucha basura sobre mí allá afuera. Se hicieron la burla de mí –ahora es como tratan eso, haciendo bromas. No hacen un análisis serio de la información.

Sucede que lo vi cuando dejé Venezuela, en los primeros días del mes, cuando el artículo acababa de salir. Así que estaba por todo el aeropuerto, y fue un poco incómodo porque todo el mundo me miraba. Estaban comprando y mirando la revista; estoy en la portada y el titular dice “La americana fea”. Lo que inicialmente pensé fue que de qué hablaban, porque la foto no era tan mala [Ríe]. Pero de hecho es un dicho que significa, pues, la gringa entrometida.

Es irónico. Uno porque también soy venezolana. Pero también porque para la oposición venezolana soy una foránea entrometida que está exponiendo sus incorrecciones, donde para el resto de Venezuela soy más una de adentro, alguien que está de su lado y ayudando y participando, como cualquiera de ellos, en el proceso de cambio.

Narco News: ¿Hay temas nuevos o cuestiones nuevas que estén investigando desde que salió el libro?

Eva Golinger: Siempre estoy buscando nueva información, y actualizándola, en el sentido de traer todo al presente. Lo que sea que pasa recientemente trato de conseguir información.

El plan para el próximo libro es enfocarse más en los aspectos militares –en la presencia militar estadounidense en la región, atando esto a temas de Colombia y buscando los temas de la infiltración en los militares venezolanos.

El código Chávez, publicado por la editorial José Martí en Cuba, se encuentra actualmente disponible en el sitio web venezuelafoia.info, tanto eninglés como en español, así como a través de Amazon.com. Una presentación internacional de la edición en inglés, de una editorial estadounidense, está planificada para los próximos meses.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America