<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 19, 2017 | Issue #38


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #37
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Colombia: Comunidades desplazadas toman medidas

Refugiados de la guerra civil enfrenten represión policíaca mientras ocupan casas abandonadas en Bogotá


Por Ramón Acevedo
Especial para The Narco News Bulletin

6 de septiembre 2005


Fotos: Ramon Acevedo
Bogotá: Después de muchas promesas no cumplidas por parte del gobierno colombiano de promocionar casas a familias desplazadas, un grupo de 700 adultos, 577 niños, 15 mujeres embarazadas, 22 discapacitados, y 25 personas mayores tomaron casas desocupadas en la localidad sur-occidental de Kennedy en Bogotá.

A las 6 de la mañana el 29 de agosto pasado, seis buses y cinco camionetas llegaron al Patio Bonito, Kennedy. Cargando todos sus pertenencias, de colchonetas dobladas a olas, sartenes y cajas, las familias empezaron a llenar las 163 casas incompletos. Estas casas media hechas han quedado sin ocupantes por los últimos seis años.

Al principio, los guardias de seguridad armados intentaron impedir el montón de gente, pero estos pronto entendieron la gravedad de la situación y no resistieron. Tan pronto como las familias entraron a las casas empezaron a instalarse. Dentro de la primera hora, tanto niños como los adultos empezaron a cortar la hierba, asear el polvo de cemento adentro, y armar cocinas. Tres horas después de empezarse la ocupación, las ventanas eran cubiertas con plásticos y telas, colchonetas extendidas, bebes estaban dormidos profundamente, y café se pasó entre la gente.

Hablé con una madre de familia que había estado viajando con otra familia. Contó su historia de cómo los paramilitares habían entrado a su pueblo en la zona de Tolima y asesinado a su hermano y su esposa con motosierra. Eran campesinos trabajando un terreno pequeño. Los paramilitares les acusaron de trabajar con la guerrilla, cosa que negó. Durantes los últimos cinco años ella y sus tres hijos eran obligados a moverse constantemente para evitar los “paracos.”

Uno de los voceros del grupo afirmó, “La mayoría de nosotros somos desplazados por nuestros creencias políticas.” Agregó, “hemos llegado desde diferentes regiones de Colombia, en donde los paramilitares nos empujaron violentamente para afuera.” Debido al miedo de represión por parte del gobierno y los paramilitares, este vocero optó por no dar su nombre.

En el primer día de la ocupación de estas casas, la Escuadrón Móvil Anti-Disturbios (ESMAD) fue enviada por la alcaldía local. La ESMAD ha sido conocido por reprimir de manera violenta a protestantes, y recién fue involucrado en el asesinato de un manifestante de 15 años, Nicolas Neira, el 1 de mayo pasado. Desde que llegaron la policía, las familias tienen miedo. Líderes de la comunidad han exhortado a los medios y funcionarios del gobierno que se hagan presentes para evitar ataques y detenciones por parte de la policía.

Hoy en día en Colombia, existen mas de tres millones de personas internamente desplazadas. En 2004, unos 287,000 personas fueron desplazadas, un aumento de 38,5 por ciento del años anterior. La mayoría de estos desplazamientos eran debidos a violencia por parte de la Fuerza Publica colombiana, y de sus aliadas paramilitares. Colombia tiene el segundo lugar del mundo, después del Sudan, en el desplazamiento humando debido a la violencia.

La guerra civil colombiana de 40 años ha sido impulsado de manera continua por ayuda militar de Estados Unidos. Desde el 1999, cuando fue firmado el Plan Colombia, más de $4 mil millones de dólares han sido canalizado en la policía y ejercito de Colombia. Esto ha incrementado las atrocidades contra los derechos humanos por parte de las fuerzas del gobierno y los paramilitares. Por décadas, el gobierno colombiano ha sido involucrado con violaciones flagrantes de los derechos humanos. Al mismo tiempo, EU le ha convertido a Colombia en su recipiente mayor de ayuda militar afuera del Medio Oriente.

Después de tres días de ocupación, la comunidad desplazada se encuentra aislada. La policía no permita que nadie entre o salga. Tampoco se permite que ingresen alimentos y provisiones que traigan amigos, familiares, y vecino. “No podemos dormir por el frío y por el miedo de ser expulsados,” dijo una persona. “Mis hijos se están dirimiendo en el piso, sobre hojas de plástico.” La gente sufre de la diarrea y problemas respiratorios.

El grupo desplazado que ocupó las casas en Bogotá no tuvo otra opción. El gobierno no ha hecho ningun esfuerzo concreto para organizar acceso a servicios básicos de salud, alimentación, vivienda, y educación. En Colombia, la situación de la población desplazada, tanto en asentamientos colectivos como en las afueras de las ciudades, la induce que tome sus propias medidas. “No me pida mi nombre, pero déjeme decirle lo que necesitamos. Un lugar donde vivir,” dijo uno de los líderes de la comunidad.

Los miembros de la comunidad pidieron permanecer anónimos por motivos de seguridad.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America