<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #46


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #45
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Las Relaciones EU – Venezuela Toman Prioridad en la Campaña Presidencial Estadounidense

Se Unirán el Norte y el Sur? Obama dijo Si, Clinton dijo No, y empieza un partida nueva en la Campaña Presidencial


Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin

15 de agosto 2007

25 de Julio. El debate entre ocho demócratas aspirantes a la nominación para candidato presidencial transmitido el lunes por la noche por YouTube y CNN fue escenario de la primera vez que las preguntas vienen de la gente normal, y no de profesionales de los medios.


Presidente de China Mao y EEUU Presidente Richard Nixon
Una de esas preguntas vino de Stephen Sorta, habitante de Diamond Bar, California. Le preguntó a los candidatos si, como presidentes de los Estados Unidos, “estarían dispuestos a reunirse en privado, sin arreglos previos, durante el primer año de su administración… con los líderes de Irán, Siria, Venezuela, Cuba y Corea del Norte, para salvar la brecha que divide nuestros paises”.

Tres candidatos – los que van a la cabeza, por suerte – respondieron. El senador Barack Osama (Illiois) dijo sí. La Senadora Hillary Clinton (Nueva York) dijo no. Y el ex senador John Edwards (Carolina del Norte) dijo quizás, algo así, puede ser.

“Yo si lo haría. Y la razón es ésta; que la noción de que de alguna manera el no hablarle a estos países es un castigo para ellos –noción que ha estado guiando los principios democráticos de ésta administración– es ridícula” respondió Obama, interrumpido por los aplausos del auditorio de Colegio Militar de Citadel, en Charleston, Carolina del Sur. “Y pienso que es una desgracia que no les hayamos hablado”.

Clinton respondió diciendo: “Bueno, no voy a prometer reunirme con los líderes de éstos países durante mi primer año… no quiero ser utilizada para propósitos propagandísticos. No quiero hacer la situación aún peor… no vamos a tener a nuestro presidente reuniéndose sií nada más con Fidel Casto y Hugo Chávez y, ya saben, los presidentes de Corea del Norte, Irán y Siria hasta que sepamos mejor que camino hay por delante”.

La diferencia en posturas de política rápidamente escaló a una guerra acalorada entre las campañas de Clinton y Obama, más que ninguna otra entre dos candidatos demócratas hasta la fecha. Para el miércoles, MSNBC hizo referencia a Obama llendo a “DefCon Three” y así la nominación demócrata ahora tiene la primera disputa sustantiva entre candidatos que no involucra la raza, el género, la vestimenta o el peinado.

Les traeremos el resumen jugada por jugada de cómo en estos cortos tres días, Clinton pasó de ser lo que sus estrategas en jefe llaman “la nominada inevitable” a una competidora principal que se tropieza con los enredos de política exterior dejados por la administración Clinton anterior, particularmente para Latinoamérica. Y detallaremos para ustedes el serio conflicto-de-intereses con intereses especiales en Venezuela que llevo al estratega principal de Clinton, Mark Penn, a fijar un curso para esta semana que probó ser desastroso para su campaña.

Pero primero les dejamos los tres minutos y 27 segundos del intercambio en pleno – la pregunta y las respuestas de los tres candidatos presidenciales – ahora en si mismos una pieza importante en la rapidamente cambiante historia de las relaciones EU-América Latina:

La disposición de Obama para reunirse con los rehuidos líderes de otros países marcó un rompimiento agudo con las políticas de Bush y Clinton de los últimos 18 años. En el caso de la Cuba de Fidel Castro, rompío con Eisenhower, Nixon, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter y Reagan. Pero es el caso de Hugo Chávez – presidente de Venezuela electo democráticamente desde 1998 – el que ha demostrado la inutilidad de los gestos infantiles de Washington que han reemplazado a la auténtica diplomacia.


EEUU Presidente Bill Clinton and Presidente Yasser Arafat
Cada vez que las administraciones Bush y Clinton intentaron subvertir la voluntad democrática de la mayoría de los Venezolanos, sólo tuvieron éxito en hacer a Chávez más popular no solo en su país, sino en todo el mundo. Y lo lograron con el apoyo constante de los Medios Comerciales. En particular, el New York Times, el Wall Street Journal, el Washington Post, AP, Bloomberg, Fox News y la mayoría de los corporativos mayores de noticias se han dedicado incesantemente durante los últimos nueve años a desacreditar a la Venezuela de Chávez, hasta el punto de ignorar el violento golpe de Estado del 2002 en su contra: ver “Tres Días que Sacudieron a los Medios” Narco News, 15 de Abril, 2002.

La influencia y la popularidad de Chavez han crecido en Venezuela, en Latino América y en gran parte del mundo, a pesar del (y a veces debido al) desdén hacia él por parte del gobierno de Estados Unidos. ¿Qué tan popular? Cuando, en octubre pasado, cuando habló en las Naciones Unidas y llamó al Presidente George Bush “el demonio” fue aplaudido entusiastamente por lo que parecía ser la mayoría de los delegados.

Aquí un típico reporte amarillista de la prensa estadounidense – éste es de ABC – también disponible, coincidentemente, en YouTube:

Eso fue en octubre pasado. Para este momento, un número récord de ciudadanos Estadounidenses se sienten de esta misma manera acerca de su desgraciado presidente, de acuerdo a todas las encuestas de opinión pública. Y esto hace que la competencia por la nominación demócrata sea vigilada aún más de cerca, incluso ahora, faltando seis meses para las primeras votaciones de Enero en los consejos de Iowa y Nevada en la elección primaria de New Hampshire.

La Senadora Clinton ha encabezado todas las encuestas de los votantes primarios del partido Demócrata: generalmente por quince puntos o más. Pero alcanzándola está el Senador Obama, quien en los primeros seis meses de este año recibió donaciones récord para su campaña de mas de 250,000 ciudadanos Estadounidenses, levantando un arsenal más grande que Clinton o cualquier otro candidato, Republicano o Demócrata. Obama ha contrastado los votos de Clinton para autorizar la guerra en Irak con su larga oposición a esa guerra, y se ha promovido como el “candidato del cambio”. El 9 de julio, el estratega principal de Clinton publicó un memo de campaña proyectando a Clinton como la nominada inevitable.

Todo eso cambió la noche del lunes.

Tras las dos horas de debate en Carolina del Sur, CNN anunció que su “grupo de enfoque” de votantes primarios en el primer-estado-primario-de-la-nación, New Hampshire, había sido impresionado por Obama. En respuesta a una pregunta del anchor de CNN Wolf Blitzer sobre los resultados, la reportera Mary Snow dijo:

“Bueno Wolf, hay una sorpresa aquí ésta noche. Estamos aquí con 24 demócratas, independientes, quienes pensaban que la Senadora Hillary Clinton opacaría al resto, pero los resultados que acabamos de recibir, esto es un grupo de enfoque, muestran que Barack Obama obtuvo lo más favorable en términos del mejor desempeño de las 24 personas que están aquí esta noche.”

El grupo de enfoque de Fox News en Carolina del Sur encontró el mismo resultado. El encuestador Frank Luntz, entrevistado en vivo en el programa de Hannity & Colmes, etiquetó a la respuesta pública a Obama como “fuera de serie”:

“… vimos algo realmente interesante esta noche. Quiero llevarlo directamente a los votantes.

“Levantando la mano, ¿cuántos de ustedes llegaron aquí apoyando a Hillary Clinton como su primera opción para presidente? Levanten las manos, levántenlas alto. Todos ustedes eran votantes de Hillary. ¿Cuántos de ustedes piensan que ella ganó el debate? Mira lo que pasó, Sean.

”Ahora ¿cuántos de ustedes entraron aquí escogiendo a Obama como su primera opción, sólo su primera opción? Ahora, cuántos de ustedes piensan que Obama ganó el debate, levanten sus manos? Fíjate en esto”.

Lean la transcripción, donde uno de los participantes fue aparentemente conmovido por la respuesta de Obama sobre su disposición de reunirse con líderes mundiales:

LUNTZ: Pero más de ustedes llegaron a este lugar apoyando a Hillary Clinton.

MUJER: Pero, ¿acaso no necesitamos ese tipo de persona carismática para hacer conexiones con otras naciones? Necesitamos a alguien creíble, alguien que sea confiable, y alguien que quiere crear paz.

LUNTZ: ¿Y quién es esa persona?

MUJER: Obama.

LUNTZ: Interesante.

MUJER: Y Hillary tiene habilidades, conocimiento. Ella ha estado cerca por mucho tiempo. Creo que ella tiene mucho que aportar, pero creo que hoy Obama en realidad acertó. Y convenció y jaló, creo, a los que estábamos sentados aquí.

Aquí 28 segundos de extracción de video:

Simultáneamente, en el popular sitio web Drudge Report, que recibe 15 millones de visitas al día, más de 27, 000 lectores habían votado en una encuesta a las 2:30 a.m. La pregunta era “Quien ganó el Debate Demócrata YouTube”? 40 por ciento respondió Obama y solamente 13 por ciento respondió Clinton, empatada en el segundo lugar con Dennis Kucinich (Ohio).

Estas encuestas no dicen mucho sobre como votará la gente en 2008, pero son una foto instantánea del momento presente de la carrera. Y la respuesta “fuera de serie” hacia Obama provocó que el estratega principal de Hillary Clinton, Mark Penn, girara un poco demasiado erráticamente en su intento por invertir la marea.

Mark Penn se derrite

Tras el debate, los candidatos y sus consultores se abarrotaron en el “Spin Room” de CNN-YouTube para explicarle a los reporteros porque su candidato había “ganado” el debate.


Augusto Pinochet y EEUU Presidente George H. W. Bush
Penn se aferró a la respuesta de Obama sobre reunirse con líderes mundiales, de acuerdo a The New York Daily News:

El estratega de Clinton Mark Penn dijo que la respuesta de Clinton fue un “momento presidencial” que se volverá obvio cuando pase la emoción del show. “Ese fue un momento esencial que nos mostró que ella sabe lo que significa ser presidente” dijo.

Pero el asesor principal de Obama, David Axelrod, argumentó que Obama sabe muy bien que el Presidente no se sienta caballerosamente con enemigos dictadores, y que el equipo de Clinton estaba tratando de “manufacturar” una disputa.

El intercambio pudo haber realzado la fama de liderazgo de Clinton. Aún así el formato libre parecía ayudar a Obama, quien quizá por primera vez estuvo a la altura de las expectativas. El encuestador de GOP, Frank Luntz, dijo que 18 de cada 30 miembros de un grupo de enfoque en Carolina del Sur sintieron que Obama ganó, a pesar de que sólo 11 pasaron a apoyarlo.

Y Newsday reportó:

Colaboradores de Obama dijeron que arrasó en los grupos de enfoque de espectadores del debate. Pero el encuestador de Mark Ppenn dijo que el compromiso de Obama con reunirse con líderes hostiles ensombrecerá su campaña haciendo notar su inexperiencia. “Cuando se llegó a la cuestión del dinero, se tropezó” dijo Penn.

Interesantemente, para una cuestión que involucra a Venezuela y Hugo Chávez, Penn no tiene una postura imparcial. En 2004, Narco News descubrió a Penn empujando una “encuesta de salida” deshonesta e inexacta en Caracas el día en que la re elección fue ganada abrumadoramente por Chávez. Penn había violado el código de ética de la Asociación Americana de Investigación sobre la Opinión Pública al no declarar que su encuesta en Venezuela había sido realizada por miembros de un grupo político antichavista fundado por el gobierno Estadounidense llamado Súmate, y que Penn también violó la ley Venezolana al dar a conocer sus “resultados” cocinados antes de que las encuestas hubieran cerrado. (En esa misma historia revisamos un escándalo similar, en Mexico en el 2000, cuando Penn se involucró en actividades ilegales y anti éticas al entrometerse en la contienda presidencial de ese país).

¿En que estaba pensando Penn entonces la noche del lunes cuando decidió que el ángulo del debate sería que Obama “se tropezó” diciendo que se reuniría con Hugo Chávez?


EEUU Presidente George W. Bush con Abdulla bin Abdul Aziz Al Saud
Ante cualquier parámetro de política inteligente, Penn actuó como un demente. En la política de EU, el competidor a la cabeza nunca se ayuda a si misma atacando al rival más cercano. Sería admitir de facto que el rival está ganando demasiado rápido (y en este caso, ganando los corazones y mentes de millones de espectadores). ¿Quizá pensó que estaba todavía en Venezuela, donde los Medios Comerciales anti-Chavez le dan paso libre?

Más tarde esa noche, la estrategia de ataque anti-Obama de Penn empezó a desmoronarse cuando la declaración de abril del 2007 de la misma Clinton en la cuál admite estar a favor de hablar con líderes ignorados por los EU empezó a circular por internet, incluyendo en el antes mencionado Drudge Report. Clinton había dicho a los reporteros en Iowa tres meses antes del debate:

“Yo empezaría discusiones diplomáticas con aquellos países con los que tenemos diferencias, para intentar descifrar cuál es la profundidad de esas diferencias… Creo que s un terrible error de nuestro presidente el decir que no hablará con personas malas. No se hace la paz con los amigos – tienes que hacer el trabajo difícil de lidiar con la gente con la que no estas de acuerdo…”

¿Que pudo haber causado, entonces, que Clinton cambiara su posición en sólo tres meses? Aquí una hipótesis: Mark Penn, y su esfuerzo por pintar a su candidato como más “presidencial”. Convenció Penn a Clinton de cambia su posición basándose en una percepción de conveniencia política sólo para contrastarse con Obama? ¿O fue algo más allá de la política? ¿Quizá sus contratos lucrativos con la oposición Venezolana lo llevaron a mal servir a su candidata en los Estados Unidos? ¿O quizá sus persianas políticas simplemente lo hacen un mal consultor? Esas son preguntas que la campaña de Clinton y la candidata deberían de hacerse ya que este problema empieza a explotarles en la cara a manera de la bomba-cigarro que la CIA alguna vez pensó en enviar al Comandante Cubano Fidel Castro.

Las 3000 preguntas-video de YouTube, incluyendo la de Stephen Sorta, fueron hechas públicas – y por lo tanto disponibles a los candidatos y sus estrategas – antes del debate. Las campañas más grandes, como la de Clinton, Obama y Edwards, tienen un staff y unos recursos suficientemente amplio para revisarlas y preparar guiones para que sus candidatos las respondieran mejor. La conducta de Penn y Clinton durante y desde el debate sugiere fuertemente que su plan fue todo el tiempo intentar pintar a Obama como inexperto. Pero no contaron con el hecho de que el publico Estadounidense esta cansado de la manera en que el gobierno ha hecho un desastre de la política exterior, y esa fatigue no esta necesariamente ligada solamente a la administración Bush, sino también puede incluir a la administración Clinton anterior a aquella, cuando el presidente Bill Clinton se rehusó a reunirse con los líderes de los países de la pregunta de Sorta.

El martes, la campaña Clinton sacó a la ex Secretaria de Estado Madeline Albright y a un ejército de “jueces” para reprender la postura de Obama. El diputado Jim McGovern (Massachusets) estuvo entre aquellos que se permitieron a si mismos ser tan pobremente usados por Penn y Clinton en su montaje cobarde de tener a otros ensuciarse las manos por una candidata. Obama, por su parte, mando a su propio tropel de ex diplomáticos y actuales legisladores para contrarrestarlos.

Pero al final, los candidatos mismos tuvieron que entrar a la refriega. También el martes, Clinton dijo al Quad City Times en el estado de Iowa que Obama había sido “irresponsable y francamente ingenuo” en su disposición a hablar con líderes mundiales. Obama contestó que Clinton había sido “irresponsable e ingenua” al votar para autorizar la guerra en Irak.

Para el miércoles, Obama contra golpeó, apasionadamente y sin echarse para atrás. Concediendo una entrevista con NBC News, dijo:

“Creo que lo que es irresponsable e ingenuo es haber autorizado una guerra sin preguntar como nos íbamos a salir – y usted sabe que yo pienso que la senadora Clinton no ha respondido del todo a este tema.

“El principio general que yo estaba delineando es que no deberíamos de tener miedo de que los Estados Unidos se reúnan con quien sea.

“Ahora, quizá no les guste lo que queremos escuchar – entonces, si estoy hablando con el presidente de Irán, le voy a informar que Israel es nuestro definitivo aliado, y que vamos a hacer lo necesario para protegerlo – que no vamos a aceptar una bomba nuclear en Iran, pero eso no significa que no podamos decir eso cara a cara. Y obviamente, el trabajo diplomático tiene que ser hecho antes de tiempo…

“Pero el principio general es uno en el que creo que la Senadora Clinton se equivoca – y es que si vamos a definir precondiciones que nos impidan hablarle francamente a esta gente, entonces estamos continuando las políticas Bush-Cheney, y no tengo interés en continuar con eso…

“Eso es lo que al final va a crear un entorno en el cuál podamos reducir algunos de los niveles de amenaza ante los que estamos encarados. Fallar en hacer eso es el mismo pensamiento convencional de Washington que llevo a muchos incluyendo a la Senadora Clinton a seguir adelante con la guerra sin haber hecho preguntas adecuadas”.

Más tarde el miércoles, un miembro del Congreso de EU, el diputado demócrata Steve Rothman (New Jersey), quien había sido cortejado por todos los candidatos presidenciales demócratas, definió su postura, basándose justamente en este tema:

…El congresista de New Jersey dijo que finalmente había decidido apoyar a Obama para presidente, y hoy sacó un boletín de prensa apoyando esntusiastamente a Obama par el 2008.

“La aparición de Barack en el último debate me confirmó lo que que había estado creyendo todo el tiempo” dijo Rothman. “Es el pensamiento nuevo contra el viejo. Esta noción de HIllary Clinton de que deberíamos seguir este camino de no hablar con nuestros enemigos es una política que ha probado ser desastrosa para nuestro país. Estos no son los pu ntos de vista de alguien que profesa ser un agente del cambio”.

El verdadero problema para Clinton

Más allá del inexcusable conflicto-de-intereses y el pobre criterio político de su estratega en jefe Mark Penn, la Senadora Clinton tiene un problema más profundo con la cuestión de si el gobierno de Estados Unidos puede enmendar su relación desastrosa con la mayoría del resto del mundo. La alegata de la “experiencia” de esta senadora primeriza esta basada totalmente en los ocho años que ya pasó en la Casa Blanca con el presidente Bill Clinton. Y mientras el presidente Clinton disfrutó relacions ligeramente mejores con algunos países y sus líderes, ese no es el caso pára el hemisferio Americano u otras regiones importantes.

Una presidenta Hillary Clinton probablemente no vería éxito alguno en convencer al resto0 del mundo que la política exterior de los EU mejorará bajo su supervisión, y menos aún en inspirar al mundo con el tipo de pasos audaces que su rival Obama ha proyectado consistentemente. Entre la herencia de la pasada administración Clinton ella carga con una fallida intervención multimillonaria conocida como el Plan Colombia, que ha dado más vida a escuadrones de muerte y grupos paramilitares en la región, y que ambos Clinton continúan apoyando activamente. Si conexión Colombiana recientemente llegó al extremo de que Bill Clinton aceptó, del desgraciado presidente Álvaro Uribe, el “Premio a la Pasión… por ‘creer en nuestro país y animar a otros a hacerlo’”. Esto, mientras que la mayoría de los legisladores del partido demócrata han teniendo una preocupación tan creciente sobre los abusos a los derechos humanos en Colombia que apresuran un Tratado de Libre Comercio entre los dos países, y hasta el ex vicepresidente Al Gore, según AP “negó su participación en una conferencia sobre el medio ambiente para evitar aparecer junto a Uribe”.

Intenten imaginar a una Presidenta Hillary Clinton teniendo una reunión con los líderes de Venezuela, Cuba, Syria, Iran o Corea del Norte y se vuelve evidente porque la Senadora Clinton se ha salido de su declarada disposición inicial a conducir dicha diplomacia: su legado, combinado con su personalidad a la monitor de antesala de Dukakis, no promete éxito para tales aventuras, principalmente porque los residentes del resto del mundo verán su presidencia como una continuación de dieciocho años de mandato de Bush o Clinton. Para el resto del mundo, la distinción entre esos dos es bastante más tenue de lo que se perciben ser dentro de los EU. Hablando de Dukakis: una reunión Clinton-Chávez (la que, en papel, debe de asegurar relaciones muy mejoradas entre los EU y este gigante productor de petróleo) probablemente iría tan bien como cuando el candidato demócrata de 1998 Michael Dukakis invitó a su rival Jesse Jackson a cenar y sirvió crema de almeja al líder activista intolerante a la lactosa. Clinton simplemente no cree que los Estados Unidos tienen que embarcarse con el mundo hacia un rumbo que no sea el marcado por la anterior Casa Blanca de Clinton.

Obama, por otra parte, no carga nada de ese lastre, y sus respuestas a las preguntas ciudadanas del lunes conllevan una visión muy diferente. Cuando dijo, al ser preguntado sobre reunirse con líderes del mundo, que unos EU aislados han fallado en convertirse en parias globales, “Yo si lo haría. Y la razón es ésta; que la noción de que de alguna manera el no hablarle a estos países es un castigo para ellos –noción que ha estado guiando los principios democráticos de ésta administración– es ridícula”, un equivalente a cuando el muro de Berlin comenzó a derrumbarse en este lado de los océanos, el muro entre Norte y Sur. Y la competencia presidencial primaria demócrata ahora tiene un contraste definitorio que, más allá de señalar un rompimiento paradigmático con la falla de las políticas bipartidistas del pasado, ha llamado la atención del resto del mundo hacia la campaña presidencial para el 2008 de los Estados Unidos.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America