<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #48


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #47
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Recordando la represión, refrescando nuestro espíritu

En el primer aniversario de la ocupación policial a la ciudad de Oaxaca, la Asamblea Popular de los Pueblos sigue luchando


Por Nancy Davies
Comentario desde Oaxaca

3 de diciembre 2007

El pueblo de Oaxaca conmemoró el pasado 25 de noviembre el primer aniversario de la represión policiaca del estado y la federación contra el movimiento social oaxaqueño. No era posible ver a un solo policía en las inmediaciones.


D.R. 2007 Nancy Davies
El primer evento del día fue una marcha hacia el zócalo de Oaxaca cerca del medio día; una procesión de personas y pancartas reminiscente de las marchas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) transcurridas hace un año y medio. Nadie les impidió la entrada. Sobre el templete para los oradores varias mantas fueron colocadas, como siempre las hemos visto, antes y después de la represión del 25 de noviembre de 2006. La APPO se niega a tirar la toalla.

Horacio Sosa -arrestado junto a su hermano, el activista de la APPO Flavio Sosa- fue liberado de prisión este 6 de noviembre, cuando al fin las cortes reconocieron la falta de fundamentos para mantenerlo tras las rejas. Tampoco halló justificaciones legales para detener y arrestar a cerca de 500 ciudadanos (muchos ni eran integrantes de la APPO) consignados el 25 noviembre. La mayoría ya habían sido liberados con anterioridad. Pero Flavio Sosa y otras cinco personas arrestadas antes de noviembre siguen tras las rejas. Una de las demandas del movimiento es la liberación de estos “prisioneros políticos”. Otra exigencia es arrestar a los responsables de los asesinatos, de las golpizas, de las torturas, del vandalismo y de los incendios. Existe una creencia generalizada de que estos sicarios y rufianes fueron empleados por el gobierno del estado, ya que ninguno está en la cárcel. Sin embargo, un segmento de la APPO integrado por los grupos comunistas Frente Popular Revolucionario (FPR) y el Frente Amplio de Lucha Popular (FALP), además Nueva Izquierda y una parte del Comité de Muejeres Oaxaqueñas, no atendieron a la Tercera Asamblea Estatal de la APPO, convocada para los días 17 y 18 de noviembre. El vocero del FPR/APPO, Florentino López, declaró que no se celebraría esta reunión. Fue citado en el diario local Noticias de Oaxaca, y acreditado como vocero de l a APPO. En la entrevista López Anunció que se realizaría una marcha el 25 de noviembre a las cuatro de la tarde, partiendo del Parque Llano hasta el jardín Pañuelito. No hizo mención sobre la marcha matutina.

Entre las dos marchas programaron una reunión en el Hotel Magisterio para celebrar la Tercera Asamblea del Frente Nacional contra la Represión.

Al parecer la Tercera Asamblea Estatal de la APPO sí se llevó a cabo los días antes mencionados con la participación de algunos cientos de personas. Pero en el aniversario del día 25 el evento anunciado por López no contó con la presencia del FPR o del FALP, sólo de algunos individuos deseosos de restaurar sus ánimos. No ondearon mantas rojas sobre los cientos reunidos bajo el sol vespertino. El evento era un regreso místico a las raíces de Oaxaca. Tampoco hubo jóvenes enmascarados haciendo pintas con aerosol en los edificios, como sucedió durante la movilización de la mañana. Los manifestantes llevaron claveles rojos y blancos, flores silvestres y veladoras, a través de las calles donde fue arrestada o agredida la gente del movimiento el año pasado. Una banda acompañó la procesión interpretando música “no de luto pero tampoco frívola” en cada parada.

¿Qué ocurrió entre el 18 y el 25 de noviembre?

El 23 de noviembre Ezequiel Rosales, secretario de la Sección 22, anunció tres eventos en un artículo publicado en Noticias, declarando que “la APPO está más unida que nunca”. Declaró que no había divisiones, sólo diferentes posiciones ideológicas. Hizo énfasis en que la liberación de Horacio Sosa le daría un nuevo impulso al movimiento popular de los maestros en vez de disminuir su avance.

Pero Rosales no convocó a la Sección 22 a una asamblea para llegar a un acuerdo para que los maestros pudieran participar en la Tercera Asamblea Estatal de la APPO. El organismo magisterial no asistió a la reunión en la que debió tener la presencia más importante.

A pesar de las evidentes divisiones dentro de la APPO, Rosales tuvo la razón al efectuarse todos los eventos. La primera marcha dejo ver la unanimidad estimulada por las consignas y los miles de puños agitados en alto. La marcha duró cerca de tres horas antes de llegar al zócalo, donde se pronunciaron discursos de denuncia contra el gobierno. Más interesante que los discursos quizá fue el número de mexicanos que esperaron la marcha, muchos de los cuales veían por primera vez las fotografías de la represión del año 2006, así como decenas de discos compactos y videos puestos a la venta sobre el pavimento de la Alameda.


D.R. 2007 Nancy Davies
El evento de la tarde incluyó ceremonias para “restaurar el equilibrio espiritual”, llorar a los muertos, curar a los heridos y unir a la gente a través de rituales indígenas oaxaqueños, incluida una marcha con velas. Muchas personas lastimadas sicológica o físicamente el 25 de noviembre pasado, encendieron veladoras y se colocaron en los cuatro puntos cardinales, mientras que las mujeres, lideres espirituales, fueron envueltas por blancas bocanadas de copal ardiente, rezando para curar a los participantes. Entre los “curadores” se encontraban hombres chiapanecos ataviados con sus sombreros y listones rituales. Fue un evento apoyado por organizaciones civiles como Limeddh, EDUCA y VOCAL, cuya presencia en la ceremonia evitó las especulaciones de diferencias internas y la ausencia del FPR. ¿Cómo se puede reñir durante una limpia espiritual?

Hablé con el profesor de sociología en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Víctor Raúl Martínez Vásquez, autor de varios libros y de un reciente análisis sobre el movimiento. Le pregunté sobre las acusaciones lanzadas entre los grupos rivales dentro de la APPO. Respondió que esas grietas, principalmente entre los comunistas y los anarquistas, se habían presentado desde los movimientos de los setentas y no deberían ser considerados una señal de alerta o debilidad. De acuerdo a Martínez, el gobernador Ulises Ruíz se las ha arreglado para provocar conflictos internos al hacer declaraciones que implicaban a algunos grupos no identificados en la recepción de “apoyos” del gobierno. Como cada grupo sabe que a sus miembros ni les ofrecieron ni aceptaron favores, asumen que el otro grupo lo hizo, de ahí la desconfianza. Martínez expresó su esperanza de que la unidad prevalezca una vez más. Tampoco hizo referencia a otros rumores, como que Rosales aceptaba dinero o que López estaba cooptado para provocar divisiones.

Por otra parte, un artículo de opinión de Ernesto Reyes en el diario Noticias del 23 de noviembre titulado “Caos en la APPO”, se refiere a las acusaciones mutuas entre los “moderados” y los “radicales”. Reyes demuestra que Ulises había “ganado” porque no solamente causó una división en la APPO sino porque convenció a muchas personas de que la APPO era responsable por el vandalismo y aún por la muerte de Brad Will. Esto provocó la intervención de la policía federal y generó desconfianza en la gente, estimulados por los diarios oficialistas y la televisión comercial. Reyes concluye que “fuera de estas fechas conmemorativas, la consternación y el autismo social crecen en el estado”.

Claramente esta visión no es compartida por Víctor Raúl Martínez ni por otros oaxaqueños que asistieron a los eventos conmemorativos. También hablé con Manuel García del MAS (Movimiento Al Socialismo) y aunque no es tan filosófico como Martínez, mencionó que esta es la forma en que opera el gobierno para destruir movimientos desde la década de los setentas. Manolo, como se le conoce, me comentó que la tarea más importante no es reconciliar al FPR, al FALP y a Nueva Izquierda (un desprendimiento del PRD) o a cualquier otra organización que desea seguir el camino de la política electoral. La expresión empleada por Manolo es que “están embriagados por la política”, ya que en las minutas de la Tercera Asamblea se establece que el propósito de la APPO no es ni ha sido la política electoral. El organismo debería apegarse a su primer mandato. El problema, según Manolo, es que se descuidó la organización de las bases y hubo pocas propuestas para acciones concretas.

Mi desacuerdo con la posición de Manolo es que una organización horizontal como la APPO siempre ha sido autogestiva. A mi ver lo dicho por Manolo sobre la organización sonaba a reclutamiento y no equivale a hacer conciencia en la gente. Consideró que la organización debía llevarse a cabo como en el pasado, por medio de los maestros y a nivel local.

El fracaso para destituir a Ulises Ruíz ha limitado las metas organizativas del movimiento sólo a la liberación de los prisioneros y el castigo a los culpables. Mientras las demandas son objetivos nobles y esenciales, para el público en general no son compensaciones suficientes por la miserable condición de su vida diaria. Por ejemplo, una meta más concreta hubiera sido reparar los caminos o limpiar la basura para estimular la participación de la gente.


D.R. 2007 Nancy Davies
Sobre ese aspecto Manolo recomienda la creación de asambleas en las colonias (vecindarios pobres y de clase trabajadora) y de otras pequeñas entidades para colocar a la APPO sobre una marcha positiva y recuperar de nuevo el interés de los participantes. También consideró que incorporarse a otra organización –el Frente Nacional Contra la Represión- fragmentará aún más la fuerza de la APPO, ya que su diseño busca este este fin. Otros se muestran en desacuerdo bajo la creencia de que una organización nacional es una herramienta poderosa para presionar al presidente mexicano Felipe Calderón.

Se prevé que los miembros de la APPO asistan a asambleas en Jalisco y en la Ciudad de México en diciembre. Asistirán a reuniones en el Distrito Federal y en Guadalajara. Por lo tanto, aquellos dedicados a la APPO tienen más cosas en juego, aún su misma carrera, que aquellos dedicados a vivir sus vidas como ciudadanos habiendo participado en las marchas y en las barricadas.

Mientras los consejeros de la APPO se enfrentan entre sí, (el destino de) la APPO en el sentido de “todos somos la APPO” está en vilo. La complejidad de los hechos se basa en cuestiones como, ¿pueden convivir las ideologías rivales y lograr objetivos comunes? ¿Cuáles deberían ser estas metas? ¿Puede mantenerse la horizontalidad? ¿Pueden pasarse por alto las afiliaciones a los partidos políticos en aras del interés común? El uso de infiltrados y de corruptelas por el gobierno es casi insignificante; las tácticas son bien conocidas desde hace mucho. Deberían ser enfrentadas por una estructura horizontal que le confiera voz a la lucha popular, pero hasta el momento no hay éxitos que reportar a lo largo de la historia de México.

Mientras tanto no he podido hablar con alguien que confirme la muerte o la perdición del movimiento, aunque sí afirman que “es doloroso” ver lo que la organización está haciendo consigo misma. Algún preocupado dijo “me da pena”… y lo mismo digo yo.

Publicó en íngles en el 27 de Noviembre
Traducción al español por Erich Moncada

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America