<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 19, 2017 | Issue #65


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #64
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Militares estadunidenses tienen operativos especiales sobre el terreno en México

El grupo de tareas está integrado junto con tropas mexicanas, afirma operador de la CIA


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

14 de junio 2010

Un grupo de tareas de operaciones especiales bajo el mando del Pentágono, se encuentra actualmente en territorio mexicano proporcionando asesoramiento y entrenamiento al Ejército Mexicano en recopilación de inteligencia, infiltración y, de ser necesario, conducir acciones directas en contra de organizaciones del narcotráfico, afirma un ex activo de la CIA con una larga historia en operaciones encubiertas.

Según el agente de la CIA, la unidad estadunidense, denominada Grupo de Tareas 7, desde principios de 2009 ha ayudado a descubrir una bodega en Ciudad Juárez llena de municiones estadunidenses, la cual estaba bajo control de traficantes de droga; también proporcionó inteligencia crítica que llevó a la redada en un taller de manufactura en Juárez donde se fabricaban uniformes militares falsos; trabajó con militares mexicanos en el descubrimiento de una fosa común cerca de Palomas, México, al sur de Columbus, Nuevo México; y, detrás de escena, colaboró con la Armada de México en la caza del importante narcotraficante, Arturo Beltrán Leyva—que fue asesinado por las fuerzas especiales de la Armada de México el pasado diciembre durante una redada en un complejo habitacional de lujo en Cuernavaca, México.

“Este grupo de tareas [uno de muchos asentados en México] está fuertemente armado y está integrado con militares mexicanos,” dice William Robert “Tosh” Plumlee, un ex piloto de la CIA que voló numerosas misiones de entrega de armas a América Latina volviendo a los Estados Unidos con drogas como parte de las operaciones encubiertas Irán/Contras en la década de 1980. “Estas son operaciones en el terreno… de siete a ocho de ellos [del Grupo de Tareas 7], trabajando en calidad de civiles, lo que significa que no portan uniformes.”

Plumlee subraya que la presencia en México del grupo de tareas es anterior al gobierno de Barack Obama, pero en la actualidad permanece activo. Por obvias razones, la información de la ubicación precisa en México de la unidad no está disponible, sin embargo, Plumlee dice que en el pasado el grupo ha operado a lo largo de la frontera norte mexicana, incluyendo a Ciudad Juárez—ciudad fronteriza al sur de El Paso, Texas.

Plumlee aún tiene contactos profundos con el mundo de la inteligencia de los Estados Unidos. Sus esfuerzos anteriores por exponer la complicidad de la CIA en el tráfico de drogas están documentados en una carta enviada en 1991 al entonces senador estadunidense Gary Hart, en el testimonio que proporcionó ese mismo año al Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y se detallan en una historia exclusiva proporcionada al San Diego Reader en 1990.

Además, fuentes de Narco News, incluyendo al antiguo agente encubierto de la DEA, Mike Levine, anfitrión del programa de radio de Pacifica: El show del Testigo Experto, sostiene que Plumlee es auténtico.

“Antes de invitar al aire a Tosh”, Levine le comentó previamente a Narco News, “debido a que su historia era tan increíble, lo investigué a través de agentes del gobierno, y todos ellos dijeron que era auténtico. Tengo una copia del mapa aéreo que entregó a un periódico semanal de San Diego, en donde hay anotaciones de los vuelos que hacía [transportando] con drogas, con lo que el tipo me convenció.”

Como evidencia de sus afirmaciones sobre las operaciones especiales del grupo de tareas de los Estados Unidos en México, Plumlee proporcionó a principios de abril del año pasado, información que dijo haber obtenido del mismo grupo de tareas en donde se detallaba la investigación del Ejército Mexicano de la fosa común localizada fuera de Palomas, México. Un mes más tarde, a principios de mayo de 2009, apareció por primera vez información en la prensa mexicana en donde se indicaba que una fosa común que contenía al menos siete cuerpos había sido descubierta en el mismo sitio identificado por Plumlee.

En el momento de la exhumación de la fosa común de Palomas, Narco News decidió no publicar información específica sobre el grupo de tareas de los EEUU por temor a poner vidas en peligro.

Sin embargo, desde entonces Plumlee dice que los miembros del grupo de tareas se han convencido, debido a la corrupción y filtración en el gobierno mexicano, que su presencia en México es ahora conocida por las organizaciones narcotraficantes. Además, en semanas recientes, ha habido una serie de reportajes en los principales periódicos, como el Washington Post y la revista The Nation, que indican que fuerzas especiales de los Estados Unidos están operando en numerosos países extranjeros.

De una nota aparecida el 4 de junio en The Nation:

The Nation ha conocido de fuentes bien posicionadas dentro de las operaciones especiales que de entre los países en donde trabajan fuerzas especiales de élite para el Comando de Operaciones Conjuntas Especiales (JSOC, por sus siglas en inglés) que han sido desplegados bajo el gobierno de Obama, se encuentran: Irán, Georgia, Ucrania, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Perú, Yemen, Pakistán (incluyendo Balochistán) y las Filipinas. Estos equipos han sido también desplegados en Turquía, Bélgica, Francia y España. El JSOC ha apoyado también operaciones de la DEA en Colombia y México. [El subrayado es mío.]

Debido a que las operaciones del grupo de tareas ya ha sido expuesto, al menos en la medida en que las organizaciones narcotraficantes están concientes de su presencia en México, Plumlee dice que dar a conocer en los EEUU la información sobre el Grupo de Tareas 7 puede ayudar a proteger a sus miembros, a través del conocimiento público, a pesar de la vergüenza diplomática que pudiera provocar—dado la sensibilidad del Departamento de Estado de los EEUU y el gobierno mexicano para admitir cualquier tipo de operaciones conjuntas en suelo mexicano.

En cualquier caso, el que el Departamento de Defensa esté trabajando con militares mexicanos no es un secreto de seguridad nacional muy bien guardado. Una declaración publicada por la Casa Blanca en marzo de 2009 dice lo siguiente:

El Departamento de Defensa ha estado y continúa trabajando con sus contrapartes mexicanas para aumentar el intercambio de información, interoperabilidad, y en entrenar y equpiar a las fuerzas antinarcóticos.

Además, un ex funcionario del gobierno de los EEUU que tiene experiencia en operaciones encubiertas, y que pidió no ser identificado, dijo que la presencia en México de las fuerzas de operaciones especiales “no es algo realmente nuevo en términos de cómo hemos lidiado con México en el pasado.”

“Las operaciones negras han ocurrido desde siempre”, dice el funcionario. “Los recientes reportajes en los medios [comerciales] sobre esas operaciones bajo el gobierno de Obama las hacen parecer una gran primicia, pero no es nada nuevo para aquellos que entienden como funcionan realmente las cosas.”

De hecho, los grupos de fuerzas especiales de los EEUU, incluyendo la Fuerza Delta y el cuerpo de operaciones especiales SEAL de la marina estadunidense, trabajaron con una fuerza de tareas colombiana conocida como el Bloque de Búsqueda, y también, de acuerdo con algunos reportes, ayudaron a entrenar a un escuadrón de la muerte paramilitar conocido como Los Pepes, como parte del esfuerzo por cazar y en última instancia matar al conocido narcotraficante Pablo Escobar a principios de los 90.

Plumlee dice que no tiene información o evidencia que el Grupo de Tareas 7, u otra unidad similar que afirma se encuentra en México como parte de la misión de interdicción del tráfico de drogas, esté involucrado en entrenar o asistir a unidades del Ejército Mexicano para llevar a cabo asesinatos de narcotraficantes.

Sin embargo, el ex funcionario del gobierno que habló con Narco News dijo que no sería una sopresa que “los asesinatos [de narcotraficantes de alto perfil] sea parte de la misión.”

“No sería la primera vez”, dice el funcionario.

Permanezcan en sintonía…

Traducción del inglés por Fernando León

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America