<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español October 26, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Porqué están marchando por la violencia de la guerra contra las drogas

Los ciudadanos mexicanos en sus propias palabras


Por Erin Rosa
Especial para The Narco News Bulletin

10 de abril 2011

Las masivas marchas que la semana pasada sacudieron México han hecho historia, y en la Ciudad de México los asistentes dejaron claras sus demandas: no más violencia, no más “guerra contra las drogas”, y no más militarización. Con una asistencia alcanzando los 20,000, la gente marchó del Palacio de Bellas Artes a la plaza central del Zócalo. Al igual que con cualquier gran grupo, había diferentes ideas y objetivos. Algunos hablaban con una vaga noción de “paz”, que pensaban llegaría con una mejor “estrategia” en la guerra contra las drogas. Algunos pensaban que la violencia se debía al fracaso del presidente Felipe Calderón como líder, y querían que otro tomara su lugar. Otros decían que les encantaría que en México se iniciara una revolución como en Egipto. A pesar de las diferencias de opinión, después de entrevistar a decenas de asistentes, era evidente que todos compartían resentimientos tangibles hacia el gobierno mexicano y su guerra contra las drogas.


Manifestantes en su camino al Zócalo de la Ciudad de México. DR 2011 Sarahy Flores.
“Estoy aquí porque estóy harta de tanta sangre,” dijo Silvina Silva, quien vino a la marcha después de escuchar de ella en la radio y televisión. “Es imposible seguir así.” Las marchas se convirtieron en gran noticia en el país luego de que el poeta y periodista mexicano Javier Sicilia llamó a la gente a salir a las calles el 6 de abril para protestar por la violencia de la guerra que ha dejado más de 40,000 muertos desde que Calderón tomara su cargo. El 28 de marzo, el hijo de Sicilia, Juan Francisco, fue encontrado muerto en las afueras de Cuernavaca, a una hora de la Ciudad de México en el estado de Morelos. Juan Francisco fue una de las siete víctimas encontradas asesinadas y amordazadas en un auto abandonado en una carretera, de acuerdo a la oficina del Procurador General. Las marchas tuvieron lugar en Sudamérica, Estados Unidos y Europa, siendo la más grande en Cuernavaca—50,000 personas asistieron a la marcha más grande en la historia de la ciudad y el estado. “Pienso que es una guerra inútil”, dijo Silva. “Los narcos han estado aquí toda mi vida. En Europa hay mucho narcotráfico, pero no hay tantas muertes.” Cuando se le preguntó cuál es la solución para ponerle fin a tantas muertes, lo pensó por un momento y dijo: “Es difícil decirlo. Por ejemplo, cuando se trata de una sociedad en la que muchos de sus jóvenes son convertidos en sicarios. ¿A dónde estamos yendo?”

En Facebook, la marcha se tituló: “40,000 pésames. Marcha por el cese de la violencia en nuestro país”, y rápidamente se hizo viral, ganando cientos de seguidores cada hora. Otros escucharon de la marcha de boca en boca. Fernando Morales Hernández, de 16 años, decidió venir a la marcha luego de escuchar de ella de un grupo de amigos. No había escuchado hablar de Javier Sicilia. “México es un país muy bello, pero es un país con mucha violencia y problemas,” dijo mientras sostenía un cartel que decía: Ni uno más! “Pienso que todos los mexicanos sentimos que hemos llegado al límite de la paciencia.” Junto a él se encontraba Alfredo Muñoz, de 17. Dijo que estaba cansado de ver a personas de su edad siendo asesinadas en la guerra contra las drogas. “Estoy diciendo no más de esto. No es importante si están matando a jóvenes. Cuando se trata del tema de nuestra seguridad, bueno, nuestro sistema de seguridad, la policía, ¿cómo lo están haciendo mejor? Porque muchos de ellos son corruptos.” Tanto Fernando como Alfredo son de la Ciudad de México. Cuando se les preguntó si ellos o sus familiares habían sido personalmente afectados por la violencia dijeron “Afortunadamente no.”


Alfredo Muñoz y Fernando Morales Hernández DR 2011 Joshua Eichen.
Desde que Calderoń comenzó su “guerra contra las drogas”, la reputación de la Ciudad de México de ser una de las regiones más peligrosas en el país rápidamente se ha transformado a ser una de las más seguras; es un lugar en el que tanto los narcos como la clase política puede tener a salvo a sus familias, lejos de los tiroteos y secuestros que diariamente ocurren en otras partes del país. Debido a que la Ciudad de México es un distrito federal, supuestamente la ley prohibe a los militares desempeñar funciones policiales en los límites de la ciudad. En su mayor parte han permanecido fuera. Tan sólo unos meses atrás, al sur de la ciudad fueron avistados soldados con ropas de combate con el fin de buscar a supuestos narcotraficantes. No es ningún secreto que si el Ejército entrara a la ciudad, los tiroteos y escenas criminales que han plagado a ciudades como Cuernavaca sucederían. En este sentido, la ciudad proporciona un brillante ejemplo de como las operaciones policiales de los militares han incrementado la violencia: el lugar más seguro en México ahora es el lugar en donde el Ejército no está en las calles.

A pesar de que muchos habitantes de la ciudad no se ven directamente afectados por la violencia, eso no significa que no estén preocupados. Diariamente, los habitantes de la Ciudad de México ven y escuchan los reportajes en los medios sobre los horribles detalles de la guerra de Calderón—los padres cuyos hijos son asesinados o desaparecidos, la exhibición pública de cuerpos mutilados—cada historia confirmando que el baño de sangre se pone cada vez peor. “Ya estoy harto que tanta gente sea asesinada sin razón alguna”, dijo Andrea Torres, quien asistió a la marcha con su hermana, Margarita. Cuando se les pregunta por qué vinieron, Margarita dice, “Estoy aquí para apoyar una idea que tengo en común con todos los ciudadanos. Soy parte de eso. Y es que estamos cansados de esta guerra y no poder hacer nada para ayudar a la gente que está muriendo.” Cuando se les pregunta cuál es la solución para terminar con la violencia, Andrea inmediatamente respondió “Educación y legalización.” ¿Por qué? “La educación para no hacer pequeños narcos, y legalización para terminar con la cantidad de drogas que hay aquí. Tal vez así la legalización pueda ser un gran paso para terminar con la violencia.”


Santiago Mora Van y Toumani Camara muestran sus camisetas. DR 2011 Joshua Eichen.
Mientras la legalización no fue la respuesta universal de la solución para terminar con la violencia, ésta fue discutida entre los asistentes. Justo antes de las marchas Sicilia hizo un llamado por la legalización y para tratar el consumo de drogas como un asunto de salud pública. Santiago Mora Van y Toumani Camara, quienes asistieron con su familia, llevaban camisetas que decían “Legalicen las drogas” y “Túnez, Egipto, Yemen, México.” “Estamos de acuerdo con Javier,” dijo Mora Van. “Uno de los principales factores del narcotráfico es que la única manera para terminar con ello es quitándole el valor. No creo que podamos seguir esperando más muertes.” Además del tema de la legalización, otra palabra que encontró su camino en la marcha fue la del “egiptazo”, palabra con diferentes significados para muchas personas y que se traduce como hacer en México lo que el pueblo egipcio hizo. Cuando se le preguntó sobre lo que significaba el uso de la palabra, Camara dijo “yo creo que es enviar el mensaje que estamos cansados de la violencia… Se trata de crear maneras para encontrar una solución, debido a que pensamos que está mal llevar a cabo ‘la guerra contra las drogas.’”

Francisco Diez hizo una pausa cuando se le preguntó lo que significaba el egiptazo. “Puede ser que se refiera a salir a las calles a sacar a los políticos, para poder encontrar la forma de cambiar las políticas del gobierno al que nos oponemos.” Diez dice: “Me gustaría escuchar que el país y sociedad escuchara lo que está pasando afuera para que nos apoyaran.” Gabriela Torres, que estaba junto a Diez, dijo “No creo que estemos socialmente preparados para lo que eso implica… Nos olvidamos de las cosas. Esta no es la primera vez que hemos visto violencia.”


María Teresa Tovar DR 2011 Joshua Eichen.
“Esta mañana el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, dijo que tomaría siete años para que todo esto termine. ¿Cuánta gente más morirá en siete años?” dijo la asistente a la marcha María Teresa Tovar. “Ya están siendo asesinados muchos jóvenes. La mayoría muy jóvenes. Son niños que se convirtieron en malos por no tener trabajo, por no tener escuela, nada… No quieren que nadie diga nada. Quieren que nos mantengamos callados por lo que está pasando.” Tanto Maria Teresa como su hija, Alejandra Salas, dicen que la legalización sería una de las mejores opciones para México. “Es un problema que siempre ha existido. Es una guerra que al final es un negocio, ¿o no? En esta guerra los narcos se están beneficiando económicamente.”

Estas movilizaciones llegan justo con la controversial propuesta de los medios mexicanos para censurar cualquier noticia negativa sobre la “guerra contra las drogas.”El tamaño y alcance sin precedentes de las protestas de esta semana en contra de la guerra indican que, como la propia militarizada política de drogas, la estrategia no está alcanzando sus resultados esperados.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America