<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español July 23, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Tropas especiales de los EEUU desplegadas en México, confirma informe filtrado

El documento, preparado a petición de un congresista del "Tea Party", indica que el grupo de fuerzas especiales no. 7 "Ha conducido operaciones en cada uno de los países latinoamericanos"


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

9 de junio 2011

Un documento del Pentágono que ha salido a la luz confirma que los EEUU han desplegado tropas de operaciones especiales en territorio mexicano mientras la guerra contra las drogas continúa escalando, arrojando cerca de 40,000 muertos desde fines de 2006.

El documento es un informe presentado por el Departamento de Defensa en mayo de 2009 en Washington DC a un grupo de líderes empresariales y políticos del noroeste de Florida. El informe “sin clasificar y para uso oficial únicamente” revela que las 18 naciones latinoamericanas en donde soldados del grupo de fuerzas especiales número 7 [Airborne Green Berets] fueron desplegados en el año fiscal de 2009, que terminó el 30 de septiembre de 2009.

Entre esos países, de acuerdo al informe, se encontraba México.

El documento también informa que la unidad de Fuerzas Especiales 7 fue desplegada en México también en 1996, como parte de una misión “antidrogas”.

Las revelaciones en el material son importantes, debido a que hasta la fecha ni el Pentágono ni el Departamento de Estado han confirmado que fuerzas especiales estadounidenses han sido desplegadas en territorio mexicano – un tema políticamente volátil en ese país latinoamericano debido a la creciente cifra de muertos relacionada con la guerra contra las drogas en ese país y la historia “yanqui” de la diplomacia estadounidense en la región.

Desde el punto de vista de los políticos estadounidenses, el despliegue de fuerzas encubiertas del Pentágono en México está también lleno de peligros políticos, debido a que el descubrimiento de tales operaciones por parte de los objetivos, en este caso narcotraficantes, podría resultar en un percance en contra de los agentes estadounidenses y sus intereses en México. También podría tensar las relaciones con el presidente mexicano Felipe Calderón, que cada vez se siente más aislado debido a la desastrosa política antidrogas.

El grupo de Fuerzas Especiales 7 (SFG, por sus siglas en inglés) ha desempeñado un papel clave desde los años 1980 en la historia latinoamericana, de acuerdo al documento y a otras fuentes. El SFG 7 ha participado en numerosas misiones de “contrainsurgencia” en Centroamérica así como en la invasión a Panamá a fines de 1989. También ha estado muy activo en misiones antidrogas en la zona andina sudamericana: Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador y Bolivia, y más recientemente en operaciones de rescate de rehenes en Colombia.

De acuerdo a la información del documento, la última operación involucró la participación del SFG 7 en julio de 2008 en el rescate de tres contratistas del Departamento de Defensa y a la política colombiana Ingrid Betancourt, entre otros, que habían permanecido como rehenes de la guerrilla de las FARC.

En su momento, Narco News reportó sobre el rescate, indicando entonces, a diferencia de los reportajes de los medios principales, que una unidad de fuerzas especiales estadounidense estaba fuertemente involucrada en el rescate—reporte que se confirma con el nuevo documento.

El año pasado, Narco News también reportó a detalle sobre las actividades de fuerzas especiales estadounidenses encubiertas en territorio mexicano.

Del reportaje del 12 de junio de 2010:

Según el agente de la CIA, la unidad estadounidense, denominada Grupo de Tareas 7, desde principios de 2009 ha ayudado a descubrir una bodega en Ciudad Juárez llena de municiones estadounidenses, la cual estaba bajo control de traficantes de droga; también proporcionó inteligencia crítica que llevó a la redada en un taller de manufactura en Juárez donde se fabricaban uniformes militares falsos; trabajó con militares mexicanos en el descubrimiento de una fosa común cerca de Palomas, México, al sur de Columbus, Nuevo México; y, detrás de escena, colaboró con la Armada de México en la caza del importante narcotraficante, Arturo Beltrán Leyva—que fue asesinado por las fuerzas especiales de la Armada de México el pasado diciembre durante una redada en un complejo habitacional de lujo en Cuernavaca, México.

En ese momento, esa información fue proporcionada a Narco News por Tosh Plumlee, ex piloto contratista de la CIA que mantiene conexiones profundas en el mundo encubierto, debido a que miembros del Grupo de Tareas 7 creían que habían quedado comprometidos por las filtraciones.

De hecho, Plumlee trasmitió alguna información a Narco News sobre la fuerza de tareas y sus preocupaciones de seguridad a principios de abril de 2009, con la condición de no publicar la información entonces por miedo a que pudiera poner en peligro las vidas de los miembros de la unidad.

Sin embargo, para junio de 2010, cuando Narco News publicó la historia, Plumlee dijo que los “chicos malos” ya sabían que los miembros de la fuerza de tareas estaban en el país, y por tanto, se habían convertido en objetivos. Plumlee dice que al salir públicamente en los medios, la fuerza de tareas obtuvo la cobertura que complicó a los burócratas de Washington DC tratar de abordar la brecha de seguridad – una tendencia que muchos tratan de evitar por las complicaciones de la rendición de cuentas.

El juego encubierto pone mucho en juego para todos aquellos en el terreno, incluyendo ciudadanos inocentes – y se profundiza aún más cuando la política y los intereses especiales (incluyendo el hacer carrera) comienzan a dirigir los disparos, literalmente.

La organización WikiLeaks recientemente publicó un cable del Departamento de Estado que revela que la unidad de la Marina Mexicana que condujo la operación contra el narcocapo Beltrán Leyva “recibió amplio entrenamiento estadounidense” – lo que arroja aún más evidencia al reportaje original de Narco News sobre el involucramiento de fuerzas especiales estadounidenses en la operación.

Sin embargo, el mismo cable también señala que el asesinato de Beltrán Leyva resultará, en el corto plazo, (un período aún no definido) en un “aumento” en la violencia relacionada con el narco “mientras se intensifiquen las batallas entre y al interior de los cárteles por el repentino vacío de liderazgo en uno de los cárteles más poderosos del país.”

Esa intensificación de la violencia también se vio en marzo pasado, cuando el hijo del poeta y periodista mexicano Javier Sicilia, junto con seis amigos, ninguno de ellos involucrados con el narcotráfico, fueron brutalmente torturados y asesinados cerca de Cuernavaca (a las afueras de la Ciudad de México) – la misma región en que Beltrán Leyva fuera asesinado. El asesinato sin sentido de esos inocentes provocó un movimiento masivo en México, uno que actualmente marcha hacia Ciudad Juárez, la ciudad más violenta en la tierra, en donde un una acción colectiva no violenta en oposición a la guerra contra las drogas está planeada para el 10 de junio.

La confirmación de que fuerzas especiales de los Estados Unidos se encuentran en la mezcla de la violencia por la guerra contra las drogas, que muchos millones de mexicanos la encuentran sin sentido y cuyo resultado arroja demasiados daños colaterales (la muerte y desaparición de miles de víctimas inocentes), ha fomentado la indignación pública en esa tierra – dado el papel visible de los EEUU como el mayor consumidor de drogas y el mayor exportador de armas y políticas que alimentan la guerra contra las drogas.

Debido a esta locura, y a la inherente duplicidad, traición y bufonería que marca a la guerra contra las drogas, no debe sorprender a nadie, incluso si sus simpatías no están con las fuerzas especiales estadounidenses en México cuyas vidas están en peligro por las filtraciones y otros lapsus de seguridad, que la fuente de estas transgresiones (intencionales o no) es, en parte, atribuible a la parte estadounidense de la frontera.

El documento que revela el grado de operaciones del SFG 7 en Latinoamérica en 2009 – en 18 países con 21 misiones y 165 soldados, incluyendo México – fue hecho público por un grupo empresarial de Florida cuya membresía incluye a un número de contratistas de defensa. Ese grupo, El Consejo para el Desarrollo Económico del Condado de Okaloosa (EDC, por sus siglas en inglés), a través de su Iniciativa de Apoyo de Defensa, hizo público el documento del 14 de mayo de 2009 en su sitio en internet para descargar – incluyendo a WikiLeaks y algunos medios latinoamericanos que lo pusieron disponible en español para sus audiencias (casi asegurando que las organizaciones narcotraficantes que eran el objetivo de fuerzas especiales encubiertas de los Estados Unidos estaban alertados de su presencia en México).

Esto ocurrió a pesar del hecho de que el documento estaba marcado “Para uso oficial únicamente”, que de acuerdo con Ken McGraw, vocero del Comando de Operaciones Especiales del Pentágono, significa que el documento “no debe hacerse público.” McGraw agrega que no conoce “lo específico” de la operación de SFG 7 referida en el documento, explicando que “a fines de año, nosotros [USSOCOM] tendremos operaciones en 120 países.”

Ese documento fue preparado por el SFG 7 a petición del congresista estadounidense Jeff Miller, un republicano de extrema derecha con inclinaciones al Tea Party y cuyo distrito en Florida está a punto de convertirse en el nuevo hogar para el SFG 7 (que se está reubicando del Fuerte Bragg en Carolina del Norte a la base de la Fuerza Aérea Elgin en Florida).

Dan McFaul, jefe de personal del congresista Miller, destacó, al ser contactado por Narco News, que su jefe no asistió a la reunión del 14 de mayo de 2009 del documento.

“Esa fue una reunión no clasificada”, dijo McFaul. “El congresista está en el Comité de Inteligencia [del Congreso]… y es informado a nivel clasificado… Requerimos reuniones sobre diferentes temas que afectan al Distrito 1 [área de Miller] para cámaras o grupos de desarrollo económico [y otros], y por tanto esto [la reunión del SFG 7] pudo ser algo así.”

Pero el documento de la reunión y la carta redactada por el presidente de la Iniciativa de Apoyo en Defensa EDC parece indicar que ese fue el caso. McFaul dijo que antes de ser contactado por Narco News no había recibido alguna pregunta de los medios sobre el documento restringido de la reunión hecho público.

Las llamadas al EDC del condado de Okaloosa no fueron devueltas.

Sin embargo, para el sábado 4 de junio alguien había removido el enlace en el sitio de EDC que dirigía a los lectores al sitio en donde el documento podía descargarse. [Ver la toma de pantalla del material removido]. El enlace de descarga en el sitio de EDC del documento aún está activo, pero se debe entrar desde aquí – si el enlace de descarga de EDC es desactivado en el futuro, una toma de la pantalla del enlace muestra que existe al momento de publicar esta historia.

Es importante destacar que no hay evidencia que el EDC del condado de Okaloosa, el congresista Miller o miembros del SFG 7 incluyeron intencionalmente o hicieron pública información que comprometiera la seguridad de las operaciones de las fuerzas especiales en México.

Pero parece claro que en algún punto se hicieron llamadas – empezando por la decisión de incluir país, fechas e información específica sobre supuestos despliegues de tropas encubiertas en una reunión no clasificada y luego subir ese material a la red, incluso cuando el documento tiene la marca “Para uso oficial únicamente”.

De hecho, Narco News contactó a la oficina de prensa del Comando de Operaciones Especiales del Ejército de los EEUU, que supervisa al SFG 7, buscando algún comentario sobre cómo la sensible información de la misión terminó en un documento no clasificado, pero dijeron que nadie estaba disponible para comentar hasta la próxima semana, después del plazo de publicación de esta historia. Narco News también contactó al USNORTHCOM (Comando Norte), que tiene el control de mando sobre las misiones del Departamento de Defensa que involucran a México, el Teniente William Lewis, vocero del USNORTHCOM, y dijo que estudiaría el asunto y llamaría a Narco News después “de saber lo que puede y no puede publicarse” sobre el asunto.

Narco News actualizará la historia si se proporciona información adicional pertinente por USASOC, USNORTHCOM, u otros.

Permanezcan en sintonía…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America