<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español April 25, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El día que internet murió

Cuando Hosni Mubarak apagó internet y las comunicaciones en enero de 2011 fue el momento en que más egipcios salieron a la calle


Por Escuela de Periodismo Auténtico de Narco News
Una historia oral de la revolución egipcia

29 de octubre 2012

Nota del editor: Mientras preparábamos la publicación de esta página el 29 de octubre, la tormenta post tropical que azotó la costa este de los Estados Unidos causaba apagones masivos y dejaba a más de ocho millones en la oscuridad. El edificio en la ciudad de Nueva York que hospeda el servidor en internet de Narco News perdió la electricidad.

Este manual en progreso es para que periodistas, organizadores comunitarios y practicantes de la resistencia civil se ayuden tanto a sí mismos como unos a otros para desarrollar mejores habilidades, estrategias y tácticas.
Nuestro servidor exitosamente fue transferido a un generador en el sitio, pero poco después de que las inundaciones derribaran las bombas de combustible del generador, todos nuestros sitios se cayeron hasta las 6 a.m. de hoy. Fue una experiencia extrañamente relevante para el título de esta página: El día que internet murió. Una de las razones por las que no entramos en pánico es porque habíamos escuchado el testimonio de los egipcios que hablan aquí sobre su propia experiencia -durante la revolución de 2011- cuando fue un régimen, y no el clima, quién apagó internet y todo el sistema de comunicaciones en el país. Ellos lograron derrocar al dictador no sólo por el ataque a sus principales sistemas de comunicación, sino que, paradójicamente, en parte gracias a ello. Si dudan de eso, o les parece increíble, por los muchos supuestos de que la tecnología -y no la gente- es quien logra los cambios en la actualidad.

Desde el 2000, Narco News ha reportado sobre muchos movimientos sociales, organizaciones comunitarias y campañas de resistencia civil. Algunos lograron sus objetivos. Otros no. En este trabajo hemos encontrado prácticas comunes compartidas por muchas luchas victoriosas, y errores comunes o malos pasos compartidos por muchas que no triunfaron. La suma de las lecciones aprendidas a través de reportar miles de estas historias en muchas tierras hoy resulta la base para un recurso multimedia gratuito, masivo y en línea que Narco News, con los estudiantes y profesores de nuestra escuela, comenzamos a preparar para el Manual para Cambiar el Mundo de la Escuela de Periodismo Auténtico. Está página en la que ahora estás es la primera lección de las muchas por venir. El Manual tendrá más páginas como esta, con el testimonio de los egipcios que lograron dar el primer paso en su revolución -derrocar al dictador- y continúan trabajando para el objetivo a largo plazo de derrocar la dictadura. El Manual también incluirá historias de cómo la resistencia civil y la organización de batallas en otras tierras fueron ganadas, y también listas de control y lecciones de periodistas auténticos que las reportaron y compartieron sus habilidades y experiencias para que todos puedan aprenderlas y aplicarlas -al escribir y reportar, en video, audio y utilizando internet- para reportar movimientos sociales de ahora y del futuro. Con este Manual, estamos dando otro paso en hacer que las lecciones del programa de la Escuela de Periodismo Auténtico estén disponibles para todo el mundo, gratis.

La convocatoria para las becas de la Escuela de Periodismo Auténtico de 2013 está abierta hasta el 18 de noviembre. Consulte este anuncio para más información.

El día que internet murió

En marzo de 2011, pocas semanas después de que la revolución egipcia derrocara al dictador Hosni Mubarak, la Escuela de Periodismo Auténtico de Narco News se fue a El Cairo para entrevistar a los principales participantes sobre su experiencia vivida en esos momentos históricos.

A cada uno le hicimos las siguientes preguntas:

El viernes 28 de enero el régimen apagó internet. ¿Eso cambió su experiencia en la revolución?

Si antes de que sucediera pasabas mucho tiempo en línea, ¿cómo pasaste el tiempo el tiempo en esos cuatro o cinco días en que no hubo internet?

¿Y qué piensas de las afirmaciones de los medios internacionales que dicen que la resistencia egipcia era una “revolución en Twitter” o “revolución de Facebook”?

¿El cierre de la Internet ayudó o perjudicó la causa? ¿Por qué sí o por qué no?

Hosam El Gohary (miembro del movimiento Juventud por la Justicia y la Libertad
): Lo que pasó ese día fue muy extraño. Nos sorprendió. Desde las nueve de la noche del jueves nadie pudo enviar ni recibir mensajes de texto de ninguna red telefónica. En particular, el régimen y el Ministerio del Interior anunciaron que desde el viernes las comunicaciones serían clausuradas por razones de emergencia. Eso significó que todas las redes telefónicas dejarían de operar no habría comunicaciones móviles. No habría internet. No habría nada y por supuesto no podríamos comunicarnos. El régimen no quería que nos reuniéramos y al apagar las comunicaciones creían que evitarían que nos contactáramos. Asumieron que podrían separarnos y mantenernos alejados y que nadie podría hablar con nadie y por tanto los que fueran a las manifestaciones no sabrían a donde ir. Pensaban que la gente estaría por todas partes y así los podrían detener en grupos o individualmente.

Ibrahim Mohammed (26 años de edad, trabajador de comunicaciones, no afiliado a ninguna organización o partido): Yo trabajo en una de las compañías de comunicaciones así que por supuesto me di cuenta de que iban a cortar internet, el servicio SMS, y las redes. Así que empecé a llamar a todos mis amigos. Ese día había conocido a gente de diversos partidos y movimientos, y también gente independiente, así que les llamé sin importar si estaban involucrados. Empecé a llamarlos y decirles que cortarían internet a las 12, los SMS a las 10pm y las redes telefónicas a las 6 am, así que si tenían que escribir a alguien que lo hicieran ya. Y si tenían que contactar a alguien o especificar algún lugar al que había que ir que lo hicieran antes de que cerraran todo.

Azza Soliman (ama de casa): Primero, cortaron internet la noche del 27 de enero. Estábamos asustados y preocupados, ¿cómo se comunicaría la gente? Y ¿sabríamos lo que estuviera pasando? Fue difícil, incluso los celulares no servían. Pero eso no nos asustó ni nos hizo pensar que no iríamos a la plaza. Dijimos, “¡Vayamos! ¡Vayamos!” Mis hijos fueron por sí solos en la mañana, estaban en Plaza Tahrir.

Mohammed Abbas (organizador juvenil en enero de 2011 para Hermandad Musulmana): Claro que teníamos las mayores herramientas de apoyo en Twitter y Facebook y debemos ser claros al respecto. Quiero decir, en una página teníamos un millón de miembros y en la otra 300 mil. La Red Rasd tiene 50 mil visitas diarias porque es una red de noticias. La gente reporta noticias de todo el mundo y las envía para publicarlas. Esperábamos que cortaran internet y los teléfonos. Sabíamos que lo harían. Primero empezaron con Facebook: en Egipto bloquearon Facebook y Twitter. Entonces la gente comenzó a bajar programas alternativos. El pueblo egipcio es incansable y el mensaje que dio fue “hagas lo que hagas, seguiremos haciendo lo que queramos, y no nos iremos.”
También esperábamos que clausuraran las comunicaciones por celular porque para cualquiera que cerrara internet no sería difícil también cerrar las comunicaciones para todo. Y él (la persona o personas que clausuraron internet) no sabía lo que pasaba exactamente con las protestas.
Hicimos lo máximo posible para ser 
invisibles, no aparecer y no revelar nuestras identidades. ¿Quién estaba moviendo las cosas? Las invitaciones estaban muy organizadas pero no sabían quién lo hacía. La Hermandad Musulmana pagó el precio. Lo digo no por ser parte de la Hermandad sino porque es un hecho. Desde el martes, el régimen estuvo diciendo que la Hermandad estaba detrás de esto simplemente porque no podían imaginar que algo tan bien orquestado y tan grade fuera sólo el trabajo de jóvenes. No podían imaginar que alguien además de la Hermandad hiciera algo tan grande y organizado porque era el grupo más organizado en la calle. Así que dijeron que era la Hermandad y el miércoles todos los líderes de la Hermandad en El Cairo y en otras partes recibieron amenazas. Algunas fueron de muerte. Los llamaban y los amenazaban con matarlos. Así que dijimos que todos podían tomar su propia decisión. Luego la Hermandad envió una directiva el jueves 27 de enero, llamando a la participación obligatoria de todos los miembros en Egipto el 28 de enero. Se requería la membresia de la Hermandad para ir a las plazas principales de las ciudades. La gente que no podía llegar a El Cairo debía estar en su ciudad y plazas. Eso era algo que todos sabíamos. Empezamos a las 9 am del viernes 28 con las comunicaciones rotas, sin internet y sin medios. Aquellos que marcharan serían solo aquellos a los que se había invitado y habían respondido a la invitación. Fue un día épico en cada sentido de la palabra. La gente se estaba sacrificando a sí misma. No estoy hablando de la otra gente organizada o de nosotros. Eran todos. Y la gente se movía mientras cantaba “pacíficamente” y se encontraban con gases lacrimógenos, balas de gomas y armas de verdad.

Aalam Wassef (videoasta, bloguero, músico): Ya había un rumor que esto sucedería, y luego sucedió en verdad. Habíamos tomado todo tipo de precauciones en el tipo de sistemas de comunicación que tendríamos. Luego el internet fue cortado y recuerdo que duró así seis días. Fue un periodo muy malo pero al mismo tiempo creo que animó a la gente a salir de sus casas. Estratégicamente creo que fue una mala jugada del régimen, porque en realidad sacaron a la gente de sus casas porque no tenían acceso a la información.

Marwa Farouk (abogada, Corriente del Renacimiento Socialista): Fue un problema cuando internet y los teléfonos cayeron, pero estábamos preparados para ese escenario. Habíamos planeado nuestras reuniones no sólo por teléfono sino en grupos que se reunieran en las mañanas en distintos lugares. Estos grupos se reunirían en un lugar específico que la noche anterior habíamos determinado. Esa noche, el área de Imbaba fue acordada y salimos e informamos a más de un grupo sobre eso y cuando el movimiento realmente comenzó no necesitaba de un teléfono celular. Tenía a la gente conmigo en la calle así que no necesitaba llamar a nadie.

Nadia Banhassi (24, pediatra): El internet se cortó en la madrugada y luego a las 10 am todas las comunicaciones fallaron. Ninguna red celular funcionaba. Me moví con el equipo médico que estaba conmigo y salimos del centro de la ciudad hacia el resto de la gente en nuestro grupo. Y debido a los cortes en la comunicación, no pudimos encontrar el grupo así que teníamos la alternativa de ir hacia la siguiente estación donde tal vez los encontraríamos.
Así que fui y encontré a algunos de ellos. Estábamos en la calle Sudán y después de eso fuimos directamente a Imbaba en transporte público justo después del rezo de los viernes. Empezamos a reunir gente para marchar hacia Imbaba y tuvimos éxito en hacer esto. La gente que salía a la calle de sus casas respondía de forma inesperada. La gente estaba enojada. Incluso nos protegieron de la policía y de las fuerzas de seguridad de Imbaba. Continuamos la marcha a Imbaba hasta llegar al puente Kitkat. Ahí nos encontramos con el primer grupo de fuerzas de seguridad central. Ni siquiera esperaron a que nos acercáramos. Empezaron a aventar gas lacrimógeno desde arriba del puente. Parecía como si lloviera y la gente comenzó a dispersarse a la calle Agouza, así que nos movimos y comenzamos a reunirnos otra vez. Así continuamos hasta llegar a la calle Tahrir en Dokki y cuando comenzaba el puente Galla hubo otra confrontación con las fuerzas de seguridad, pero les ganamos porque la gente se nos unía en la marcha. Por fin logramos cruzar el puente Galla y entrar a Cairo Club en las áreas de la Ópera de El Cairo. Esto fue alrededor de las cuatro pm y las golpizas empezaron casi al mismo tiempo. Tratábamos de cruzar puente Kasr El Nile y las fuerzas de seguridad nos rechazaban hacia atrás. Entonces cruzábamos y nos volvían a rechazar, así hasta las 8 pm. Entonces, la gente comenzó a disgregarse hasta no conocer a la gente alrededor. Entonces tuve mi primer botiquín de primeros auxilios y tratábamos de ayudar a los heridos. En algunos casos los heridos estaban graves porque se utilizaron armas de fuego.

El corte de los sistemas de comunicación empeoró las cosas porque muchas de las invitaciones habían sido enviadas por Facebook y Twitter. Así como las noticias enviadas al mundo. Todas las redes y sitios fueron cerradas por completo y nadie podía enviar nada. El 25 de enero al menos se podía informar desde el sitio sobre lo que sucedía en Plaza Tahrir hasta la medianoche. Para que el mundo supiera lo que nos estaba sucediendo. Pero el 28 de enero la situación cambió, estábamos totalmente fuera del mundo. El mundo entero desconocía la carnicería que se estaba llevando a cabo.

Sayed Fathy (abogado, Instituto Halali para la Libertad y Frente de Defensa de Manifestantes egipcios): Mi evaluación es que tuvo un efecto positivo. Fue muy estúpido cortar internet y las comunicaciones. Creó cierta curiosidad en muchas familias para salir a la calle, y muchos jóvenes fueron porque simplemente no podían quedarse en casa y ser aislados de tan importante momento. Fueron y participaron.

Mahitab El Gilhany (estudiante de periodismo e ingeniera médico): Mire, señor, somos la razón por la que esta revolución tuviera éxito: Aquellos que salieron a la calle y la gente que se les unió. Cerrar internet y Facebook es lo que hizo que la gente que solo comparte cosas por internet saliera a la calle. Y eso fue un gran éxito. Haber cerrado las comunicaciones significó que aquellos con hijos, esposos o parejas o cualquiera que conocieran que estuviera fuera -luego de que no hubiera teléfonos y no supieran si estaban vivos o muertos- salieran a las calles. Y esa es la mayor prueba de que esta revolución no tuvo éxito debido a Facebook. Tuvo éxito desde la calle.

Esta es la primera parte de una Historia Oral sobre la Revolución Egipcia, de las entrevistas realizadas en marzo de 2011 por Gregory Berger, Al Giordano, Joe Rizk y Nagla Younes.

El proyecto de historia oral es una sección del Manual de la Escuela de Periodismo Auténtico para Cambiar el Mundo, una enciclopedia multimedia disponible sin costo alguno para periodistas, organizadores comunitarios y practicantes de la resistencia civil para ayudarnos a desarrollar mejores habilidades, estrategias y tácticas mientras se hace este tipo de trabajo, que a menudo se superpone entre sí.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America