<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 11, 2017 | Issue #31


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #30
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El Lugar de la SENAD


Por Folha de São Paulo
Editorial

30 de julio 2003

Al preservar la subordinación de la Secretaría Naciona Antidrogas (SENAD) al área militar, manteniéndola en el Gabinete de Seguridad Institucional, el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva toma una nueva decisión en contra de aquello que su partido pregonaba antes de cruzar los umbrales del poder.

Creada por una Medida Provisional en 1998, la SENAD surgió como respuesta a las presiones internacionales, especialmente estadounidenses, para que Brasil asumiese con mayor claridad el combate a las drogas. El organismo ha sido polémico desde sus inicios. La Policía Federal —constitucionalmente responsable por las acciones antidroga— cuestiono en seguida el papel de la nueva secretaría, que fue subordinada al Gabinete Militar. Hubo una serie de graves roces apareció hasta que fueron separadas las atribuciones: la Policía Federal, ligada al Ministerio de Justicia, tendría la represión del tráfico, dejando a la SENAD las acciones preventivas.

La división de tareas moderó, sin eliminarlos, los conflictos y separó represión y prevención, en la realidad dos caras de la misma moneda. Más allá de eso, a muchos les pareció inadecuado que la prevención fuera subordinada al área militar —lo que sirvió hasta para alimentar sospechas de que esa decisión atendería los intereses de la política internacional antidrogas de los Estados Unidos, con un fuerte sesgo militar.

En el nuevo gobierno, las diferencias entre el Ministerio de Justicia y la SENAD resurgieron. En líneas generales, el primero es favorable a una política “europea” de descriminalización del usuario, que pasaría a ser visto como un caso de salud pública, no siendo pasible de cárcel. La segunda ya preconiza la “justicia terapéutica”, adoptada en Estados Unidos, por la cual el consumidor puede apenas optar entre la cárcel y la internación hospitalaria obligatoria. La Folha ha defendido que el país camine en la dirección de la primera opción.

No es, por tanto, una cuestión doctrinaria la que justifica la transferencia de la SENAD al ámbito del Ministerio de Justicia, como era previsible en el nuevo gobierno, y sí un hecho el que medida tal contribuiría a dar a las acciones de combate a las drogas una mayor eficiencia y homogeneidad.

Share |

Read this article in English
Leia este artigo em português

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America