<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #33


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #32
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Con una cámara de fotos, una mochila, libros y mucha ilusión

Una carta a los lectores de Manuela Aldabe, desde Italia


Por Manuela Aldabe
Becaria 2004 de la Escuela de Periodismo Auténtico

7 de junio 2004

Roma, junio 2004

Hola, tengo 28 anos, soy uruguaya , vivo en Roma.


Para hacer una donación para apoyar la beca de Manuela Aldabe, haz clic aquí.
Mi camino desde Montevideo a Roma ha sido largo, soy una viajadora nata y la curiosidad me tienta cada tanto a armar mi mochila y sentir esa brisa hermosa de los nuevos caminos .

Me gusta descubrir y memorizar: soy fotógrafa y estudiante de historia.

En 1992 comencé fotografía en la escuela Dimensión visual, Montevideo. Al entrar al cuarto oscuro por primera vez algo cambió para siempre en mi. Ese, mi espacio, es donde mientras dibujo con la luz y cuento mil 1, mil 2, mil 3, bailo y descubro imágenes que florecen poco a poco hasta refirmarse en el papel mientras delicadamente muevo al ácido para lograr el contraste que la foto se merece.

Cuarto oscuro y tardes enteras en Cinemateca Uruguaya me acercaron a la imagen en movimiento.

En 1994 conocí al director de TEBA (taller escuela Bs As) quién luego de ver mi portafolio me invitò a cursar en su escuela como becaria, pagando mis estudios trabajando en la administración. Viviendo en TEBA aprendí los primeros pasos del video, fue una experiencia excelente,(aunque curse solo el primer ano), fue en este contexto donde hice mis primeras colaboraciones en videoclips, y mi primer animación video minuto. Ésta fue seleccionada entre los mejores videos-jóvenes del año en el Festival Internacional de Cinemateca uruguaya. Mi primer trabajo lució en la pantalla grande con el nombre Abrazos.


Arriba y derecha: Curdos se manifiestan en apoyo de la libertad de Abdullah Ocalan.
Por Manuela Aldabe
En Uruguay comencé un documental: “Sembrando: una radio comentaría”. Sembrando era una radio ilegal en los suburbios de Montevideo, una radio que todas las noches cuando termina de transmitir viene desarmada, para evitar así que la policía secuestre los equipos, la comunidad la defiende escondiéndola cada noche en una casa diferente, hasta el día siguiente que nuevamente se arma y otra vez comienza a transmitir. El trabajo de campo fue muy duro: mas de tres meses pues no es fácil andar con una cámara de video por un barrio pobre de Montevideo y filmar a la gente con naturalidad.

Considero a la información alternativa desde abajo altamente importante y, radio Sembrando es un buen ejemplo. El video dura unos 25 minutos, (con trabajos en publicidad pude pagar la producción), y con ayuda de amigos (camarógrafos, sonidistas, montajistas) el proyecto fue llevado a cabo.

Mis ambiciones de formarme mejor, mi amor al cine italiano, mi curiosidad y audacia me trasladaron a Roma en el 1998. Aquí empecé una escuela de fotografía: “Scienza e Tecnica”aprendiendo a hacer reportajes.

Cotidianamente salir a las calles a observar, en cada oportunidad seguir una manifestación . Un día supe que había una manifestación de curdos, ni siquiera sabìa quienes eran. Fui a ver de qué se trataba: un pueblo que pedía la liberación de su líder: Abdullah Ocalan.

Musulmanes, mujeres sentadas de un lado, hombres del otro, era difícil comunicarnos, pero atravès de miradas lo logramos. Así, luego de una semana de trabajo, una semana de manifestación permanente, compartiendo todo con ellos un curdo me dijo me orientó hacia un lugar y dijo allì encontrarás la información que necesitas para tu reportaje. Fui corriendo y cuando llegué a la puerta… saben quien abrió? Ocalàn! Los jóvenes me lo presentaron, el me dio un fuerte apretón de manos, sus ojos estaban llenos de luz. Me hicieron entender que no podía hacer fotos, era una situación extremadamente delicada, lo entendí, me dieron el material que necesitaba para escribir mi articulo. Ya no me importaba fotografiarlo. Tenía hermosas fotografías de su gente manifestando, gente que llegó de toda Europa, el cariño que me comunicaron me alcanzó para comprender que era el momento de humanidad del reportaje, algo que quedaría en mi corazón, que sería contado a través de mis fotos, las fotos en la calle. Si bien toda Europa y Turquía (que algún mes después lo atrapó y hasta el día de hoy tiene prisionero) lo estaban buscando, el estaba allí, tranquilo, y yo aunque sabía que esa foto podría abrirme las puertas de mi carrera preferí no hacerla, preferí respetar.

Como inmigrante que soy las noticias de desembarcos clandestinos en las costas italianas me toca de cerca: en plena guerra del Kosovo, no pude evitar subirme a un tren, sin tener claro hacia donde sabía lo que estaba buscando, asi que hablando con la gente fui decidiendo de tren en tren y asi llegué a Otranto, el punto màs cercano a Albania y más al sur de Italia. Encontré el Centro de Accoglienza Regina Pace, un centro que de acogedor tiene solo el nombre. Un centro de reclusión de inmigrantes, sobre todo inmigrantes que escapaban de guerras: del Kosovo, de Palestina, del Kurdistan. No me dejaron entrar, no permitían fotógrafos. Durante dos días vague por el pueblo buscando un permiso que nadie me daría hasta que se me ocurrió presentarme como voluntaria, no para sacar fotos sino para trabajar, ayudar.


Arriba y derecha: Fotos del centro de inmigrantes en Otranto, Italia.
Por Manuela Aldabe
Comencé una mañana preparando el desayuno para mas de 400 personas, biberones, pan con leche para viejitos. Durante mis horas libres hablaba con la gente, siempre con mis pantalones de fotógrafa con un lente en cada bolsillo y mi cámara colgada formando parte de mi cadera, al tercer día me sentí como pez en el agua y empecé a fotografiar. Entre lecciones de italiano que dábamos a los recién llegados y trabajos en la cocina, mi reportaje comenzaba a funcionar, luego de unos cinco días había cumplido mi objetivo. Trenes a Roma, a revelar.

He hecho otros reportajes (toxicopedendencia en las calles romanas, entre otros) pero èstos dos son los que mas llevo en el alma, porqué si bien cada vez que miro a través de mi Nikon, aprendo algo de los demás, estas dos situaciones me han dado humanidad, razón de ser. Fotografiar los ojos de una viejita que ha perdido todo con la guerra, que tiene solo con ella la ropa que lleva puesta, su velo y una bolsa de plástico en la mano, esos ojos son un compromiso con la vida a la cual no puedo renunciar.

En Italia colaboré con el Centro Sperimentale di Cinemtografia haciendo asistencia de dirección en un documental sobre DDHH en Argentina, más exactamente sobre H.I.J.O.S, filmando en Roma y en Buenos Aires.

Luego de dos años en Italia viajé a Berlín, donde con un amigo fotógrafo comenzamos un proyecto documental video-fotográfico sobre las ocupaciones en Europa: Berlín, Ámsterdam, Roma. Formas de vida diferentes, comunitarias. Durante mas de un ano viví en Ámsterdam donde me dedique a filmar el movimiento squat.

En el 2001 volví a Italia, comencé un stage en la agencia de noticias Associated Press, la duración era de tres meses pero estuve allí un ano. Fue una experiencia muy positiva, sobre todo para comprender qué es lo que quiero de mi fotografía. Me sentía una machina de fotos, sin posibilidad de análisis.

Así entonces me inscribí en la Universidad, mi carrera se llama Ciencias Históricas, del territorio y para la cooperación internacional. En la agencia me di cuenta que fotográficamente estaba en un buen punto, que podía finalmente publicar mis fotos en las primeras páginas, pero sentí necesidad de crecer en el reportaje social.

No me importa hacer la foto del momento si no puedo comunicar más allá de la noticia. no quiero perder mi sensibilidad ante el bombardeo mediático. Mis protagonistas son seres que merecen ser respetados, tratados como tales y no como mercancía. Un ejemplo de esto es mi reportaje de Génova, la inolvidable Génova del G8, mis fotos no son llenas de sangre, mis fotos son llenas de sonrisas y esperanzas, son de jóvenes que luchan por un mundo mejor, en mis fotos no hay muertos, en mi foto Carlo todavía esta vivo, foto que nunca será vendida.

Tomé una decisión importante: dejé la agencia para dedicar todo mi tiempo a estudiar historia, descubro en cada libro, en cada clase culturas, pueblos; aprendo a analizar, a investigar. Esta fue una decisión importante también desde el punto de vista económico, para tener todo el tiempo posible para estudiar trabajo de camarera en un restaurante los fines de semana, lo que hace que mi economía sea muy limitada.

Mis ganas de periodismo no me dejan en paz, así es que participo de la redacción de radio Ondarossa, una radio libre que está en el éter desde hace 25 anos, donde colaboro en los informativos, transmisiones sobre DDHH en América Latina y la trasmisión sobre las problemática habitativa en ésta ciudad.

En todos mis viajes conocí mucha gente linda, hice cosas como las que les estoy contando, en este camino largo e intenso, encontrarme con periodistas de Narco News es muy importante para continuar, para compartir mis experiencias, mis trabajos, para aprender de los demás, para abrir más puertas a un periodismo que mi corazón me dice que es el correcto, para comenzar a estar más cerca de mi amada América Latina.

Por eso estoy escribiendo a todos ustedes, porque hoy necesito ayuda, la Escuela de Periodismo auténtico no puede pagarme el viaje desde Roma a Cochabamba, necesitamos la ayuda de todos ustedes.

Si usted quiere contribuir, por favor entre aquí:

http://www.authenticjournalism.org/

O puede mandar su donativo a:

The Fund for Authentic Journalism
P.O Box 71051
Madison Heights, MI 48071 USA

Porque no estamos solos, y somos muchos los que queremos cambiar las formas de contar, de contarnos.

Abrazos,

Manuela Aldabe

Para hacer una donación para apoyar la beca de Manuela Aldabe, haz clic aquí:

Para hacer una donación para apoyar a todas las becas, la escuela, y Narco News, haz clic aquí: http://www.authenticjournalism.org

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America