<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 13, 2017 | Issue #41


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #40
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Fuera de la ley, la represión en Atenco, reconocen policías involucrados

“El gobierno nos utiliza siempre, siempre somos los malos… pero en realidad son las órdenes que recibimos: siempre reprimir”


Por Bertha Rodríguez Santos
El Otro Periodismo con La Otra Campaña en San Salvador Atenco

17 de mayo 2006

Fueron más de 3 mil 500 elementos de la Policía del Estado de México y de la Federal Preventiva -quienes portaban armas de grueso calibre-, los que participaron en el operativo policiaco en San Salvador Atenco, el 4 de mayo, cuando se registraron cateos arbitrarios a domicilios, destrozos, robos, detenciones ilegales, tortura de los detenidos y un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos.

De acuerdo al testimonio de tres policías del Estado de México, entrevistados sin revelar su identidad -por razones obvias- por integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, esta operación tipo militar estuvo a cargo del Comisionado de la Agencia Estatal de Seguridad Pública, Wilfrido Robledo Madrid, quien anteriormente se desempeñó como comisionado de la Policía Federal Preventiva (PFP) durante el sexenio de Ernesto Zedillo, (él dirigió la toma de Ciudad Universitaria el 3 de febrero de 2000, para acabar con el movimiento de huelga que llevaban a cabo los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otros “operativos especiales”).

Los policías confirmaron en la entrevista grabada en video, que el joven Francisco Javier Santiago, de 14 años de edad, falleció por un impacto de 38 especial disparado por un policía estatal al ser descubierto en su escondite, por el menor.

Según la palabra de estos agentes, la orden era arremeter contra “todo lo que se moviera”.

Más tarde, los pobladores denunciaron que ni los perros escaparon a la saña policiaca.

Los agentes que se atrevieron a hablar lamentan los excesos cometidos en contra de personas inocentes pero responsabilizan de ello a los gobiernos ya que éstos siempre los “utilizan” para hacer el trabajo sucio. “ Siempre somos los malos ante la sociedad. Siempre la sociedad nos critica y nos desprecia pero en realidad son las órdenes que recibimos del gobierno y de nuestros comandantes, de reprimir”, dicen.

Aparte de narrar los detalles de la agresión contra la población civil indefensa, hablan de la explotación de la que son objeto como “guardianes del orden”.

Aquí presentamos la transcripción completa de la entrevista sostenida con integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. La versión se presenta de manera íntegra pero el texto sufrió pequeños cambios de puntuación y acentos –necesarios en la versión original para hacerla entendible.

— ¿Nos podrían platicar por favor cuál fue la instrucción (para qué) que les dieron a ustedes para que iniciara el operativo en San Salvador Atenco?

— Bueno, el comandante nos recoge de los servicios que estábamos cubriendo. Nos dice que teníamos que ir a apoyar al personal que se encontraba aquí en el servicio… estábamos esperando órdenes para ver si entrábamos en la tarde o hasta en la noche.

— ¿Aproximadamente cuántos elementos del Estado este los llamaron ahí a esa zona, a ese cuartel?

— Le calculo más o menos… aproximadamente unos 500 en lo que llegamos aquí, más el grupo de granaderos que ya se encontraban, que decían que eran un aproximado de 300 (del personal de granaderos del grupo de choque). Nosotros éramos de diferentes (agrupamientos) del sector.

— ¿Eso es nada más de la Estatal?

— Sí, de la Estatal.

— ¿Aparte estaba ahí otro contingente de la…?

— Llegaron de la (Policía) Federal Preventiva.

— ¿Llegaron?

— Ellos estaban aparte.

— ¿Y cuál fue la instrucción que les dieron para avanzar hacia San Salvador Atenco?

— Hasta ese momento, los mandos no nos habían dado la información, no estaban diciendo qué problemas (había), en qué consiste, nada no más nos estuvieron moviendo/durmiendo, pero no, hasta en la noche fue que nos enteramos, que era por unos comerciantes de Chapingo, pero eso fue hasta después.

— ¿Y cómo se enteraron?

— Por comentario de compañeros y de algunos comandantes.

— ¿Y algunos comandantes?

— Sí.

— ¿Y cuál fue el papel de la Policía Federal Preventiva?

— Nosotros estábamos dando el apoyo porque decían que era un problema del Estado de México y lo tenía que resolver el Estado, la federal era nada más de apoyo.

— ¿Cuál, quién era el policía que estaba al mando, el comandante, el director, quién, quién era?

— Aquí estaba el Comandante David Pintado Espinoza, era el que estaba coordinando el ..al personal q…es el coordinador de las subdirecciones. Su su clave viene siendo Zafiro.

— Comandante Zafiro. Digamos.

— Sí…sí

— ¿Y ya cuando avanzan cómo los preparan para iniciar el operativo, qué les están diciendo, cuál es la orden que les dan y la capacitación que les dan para iniciar el operativo de este día?

— Lo que pasa (es) que ahí todavía la orden todavía no la…nomás, nos quitaron de la… de la… nos llevaron a otro, a otro punto. De ahí nos quitaron porque estábamos muy vistos, lo que había dicho el comandante “lo que pasa es que estamos muy vistos, vamos a quitarnos y escondernos” y nos llevaron a otro lugar y no sabemos …

Se salió de la carretera como a unos diez minutos, a un lado de la región de Texcoco, más allá del Limón, Ahí todo el personal se reunió y estábamos esperando a que llegara más personal de Toluca y de otras subdirecciones.

— ¿Y se los llevaron a todos, también a este grupo de 300 que estaba…?

— Sí, a todo el personal se lo llevaron para allá, allá se iban a reunir se iban a (…inaudible).

— ¿Y el Comandante Zafiro seguía hasta ese momento todavía con el mando del operativo?

— El pasaba y daba las órdenes a los comandantes y los comandantes, pues ellos se comunicaban entre ellos por Nextel, igualmente así…ya…. lo que pasa es que al personal no le dicen nada, nomás a los puros comandantes “¿Sabes qué? ¡Llévate al personal a tal lado!” y ellos nomás (dicen:) “¡súbase, suban tres nomás en la… y súbase!” y te trasladan al punto de reunión.

— ¿ Y qué comandantes había en ese momento?

— Ehmm… Todos los subdirectores que hay en lo que es la zona -los comandantes de región-, subdirectores, comandantes de agrupamientos, vienen siendo el subdirector de Tlalnepantla, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chalco, Amecameca, Nezahuacoyotl, de ahí todas las regiones, todas la regiones que se derivan así como sectores, son todos los comandantes que se juntan.

— ¿Y en qué momento ya avanzan hacia San Salvador Atenco?

— Ibamos a entrar en la madrugada, que fue cuando llegó casi (todo) el personal de Toluca. Llegó con varios camiones y unidades pero como era ya de noche y empezó a llover, lo suspendieron para entrar en la mañana. La orden era entrar al cuarto para las seis de la mañana, pero en lo que se juntó el personal y nos empezamos a reunir, los que estaban reuniendo, entramos a las seis.

— Ah, entonces ¿Ya habían llegado los de Toluca?

— Ya fue en la madrugada cuando llegaron.

— Y ahí el cálculo más o menos ¿Cuántos elementos policíacos había, ya para iniciar el operativo de la estatal?

— Aproximadamente dos…tres… tres mil quinientos de personal.

— ¿Nada más de la Policía Estatal?

— Aparte de la (Policía) Federal.

— Y con el apoyo aparte de la Policía Federal

— Sí, aparte la … todos ..Policía Federal.

— ¿Y como cuántos elementos? -¿De la Federal?

No, no sabría decirte, ahí si ….no.

— ¿Pero cuál contingente era mayor (el) de la Estatal o el de la Federal?

— El de la Estatal, el de la Estatal, sí (era) mayoría.

— Los conflictos y los enfrentamientos que hay sobre la carretera, eso este ¿en qué momento fue?

— Primero fue el enfrentamiento con los compañeros de los granaderos que era, que fueron (los que entraron) primero porque ya venían rezagados algunos compañeros que los andaban trayendo de Texcoco. Y ya hasta después que llegaron los otros, fue cuando se empezó a juntar el personal. Había mucho personal que ya venía muy cansado, ya llevaban …. creo que medio día….ya habían llegado un día, un día antes en la noche … y cuando fue lo de la mañana de los ocho, creo que ocho tianguistas que no se querían ubicar que ya habían entrado y nosotros llegamos en la tarde apoyando a sus compañeros.

— ¿Hubo cambio de personal?

— No, se quedó todo el personal, mucho por que ya venía cansado.

— Y ahí ¿cuál fue ya la capacitación y la instrucción ya para iniciar el operativo al cuarto para las seis?

—La orden era de que entraran todos los grupos de choque adelante, en el grupo de sectores. Todos íbamos a entrar atrás de ellos porque como los grupos de control no contamos con el equipo, pues iban a entrar ellos. Y no, no hubo capacitación, nomás dijo que cuando no hubiera medios de comunicación pegarle a la gente, o sea discretamente … no puedes pegarle muy descaradamente porque exactamente hay cámaras y te pueden ubicar.

La orden siempre es tajante cuando vamos a servicios de estos. Siempre es tajante: pegarle a la gente y cuando no se encuentran los medios. Y en este caso, pues fue a todo lo que se moviera.. por eso siempre ellos…

— Ahí hay policías estatales que venían armados ¿Qué tipo de armas traían?

— De hecho, siempre que venimos a los servicios nunca da tiempo de desarmarnos; nada más es ‘apúrense que vamos a un servicio’ y venimos siempre armados y el arma la ocultamos en el pantalón y la camiseta para que la gente no se de cuenta que venimos armamos. El tipo de armas que cargamos son R-15, escopetas y 38. Es el armamento con el que cuenta la dirección, pero también hay 9mm, pocas pero si existen 9 mm. Ehmm hay veces que si pasa personal del gobernación o a veces, este, notarios públicos pero revisan a poco personal, pero no nos revisan en el interior de las camisolas y chamarras que es donde las ocultamos, pero sí, siempre las llevamos, no todo el personal, pero si algunos llevamos armas, no nos las recogen.

Y en este caso sí hubo armas, sí había…

Los comandantes manejan que nunca hay personal armado, siempre lo manejan, pero ellos también traen armas. Ellos las traen en sus patrullas, sus escoltas las traen ocultas, siempre. Aveces traen compañeras, compañeras policías que ellas las traen, las cargan para que la gente no se percate de que ellos las traen.

— Ya cuando entran a San Salvador el grupo de choque ¿Cuál fue la instrucción, por quién iba, por qué, cómo, cómo sucede?

— Primero era disolver a la gente que estaba, que no dejaba entrar a todo el personal a la plaza principal. (La orden) era disolver. (Lo) de las casas ya salió después, fue después del conflicto, eso ya viene (...inaudible…) del gobierno, de los comandos que tenían que entrar a las casa, (la instrucción para) nosotros era entrar y dispersar a la gente.

— ¿A la que se encontraba en la Plaza?

— Sí, en las entradas.

Sí, pero nunca existe un control de lo que se llega a hacer a los domicilios. Aveces, en los desalojos, todo el personal llega saquear, busca qué encuentra:dinero, una joya o un personal, todo lo que se pueda echar al pantalón y no se perciba.
En este caso pues la (Policía) Federal igual entró y empezó a saquear, así con otro personal del estado, no nada más de la Federal.

— ¿Quiénes fueron los que entran a hacer los cateos?

— La Policía del Estado.

— ¿Y cómo sabían llegar, a qué casas?

— Hubo personas (habitantes del pueblo) que fueron señalando los domicilios donde se percataron que entraron a esconderse estudiantes, como gente del pueblo y fueron señalando también cuando ellos tenían conocimiento de (que) había líderes. (Fue) cuando fueron señalando personas del grupo y también con los helicópteros que había, nos iban diciendo más o menos dónde se escondía la gente.

— ¿La instrucción era detener a la gente que había participado con los líderes?

— No, No. Era a todo lo que se moviera, todo lo estaba ahí porque inclusive, se detuvo a mucha gente que ni tenía nada que ver. Algunos iban a trabajar, algunos estaban en sus bicicletas, viendo nada más, también se les subió. Toda la gente que se encontraba en la calle y los que se sacaron de sus domicilios.

— Después de que ya entran digamos, toman el control de la Plaza Central, empiezan a ir ya a buscar a las personas a los domicilios, este grupo de acción inmediata de la del choque ¿Qué, cuál es su papel, qué hace?

— El Grupo de Choque únicamente hace siempre replegar a la gente, es lo único que siempre hace. En este caso pues ya la consigna (era) entrar a los domicilios y sacar a la gente que se pudiera.

Inclusive nos tocó sacar gente que aún se encontraba durmiendo, jóvenes que se encontraban dormidos; los agarrabas y los sacabas, gente, señoras, Esa era la orden: sacar a todo tipo de gente y asegurarla. Ya no interesó si eran líderes (o) si eran personas que participaban en las marchas. No buscaban quién la hizo sino quién la pagara. De hecho, ni nosotros conocemos los líderes, … Yo creo que por eso fue, hubo tanta gente que (fue) asegurada y hay unas que no son… Porque la policía no tiene conocimiento de quiénes son los líderes. La policía en sí, pues es de varios lados; los únicos que acaso los pueden conocer son los de Texcoco. Pueden conocer a los líderes por tantas marchas pero todo el personal que se llevó de otros lados n conoce a las personas del pueblo, y entonces lo único que se hizo (fue) empezar asegurar a todas las personas que se encontraban de paso.

— Pero ¿Cómo aseguraban a esas personas, cómo llevaban a cabo esos cateos?

— Pues rompiendo chapas, forzándolas, rompiéndolas y cuando ya estaban las personas entrábamos a su domicilio y las empezamos a golpear, agarrarlas a toletazos, patadas, y asegurarlas (luego) subirlos y subirlas a las pick up.

— ¿Hombres y mujeres?

— Hombres y mujeres. Eso fue terrible, hombres y mujeres menos niños.

Mira, de hecho la tarde del día del conflicto no había ya equipo. Lo habían mandado traer todo por que ya se había terminado todo, todas las bombas este… osea, todo el equipo para entrar se había terminado. Estábamos esperando a que lo trajeran para poder entrar. Y ya fue cuando llegó (en) la noche todo, las bombas y todo y por eso, eran del estado, por eso se entró ya en la noche porque no llega, no llegaba el equipo necesario.

En algunos domicilios este…se les apuntó a las personas y les dijimos que no se movieran, las señoras son las que mas querían defender a sus esposos y a sus hijos y en algunos domicilios sí hubo unos disparos.

— Ya cuando empiezan los allanamientos ¿Participan igual Policía Estatal y Policía Federal Preventiva?

— Sí, las dos corporaciones entraron (…inaudible…) venían en unas camionetas blancas y ellos ya venían bien armados.

— En ese momento ¿Quién es el que tiene el mando de todo el operativo, quién es la cabeza que da la instrucción a los comandantes y los comandantes a los demás elementos? ¿Quién es la cabeza del operativo?

— Ehh la cabeza fue el comisionado Wilfirdo Robledo Madrid él este.. es Comisionado anteriormente era director, ahora es comisionado de la Agencia de Seguridad Estatal, estaba todo a su mando.

— Es decir ¿A ustedes les dieron autorización para usar las armas de fuego?

— Ehh, la autorización en sí no, simplemente nos dejaron las armas, y si corrían peligro nuestras vidas pues sí las podíamos usar, que las usáramos.

En este caso, fue para amedrentar a la gente que no quería dejar que sacáramos a sus familiares, pero esta gente pues no estaba armada en sí, nosotros entrábamos con nuestras armas, y pues fue la forma de ser se hizo el operativo.

— ¿Los camiones a dónde se dirigían?

— Ya no vimos, a dónde se dirigían porque nosotros nos quedamos todavía a resguardar el pueblo. La orden era sacarlos de sus casas y llevarlos, subirlos a las pick ups, y las pick up los trasladaban para allá y nosotros nos regresamos y seguir resguardando.

— ¿Cuánto tiempo estuvieron resguardando?

— Hasta como las tres y media de la tarde, las cuatro, a esas horas..

— ¿Y todo el tiempo estuvieron sacando gente?

— Sí, sí porque supuestamente dicen que faltaban algunos policías que estaban, compañeros que estaban asegurados.

Pero ya, ya se les había encontrado desde mucho antes.

— Osea, que era falso que los compañeros…

— El pretexto era seguir sacando gente.

— Entonces, llegan las 4 de la tarde y ¿Cuál es la orden retirarse, se quedan algunos, cuál es la orden que sigue después de que se realiza todo este operativo?

— Lo que pasa que la orden, la orden de irse todavía no la dieron. Algunos comandantes estuvieron llevándose a su personal; primero se fue el grupo que llevaba más tiempo, fue el que empezaba a irse primero, el que tenia más días. Después de poco a poco, los sacaron, se fueron de forma lenta, pero mucho personal todavía se quedó a resguardar, les había llegado el relevo del personal que acaba de entrar que estuvo llegando en la tarde.

— ¿Como cuántos cuerpos participaron ya de la Policía Estatal los nombres…de los grupos policíacos?

— Fueron los sectores, el FAR, Caninos, Ases, es el Grupo Especial, son los que vimos que entraron a domicilios apuntando porque si traían armas ellos, ellos siempre andan armados, andan con granadas.

— ¿Ases?

— Ases.

— ¿Qué son de los Grupos de Choque?

— Es el grupo especial, con propósito especial de la dirección supuestamente para desactivar bombas.

El FAR, los agrupamientos…

— ¿Y cuál es el Grupo de Choque?

— …El agrupamiento de tránsito, ¿Cuál es otro grupo que tiene la división?, Saetas que son los que usan bicicletas, también se los trajeron.

— ¿Qué pasó con los heridos?

— Ehh, al parecer igual se lo llevaron a todos para el reclusorio, todos amontonados a Santiaguito.

— ¿Ustedes observaron cuántos heridos?

— Sí, la gran mayoría iban bañados en sangre porque se les pegó en la cabeza con los toletes.

— ¿Y el niño éste que murió?

— Fue por un impacto de 38 especial.

— ¿Y esa arma quién la utiliza?

— Nosotros, la Policía del Estado, y fue un compañero el que le disparó.

— ¿Le disparó igual, al calor de los hechos o fue de manera directa?

— De manera directa, ya que el niño lo estaba descubriendo que estaba escondido, dijo que había un policía estatal y sacó el arma y le disparó.

— ¿Qué piensan ustedes de todo esto?

— El gobierno nos utiliza siempre, siempre somos los malos ante la sociedad, siempre la sociedad nos critica y nos desprecia pero en realidad son las órdenes que recibimos del gobierno -siempre de reprimir- y de nuestros comandantes.

— ¿Cuánto ganan?

— Un sueldo de aproximadamente de 3000 pesos quincenales.

— ¿Y cuál es la capacitación que reciben para hacer frente a este tipo de movimientos?

— Ehh los del grupo de choque llegan a recibir alguna, pero los de los agrupamientos ninguna. No tenemos ninguna capacitación para un desalojo como (el de) ese tipo, (para) disuadir una manifestación no tenemos ninguna capacitación ni equipo -tampoco tenemos equipo-.

— ¿Equipo de cuál, cuál es el equipo que les hace falta?

— Ehh pues de todo. En sí, nos hace falta equipo como de armas, unidades, equipo para entrar a un desalojo, (...inaudible…) inclusive, hasta uniformes no nos dota la división. Ahora, las armas que hay entre los compañeros ya son obsoletas, no hay ni chaleco, uno tiene que comprarse su propio equipo.. por seguridad de uno mismo.

— O sea, ¿Compran ustedes los chalecos?

— Desde uniformes, todos chalecos hasta las…lo que son las balas, no nos dotan de cartuchos.

Si ustedes pueden ir un día a un agrupamiento y checar todo el personal, tienen zapatos diferentes ehh los pantalones son de diferente tela, la camisa de diferente tela, ahh sectores algunos están colgados algunos tienen parches ¿Por qué? Porque cada quien se manda hacer su uniforme y dicen los comandantes que es como nos queramos ver. Así es como compramos los uniformes.

Las unidades, uno mismo tiene que repararlas. De hecho, se llega a descomponer, y nunca se mandan a reparación del gobierno, los mismos comandantes nos obligan a que uno las repare.

Sí, entonces todo eso hace que el policía salga a la calle y tenga que extorsionar. A su vez, cuando algún compañero llega a caer en una acción, los comandantes siempre dicen ehh ‘por pendejos, por pendejo murió’ es lo único que dicen ellos. Al gobierno no le interesa un policía, no le interesamos porque el día que caemos, ya ni el seguro le quiere dar; por eso tenemos que comprarnos nuestro seguro también nosotros, la mayoría de compañeros tenemos seguros comprados, estamos pagándolos, pueden checar los descuentos en nómina. Nos descuentan los seguros, tenemos dos, hasta tres seguros, nos tenemos que proteger, lo mismo (tenemos que) reparar unidades, (comprar) uniformes, cartuchos, gasolina, en el Estado… nos cobran todos los servicios y luego no alcanza, los comandantes pues tienen sus rentas.

— ¿Cómo sus rentas?

— O sea, prestan servicios a empresas particulares y cobran por ese servicio y mandan a los elementos, cuando los elementos pues estamos fuera, para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

— ¿Qué tipo de capacitación reciben para ser policía, para usar un arma, qué capacitación les dan y cada cuándo se las dan?

— La capacitación no existe en realidad. Una capacitación actualizada, la capacitación que dan todavía es muy obsoleta, es vieja, como antes comandantes viejos que la llevaron ellos, en cambio nosotros la seguimos llevando con personal nuevo, ehmm tácticas de tiro nunca, no mandan, no hay equipo, cartucho, no hay práctica; y la capacitación pues la verdad bien, bien, para ser policías no, no la dan en el colegio.

— ¿Qué les dan en el colegio que clases, que materias?

— Pues dan tiro, dan técnicas y tácticas, derechos humanos, primeros auxilios, leyes y reglamentos.

— ¿Pero todos son en papel?

— Sí todos son en… no en la práctica, nunca nada en la práctica.

— ¿Cuánto dura el período?

— Antes duraba 6 meses ahora se debe cursar un año.

— ¿Qué le quisieran decir a la gente que escucha esto?

— La verdad, me indigna, me avergüenza todo lo que sucedió, ehh ya viendo todo en la televisión, la verdad si es indignante lo que vi, lo que se hizo a ese pueblo, ya que después de todo también somos seres humanos.

Sí pero hay muchos excesos que no deberían de haber pasado.

De antemano pues que la gente esté consciente de que son órdenes de los mandos de arriba. No, la policía no es como por ley, sino que a nosotros nos obligan a hacer ese tipo de servicio.

— ¿Qué le quisieran decir al gobierno?

— Al gobierno, primero que nada, que pues ya no es la forma de gobernar, de reprimir a la gente. Después, pues que nos den la capacitación, pero capacitación profesional.

— Al pueblo de Atenco, ¿qué le quisieran decir?

— Pues que lo sentimos, todo lo que les hizo la policía, a nombre de toda la policía, pues la verdad que como decía el compañero hubo excesos que nos disculpen, las órdenes son órdenes, si no las cumplimos hay represalias sobre nosotros.

Desgraciadamente, los que estamos aquí tenemos familias que mantener y para perder nuestro trabajo, no se consiguen tan fácil.

No nos podemos manifestar abiertamente porque pues la verdad estamos por perder el trabajo luego, luego si nos manifestamos.

— A Wilfrido, ¿qué le quisieran decir?

— Al señor, la verdad lo teníamos en otro concepto cuando venía como comisionado, que venía de la PFP. Pero desde que llegó no ha hecho nada por la policía del estado. Sigue todo igual, siguen los mismos comandantes haciéndose más ricos, ya tienen años y siguen haciéndose más. No ha cambiado en nada, nada ha cambiado, la corporación, ni madres, siguen los mismos …

Y quiere resultados, el señor, pero no nos da los medios …También para poder combatir a la delincuencia …A la delincuencia la tenemos ubicada porque no es que no sepamos, la tenemos ubicada pero no podemos actuar, muchos están apadrinados con comandantes, con gente de la federal, tienen hasta los municipios conocidos, eh algunos diputados también los apadrinan.

— Y por último, ¿qué quisieran decir algo más sobre los sucesos de San Salvador? ¿Quisieran agregar algo más?

Pues que la verdad sí nos excedimos. Había mucha gente que no tenía que ser asegurada, había (personas) que estaban durmiendo y se le sacó así.

Hay gente que no tiene, no tiene la culpa de estas manifestaciones que venían haciendo, pues lo único que se les dice es que reflexionen y hagan lo justo.

Que si hay culpables pues que en realidad se queden a los culpables pero no, hay mucha gente que no tiene culpa, podemos ver videos de gente poderosa, diputados, videos robando, Bejarano y sin embargo la ley no es justa.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Legga questo articolo in italiano

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America