<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español September 22, 2017 | Issue #42


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #41
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La estación de TV estatal de Oaxaca, bajo el control popular

Mujeres marchan al zócalo en contra del Gobernador y toman los estudios del Canal 9


Por Nancy Davies
Comentario desde Oaxaca

2 de agosto 2006

Ciudad de Oaxaca, 1 de agosto de 2006.- Al estilo de los “caserolazos”, que se hicieron famosos en Argentina, las mujeres de Oaxaca tomaron las calles con sus cacerolas, sartenes y cucharas para acompañar el llamado de “¡Ruiz fuera!”


Las mujeres marchan por el zócalo de Oaxaca el 1 de agosto.
Foto: D.R. 2006 Nancy Davies
En la mañana del martes, unas 2,000 mujeres se reunieron en la Plaza de las Siete Regiones y marcharon 10 kilómetros hasta el Zócalo. Durante el recorrido fueron animadas por espectadores jubilosos que les ofrecían agua y mostraban pancartas de apoyo al movimiento social que se ha planteado como meta principal, y más importante, la destitución del gobernador Ulises Ruiz Ortiz (“URO”). Las mujeres entonaron el ritmo del “ya cayó”, utilizando las tapas de las cacerolas como platillos. Muchas llevaban cucharas de madera y las utilizaban para generar sonidos con sus sartenes.

Cuando llegaron al zócalo el ruido de las percusiones era como un aguacero tropical, como gotas de lluvia golpeando un techo de hojalata. Luego las campanas del antiguo edificio gubernamental, convertido en museo por URO, empezaron a sonar. El movimiento ha amarrado cuerdas desde las torres de este edificio hasta el kiosko en el centro del zócalo, y el sonido de las campanas se escuchó sobre el de las cacerolas.

Nada de lluvia tropical: el sol de medio día brillaba intensamente y muchas mujeres, algunas con niños en los brazos, también llevaban sombrillas. Iban, desde bebes de pecho, hasta abuelitas recias. Había tantas mujeres con pantalones de mezclilla como con delantales tradicionales—una marca registrada de los vendedores ambulantes de Oaxaca. Antes de que se dispersara la marcha a las 12:30, alguien anunció desde el kiosko, “las mujeres van a ir al canal 9”. Es fácil llegar en autobús, desde el zócalo, hasta las instalaciones de la televisión estatal, frente al Teatro Álvaro Carrillo.

Las mujeres han jugado un papel importante desde el principio del movimiento, representando a la mitad de los maestros del sindicato y de las madres de los estudiantes afectados. Como madres han expresado su enojo ante la falta de salones y escuelas decentes y, más recientemente, en contra del cobro de cuotas de inscripción en las escuelas públicas. La educación gratuita está garantizada por la Constitución Mexicana. Estas cuotas , así como la compra de libros y uniformes parecen haberse vuelto otra forma de robo estatal.


Primera transmisión desde el Canal 9 ocupado
Foto: D.R. 2006 Nancy Davies
Unas 350 mujeres marcharon hasta las instalaciones del canal de televisión estatal aproximadamente a la 1:30 PM. Nadie las detuvo. Afuera del edificio había probablemente unas mil mujeres y niños. A las 3:30 el canal salió del aire. En menos de una hora, las mujeres telefonearon a Radio Universidad, la estación de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), para anunciar que tenían dos estaciones de radio funcionando desde el lugar, una en AM y otra en FM, pero que no había señal de televisión. Reportaron que no hubo oposición ni pelea y que nadie resultó lastimado. Pidieron a los radioescuchas refuerzos tales como guardias, comida, agua y gente que supiera operar cámaras de televisión.

Al caer la tarde, una parte de las mujeres de la fuerza de ocupación había regresado para hablar en Radio Universidad, mientras que la mayoría se quedó en la estación de TV.

“No tenemos miedo”, dijo la vocera, “Lo que va a pasar, va a pasar. Estamos cansados de la situación. Estamos luchando por nuestros niños. Las mujeres no nos podemos quedar en nuestras casas.”

Un día antes, el lunes 31 de julio, el gobierno patrocinó un segundo evento turístico de la “Guelaguetza”, organizado por el Departamento de Cultura del estado en el recién pavimentado Parque Llano, otra pieza renovada de patrimonio cultural. Aunque Radio Universidad—hasta ayer la única fuente de comunicación pública del movimiento social—había sugerido que la gente lo dejara pasar, se mantuviera alejada y no causara problemas, los estudiantes (a juzgar por las voces juveniles) fueron rápidamente al parque, mientras estaba iniciando el evento, gritando “¡ya cayó!” Sin embargo, permanecieron del otro lado de este lugar.

De acuerdo con periódico local “Las Noticias”, casi se inició una confrontación cuando un joven se subió al monumento a Benito Juárez que se encuentra en el parque. El joven fue bajado del pedestal, entre una lluvia de cacahuates, botellas de agua vacías y algunas piedras. Un contingente del movimiento salió en su defensa. Los gritos, insultos y agresiones físicas se multiplicaron. Entonces alguien empezó a disparar una pistola de uso exclusivo del ejército, de acuerdo a la APPO. La gente se huyó y el evento fue cancelado.

El presunto agresor fue capturado por representantes de la APPO. Fue tratado con cuidado según reportes. No se le maltrató y un doctor confirmó que se encontraba en buen estado de salud, antes de ser entregado. Representantes de la Procuraduría General de la República fueron a la UABJO para recoger al prisionero, identificado como Isaías Pérez Sánchez, quien se declaró inocente.

En las noticias se dijo que Pérez venía vestido de civil, pero es, de hecho, miembro de las fuerzas policiales. Como ya es costumbre en Oaxaca, se irá conociendo la verdad lentamente. Sin embargo, como observadora puedo decir que si alguien armado, fuera quien fuera, hubiera querido herir a alguien, lo hubiera hecho. Pero no lo hizo.

Por lo tanto, yo pongo el incidente dentro de la gama de políticas gubernamentales para crear miedo, ansiedad y amenazas. Patrullas de la policía paran frente a las casas de líderes y miembros del movimiento. Los reportes de paramilitares armados crecen como hierba. La atmósfera general está inundada de confusión, desinformación y mentiras abiertas, tales como la atribución a pandilleros de los delitos cometidos contra los maestros.

Del lado del movimiento social, los edificios de gobierno de los tres poderes han sido bloqueados por cuatro días. Gente del movimiento bloqueo por varios días hoteles y restaurantes donde los delegados estatales y el gobernador se estaban tratando de reunir; muchas avenidas principales han sido cerradas; las denuncias acerca de varios criminales del PRI siguen escuchándose en Radio Universidad; otro evento turístico fue cancelado por manifestantes; y fuera de la ciudad, los poblados hablan para reportar que han retomado los edificios municipales, antes en manos de los caciques del PRI, quienes han estado saqueando los recursos de los poblados mientras la gente se protege ante el miedo de represión.

En este contexto, esta noche a las 7:00, el Canal 9 regresó al aire. El sonido era terrible, lleno de estática, pero ahí estaba la APPO. Daniela, abogada que trabaja con esta organización y con la comisión de derechos humanos de la CODEP, presentó ante las cámaras a media docena de mujeres, sentada frente a una manta del movimiento que decía “Cuando una mujer avanza no hay hombre que se detenga” (ninguna fue presentada por nombre, pero reconocí a Daniela). Tomaron turnos frente a un micrófono de mano para exigir la renuncia de URO. “Las mujeres se organizaron para una gran marcha”, dijo una. “Estamos en la lucha. Gracias a Ulises Ruiz la gente se ha levantado, con marchas y concentraciones de ciudadanos. El Canal 9 nunca nos dio información: puras mentiras. La APPO es la gente. De manera pacífica hemos tomado el canal que le pertenece al público.”

Otra mujer dijo, “Este es un momento histórico.” El telón de fondo, manual, caminó con pies invisibles y se ubicó detrás de ella. Con letras blancas y fondo rojo, se leía en él: “Fuera Ulises”.

Al término de la transmisión de la victoria de las mujeres, el Canal 9 transmitió brevemente partes de videos elaborados por miembros de la comunidad indígena. A las 8:30 todo estaba en silencio.

ACTUALIZACIÓN (2 de agosto): Esta mañana en el Canal 9 la gente está enseñando todos los videos del ataque del 14 de junio por policía armada, de las entrevistas con los maestros en el hospital, de las marchas, de las manifestaciones, de las reuniones, etcétera. Toda este material fue grabado mientras pasaban los hechos, pero nunca se transmitió en ninguna estación de televisión. Es fantástico verlo ahora por primera vez.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Legga questo articolo in italiano

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America