<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 10, 2017 | Issue #53


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #52
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La Doctrina McCain: De vuelta a la Guerra Fría en Latinoamérica

El embargo de Cuba, el comercio con Colombia y los derechos humanos en México de repente son cuestiones de gran importancia en la campaña presidencial de los EU


Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin

23 de mayo 2008

Durante ocho años, este periódico ha reportado miles de historias de Latinoamérica que fueron ignoradas o distorsionadas por los medios comerciales en los Estados Unidos y que rara vez fueron mencionadas por sus políticos. El único efecto secundario benéfico de la fracasada guerra en Irak del presidente de los EU George Bush es que su administración tuvo menos tiempo y recursos que las administraciones anteriores para imponer sus y políticas y doctrinas invasoras en el hemisferio occidental.

Durante los años de Bush, a lo largo de elección tras elección democrática, los pueblos de los principales países latinoamericanos (con la deplorable excepción de Colombia y México) se movieron forzosamente hacia una democracia más auténtica y hacia una mayor protección de los derechos humanos. La distraída administración de Bush se ha opuesto a la democracia latinoamericana en cada paso pero, salvo unas excepciones, casi siempre mediante la retórica y no mediante hechos.

Sin embargo, las excepciones han sido extremas y feas: Los EU han seguido mandando billones de dólares en ayuda militar, armamento, organizaciones mercenarias y herbicidas al corrupto narco-estado de Colombia. Esta intervención empezó con la administración de Clinton en el 2002 y continuó en la de Bush. La Casa Blanca ahora busca replicar la represión colombiana en el territorio de su vecino más próximo mediante el Plan México. Washington trató de darle oxígeno a un intento de golpe de estado militar y mediático en Venezuela en el 2002, solo para ser rechazado por la gente de ese país las 32 naciones de la Organización de Estados Americanos.

Pero hasta ahora, el Partido Demócrata de oposición en los Estados Unidos había estado muy unido a sus rivales republicanos, hermanados en apoyo a las imposiciones hechas a otras naciones americanas. En la campaña presidencial del 2004 el candidato democrático John Kerry (cuyo equipo de consejeros en política exterior era obstaculizado por gente como Rand Beers y otros antiguos oficiales administrativos de Clinton y Bush) básicamente dijo “yo también” al intento de satanización del presidente Chávez y no distanció su posición de la del presidente Bush en torno al Plan Colombia, el embargo de Cuba, las políticas de comercio, la guerra contra el narcotráfico, los derechos humanos o alguna otra política importante con respecto a Latinoamérica.

En ausencia de aquellas diferencias, había poco que debatir en los medios de EU en torno a las posturas de mano dura dirigidas a sus vecinos latinoamericanos. Durante los últimos 28 años, a lo largo de las administraciones de Reagan, Clinton y ambos Bush, muchas políticas fallidas y dañinas no se han movido de su lugar.

Pero, de repente, todo a cambiado: Latinoamérica es ahora la prioridad número uno en las elecciones presidenciales de los EU, que culminarán con las votaciones en Noviembre.

De repente un debate real

Cuando la historia de la campaña presidencial 2008 en los Estados Unidos y su impacto en la política latinoamericana esté escrita, el 23 de julio del 2007 será recordado como el parteaguas. En esa fecha, uno de los ocho candidatos presidenciales demócratas contestó una pregunta durante un debate e indicó que estaba dispuesto a sostener reuniones cara a cara con los líderes a los que EU les ha dado la espalda, incluyendo el presiente Hugo Chávez de Venezuela y el entonces líder de Cuba, Fidel Castro

Aquel candidato (que el pasado julio pocos pensaban podría ganar la nominación de su partido) fue salvajemente criticado por sus principales rivales debido a su apertura: llevando la batuta estaba la senadora Hillary Clinton, quien lo llamó “ingenuo y francamente irresponsable”. El joven retador –el senador Barack Obama- no se echó para atrás ni se doblegó bajo la presión: se mantuvo firme, defendió y abogó por aquella nueva diplomacia, y siguió desplegando otras posturas políticas, como aligerar el embargo de EU a Cuba que ha durado cuatro décadas, cuestión que su rival se rehusó a abordar.

Cuando el presunto candidato presidencial republicano, el senador John McCain atacó a Obama nuevamente esta semana, el New York Times recordó el origen de la disputa:

El origen del debate ha seguido siendo la respuesta del Sr. Obama durante un debate demócrata el año pasado, en donde dijo que estaría dispuesto a sentarse sin precondiciones con los líderes de ciertos países, incluyendo Cuba e Irán. La respuesta lo expuso a primero por parte de la senadora Hillary Rodham Clinton, su oponente demócrata y ahora por parte del Sr. McCain.

De vuelta en el presente, nueve meses después, Obama es el presunto candidato de su partido para la presidencia. Y, a pesar de que los ataques con respecto a sus rupturas con las políticas de EU hacia Latinoamérica no han logrado desviarlo en su camino hacia la elección demócrata, el republicano McCain ha vuelto a lanzar esos ataques nuevamente.

Aquí está un video clip de McCain, hablando el martes en Miami, en contra del nuevo llamado que hizo su rival para aligerar el embargo contra Cuba:

Aquí está el texto completo de lo que dijo McCain:

McCain hizo un llamado para continuar el embargo de EU contra Cuba:

“Hace solo un par de años, el senador Obama tenía una visión muy clara con respecto a Cuba. Cuando se le preguntó en un cuestionario sobre su política hacia ese país, contestó: ‘Creo que la normalización de las relaciones con Cuba ayudaría a los oprimidos y a los pobres del pueblo cubano mientras se dan las condiciones para un gobierno más democrático una vez que Castro inevitablemente deje el poder’. Ahora el senador Obama ha cambiado su postura y dice que solamente favorece el aligeramiento del embargo, no su anulación. El también quiere organizar una reunión sin condiciones con Raúl Castro. Estas acciones mandarían una señal equivocada a los dictadores de Cuba: no hay necesidad de realizar reformas fundamentales, pueden esperar simplemente a que cambien las políticas unilaterales en EU. Creo que deberíamos darle esperanzas al pueblo cubano, no al régimen de Castro”.

Mi administración presionará al régimen cubano para que libere sin condiciones a todos los prisioneros políticos, para que legalice a todos los partidos políticos, sindicatos y libere a los medios de comunicación, y que ponga una fecha para llevar a cabo elecciones internacionalmente monitoreadas. El embargo debe quedarse en su lugar hasta que se cumplan estos elementos básicos de la sociedad democrática…”

McCain también aseveró (increíblemente) que el régimen mexicano (que fue instalado en el 2006 mediante un fraude electoral completamente documentado y extendido) “tiene un compromiso con la democracia y los derechos humanos”.

Y repitió el llamado del presidente Bush para pasar el acuerdo del “libre comercio” entre EU y Colombia, basado en una lógica de la Guerra Fría:

“Las implicaciones estratégicas para rechazar este acuerdo son profundas. Colombia es un bastión de esperanza en una región en donde los hermanos Castro, Hugo Chávez y otros buscan afanosamente sabotear el progreso económico y democrático

Dos líderes nacionales del partido demócrata que han tratado de lanzarse para la presidencia y que ahora respaldan a Obama le respondieron instantáneamente a McCain:

El senador Chris Dodd de Connecticut dijo:

“John McCain necesita explicar porqué continuar haciendo exactamente lo que George Bush ha hecho de alguna manera va a producir un resultado distinto. El senador McCain que yo conocía estaba abierto a las negociaciones con Cuba para levantar el embargo, pero ahora está tomando una posición dura, adoptando una política que le ha fallado al pueblo cubano y a los americanos por igual durante 50 años”

Y el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, añadió:

“John McCain no entiende tan bien como el senador Obama y yo que el régimen de Castro funciona. McCain, como George Bush, tiene miedo de hablar con los chicos malos. Él se siente más seguro pretendiendo hablar duro y escondiéndose de ellos. Desafortunadamente, la gente común y corriente pagará por su falta de pericia diplomática. Esta es la política exterior de Bush-McCain que ha fracasado en todo el mundo y que no ha promovido el cambio en Cuba. Yo he negociado exitosamente con Castro y muchos como él, y sé que Barack tiene el juicio y la experiencia necesaria para dar un empujón a los cubanos hacia un mejor futuro. Lo hará sin dañar a aquellos que únicamente quieren mandarles dinero a sus familias y visitar a sus seres queridos. Él sabe que hay que hablar con los clientes difíciles… es mediante las negociaciones directas que uno manda su mensaje más contundente”

Obama también respondió inmediatamente:

“No hay nada más ingenuo que seguir con una política que ha fracasado por décadas, pero eso es todo lo que John McCain ofreció hoy mientras seguía haciendo campaña para continuar con la política exterior de George Bush durante una tercera administración… el senador McCain dejó convenientemente a un lado el hecho de que hace ocho años, cuando estaba postulándose como alguien que va al grano, él mismo hizo un llamado para negociar el fin del embargo. El pueblo americano tiene una elección clara entre una política de Bush-McCain hacia Cuba que no ha hecho absolutamente nada para avanzar hacia la libertad del pueblo cubano o hacia una nueva dirección que persiga la libertad cubana mediante una diplomacia directa y con principios, así como viajes familiares ilimitados y remesas para los cubano-americanos”.

En vez de huir del debate en torno a la política latinoamericana, como lo han hecho otros aspirantes a la presidencia, Obama apuesta por más. El viernes, Obama irá a Miami para presentar este punto a un grupo moderado de cubano-americanos, separando a los miembros más jóvenes quienes favorecen aligerar el embargo para que puedan visitar y mandar dinero a sus familiares en Cuba, de los miembros de más edad, quienes están en contra de Castro y que, hasta ahora, han mantenido un poder de veto sobre la política de EU hacia Cuba.

“Una reevaluación de la política de los EU”

Después de años de consenso imperial entre republicanos y demócratas en Washington, los críticos del partido demócrata con respecto a la política de los EU en Latinoamérica han tomado ventaja. Como reportó el Miami Herald el mes pasado:

Un partido demócrata empoderado ha tomado el control de la política de los EU hacia Latinoamérica, parando el acuerdo y enfocándose en programas de ayuda militar para Colombia y México.

Esto comenzó después de que los demócratas tomaran el control del congreso a principios del 2007, pero dio un giro dramático en estas últimas semanas, cuando Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, desvió un esfuerzo del presidente Bush para forzar un voto sobre el tratado de libre comercio con Colombia.

Los legisladores demócratas, según varios miembros del staff del congreso, también podrían rechazar la solicitud de 500 millones de dólares como parte de un programa antidrogas conocido como el Plan Mérida. De igual forma, algunos demócratas influyentes han hecho un llamado para revalorar cuidadosamente la política de los EU en la región, desde Cuba y Venezuela hasta el narcotráfico.

Mientras tanto, miren cómo las palabras el republicano McCain han sido interpretadas como oligárquicas al lado sur de la frontera en periódicos como El Universal de Venezuela:

El senador republicano McCain, hablando frente a una ruidosa muchedumbre en Miami durante el Día de la Independencia Cubana, este martes, prometió continuar con el embarco en contra de la isla caribeña, impedir que Bolivia y Venezuela tomen el mismo camino que Cuba, así como fortalecer los lazos con Brasil, Chile y Perú, si es elegido presidente de los EU.

McCain criticó a su rival demócrata, el senador Barack Obama, por decir que está dispuesto a reunirse con el presidente cubano Raúl Castro, reportó AP

“Si me eligen como presidente (…) trabajaremos para impedir que Venezuela y Bolivia tomen el mismo camino hacia el fracaso que Castro ha diseñado para Cuba, ampliaremos y fortaleceremos los lazos con estados claves como Brasil, Perú y Chile”, dijo McCain.

De igual manera, McCain criticó a Obama por oponerse al tratado de libre comercio con Colombia, mediante un argumento basado no en economía, sino más bien en el discurso de seguridad estilo Guerra Fría:

“Colombia es un bastión de esperanza en una región en donde los hermanos Castro [el presidente de Venezuela] Hugo Chávez y otros están buscando afanosamente sabotear el progreso económico y democrático”, añadió McCain.

El presidente George Bush habló al respecto el 15 de Mayo durante un discurso dirigido al Knesset Israelí (parlamento), en el cual fue muy lejos, retóricamente hablando, comparando la postura de Obama con los pacificadores Nazis:

“Algunos parecen creer que deberíamos negociar con terroristas y radicales, como si algún argumento ingenioso pudiera persuadirlos de que han estado equivocados todo este tiempo. Ya hemos escuchado esta tonta delusión antes. Al tiempo que los tanques nazis entraban a Polonia en 1939, un senador americano declaró: ‘Señor, si tan solo hubiera hablado con Hitler, todo esto se podría haber evitado’. Tenemos la obligación de llamar esto por lo que es: el falso consuelo de la pacificación, que ha sido continuamente desacreditado por la historia”.

“¿A qué le temen George Bush y John McCain?” respondió Obama el lunes. “Exigir que un país cumpla con todas tus condiciones antes de que tú cumplas las tuyas no es una estrategia, es simplemente una creencia irreal”.

La nueva división y el debate político en torno a la política de EU en Latinoamérica es algo nunca visto en décadas recientes de política estadounidense. Y con los dos candidatos presidenciales en lados opuestos, y ninguno dispuesto a retractarse, finalmente una elección presidencial estadounidense se ha convertido en un referéndum sobre las relaciones de EU con el resto “del continente llamado América”.


publicado en Inglés 22 de Mayo

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America