<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español July 23, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Informante de E.U.A ayudó a narcos de Sinaloa a salir de prisión

Abogado mexicano, asociado de confianza de "El Chapo" Guzmán, supuestamente pagó a funcionarios mexicanos bajo la supervisión de agencias de EE.UU.


Por Bill Conroy
Via the Narcosphere

9 de agosto 2011

Un personaje oscuro del poderoso cartel de Sinaloa en México es clave en el supuesto pacto del gobierno de los EE.UU. con los mayores líderes- un pacto que, supuestamente, proveía a los jefes de los carteles de inmunidad a cambio de proporcionar información a las autoridades de EE.UU. que podría utilizarse para atacar a otras organizaciones del narcotráfico.

Ese jugador clave fundamental para el pacto de informantes es un abogado mexicano de nombre Humberto Loya Castro, quien se describe en documentos oficiales de los EE.UU. como “un confidente cercano de Joaquín Guzmán Loera (El Chapo),” el supuesto líder de la organización de Sinaloa.

El nombre de Loya Castro sale a la superficie en declaraciones presentadas recientemente en EE.UU. en una corte federal en Chicago por Jesús Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada García, otro de los supuestos grandes líderes de la organización sinaloense de narcotráfico. Zambada Niebla, él mismo un actor clave en la organización de Sinaloa, fue detenido en la Ciudad de México en marzo de 2009 y extraditado a Estados Unidos en febrero pasado para ser juzgado por cargos relacionados al narcotráfico.


Zambada Niebla afirma en sus declaraciones que “en algún momento anterior a 2004, y continuando hasta el período de tiempo cubierto en la acusación [contra él], el gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo con Loya [Castro] y los líderes del cártel de Sinaloa, incluyendo [El] Mayo y El Chapo [Guzmán].”

“En virtud de ese acuerdo, el cártel de Sinaloa, a través de Loya [Castro], debía proporcionar información acumulada por Mayo, El Chapo, y otros, sobre otras organizaciones rivales mexicanas del narcotráfico para el gobierno de los Estados Unidos”, Zambada Niebla defiende en sus declaraciones en la corte. “A cambio, el gobierno de Estados Unidos acordó desechar la persecución del caso pendiente contra Loya [Castro], para no interferir con sus actividades de tráfico de drogas y las del cártel de Sinaloa, no perseguirlo activamente, ni al Chapo, ni a Mayo, ni al liderazgo del cártel de Sinaloa, y a no detenerlos. ”

Las impresionantes acusaciones, publicadas por primera vez por Narco News, y días después en los medios masivos de comunicación de EE.UU., deberían incitar a serias dudas sobre la veracidad de la guerra contra las drogas, aumentando el espectro de que es poco más que un horrible pretexto diseñado para proteger los intereses de una élite poderosa a costa de la democracia y la masa de gente en los EE.UU. y México.

Hasta la fecha, los fiscales del gobierno de EE.UU. sólo han argumentado que “el gobierno niega que el acusado [Zambada Niebla] ejercía algún poder público cuando cometió los delitos graves de los que se le acusa.” En otras palabras, los fiscales opinan que incluso si Zambada Niebla era un informante, no estaba autorizado para llevar a cabo los actos específicos que se le imputan en la acusación contra él.

Sin embargo, en todos los reportajes que se han hecho sobre el presunto acuerdo entre el gobierno de los EE.UU. y la dirección del “Cartel” de Sinaloa, nada se informa sobre el fondo del catalizador de este pacto con el diablo, Loya Castro.

Declaraciones de Zambada Niebla en la corte indican tan solo que a cambio de encabezar el pacto acordado y actuar como un informante del gobierno de los EE.UU., “el caso federal” de Loya Castro fue“desechado en el 2008 y el representante de la DEA, le dijo al señor Loya Castro que querían establecer una relación más personal con el señor Zambada Niebla para que pudieran tratar con él directamente bajo el acuerdo “.

“El Sr. Zambada Niebla creía que bajo previo acuerdo, todas las actividades del cártel de Sinaloa, incluyendo las del tipo descrito en la acusación [contra él en Chicago], estaban cubiertas por el acuerdo, y que él era inmune a la detención o el procesamiento “, afirma Zamada Niebla en la corte.

En informes ante los Tribunales, Zambada Niebla describe a Loya Castro como un abogado y “miembro del cártel de Sinaloa, que en la década de 1980 y hasta bien entrada la década de 1990 se convirtió en consejero y confidente de … [Zambada Niebla], Joaquín Guzmán Loera (“Chapo”) e Ismael Zambada García (“Mayo”) .... ”

Loya Castro supuestamente entró en acuerdo con el gobierno de los EE.UU., a través del Departamento de Justicia, en 1998, según afirman los informes forenses.


De los documentos de la corte de Zambada Niebla:

Según el acuerdo, Loya [Castro] estaba para proporcionar información al gobierno [de EE.UU.], especialmente sobre los cárteles rivales, a cambio de inmunidad por los previos actos de Loya y los que cometiera. Loya [Castro] entiende que este acuerdo fue conocido y aprobado por los abogados en el Departamento de Justicia y los líderes del cártel de Sinaloa.

A cambio de la información que proporcionó Loya [Castro], se le prometió inmunidad por las actividades pasadas y futuras de la participación del cártel de Sinaloa y que una acusación federal en su contra en San Diego sería desechada. De hecho, en diciembre de 2008, el caso contra Loya [Castro] en San Diego fue desechado, lo que representa el cumplimiento del gobierno de su compromiso de proporcionar inmunidad transaccional. Loya [Castro] tampoco ha sido procesado por nada desde entonces.

Cláusula de escape

Así, con el fin de obtener más información sobre los antecedentes de Loya Castro, al parecer la figura clave en el pacto de informantes de la organización de Sinaloa con el gobierno de los EE.UU., tenemos que volver a los alegatos del tribunal federal en San Diego, que se presentaron inicialmente a mediados de 1990, de acuerdo con el expediente del caso. En ese momento, “El Chapo” Guzmán estaba bien encerrado en una prisión mexicana y su hermano menor, Arturo Guzmán Loera, quedó supuestamente al frente de la supervisión del cartel de Sinaloa.

Tanto Loya Castro como Arturo Guzmán, fueron objeto del mismo proceso penal de EE.UU. presentado en la corte federal de San Diego en 1995.

En septiembre de 2001, mientras que Castro Loya supuestamente trabajaba como informante para el gobierno de los EE.UU., las autoridades mexicanas arrestaron a Arturo Guzmán. Sin embargo, a principios de ese mismo año, en enero, el hermano mayor de Arturo, “El Chapo”, escapó misteriosamente
de una prisión de máxima seguridad en México – sólo unos días antes de estar destinado a ser extraditado a los Estados Unidos.
Arturo Guzmán fue más tarde asesinado a tiros (en diciembre de 2004) en la prisión mexicana de La Palma, se presume que él era el blanco de una organización narcotraficante rival.

Uno de los trabajos de Loya Castro para la organización de Sinaloa, de acuerdo con una acusación formal contra él en el caso del tribunal federal San Diego, era asegurar la liberación de los líderes del cartel de Sinaloa encarcelados, a menudo mediante el pago a funcionarios mexicanos corruptos.

De hecho, la acusación de San Diego alega que Loya Castro hizo eso por Arturo Guzmán en 1991, unos dos años antes que su hermano “El Chapo” Guzmán fuera arrestado y enviado a una prisión federal de México – de la que “se escapó” en 2001.

“Alrededor de 1991, en la Ciudad de México, Loya [Castro] fue acusado de encausar 1.000.000 dólares en efectivo para pagar a un funcionario de la Policía Federal Judicial de México para la liberación del acusado Arturo Guzmán en custodia”, afirma una acusación en contra de Loya Castro en 1996 en una corte federal en San Diego.

De hecho, según la acusación de San Diego, Loya Castro fue acusado incluso de tener conexiones en los EE.UU. que podían ayudar a arreglar la fugas de las prisiones.

“Alrededor del 03 de febrero 1995, en San Antonio, Texas, Raúl Guzmán (procesado en otro lugar) mantuvo una conversación telefónica con un co-conspirador no acusado, y dijo que iba a llamar y confirmar que Guillermo Saillez-Cuervo, (procesado en otro lugar), se encontraba bajo custodia en el Centro Correccional de Florencia en Tucson, Arizona, porque el acusado Loya [Castro] tenía contactos en el Centro Correccional de Florencia y, al parecer podría arreglar que Saillez-Cuervo, quien cumplía una condena de diecinueve años, pudiera escapar “, afirma una acusación de San Diego contra Loya Castro.

Más de la misma acusación:

Humberto Loya Castro … protegido por las drogas y el dinero de la organización en México de los Guzmán [Sinaloa], mediante el pago de dinero a las autoridades mexicanas para asegurar que los medicamentos no fueran incautados por la policía mexicana. ... Loya [Castro también] aseguró que si los miembros clave de la organización Guzmán fueron detenidos, no se quedaron en custodia por el pago de dinero para obtener los archivos legales de la Procuraduría General de la Republico (PGR) y poder modificar estos archivos.

Así que parece que Loya Castro, un informante del gobierno de EE.UU. desde por lo menos 1998, de acuerdo con Zambada Niebla, hizo una jugada corrupta en la liberación de Arturo Guzmán de una prisión mexicana en 1991, como parte de sus tareas en la organización de Sinaloa.

No parece exagerado, entonces, preguntarse si Loya Castro, mientras se desempeñaba como informante del gobierno de EE.UU., también ayudó de alguna manera con el “escape” en el año 2001 de “El Chapo” Guzmán de una cárcel de México (tal vez llenándole las manos a los principales funcionarios mexicanos y lograr que miran para otro lado en el día de la fuga).

En cualquier caso, a partir de ese momento, si las declaraciones de Zambada Niebla en la corte se pueden creer, “El Chapo” Guzmán, junto con su socio, El Mayo, han llegado a construir sin duda la organización de narcotráfico más poderosa en México – todo bajo la supervisión y mientras trabajaban como informantes para el gobierno de los EE.UU..

Un ex agente del FBI, que habló con Narco News, y pidió no ser identificado, dijo que, por desgracia, esta hipótesis no está fuera de la cuestión:

Debido a que las incautaciones de droga / arrestos son acontecimientos “sexis”, que les consiguen un mayor presupuesto, hay momentos en que agencias [de EE.UU.] se hacen de la vista gorda. El lío del Whitey Bulger en Boston es la mejor prueba de ello.

Bienvenido a la guerra contra las drogas, donde el enemigo parece que finalmente somos nosotros, queridos lectores.

Estén atentos ….

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America