<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español September 19, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

NNTV: La Caravana por la paz al sur de México: Primera Lección

El pueblo olvidado de Topilejo, al sur de la Ciudad de México, enseña una lección de organización comunitaria


Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin

20 de septiembre 2011

Al sur de la Ciudad de México, a 2700 metros sobre el nivel del mar, hay un pueblo rural llamado San Miguel Topilejo. Mientras técnicamente es parte del Distrito Federal, conocido como la Ciudad de México, perteneciente a la delegación de Tlalpan, los 26 mil residentes de Topilejo viven en un pueblo olvidado, que a menudo es abandonando por el gobierno municipal que no proporciona los servicios más básicos (servicios sanitarios, agua, educación, etc.) al nivel que lo hace para zonas más urbanas de esta megalópolis.

En mayo pasado, Topilejo se convirtió por una noche en el campamento para cientos de participantes en una marcha de paz en contra de la guerra contra las drogas. Tal marcha estuvo dirigida por el poeta y periodista Javier Sicilia, quien semanas atrás había perdido a su hijo debido a la violencia que ahora ha cobrado la vida de más de 50,000 personas en los últimos cinco años. Los habitantes -muchos de los cuales son descendientes de la etnia indígena náhuatl (conocidos también como aztecas) y aún hablan esa lengua- prepararon tamales, frijoles, café y sandwiches para los caminantes que salieron de Cuernavaca, Morelos con dirección a la Ciudad de México.

Pueblos como Topilejo, que no ven muchos visitantes a menudo, existen por todo México. No aparecen en las guías para turistas mochileros de Lonely Planet. Son invisibles para los medios masivos. Así que la llegada de cientos de personas de otros pueblos y ciudades marca un movimiento significativo para la vida diaria de los locales, quienes ahora pueden conocer a sus invitados, y viceversa, conversando y compartiendo el pan y las tortillas.

En pueblos como este, los esfuerzos van y vienen para mejorar la vida de la comunidad, a menudo llevados a cabo por la iglesia católica en donde un teólogo de la liberación es asignado a la parroquia local, pero típicamente se encuentran ya sea con la indiferencia o la represión violenta, y esta fatiga invade a la población con un sentido de resignación y apatía al llegar a la conclusión de que nada puede hacerse al respecto. Muchos hombres de la comunidad, incluyendo los padres de los jóvenes, al no encontrar trabajo para apoyar a sus familias, se van, como muchos otros millones de mexicanos, para buscar trabajo en los Estados Unidos o en los centros urbanos mexicanos. Esta tendencia se ha acelerado desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, el cual bajó los precios de las cosechas tradicionalmente que crecían en las tierras rurales mexicanas hasta el extremo de que muchos campos de cultivo se encuentran inactivos.

Las madres solteras crían a sus numerosos hijos, quienes si tienen suerte, viven entre la gran familia; abuelas, tías, primos y hermanos más grandes. Muchos otros son abandonados a la suerte de la extrema pobreza, en donde el crimen organizado es feliz de presionarlos para que les sirvan como proveedores o consumidores de sustancias ilegales.

En otras palabras, Topilejo es un espejo en el que muchas decenas de millones de mexicanos viven, sin ser tomados en cuenta por los gobiernos y los medios de comunicación hasta que una sangrienta masacre o una violencia espectacular invade su territorio.

La historia contada en el video de arriba -impresionantemente filmada y producida en el camino, editada en autobuses y autos en una laptop por el director de Narco News TV Greg Berger, en menos de dos días- es muy diferente a las que usualmente son contadas en lugares como Topilejo. Es una historia narrada por los habitantes del pueblo sobre su propio logro en las semanas recientes. Es la historia de una de las pequeñas victorias con la tendencia de inspirar, empoderar y conducir grandes triunfos y avances.

Es una historia de organización comunitaria; o sea, una historia sobre lo que la gente de un pueblo -cualquier pueblo y todos los pueblos- siempre pudo hacer más por si misma si tan solo creyera en el poder de su gente para organizarse y ganar.

En el video, los habitantes acreditan que la visita de Sicilia y los que marcharon al pueblo en mayo los inspiró para actuar y forzar al gobierno de la Ciudad de México para que cumpliera la promesa de construir una universidad gratuita para los jóvenes de Topilejo. La promesa no había tenido respuesta por muchos años y los locales simplemente se habían encogido de hombros creyendo que las promesas de las autoridades casi siempre se rompen y no se puede hacer nada al respecto.

Pero entre el 7 de mayo -cuando la marcha de Sicilia llegó a Topilejo- y el 9 de septiembre -cuando el poeta volvió, esta vez en autobús con la Caravana de Paz en camino a la frontera con Guatemala- los habitantes ya habían logrado que la universidad fuera construida, e invitaron a Sicilia a que cortara el listón en la ceremonia inaugural de los salones de clase que ya habían sido equipados con mesas, sillas y demás.

La verdad es que, en nuestro conocimiento, ni Sicilia ni la marcha de mayo o la caravana de septiembre hicieron algo directamente para hacer la universidad posible. Aunque en el video la gente acredita al movimiento con una victoria que es, propiamente, suya.

Algunos pueden decir que esto es porque la aparición de la primera caminata por la paz en México en mayo pasado les diera esperanza. En vez de eso, yo lo corregiría al decir que esa acción removió suficiente desesperación y dolor inmovilizador para crear un espacio para que la gente hiciera por si misma -y por la gente de cualquier pueblo o colonia- cuando estuvieron motivados para hacerlo.

En nuestro conocimiento, esta historia -diez días después de haber sucedido- aún no ha sido reportada por ningún otro medio, ni los medios oficiales, ni los “medios alternativos”, muchos de los cuales tenían corresponsales en los tres autobuses de prensa que asistieron al evento del 9 de septiembre en el pueblo previamente olvidado. Vean, no es una historia “sexy.” No aumenta los ratings de la televisión y no entra en el ampuloso discurso de la “prensa activista” con sus propios ejes ideológicos para machacar. Parece que, el México rural e indígena es invisible para todos si no utiliza pasamontañas. Ni siquiera si esa esquina del México rural es parte de la Ciudad de México, en donde muchos de los antes mencionados viven a tan solo unos pasos.

Lo interesante de esta historia para nosotros y por lo que la reportamos para ustedes, es que sugiere lo que puede hacerse en cada pueblo y colonia mexicana cuando la desesperación castigadora causada por la violencia es removida tan siquiera brevemente. Y esta es una de las “historias secretas” de estas caravanas de Sicilia y los familiares de las víctimas de la guerra mientras pasan por Topilejo y muchos otros pueblos y colonia como él. Es el poder, alquimizante y contagioso de una manera distinta de luchar. Algunos lo llaman no violencia. Otros resistencia civil. Como sea que se llame esta estrategia, es muy diferente a la que los movimientos previos de este país han desplegado.

(La corresponsal de Narco News, Marta Molina, acaba de publicar una historia con una dinámica similar cuando la caravana pasó la semana pasada por otra región La lucha noviolenta llega a tierras de Guerrero 20.000 marchan en Acapulco con Javier Sicilia y las víctimas de la guerra de las drogas, 14 de septiembre de 2011, Narco News.)

A diferencia de la larga historia de movimientos aspirantes de “vanguardia” – ya sea electorales o no- incluyendo la izquierda mexicana, que también habían tratado a las filas de mexicanos como piezas de ajedrez para ser “movilizadas” de acuerdo a un plan centralizado, Sicilia y el movimiento que inspira buscan tratar a los pueblos y comunidades como Topilejo como iguales y con la misma capacidad para pensar y hacer por ellos mismos así como las víctimas de la guerra contra las drogas y él, en los meses recientes, han hecho por sí mismos. Es suficiente aparecer y escuchar, compartir una comida, intercambiar ideas (y para el horror de algunos “activistas” doctrinarios, un abrazo o ¡un beso!) y crear un espacio en donde todos puedan pensar por si mismos más fácilmente -fuera de los chillantes sonidos de las máquinas de los medios e ideologías por igual- sobre los problemas de la comunidad y sus posibles soluciones. (Fue durante el paso en mayo pasado de la marcha a través de Topilejo en que cité a un amigo que dijo mientras estábamos ahí, “era como ver todo lo que esperábamos que la Otra Campaña en 2006 se convirtiera.” Esas palabras ahora parecen proféticas.)

Otra verdad es que no todos los que abordan los autobuses de estas caravanas entienden el proceso de organización comunitaria y como pueden hacer que sucedan. Muchos están aprendiendo, algunos más rápido que otros, o “entienden” que algo diferente está pasando y quieren aprender. Aún otros se resisten al proceso de aprendizaje, eligiendo en su lugar seguir a estas aventuras por que son la protesta del día o el circo en el pueblo (Más tarde escribiré más sobre este fenómeno en el paso de la caravana a través de Oaxaca). Algunos se pasean causando sus viejas y cansadas consignas o con banderas con los nombres de sus organizaciones políticas para aparecer en la foto o el video de la caravana. Otros ven su activismo en los medios alternativos como una jugada en sus carreras tratando de ganar la atención de los que otorgan primas, de los que dan premios en los festivales de documentales, o de los tipos “freelance” que publican en los medios nacionales e internacionales. Pero ellos son el espectáculo aparte, tanto así que ni siquiera se dan cuenta de la historia más grande que sucede debajo de su nariz, ni siquiera en las comunidades en las que los pueblos empobrecidos comparten la poca comida que tienen con los visitantes que pasan por ahí por una noche, una tarde o tan solo una hora.

Uno de los roles emergentes de Sicilia y la gran familia de las víctimas de la guerra contra las drogas que en los últimos meses han caminado a través del territorio mexicano es el del catalizador; un ingrediente añadido a otra colección de ingredientes que cambian la fórmula química de su unión y luego avanza, dejando a su paso algo diferente a lo inicial.

Esto -de acuerdo al testimonio de los habitantes en el video- es lo que pasó en Topilejo. La visita de un movimiento cuatro meses atrás les inspiró en hacer algo por ellos mismos, algo llamado organización comunitaria. Y mientras muchos puedan ver la construcción de una universidad pública en un pueblo abandonado como una victoria insuficiente en una tierra que muchos ven puede hacerse una revolución de gran escala o una transformación a una escala nacional, es no obstante una victoria. Y ninguna otra victoria mayor sucedió sin pequeños triunfos en el camino que inspiraron y construyeron un momento hacia un gran cambio. Eso es lo que hace la organización comunitaria. Y ahora, a través de Narco News TV, en San Miguel Topilejo, ese apéndice rural olvidado de la gigante ciudad de México… usted está ahí.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America